espaguetis en chef 2000 ti | recetas 888 | masa para pizza con vitina | recetas de rotini tricolor | huevos rellenos jamón serrano | flan royal con fresas | tarta de queso kiri | ensalada de rotini
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Después de un programa con altos y bajos, con la amable presencia de Karlos Arguiñano en una prueba en la que por fin se lucieron los concursantes. con una prueba grupal en la que una vez más volvieron a estrellarse y provocó duras críticas del jurado de expertos que comió sus platos, parecía que hoy hablaríamos aquí sobre si estaba o no justificada la rabieta que pillaron los concursantes por ello. Pero de pronto, apareció ese trocito de plástico, apenas un centímetro cuadrado que abrió la caja de los truenos y desató toda las polémicas y rencillas latentes en el grupo. Este fue el gran protagonista de la noche ¿Qué preferirías tu, un gran plato con un trocito de plástico o un mal plato sin plástico? Yo lo tengo claro, si el plato de Antonio Arrabal estaba mucho mejor que el de Eli, pienso que el jurado acertó en su decisión. El cuadradito de plástico revela un fallo de atención, ni siquiera un fallo técnico, quizás sea intolerable en el contexto de un restaurante de lujo pero es incluso comprensible en un concurso y sometido a una fuerte presión. En mi opinión no es equiparable a encontrar un pelaco en el plato (problema serio de higiene) o dejar la comida a medio hacer (fallo técnico), y hay que reconocer, por mal que me caiga el tipo, que su plato estaba mucho mejor concebido y ejecutado que el descontrol que preparó Eli después de dar varios palos de ciego. PRUEBA DE PRESIÓN: CON ARGUIÑANO TODO ES MÁS FÁCIL Por fin una prueba plácida para nuestros siete sufridos supervivientes. En esta ocasión, contaron con el gran Karlos Arguiñano como padrino. Debo reconocer en este punto la enorme simpatía que siento por este hombre que siendo fiel a su estilo ha sobrevivido en primera línea durante años y años sin desfallecer y, al menos en apariencia, divirtiéndose con lo que hace. Arguiñano, sonriente, mira como trabaja el ganador La prueba consistió en realizar platos con distintos cortes del cerdo, todos ellos bastante agradecidos, y así, entre lo afable del invitado y lo sencillo de la prueba, todos los concursantes realizaron platos bastante decentes. Quizás el mejor momento de la prueba fue la cata, donde Arguiñano desplegó toda su simpatía y desparpajo y, en mi opinión, se comportó como un invitado ejemplar, alabando con entusiasmo la calidad de los platos y minimizando los pequeños errores que cada uno hubiera cometido. Fue más un amigo que un jurado (el jurado exigente vino después) y dejó a todo el mundo satisfecho y con una buena sonrisa. Catando el plato de Begoña Pero como sólo podía ganar uno, el afortunado fue Miguel, que celebró el hecho como si hubiera ganado la Champions League, parece que se sacó alguna espinita el muchacho... Arrabal, feliz por el éxito de su "brodel" PRUEBA GRUPAL: ¿DONDE ESTÁ BÁRBARA? Para la prueba grupal se desplazaron a la finca del marqués de Griñón, una gran hacienda donde este hombre elabora, según parece, vinos y aceites de calidad excepcional. La fragoneta de Top Chef llega a la chabola Griñón. Crisis, what crisis? Los equipos ya venían formados desde el plató, por una parte Antonio Arrabal, Eli y Begoña, y por otra, Javi, Antonio Canales y como castigo, Bárbara, siempre la última en ser elegida. Es un calvario que tiene que pasar la mujer semana tras semana, pero a estas alturas tiene difícil solución, creo que cualquiera que se viera en el papel de capitán también la elegiría la última. El planteamiento de la prueba era de primeras un reto difícil. Por una parte, seis cocineros de alto nivel (se supone) son llevados a una cocina desconocida sin siquiera saber con que producto cuentan, para preparar en tan solo 90 minutos un menú que deslumbre a un jurado superexigente. Por otra parte, al jurado, formado por reputados cocineros con estrellas y soles de todos colores, por el eminente crítico gastronómico José Carlos Capel, por Miguel (inmunizado en la prueba anterior) y por los anfitriones del evento (no precisamente acostumbrados a las salchichas de paquete y el puré maggi), se les vende la burra del alto nivel de los participantes y la excelencia de sus elaboraciones (no olvidemos que esto está grabado antes de emitirse el primer programa) y se les pide que sean exigentes con los concursantes. Coctel explosivo, pasó lo que tenía que pasar.... La dinámica de trabajo del equipo liderado por Javi fue mucho más correcta que la del equipo contrario. Desde el principio el jefe tomó el mando, propuso los dos platos del menú, escuchó ideas, repartió el trabajo y, sobre todo, mantuvo muy a raya a Bárbara que estuvo totalmente desconocida. Dócil y obediente, hizo todo lo que se le mandó sin soltar una pamplina y cuando se quedaba sin tarea ya estaba ofreciéndose para lo que fuera. Canales también asumió bien su condición de segundón y aguantó muy bien sin sulfurarse por nada. En el otro equipo, Antonio y Begoña asumieron tácitamente una jefatura conjunta, relegando a Eli al papel de pinche, sin escuchar sus ideas y sin dejarle ningún tipo de iniciativa, cosa que hizo que la menorquina fuera calentándose paulatinamente. En cuanto a los platos elegidos, volvió a pasar lo mismo que en las anteriores pruebas grupales. Nulo riesgo, uno propone algo y los demás asienten como si todos estuvieran locos por que otro asumiera la autoría intelectual del plato elegido (me imagino que para sacarse la culpa si resulta una porquería). Así, el equipo de Javi preparó una crema de queso con cositas variadas flotando de primero y una carne con salsa de encurtidos y patata machacada de segundo. Los otros optaron por un ravioli relleno en medio de una salsa de un color verde rarito y una merluza rellena y rebozada acompañada de ¡¡¡patata machacada!!!. El jurado, que venía con unas expectativas altísimas no tuvo piedad. Lo único que medio se salvó fue la crema de queso, pero el ravioli estaba duro y todos coincidieron en señalar el bajo nivel del plato en general. Los segundos fueron aún peores, empezando por la presentación. A ninguno les gustó, se habló de platos setenteros, faltos de imaginación, mal ejecutados e incluso se llegó a decir que eran dignos de un bar de menú del día. Miguel, que en principio participó de las críticas, en seguida rompió una lanza en favor de sus compañeros (por el tema de la presión, los nervios y tal) y nada más terminar fue a chivarles que el jurado se había cebado con ellos y que había estado a punto de levantarse. El que peor lo encajó fue Antonio Arrabal, que después de cinco programas pavoneándose de esto y de aquello y mirando por encima del hombro a más de un rival, resulta que ahora se molesta porque un jurado exigente lo ponga en su sitio. Es cierto que quizás hubo frases algo despectivas y sólo por respeto a los compañeros de profesión no tendrían que haberse pronunciado, pero no es menos cierto que lo que hay detrás de eso es el hecho constatable de que estos cocineros se quedaron muy lejos del nivel que se les presupone y esa es la única lectura que deberían de haber hecho los concursantes. Escudarse en que el jurado ha sido poco respetuoso es desviar la atención a un aspecto secundario que nada tiene que ver con la competición que se está juzgando. De todos modos resulta irrisorio escuchar a Arrabal decir que el cada día en su restaurante da la vida por esta profesión que tanto le gusta (sin duda, y lo hace bien seguro) y que no tiene nada que demostrarle a estos señores. Yo le preguntaría, señor Arrabal, ¿para qué te presentas entonces a Top Chef si no tienes la necesidad de demostrar nada a nadie?. Incoherencias de discurso que se ponen de manifiesto dependiendo de por donde sople el viento.... Al final, en medio del cabreo generalizado y expresado a los jueces por boca de Arrabal, el equipo que se llevó el gato al agua fue el liderado por Javi, eso si, por un solo voto de diferencia. así pues, la eliminación tendría que dirimirse entre Eli, Begoña y el propio Antonio Arrabal. PRUEBA DE ELIMINACIÓN: EL PLÁSTICO DE LA DISCORDIA En la prueba final, el protagonismo fue para el aceite de oliva. Apadrinados por el cocinero Paco Roncero, los tres candidatos a marcharse tendrían que preparar un plato en el que el aceite de oliva tuviera un papel especialmente destacado. Eli era la máxima favorita a la eliminación, y desde el principio se notó que lo sabía. Estuvo tan nerviosa que se enroló en una preparación complicada que nunca había hecho y que además no sabía hacer. Intentó preparar esferas de aceite de oliva, pero tuvo que abandonar la idea cuando Paco Roncero le dijo que eso no se hacía así. Ante la falta de tiempo e ideas optó por preparar un extraño bacalao al pilpil, cuya salsa tardó una eternidad en salir, con una cococha sequerona encima y con la incomprensible adición de un pegote de alioli y un trocito de pan finito. Begoña si dio en el clavo, y lo hizo porque ella suele tener buenas ideas y se ciñe a lo que sabe hacer. Así, preparó una ensalada en homenaje a su abuelo, con un aliño fuerte y con una sorpresa escondida en los tomatitos cherry. El jurado no tuvo dudas, fue el mejor plato y le libró del momento tan temido de la elección del expulsado. El plato que preparó Arrabal, una especie de canelón de gambas, era complejo y con un aspecto delicioso, un plato que él dominaba a la perfección y que ejecutó de manera magistral. Pero toda su seguridad se volvió canguelo cuando apareció...un centímetro cuadrado de film transparente. En vez de rebozar, Antonio plastificó En esta ocasión, la dirección del programa introdujo una novedad que les salió de cine, puso una tele en la sala de espera de los concursantes para que vieran en directo la cata del jurado. Como digo la jugada les salió perfecta, porque fue en ese momento cuando la cosa se lió. Eli, que sabía que había hecho el peor plato, se sentó junto a Bárbara, su único apoyo, para ver cómo la eliminaban, el talante de Begoña y Antonio era el de quien se sabe ganador... El primer plato que probó el jurado fue el de Arrabal, y no habían pasado dos segundos cuando Chicote descubrió el dichoso plástico. En ese momento todo cambió. Bárbara se olvidó de la prudencia y empezó a calentar la oreja de Eli, "ya estás salvada", "el jurado no va a dejar pasar esto"... Eli de pronto se volvió a ver dentro. Eli celebra de este feo modo el hallazgo del plástico Por su parte Antonio no daba crédito a lo que veía, los gestos y comentarios del jurado decían a las claras que el error era gravísimo y que le podía costar la expulsión. Arrabal viendo cómo se cuece su expulsión Sin embargo el plato de Antonio resultó estar delicioso, mientras que el de Eli era al parecer lo que prometía, un plato hecho de prisa e improvisando elementos porque no había una idea previa. En ese momento llegó la deliberación del jurado, se apagó la tele de los concursantes y Bárbara sacó a pasear su bocaza y las ganas de que se salvara su amiguita, asegurando que el plástico era un error gravísimo y que el jurado no lo iba a pasar por alto. Antonio no respondió, convencido de que era verdad, pero Miguel saltó al cuello de Bárbara, acusándola de no tener sensibilidad con Antonio. Llegaron entonces los momentos pantojiles, los golpes en el pecho, "Antonio es mi hermano", aseguró Miguel, y un reto-amenaza que quedó en el aire, "estoy deseando batirme contigo para eliminarte". Bárbara no se calló, e hizo bien, "me pides a mi sensibilidad cuando ninguno habéis tenido la más mínima sensibilidad conmigo". Y es que después del acoso sistemático al que ha sido sometida Bárbara resultó ridículo ver a Miguel pedir sensibilidad con Arrabal, que ha tenido con ella la sensibilidad de una cucaracha....  La cosa estaba calentita para la decisión, y el jurado optó por primar la calidad del plato frente al fallo de atención de Antonio. Miguel se tomó su venganza y lo celebró de esta manera tan "sensible", dejando a Bárbara como la que se tragó el paraguas. Miguel celebra la eliminación de Eli Bárbara con la cara de Samantha Vallejo Nájera A la hora de manejarse en la vida hay un principio fundamental que es el de no escupir hacia arriba, porque todo lo que critiques de alguien acaba cayendo sobre ti si te comportas del mismo modo. Si te parece mal la falta de sensibilidad no puedes responder a ella con la misma falta de sensibilidad, porque automáticamente todo lo que criticabas es aplicable a tu conducta. Bárbara es una bocazas, pero Miguel se comportó como un niñato de barriada, muy lejos de lo que se puede esperar de un adulto medianamente templado. Eli ha pasado por el programa sin pena ni gloria, y en mi opinión, ha sido justamente eliminada, pero se han quedado heridas abiertas entre los participantes muy difíciles de cerrar, veremos a ver que pasa en los próximos días.... Esta imagen empieza a ser un clásico ¿Y AHORA QUÉ? El programa está entrando en su momento decisivo, pienso que cualquiera que tuviera que apostar lo haría por Bárbara como primera candidata a la eliminación, pero yo sinceramente no me fio porque ha demostrado saber aguantar la presión mucho mejor que otros y tener más vida que seis o siete gatos. Del programa de hoy salen reforzados Begoña, Canales y sobre todo Javi. Ninguno de los tres participó en la gran gresca y trabajando fueron los más profesionales. Arrabal puede haber salido muy tocado del programa de hoy y hay que ver como puede afectarle en próximos programas. Una posible sorpresa podría ser la eliminación prematura de Miguel, un tipo que va muy bien delante de la cámara pero que si no controla su nerviosismo puede acusarlos en pruebas donde la tensión esté a flor de piel. OTROS ENLACES QUE QUIZÁS TE INTERESEN Top Chef 1.1: Aprovechando el terreno trillado Top Chef 1.2: ¿Para qué cocinamos? Top Chef 1.3: el día en que el karma abandonó a Hung Fai Top Chef 1.4: Uno y uno no siempre suman dos Top Chef 1.5: Sopor y sorpresón

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Es de sobra conocido el dicho: del cerdo hasta los andares. Nunca he sabido si quien ideó este adagio pensaba en lo garboso que resulta el trote cochinero o la deliciosa textura de sus manitas, al igual que tampoco he sabido por qué casi siempre se llaman manitas aun cuando su tamaño no creo yo que requiera el uso del diminutivo. Hace tiempo que vengo dándole vueltas a mezclar la untuosidad de la textura de las manos del suido con algún crujiente y con el intenso sabor del marisco. Pero lo cierto es que uno no es muy ducho en estos diseños y me ha llevado cierto tiempo dar con una idea que llevar al plato. Comparto la idea por si alguien se atreve y sobre todo por si alguien se anima a mejorarla y compartir los resultados. Ingredientes (para cuatro raciones): Dos manos de cerdo Media cebolla Ajo Laurel Perejil 12 gambones (o langostinos grandes y, mucho mejor, carabineros). Medio tomate maduro Medio puerro Dos escalonias (chalotas) Brandy (medio vasito) Aceite de oliva virgen Sal Pasta brick Espesante, fécula o xantana (optativo) Jugo de marisco En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen sofreímos la escalonia, un diente de ajo, el puerro y, por último, el tomate finamente cortados junto con las cabezas de los mariscos. De vez en cuando aplastaremos con la cuchara de madera las cabezas para que suelten todos sus jugos. Una vez sofrito, añadimos el brandy y flambeamos. Cuando se haya apagado el incendio, cubrimos con agua. Dejamos que hierva unos veinte minutos a fuego lento. Colamos en el chino y el caldo resultante lo volvemos a llevar a ebullición hasta que se reduzca hasta un treinta por ciento. Si se quiere se puede añadir algún espesante, pero no se trata de obtener una crema, tan solo un caldo razonablemente ligado y concentrado. Este jugo de marisco, está basado en parte de una receta de Paco Roncero, que nada tenía que ver con las manos pero sí con un sabroso jugo de marisco. Manitas Cocemos las manitas en olla exprés una media hora con cebolla, dos dientes de ajo sin pelar, laurel y unas ramas de perejil. Dejamos que se templen un poco, más que nada para no quemarnos demasiado, y deshuesamos. Picamos las manitas a cuchillo en trocitos no mayores de medio centímetro. Hacemos un machado de sal, ajo y perejil (medio diente de ajo y unas hojas de perejil) y lo mezclamos con aceite de oliva virgen. Se trata de obtener un aliño suave con los aromas del ajo y del perejil pero que no resulte muy fuerte. Aderezamos el picadillo de manitas con ese aliño. Cortamos unos rectángulos de pasta brick y hacemos una especie de canelón o de rollito cerrado por los extremos con la pasta brick rellena del picadillo de manitas. Horneamos unos minutos hasta que la pasta se dore. El plato Ponemos un fondo del jugo de marisco y el rollito encima. Decoramos con los cuerpos de los langostinos, gambones, carabineros o lo que hayamos usado cocinados a la plancha. La idea del plato es jugar con las texturas líquida, crujiente y melosa del jugo, pasta brick y manos respectivamente y con los sabores del marisco y del ajo y perejil. En fin, esa es la idea… y el resultado júzguenlo ustedes sin piedad, que de las críticas se aprende.

Fuente: elcociditodesiempre.blogspot.com.es

Un pequeño bocado para los amantes del foie, así que estos mini bombones son ideales para preparar con antelación y tenerlos listos para cuando vengan los invitados, aunque nosotros no esperamos a los invitados, y nos comimos unos cuantos este pasado domingo haciendo el aperitivo, jaja Podéis utilizar el molde que tengáis de silicona para desmoldar sin problemas, yo he utilizado uno de filipinos, aprovechando que el nombre de la receta era así, pero para que lo veáis he utilizado otro molde de mini que queda también genial en uno de mini bombones, que casi me gustan más por el mini tamaño de bocado..vosotros elegís. Ingredientes Azúcar glas 2-3 semillas de cardamomo ** 125 gr de foie micuit 2 cucharadas de leche 3 cucharadas de nata 1 c/c de Brandy Una pizca de sal ** 250 gr. de chocolate blanco Nestlé Preparación El día anterior mezclamos las semillas de cardamomo con el azúcar glas y reservamos. Retiramos de la nevera el foie unos 30 min. antes de utilizarlo y lo mezclamos con el resto de ingredientes hasta que nos quede una crema. Reservamos Deshacemos el chocolate troceado al baño maría o en el microondas modo descongelación, para que no se queme. Rellenamos con el chocolate los huecos del molde, damos un par de golpes secos sobre la encimera (eliminamos las burbujas que nos pueda quedar) y giramos para eliminar el exceso de chocolate. Introducimos unos minutos en el congelador para que endurezca. Rellenamos con la crema de foie (sin llegar al borde), volvemos a introducir unos minutos en el congelador. Con más chocolate derretido, cubrimos hasta el borde y guardaremos en el congelador. Una hora antes de comer, los retiramos del congelador y guardamos en la nevera y la crema esté líquida a la hora de comer. En el momento de servir, espolvoreamos con el azúcar glas aromatizado con el cardamomo y a disfrutar del bocado. NOTAS: podéis ver en el vídeo , que Paco Roncero rellena con la crema de foie el molde, lo congela y posteriormente congelado, los cubre con el chocolate fundido, pero yo lo he probado a hacer y se me derretía el foie, así que opté por hacerlo de estar forma que me han quedado bien. Receta de Paco Roncero Esta entrada es para el reto " [email protected] " , donde cada uno hemos preparado un "Aperitivo para Navidad", no os perdáis sus ricas creaciones: Carmen , Eri , Neus , Silvia , Miquel , Gemma , Ana , Dolorss , Montse

Fuente: migrandiversion.blogspot.com.es

Siguen transcurriendo semanas y poco a poco van cayendo los concursantes menos carismáticos. En esta ocasión, como ya veníamos barruntando la semana pasada, le ha tocado el turno a Mireia, la sonriente murciana a la que el socialismo y la cocina le corren en paralelo por las venas. Pero si algo ha tenido de interesante el programa de hoy ha sido poder ver a Juan Mari Arzak. Ha sido presentado como el Papa de la cocina española y la verdad es que tenía ese halo de serena tranquilidad del que ya lo tiene todo ganado y se dirige lentamente hacia el merecido retiro. Pero Arzak les ha salido un poquitín rebelde, porque con tres frases, dichas casi sin querer, ha dejado entrever que todo esto de la cocina moderna no es más que una patraña: Los ingredientes no importan, poniéndole ajo no puede estar malo. Haces una buena vinagreta y la pones sobre lo que hayas hecho, esté bueno o malo... A mi lo del emplatado no se me da bien. Realmente parecía el sumo pontífice de la cocina Lo que digo, tres frases sencillas dichas con espontaneidad, y que nos avisan de que a lo mejor nos estamos pasando ya con tantas espumas, sifones, esferas, kimchis o sopas minimalistas como las de la semana pasada y lo que la gente realmente quiere es disfrutar comiendo, en vez de ver cómo se divierte el que cocina. Ojo, no me malinterpretéis, el conocimiento y el uso de las técnicas (tanto las tradicionales como las modernas) enriquece el repertorio de cualquiera, pero es que a veces parece que algunos cocineros lo único que pretenden es mostrar cuanto dominan las técnicas y hacen que sus creaciones no lleguen ni a parecer comida. Un ejemplo lo tuvimos en la prueba de equipos, donde cuatro grandes chefs propusieron un total de 12 tapas y pocas de ellas tenían un aspecto medianamente apetecible. No nos volvamos locos, modernidad y técnica, si, pero no nos olvidemos de dónde sale el sabor. PRUEBA DE PRESIÓN: TENGO UNA CARTA PARA TI Si llevamos semanas del tono excesivamente lacrimógeno del programa y del exceso de protagonismo que tienen en él circunstancias ajenas a la cocina, en el programa de ayer tuvimos ración y media de cada, lágrimas a mansalva y un repaso exhustivo a la historia sentimental de cada uno de los participantes. Pablo lloró con su historia y con la de todos los demás Puedo entender que conocer un poco la persona que hay detrás de cada concursante puede servir para empatizar más con uno o con otro, pero dar a esto 15 minutos de prime time en una cadena pública es un exceso absoluto y es absolutamente irrelevante para el desarrollo del presunto concurso de cocina que hay detrás de todo esto. No me entretendré en detalles. La prueba se presentó como celebración del día del amor. Cada concursante recibió una carta de sus parejas o seres queridos en las que se acordaban de un plato determinado. Ese sería el plato que tendrían que preparar los concursantes. Samantha, con pendientes para la ocasión, se unió a la fiesta lacrimógena... ...y Pepe también Como casposo aderezo de la prueba, invitaron al plató a 11 parejas desconocidas que serían los que probarían los platos de los 11 concursantes. Su presencia fue irrelevante, dado que no participaron en ninguna decisión. Irrelevante fue también la presencia de un reputado coctelero, que se dedicó a ejecutar sus creaciones para los invitados mientras los concursantes cocinaban. Eva no perdonó un chupitazo, después de las lágrimas Fueron realmente benevolentes sus familiares (si realmente fueron ellos los que eligieron las recetas), porque los platos escogidos eran en general bastante sencillos de realizar, sobre todo si se supone que los han preparado muchas veces. Así que, con la emotividad a flor de piel, con un escenario de fondo entre ñoño y casposo donde 22 desconocidos esperaban la comida ,y a los sones del tema principal de "Vacaciones en el mar", los concursantes comenzaron a preparar sus platos. Pepe supervisa el arroz con chorizo de Víctor, no vaya a ser que le ponga poco Sally tenía uno de los platos más laboriosos (he dicho laborioso, no difícil), una especie de Chop Suey, que la tuvo cerca de media hora cortando verduras. Acompañó la pasta con esas verduras y con pollo, pero era un plato que pedía a gritos un toque oriental, una salsa de soja, un toque picante, pero el jurado no lo encontró y en eso se centraron las críticas. No dijeron que estuviera malo, pero si que no le había sacado todo el partido posible al plato. Una especie de "yatekomo" volcado en un plato Después de presentarnos a su novia, Pablo reconoció que no tenía ni idea de por qué le había pedido ese plato cuando había algún otro que era mucho más especial para ellos. Y es que el plato no invitaba al lucimiento, se llamaba nido de huevo con puré de patatas y galletas de cacahuete y kikos, y desde el principio ya se vio que Pablo no iba a mejorar las espectativas ya que el puré de patatas lo hizo a batidora y ya sabemos la textura tan rara que toma el puré en cuando se hace así. Ni el planteamiento ni la presentación (ni el sabor) fueron correctos Llegó el momento de la cata y pasó lo que tenía que pasar, al parecer estaba muy malo, y el jurado no ahorró calificativos. Comenzó Pepe diciendo que si esto era lo que preparaba por amor, cualquiera se comía lo que preparara cuando discutían. A Pablo comenzó a caerle una lágrima mejilla abajo y fue entonces cuando Samantha sacó el bazoka: "deberías plantearte participar en un culebrón, con lo llorica que eres...". No digo que no sea cierto, llorica es, y mucho, pero no cabe duda que ellos están sacando rédito televisivo de la incontinencia lacrimal del valenciano y son los menos adecuados para criticar precisamente eso. Impactante perfil La carta de la pareja de Lidia llevaba un mensaje oculto, quería que preparase la carne con tomate que le preparaba su madre y que ella misma nunca le había hecho. Buen material para un buen psicólogo, sin duda. El caso es que allí saco ella de manera bastante decente el guiso, el único problema fue que, al usar lomo, con el tiempo que tuvo le quedó algo duro. Resulta sorprendente el cambio que nos están mostrando esta mujer, ha pasado de parecer que no sabía cocinar en absoluto a resolver todas las pruebas con bastante solvencia. El guiso de la suegra Fidel entregó su dosis lacrimógena y de vida perra y después se enfrentó a un reto bastante sencillo, preparar un estofado de ternera con sus hierbas, sus verduras, sus patatas y su salsa espesota. Triunfo para el alicantino, que una vez más ha demostrado estar en el escalón de arriba y, como ya apuntaba Gonzalo, está experimentando un espectacular progreso (veremos si no acaba en triunfo). De libro Mila también se lució con un plato que dominaba a la perfección, un arroz hecho en el horno y jalonado por todas esos tropezones que tanto gustan a Pepe, costilla, morcilla,... La ración le quedó una mijilla basta, como para dos o tres como mínimo, ya que quiso utilizar un aro enorme para emplatar, pero lo más importante es que el resultado gustó a los jueces, pese a que en ojo se veía un poco compacto. Pese a su aspecto, estaba bueno Antonio se encontró de sopetón con un plato que si sabía hacer y que además es muy agradecido, unas carrilleras de cerdo al vino tinto con miel y romero. No le restaré méritos a mi paisano simplemente porque abunde en el tópico del graciosillo andaluz que tanto nos molesta por aquí, hay que reconocerle que tenía una pinta estupenda y que, por primera vez desde el comienzo del programa, no tuvo que disculparse durante la cata. El jurado alabó sobre todo la textura melosa que había sabido dar a esta pieza tan gelatinosa. Por fin un plato redondo Andrea, después de llorar, saltar y comportarse como una preadolescente hablando de su primer amor, se metió en un jardín difícil de dominar, una ensalada de tres texturas de salmón. Ya la idea parecía bastante extraña, porque combinar el mismo producto en tres texturas en una misma elaboración puede ser confuso para el que lo come. Pero es que además tampoco estuvo fina en la ejecución. Jordi lo definió como un desastre conceptual. ¿Ahumado, cocido y marinado? ¿Crudo, semi-crudo y cuqui? ¿Qué pensáis? Con Víctor me temo que se avecina un duro, y ya muy manido debate. ¿Se debe llamar paella a cualquier arroz que se elabore en el recipiente homónimo?. Esta vez no me voy a mojar porque ya sabemos que en todo el Levante son muy sensibles con este tema y tampoco es plan de tocarle las narices a nadie. El caso es que el malagueño se dejó caer con una paella con chorizo. Antes de que el director de wikipaella mande una queja formal a las Naciones Unidas y retire su representación diplomática en Málaga, hay que decir que Víctor pidió disculpas de antemano por la aberración y se puede pensar que lo dijo un poco en broma. Chorizo con arroz Aquí en Andalucía somos mucho de llamar paella a cualquier arroz hecho en plano, y tampoco creo que haya que hacer un drama de ello porque nosotros somos los primeros que sabemos que no es una paella como dios manda. Pero que sepáis que un gazpacho de sandía, o de fresas no es un gazpacho de libro y aquí estamos aguantando el chaparrón de gazpachos new-age sin perder la sonrisa y sin rasgarnos las vestiduras. En la cata, se alabo el sabor potente que le aportaba el chorizo pero sin embargo, se criticó que el arroz había quedado duro. El plato de Carlos me pareció, junto al de Pablo, el peor de todos. Le tocó preparar un risotto, al que él llamó manchego porque llevaba ¿pisto?. Creo que Carlos no sabe hacer un risotto, lo digo porque vimos cómo media hora antes de terminar la prueba ya estaba removiendo el arroz y, teniendo en cuenta que un risotto tarda en hacerse poco más de 15 minutos, es imposible que le saliera en su punto. Si a eso sumamos que usó nata en la elaboración, el resultado se parecía más a un arroz con leche bien compacto que a un sedoso risotto. ¿Vosotros veis el pisto por alguna parte? ¿Y el risotto? Mireia recibió la carta de su padre, porque al parecer actualmente no tiene pareja (dato fundamental para entender la idiosincrasia de su cocina). El plato elegido por su progenitor fue ternera en salsa, más o menos lo mismo que Fidel. El plato le quedó mono, aunque no entendí mucho esos tristes champiñones fuera de la salsa, pero la cata no le fue bien. La criticaron por haberse pasado con las especias (yo la entiendo porque a mi me gustan los guisos bien especiados), pero Samantha, con esa característica mirada matadora, la sentenció: "Está incomible" Más salsa, por favor El último en pasar fue Kevin, que tenía que preparar panacota (nata cocida en italiano), el plato más fácil de los once. Y como le pareció muy fácil, decidió innovar y en vez de nata (recuerdo panacota= nata cocida), utilizó leche de oveja, porque a él le pareció que debía de quedar bien. No es que no se pueda usar leche para hacer algo parecido a la panacota, es que no sabe a panacota, ni nos valen las mismas proporciónes de ingredientes (habría que aumentar la proporción de gelatina). El resultado fue el esperable, sus moldes quedaron muy blandos, e incluso uno de ellos se vino completamente abajo. Un desastre muy evitable. ¿Sería que no quería ser capitán? Blandi blub Con todo esto, tres fueron los candidatos destacados como los mejores de la prueba, en este orden; el tercero Fidel, segunda fue Mila y Antonio fue bendecido como campeón, un hecho insólito que ni él mismo acabó de creerse. Antonio payasea un poco tras su triunfo ¿PRUEBA DE EQUIPOS? Para la prueba supuestamente de grupos, se trasladaron al espacio multrigastronómico Platea, situado en la Plaza de Colón de Madrid en el antiguo cines Carlos III. Se trata de un espacio de ocio inaugurado hace menos de un año y dedicado especialmente a la alta gastronomía. Tres michelinosos se encargan de la oferta de tapas, Paco Roncero (al que parece vamos a ver en Top Chef), Pepe Solla y Marcos Morán, mientras que Ramón Freixa regenta un restaurante en un piso superior. El espacio permite combinar la gastronomía con eventos relacionados con otros campos, como el que vimos en el programa, centrado en el mundo de la moda. Cine reconvertido en espacio gourmet (trad: prepara "el taco" que hemos invertido mucho) Para hablar de este lugar, haré mias las palabras del gran Dolandus, que suscribo desde la primera a la última (con tu permiso, amigo): "E stos “espacios gastronómicos” de última moda que están surgiendo como setas, elitistas, clasistas y carísimos, que tienen por lema absurdo que la buena gastronomía es un lujo al alcance de unos pocos (más quisieran) y que lo único que hacen es recordarte que ahí antes hubo otro espacio, en este caso, esa pedazo de sala de cine que era el Carlos III, mucho más útil, feliz y mejor. Son puro artificio para snobs. Es por eso que Samantha y su “gente importante” estuvieron en su salsa, aunque yo creo que la mayoría de los chefs participantes subieron el listón de prepotencia express" (Fin de la cita) Si este viviera en Cádiz, a los dos días todos le llamaríamos "Carajo de mar", fijo La distribución de equipos casi nos depara una batalla de géneros, pero sólo al final, Andrea (de manera incomprensible) prefirió llevarse a su equipo a Pablo que a Lidia (prefiero tener en mi equipo a un mueble-bar atravesado en la cocina, antes que a Pablo, la verdad). En resumen, todas las mujeres - Lidia + Pablo en el equipo rojo y todos los hombre - Pablo + Lidia en el azul. Los equipos escuchan las explicaciones del jurado Cada equipo tendría que preparar seis tapas de dos chefs cada uno y el capitán tendría que asignar cada tapa a uno de los concursantes. Antonio se quedó con las tapas de Ramón Freixa y Pepe Solla, mientras que Mila se quedó con las de Marcos Morán y Paco Roncero. En el equipo azul, Víctor se quedó con los conos de berberechos con mayonesa de kimchi; Fidel con ;los berberechos, ostras y algas en agridulce de pimentón, Antonio escogió los callos a la gallega; Kevin se quedó con el Ferrero de foie; Lidia lidió con los chocochurros y Carlos con la tarta de Santiago en cuchara. Adivinad cuál es cada una En el equipo rojo Sally preparó alcachofas con huevo de codorniz y huevas de trucha; Pablo, cóctel sólido de manzana; Andrea hizo un bocadillo crujiente de quesos asturianos; Mila se quedó con el bogavante con sopa de aceite de oliva y Mireia asumió los dos postres (por ser más sencillo), torrija caramelizada y bizcocho de remolacha, pistacho y yogur. Pues el conjunto queda feísimo Aunque se trataba de una prueba de equipos, cada participante se centró más en la tapa que tenía asignada, y los capitanes no se percataron de que ellos tendrían que haber cogido la tapa más fácil para realizar una mejor labor de coordinación general y apoyo a los que tuvieran tapas más complicadas. Víctor preparó una tapa de Ramón Freixa, un tipo aparentemente simpático pero que tenía comentarios bastante venenosos. La tapa consistía en un cucurucho comestible (hecho de diossabequé) relleno de camarones crujientes y aderezado con una mayonesa de kimchi. Como diría Andrea, muy coquimono todo. Los camarones te miran desde su cono No era una elaboración muy compleja, y entre Jordi y Freixa se encargaron de enmendar los errores de fritura del malagueño. Esto dio tiempo a Víctor para colaborar con Kevin y Fidel en sus elaboraciones. Tanto su tapa como su actitud solidaria fueron valoradas muy positivamente por el jurado. Por su parte, Fidel tuvo que trabajarse un plato mucho más complejo, para empezar porque tuvo que abrir una a una un buen montón de ostras (y ya sabemos por Top Chef que no es nada fácil). Trabajó a destajo, pero aun así tuvo que recibir ayuda de algunos de sus compañeros y cuando recibió la visita del chef creador de la tapa, Pepe Solla, tuvo que aguantar que le dijeran que su agridulce de pimentón parecía más un alioli. Tu salsita es una porquería, y lo sabes El jurado, sin embargo, valoró muy bien su trabajo, e incluso le felicitó porque le había sobrado tiempo para ayudar a otros compañeros. Sally se curró una tapa espectacular, y no vale quitarle méritos a la dolorosa porque tornearse cien alcachofas tiene muchísimo mérito, así que, al césar lo que es del césar. Preparó una tapa espectacular sin ayuda de nadie y después de entregarla no se arrugó para colaborar con sus compañeras. Y todo eso sin derramar ni una sola lágrima (bueno al finalizar la prueba si que lloró, a moco tendido). Esto si que parecía comida y buena El último de la primera ronda fue Pablo, con su cóctel sólido de manzana, sin duda, la más sencilla de todas las elaboraciones. El valenciano volvió a demostrar que en cuanto se le tuerce un poco la cosa se vuelve tan torpe que todo se viene abajo (incluido él mismo). Él iba muy lento, pero estaba contento, canturreaba absurdas cancioncillas que tenían desconcertados a sus compañeros, pero como tenía tiempo, parecía tener todo controlado. "No puedo parar, de trabajar" (cantaba el muchacho) Pero el tiempo fue pasando, y la tranquilidad de Pablo empezo a hacer mella en Pepe, que en un momento dado se cansó y empezó a darle caña, en esta ocasión ni inmerecida ni desproporcionada. Pablo entró inmediatamente en crisis y protagonizó patéticos momentos de autodestrucción que nos recordaron al celebérrimo "quién me pone la pierna encima" de aquel primer gran hermano que todo el mundo vio (reconocedlo). Pepe, en plena bronca Al final, con mucha ayuda externa, su sencilla tapa salió, pero el mal trabajo realizado y el hecho de que una vez más echara balones fuera, en vez de asumir su culpa, le llevó de cabeza a la prueba de eliminación. La segunda ronda de presentaciones comenzó con Antonio, que había elegido unos callos a la gallega pero se llevó la sorpresa de que los callos no eran tales, sino que estaban hechos de calamar. Qué salsa más clarita Al principio se centró mucho en su trabajo, porque después de dejar el guiso en marcha, Bordi tuvo que enmendarle la plana porque había hecho muy poca cantidad. Pero una vez que lo arregló siq ue empezó a ejercer de coordinador y llevó por delante todas las elaboraciones que había en marcha. Cuando llegó Pepe Solla a supervisar su plato, también le dio un empujoncito, porque le chivó que el guiso necesitaba comino que él no había puesto. Total que al final el guiso quedó decente (aunque a mi me parece que un guisote de estos debe quedar bastante más espeso) y además, su labor como jefe fue salvada pese a que mencionaron su exceso de nerviosismo que le llevó por momentos a tal nivel de sudoración, que nos acordamos, y mucho, de nuestro añorado Sudorman de Top Chef. Profundo conocimiento del comino Mila se olvidó por completo de la capitanía, porque su plato exigía pelar y limpiar 30 bogavantes, y eso es muy duro. Puso mucho empeño en lo suyo y la tapa le quedó muy bien, pero su falta de liderazgo fue muy mal valorada por los jueces. No creo que la crítica sea excesivamente justa, al menos en esta ocasión, porque curiosamente, los que fallaron fueron los que menos supervisión necesitaban por tener las elaboraciones más fáciles, pero el jurado estimó que debía de ir a la prueba de eliminación. Estaba tan orgullosa de su salsa, que lo llenó hasta el borde, imagino a los VIPS llenándose de caldazo sus ropitas de diseño (y me parto) Por fin tuvo Andrea un día tranquilo. Es evidente que no tiene mimbres para ser una gran cocinera, pero cuando tiene claro lo que tiene que hacer, es muy eficaz, y en el programa de ayer lo demostró. Le salieron unos bocadillos crujientes de quesos asturianos (ay, si alguna abuela asturiana levantara la cabeza y viera esto) muy parecidos a los originales de Marcos Morán, y le sobró tiempo y disposición para ofrecerse a ayudar a quien lo necesitara. Evitó con justicia la prueba de eliminación. ¿Os imagináis pedir un bocadillo y que te pongan esto? El último de la segunda ronda fue Kevin, que preparó los bpmbones plateados de foie, una frivolidad de Ramón Freixa que lleva foie micuit, almendra tostada, chocolate y papel plateado comestible (hecho de veteasaberquécosa). Una combinación aparentemente repulsiva, pero, doctores tiene la iglesia. Así envuelvo yo a veces los bocadillos que le pongo a mi hija para el cole Tuvo que aguantar Kevin, hasta dos veces, la desagradable visita del histriónico Freixa, que cocinará muy bien, pero desde luego no sabe cómo decir las cosas. El modelo no encajó nada de bien las críticas, y es comprensible, porque no fueron en absoluto constructivas ni educadas. Pero el jurado no lo pasó por alto y habló de actitud lamentable del de Tarragona, que tuvo que pedir públicamente perdón y tragarse su presencia en la prueba de eliminación. Freixa estuvo desagradable y maleducado, mucho más que Kevin Comenzó la ronda de postres la tarta de Santiago en cuchara de Carlos, un plato relativamente sencillo que lució muy poco al chacinero. No tuvo Carlos su tarde, lleva un par de programas muy bajo, pero parece que tiene maneras suficientes para afrontar sin problemas las pruebas de eliminación como la de esta semana a la que los jueces le abocaron. Sinceramente, mola mucho más la tarta de Santiago normal Después aparecieron los chocochurros de Lidia, a la que no le apetecía en absoluto tener que tragarse el olor a fritanga, pero en fin. No era algo complicado pero lo sacó muy bien y ella solita, aunque Ramón Freixa se encargó de matizar que no estaban iguales que los que ellos hacen. Si es mudo, probablemente explota y hubiera manchado los zapatos de "Carajo de mar" y compañía. No obstante, por alguna razón que desconocemos, no fue suficiente para superar esta prueba y fue condenada a la de eliminación. Pero que conste que los míos son mejores La peor parte la llevó Mireia, que se encargó de los postres del equipo rojo. Desde un primer momento se vio que su sifón para el bizcoho de remolacha no salía (ni se le esperaba), pero ella, en lugar de intentar repetirlo, se empeñó en esperar y esperar, hasta que llegado el momento pues no salió y se quedaron sin postre. Intentaron montar un mamarracho con los adornos, pero Pepe, con buen criterio, abortó el bochorno. Pero lo que no evitó fue una esperpéntica parodia en la que, ataviado con un cucurucho de papel, imitaba la actitud de un loco. Una vez más, ¿alguien puede decirle a este señor que ese tipo de cosas no son graciosas? Urge una conversación seria con este hombre Como la torrija caramelizada había salido tarde y mal, y además su ayuda en el equipo había sido muy escasa, Mireia, por méritos propio fue la sexta invitada a la prueba de eliminación. En resumen, una prueba de equipos valorada individualmente (me parece bien) que dio como candidatos a la eliminación a Mila, Pablo, Mireia, Kevin, Carlos y Lidia

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Buenos noches y feliz lunes, después de una semana llena de eventos y noticias, en este post quiero reflejaros lo que ha ocurrido durante la semana y todas las buenas noticias que han ocurrido. Comenzábamos el domingo conociendo a una buena amiga que venía a Madrid, que ilusión me hizo conocerla y compartir con ella impresiones junto con Carmen de REZETAS DE CARMEN , Imagino que todos la conoceréis pero quien no la conozca ya estáis tardando en pasaros por su blog, ella es Veronica Cervera, LA COCINA DE VERO " RECETAS DEL MUNDO HECHAS EN CASA" una cubana de pura cepa, que lleva su tierra en el alma, con innumerables recetas en su blog de todo el mundo, que muy pronto nos sorprenderá con un estupendo libro de cocina tradicional cubana. Pasamos una tarde estupenda y es cierto que cuando pones cara a alguien tan cariñoso, tan cercano, las horas se te pasan volando. Desde mi rincón deseo todo lo mejor a Vero en su nuevo libro, que estoy segura estará cargado de muchos éxitos. Continuando con la semana, el lunes 5 de Octubre se presentaba en Madrid la "LA SEMANA DEL HUEVO" en el Kitchen Club, con una nueva campaña " EL HUEVO SE VISTE DE ETIQUETA", la presentación corría a cargo del Presidente de Inprovo D. Medín de Vega, de la Directora de Inprovo Doña María del Mar Fernández y de D. Fernando Burgaz Director General de la Industria Alimentaria (Ministerio del Agricultura, Industria y Alimentación). A la llegada nos recibía Clara y Moreno, las mascotas que representan esta campaña y en el nos contaban como podemos interpretar los dígitos que aparecen en cada uno de los huevos, de esta manera podemos saber que es lo que significa cada uno y nos informaban de todos las actuaciones que se van a llevar a cabo durante la semana y nos convocaban a la entrega de los Premios a la Investigación que concede el IEH cada año. Tras el acto se sirvió un catering a base de recetas elaboradas con huevo por el Catering de PACO RONCERO. Continuando con la semana, el martes fue un día muy apretado con muchas presentaciones novedosas y con grandes sorpresas, comenzamos con la presentación de los nuevos vasos que acompañaran a esa crema de cacao, avellanas y azúcar, de toda la vida, NOCILLA , esta vez el diseño de los vasos fue encargado a Rosario Flores , que ya hacía algunos años había sido encargada del diseño, esta vez sus diseños son étnicos, muy alegres y estoy segura que nos encantara tenerlos en nuestras casas. Más tarde en el MERCADO DE SAN ANTÓN , Samantha Vallejo Najera nos presentaba las nuevas CREMAS FLORETTE , ( calabaza, calabacín y verduras), unas cremas que han salido al mercado para hacernos la vida más fácil, sobre todo para aquellos momentos que andamos con prisa y perfectas para llevar al trabajo y poder tomar algo caliente. Samantha nos la presentaba haciendo tres platos diferentes de cada una de las cremas, perfectas para ocasión, para una cena, para una cena con invitados o para los más peques de la casa. Un nuevo producto que ha añadido FLORETTE a su larga lista, para no complicarnos la vida, muy socorrido y nada complicado presentar. Las cremas se encuentran en los supermercados en el lineal de refrigerados en envases de 500 g. perfectas para compartir. En el mismo día por la tarde GRANINI nos presentaba sus nuevos zumos a base de frutas y verduras con un taller que corría a cargo de la nutricionista Paloma Vicent, quién nos descubrió los beneficios que tiene la fruta, como los antioxidantes y las vitaminas que nos pueden aportar a nuestro organismo, así como de la mano de Lady Addict, bloguera de moda, pudimos disfrutar de un taller donde realizamos diferentes zumos con frutas y verduras según nuestras necesidades: depurativas, cuidado de la piel, antioxidantes. Los nuevos zumos que podemos encontrar para cuidarnos son TOMATE, PIÑA Y ZANAHORIA y ZANAHORIA Y NARANJA, que ya podemos encontrar en supermercados y tiendas de alimentación, además nos animaron a desempolvar nuestra licuadora y prepararnos nuestros zumos según nuestros gustos y necesidades. Fue una tarde distendida a la que asistieron varias bloggers como Carmen , Patricia , Mariana y Ana Y como colofón al día, una noticia que se esperaba desde hace 8 meses, con total secretismo y que se destapo la noche del martes en Casino Gran Via, a la que nos habían dado cita a bloggers y prensa para presentarnos los PICOT ( Premios internacionales de comunicación turistica) los mayores premios de la comunicación turística que no se han organizado jamas en España, serán entregados el próximo día 20 de noviembre en acto ante más de 1000 invitados profesionales de la comunicación, unos galardones que nacen de un sueño y de un compromiso, el de reconocer la labor de difusión del turismo, tanto impreso, como digital, por tanto serán analizados más de 1500 medios profesionales por parte de un jurado especialista en sector y cuyos galardonados se daran a conocer el mismo día 20 de noviembre en el Hotel Auditorium, La presentación corrio a cargo de D. Fernando Valmaseda Director General de RV Edipress PREMIOS PICOT 2015 UN SUEÑO HECHO REALIDAD Continuando con el miércoles, La marca de Tecnología THOMSON acogía en España el primer edición del día del amigo de la tecnología, donde eran presentados todos los productos que la marca tienen o van a comercializar en España, con lo ultimo de la tecnología para el hogar, TV, audio y video. En el evento se pudo disfrutar del un Showcooking a cargo de Emilie Lang formada en la cocinas del Ritz de París, utilizando los pequeños electrodomésticos que la marca comercializa en España, con buenos precios y a las que le podemos sacar mucha utilidad. Y hasta aquí las novedades de la semana, que aunque voy con un poco de retraso, no quería dejar pasar más tiempo sin dároslas a conocer. Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios, ¿ que os parecen las novedades? A mi personalmente muy interesantes FELIZ DÍA Besazos Sofía Cocino con: Kook Shop Ibsa Silikomart

Fuente: milideasmilproyectos.blogspot.com.es

Esta manera de hacer la oreja resulta muy buena par tomar una cervecita, como es sabrosa y picante entra de maravilla. Hay un bar en mi pueblo, Nuñomoral, Bar Roncero, que la hace de vez en cuando y es un exitazo. PREPARACIÓN Podemos cocer la oreja con cebolla, laurel y ajo durante 20 minutos en la olla o comprar la que viene ya cocida, envasada al vacío que resulta muy buena. la troceamos y la hacemos a la plancha, a fuego fuerte y dejando que se quede bien doradita, crujiente, cuando ya la tenemos la apratamos del fuego y rociamos con zumo de limón, la ponemos en el plato y rociamos con salsa brava o, aún mejor, con tabasco.

Fuente: monterobonifacioacocina.blogspot.com.es

Minicarpaccio de Jamón Ibérico Cocido Frial, con Frutas y Langostinos Recetas de Paco Roncero para Frial Paco Roncero es el Jefe de Cocina del Restaurante La Terraza del Casino - Casino de Madrid Ingredientes: * Para el carpaccio de jamón cocido: - 3.500 gr. Jamón Ibérico Cocido "Frial" * Para las frutas: - 700 gr. Mango - 700 gr. Aguacate - 700 gr. Manzana Verde * Para los langostinos: - 1.400 gr. Langostino * Para la salsa: - 700 ml. Salsa de Soja y Jengibre * Otros: - 70 gr. Perifollo Elaboración * Para el carpaccio de jamón cocido: - Cortar la pieza deseada, y laminar en la máquina cortafiambres, dando forma rectangular, y con una medida de 8 cm X 4 cm. - Tapar con papel film, y guardar en la nevera hasta su uso. * Para las frutas: - Cortar todas las frutas en pequeños cuadrados, y mezclar. - Conservar en la nevera hasta su uso. * Para los langostinos: - Descabezar y pelar las colas de langostinos. - Hacer una pequeña incisión de 1.5 cm en la parte más ancha de la cola. - Extraer el intestino. - Cocer en agua hirviendo con sal, durante 1 min. Enfriar en agua con hielo y sal. Escurrir, conservar entre papeles de celulosa, y guardar en la nevera. Acabado y Presentación * Emplatar el carpaccio en un plato rectangular, y repartir en él, los dados de fruta. * Salsear y terminar con un langostino en un extremo del carpaccio.

Fuente: marceloguerreiro.blogspot.com.es

Estamos en plena Semana Santa y podemos compartir mil recetas, yo ya he puesto las torrijas, pero para alguien creyente, como es mi caso, estos tres días que se acercan son los más importantes del año sin lugar a dudas. Si no hubiera pasado lo que paso del jueves santo al domingo de resurrección, Jesús no sería más que un hombre lleno de buena voluntad, pero eso no cambiaría mi vida. Y en esos tres días hay un episodio con el que todo empieza, y que cada domingo repetimos en la Eucaristía, la Última Cena. Canal Cocina ha iniciado un programa en el que Miguel Angel Almodovar, junto a Paco Roncero y Ramón Freixa recrean el menú de esta cena y me ha picado. La Biblia dan muchos datos históricos, que nos ayuda a situar a Cristo en un momento muy concreto de la historia, pero en cuanto a la Ultima Cena, no nos habla del menú, aunque tras leer los relatos de los Evangelistas, podemos conocer bastantes cosas. Estaban celebrando la Pascua judía y Cristo manda a algunos de sus discípulos por delante a prepararla. Sabemos, porque así lo dicen que es el primer días de los Azimos, días en los que los judíos solo toman pan sin levadura para celebrar la salida de Egipto. El pan y el vino sin duda estaban presentes y Jesús decidio quedarse presente en ellos para el resto de la humanidad. La discusión historia la establecen sobre si fue una cena con menú "especial" de Pascua judía o una sencilla cena de cualquier noche de Galilea. Yo no soy ninguna autoridad, pero tanto Jesús como muchos de sus discípulos eran de tradición judía y muy respetuosos con ellas y creo que el hecho de que enviara por delante suya a varios discípulos para su preparación me hace pensar que fue una cena especial donde celebraron, como Dios manda la Pascua. Y según cuentan, en esa cena se tomaba una ensalada con verduras amargas acompañadas de un rábano picante, un pescado de agua dulce, cordero y un postre con dátiles y frutos secos. Bueno pues después de este breve recorrido historico, y seguramente no muy preciso, os voy a presentar en 2 o 3 entradas mi propuesta de reinterpretación de la última cena. No es tan espectacular como el de Canal Cocina, pero el mio se puede hacer en casa, por cualquier manazas como yo. INGREDIENTES. Escarola. Rúcula Endibias Fresas. 3 c.s. de AOVE 1 y 1/2 c.s. de Vinagre balsámico de Módena. 1 c.p. de sal 1c.p. de azucar. PREPARACIÓN. Empezamos mezclando el aceite con el vinagre la sal y el azucar y reservamos. Lavamos las verduras. Las endibias aprovechamos las hojas más grandes como base de nuestra ensalada, dejandolas enteras. Picamos en trozos pequeños la escarola y la ponemos dentro de las endibias, colocamos varias hojas de rúcula por encima y terminamos con trocitos de fresa. Aliñamos todo con la vinagreta que hemos elaborado y listo. La ensalada esta llena de simbolismos. La endibia simula la barca del pescador, el amargor de las verduras nos recuerda el amargor de la traición de Judas, y el rojo de las fresas nos evoca la sangre en que unas horas la cuz derramara, pero el dulzor final de la vinagreta es el triunfo del amor de entregar la vida por los hombres. Espero que la disfrutéis. "¿Dónde quieres que te preparemos la comida pascual?". San Mateo 26

Fuente: unpadrecocinillas.blogspot.com.es

Recetas888 is a recipe search engine that find recipes with advanced filters like ingredients, categories and keywords.
Recetas888 does not host recipes, only links to other sites. | FAQ | Privacy
Copyright 2021 ® v3 - Contacto