receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | receta masa philo osvaldo gross | tevuelto de grelos con surumi | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

No sé de donde puedo sacar tiempo pero me parece una gran oportunidad, no tanto por ver películas o documentales relacionados con la gastronomía, mas bien para asistir a ponencias de grandes como Quique Dacosta, Rodrigo de la Calle o Ramón Freixa. No tengo ni idea de qué hablarán pero seguro que es muy interesante, sobretodo para los amantes de la buena cocina. http://www.filmandcook.com/ En Madrid es en la Cineteca (en el Matadero) por lo que luego unas cañitas frente a la casa del reloj son mas que recomendables, sea en el Costello Río o en la Venta Matadero para los modernitos, sea en cualquiera de las tascas de la zona para los castizos. ¡Buen provecho!

Fuente: alrededordelacocina.blogspot.com.es

El viernes pasado tuve la suerte de cenar en " Vuelve Carolina ", el restaurante low cost de Quique Dacosta en Valencia. Una de las tapas que probamos fue su "Yogurt de foie y frutos secos" y me gustó tanto que la busqué para hacerla en casa. La receta de Dacosta, no la he encontrado, será cuestión de investigar más y buscar en sus libros. Encontré otras recetas de yogurt de foie en diversos blogs, como "Atrapada en mi cocina" y "Sopla que te quemas" . Seguí sus indicaciones, modificando algunas cosas y el resultado ha sido bastante bueno. El yogurt que probamos en el restaurante, es más bien una espuma, por lo que supongo que, o harán una mousse o utilizarán un sifón. Como topping llevaba migas caramelizadas y frutos secos. En esta versión lo he hecho con galletas María y nueces, pero quiero probarlo con Corn Flakes o con Oreo y otros frutos secos. En la base podemos cambiar el caramelo por alguna mermelada. Para 4 yogures: -2 yogures griegos sin azúcar ni edulcorante (250 g.) -200 g. de foie -6 galletas María -un puñado de nueces -caramelo líquido Mezclamos el yogurt con el foie, hasta que quede una mezcla homogénea. En la base de los vasitos, ponemos caramelo y sobre este la mezcla de yogurt y foie. Tapamos los yogures y reservamos en la nevera. Machacamos en el mortero las nueces y las galletas. Cuando vayamos a tomarlo se las ponemos por encima. NUTRICIÓN: Foie , y ogurt , galletas , nueces , caramelo

Fuente: recetecum.blogspot.com.es

El cocinero dos estrellas Michelín Quique Dacosta considera que "el corsé de populismo" que siempre ha rodeado a la paella ha apartado este plato valenciano de los fuegos de la alta cocina, donde sin embargo "cabe perfectamente". La receta valenciana más internacional, con todas sus variantes, será objeto de discusión en dos cónclaves -Gastrónoma y el Congreso Mundial del Arroz- que reunirán a chefs internacionales en Valencia a partir de mañana y durante toda la próxima semana. El más laureado de los cocineros valencianos -su Quique Dacosta Restaurante de Dénia (Alicante) cuenta con dos estrellas Michelín y tres soles Repsol- abanderará la dignificación de la paella en ambos certámenes, algo que él asegura haber hecho "siempre", en un entrevista concedida a EFE. El elogio del plato fetiche de la gastronomía valenciana no vuelve por causalidad: "En un momento socioeconómico complejo, la gente se refugia en la tradición", explica Dacosta. El chef reconoce, no obstante, cierta controversia porque "hay quien cree que la paella es un plato con excesiva fuerza que ha podido eclipsar otras recetas de la Comunitat Valenciana y del país". Dacosta elogia "la apertura de mente" de este plato, identificado con una manera particular de tratar el arroz, que debe su popularidad al éxito que suele procurar al cocinero: "hacer una paella no es muy difícil y lo lograremos con cierta fiabilidad". Lo mismo da que sea una paella de Dénia, una del interior de Alicante o de l'Horta, que lleve marisco o caracoles, la paella se puede componer "en cualquier lugar del mundo en cuestión de horas", asegura. Independientemente de la receta, Dacosta sólo pone dos condiciones: ejecutarla con "respeto" y con ingredientes valencianos, remarca el cocinero cacereño de origen y alicantino de adopción. Y también prohíbe experimentar con ingredientes ajenos a la "cultura" propia de este plato. No se le ocurriría echar curry, cardamomo, alga seca o atún crudo a ningún plato que quisiera llamarse "paella", aunque pudiera ser un "arroz con...". Convertida en un "icono en sí misma", la paella sigue siendo tan apta en un gran restaurante como un "steak tartar" o un "grand ménière", por mucho que "el corsé del populismo que rodea a la paella" la haya apartado de la alta cocina, remarca. "Pertenece a un pueblo y, como consecuencia de su grandeza, pertenece a la cocina universal. Un país como el nuestro se tiene hacer valer, nosotros nos tenemos que hacer hueco en la calidad", añade. El interés por la gastronomía ha aumentado en los últimos tiempos, a pesar de la crisis, y sobre todo en una cultura como la española en que comer es un "acto social". La respuesta, según Dacosta, es que "hay una escala de valores. Los campos de fútbol están llenos aunque una entrada puede llegar a costar 100 euros", de modo que lo que Mestalla facturó el pasado miércoles, con el partido Valencia-Barça, es que el chef factura "en 10 años". El cocinero hace un balance "muy positivo" del primer año de la "democratización" de su cocina, con la apertura de varios restaurantes de tapas a precios "asequibles" en Valencia. "¿Por qué no lo hice antes? Había cierta necesidad de un modelo como éste", opina el cocinero, quien ha avanzado que también ha puesto en marcha un negocio de catering y eventos. La cocina, concluye, "ha pasado a un acto social y cultural. Todo el mundo quiere saber cocinar y, además tiene que comer, es una necesidad biológica" ADN.ES

Fuente: marceloguerreiro.blogspot.com.es

Situado en la localidad alicantina de Denia, el restaurante del chef extemeño, Quique Dacosta se convierte un año más en un referente europeo de la gastronomía,pues acaba de ser nombrado por segunda vez consecutiva,mejor restaurante del continente,por mas de 3.500 bloggers y comensales que participan en esta elección. Premio merecido para él y su equipo y,por supuesto,para su "ecosistema culinario" como así lo concibe el cocinero extremeño. El restaurante,que ya posee 3 estrellas Michelín,engorda así su lista de premios y reconocimientos merecidos por su labor en el mundo de la gastronomía. Un equipo liderado por Quique Dacosta,seguido de Juanfra Valiente que dirige el Studio de Creatividad del restaurante. El resto del equipo,compuesto, entre otros, por Didier Fertilati,José Antonio Navarrete o Richard de la Cruz,,apuestan por la profesionalidad y la juventud para desarrollar la labor en el Quique Dacosta Restaurante. Desde aquí enhorabuena a todo el equipo y mucha fuerza para seguir trabajando así de bien

Fuente: cuisinesquare.blogspot.com.es

Esta no es una receta propiamente. Con motivo de la entrevista en Mis recetas, Quique Dacosta, especialista en despertar sabores , hemos seleccionado algunos recursos de interés (vídeos, enlaces, etc...). Desde esta página podrás acceder a ellos. Ingredientes (0 comensales) Quique Dacosta.... Conversor de medidas | Contador de calorías Vídeo: Quique dacosta Madrid Fusión 2009 por el usuario Equipo Cookpad Cómo hacer La cocina de Quique Dacosta paso a paso Quique Dacosta, especialista en despertar sabores Consejos y trucos Enlaces: Quique Dacosta, especialista en despertar sabores Restaurante Quique Dacosta (reseña de Euroresidentes) Quique Dacosta, Restaurante (web oficial del Restaurante Libro de Quique Dacosta Quique Dacosta en Facebook Más fotos y vídeos 5 vídeos

Fuente: mis-recetas.org

En la Calle del Doctor, nº 13, de Linares, se encuentra uno de los restaurantes de referencia de la provincia: Los Sentidos , regentado por el chef Juan Pablo Gámez Fernández. Formado en la Escuela de Hostelería La Laguna, ha tenido una larga trayectoria pasando por los fogones de Casa Antonio , en Jaén, Poblet (Quique Dacosta) y Casa Marcial (Nacho Manzano), estos últimos con dos estrellas Michelín. En 2004 decide asentarse en su tierra natal, Linares y adquiere una casa que reforma y convierte en un acogedor restaurante, con cuatro salones distintos que mantienen la misma línea actual respetando la personalidad del edificio. Poco a poco se ha ido haciendo un hueco en la restauración andaluza, consiguiendo gran cantidad de premios, entre los que destacan el Premio Nacional Cuchara de Palo 2001 , Mejor Restaurante de la Provincia de Jaén (concedido por la Asociación Gastronómica del Santo Reino), IX Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra "Jaén, Paraíso Interior" en la categoría "Mejor Jefe de Cocina" , Premio "Al-Andalus" de Gastronomía 2015 , concedido por la Federación Andaluza de Cofradías Vínicas y Gastronómicas, entre otros. Asímismo, tiene el reconocimiento "Big Gourmand" de la Guía Michelín, y un Sol en la Guía Repsol. El restaurante está incluído en la marca OLEOTOUR, una iniciativa de la Diputación Provincial de Jaén para dar a conocer el mundo del aceite de oliva. Así, podemos encontrar una selección de los mejores aceites de oliva virgen extra, que podemos probar nada más sentarnos a la mesa. Su cocina destaca por la fusión de la cocina tradicional andaluza con la de autor, poniendo un sello propio que la hace singular, y utilizando materia prima de primera calidad y sobre todo, productos de la tierra, incluídos los vinos. Así nos encontramos con tapas como la torta de maíz con cremoso de queso y alcaparrón, el Blody Mary Andaluz (sustituye el vodka por manzanilla y lo marida con picual) o el paté de perdiz con polvo de queso y avellanas . Entre los platos principales, te aconsejo el Carpaccio de pez limón con cebolla morada, su escabeche y torreznos , que produce una explosión de sabores muy sorprendente. La Terrina de cochinillo deshuesada con salteado de manzana es de mis favoritos, ya que está muy crujiente por fuera pero increíblemente tierna por dentro. Por supuesto, no puedes dejar de probar los andrajos rellenos de guiso de ciervo con trufas y trigueros, un bocado delicado pero muy sabroso. Delicioso el arroz de manitas y pulpo con trigueros y anguila ahumada, que tuve la suerte de aprender a realizar el el showcooking que nos hizo Juan Pablo en Gastroaove. Te aconsejo también el pollo de corral gratinado con perfume de palo cortado: se deshace en la boca y la salsa... mmm!! Y la merluza con puntillón y caldo de calamar fue una sorpresa, porque el caldo tiene un sabor muy concentrado a mar,que le da mucho carácter al pescado. Obligatorio dejar un hueco para el postre, porque son espectaculares. Y si no, mira éste: Leche, cacao, avellanas y aove: una esfera de chocolate con aove, rellena de helado de leche, con polvo de avellanas y cacao, cubierta por unos explosivos Peta-Zetas. No necesitas más explicación, ¿verdad? Para acompañar el café, puedes degustar unos petite fours a base de Hojaldres de Guarromán al aroma de cardamomo o unas Rocas de patata chips con chocolate y polvo de aove. El precio ronda los 35€, bastante asequible una vez vistas la elaboración y calidad en su cocina. Si eres de Jaén, sólo tienes media hora de camino, y si pasas por la A-44, merece la pena hacer un alto en esta ciudad para disfrutar de uno de los mejores restaurantes de la provincia. ¡QUE APROVECHE!!

Fuente: carminaenlacocina.blogspot.com.es

Se que está feo desvelar el final de la historia incluso antes de empezar a contarla, pero creo que la ocasión lo merece, porque hemos asistido a 10 minutos de televisión históricos, unas escenas que seguro veremos en los próximos días en todos los programas de zapping y que dentro de unos años volveremos a ver sin poder evitar una sonrisa. Cuando ya el reloj superaba las 12 y media de la noche y dormitábamos el final de un capítulo de Masterchef más bien aburrido, va Alberto, el que todos pensábamos que iba a ser el protegido en esta edición y se descuelga con un plato insólito (ya sea por su ingenuidad o por su estupidez), la recreación de una cabeza de león esculpida en una patata cocida (que además estaba cruda), con ojitos de guindilla y bigotes de azafrán, cuya melena estaba formada por gambas y pimientos. Repito, la recreación de una cabeza de león esculpida en una patata cocida (que además estaba cruda), con ojitos de guindilla y bigotes de azafrán, cuya melena estaba formada por gambas y pimientos. Ahí queda eso... OMG A partir de ahí. se abrió la caja de los truenos. Los jueces indignados hablaron de burla y falta de respeto, y el muchacho, lógicamente avergonzado por el desproporcionado varapalo, inició una catarata de llanto que no abandonó hasta el final del programa y que contagió a muchos de los otros concursantes. Si es un personaje preparado, este tío es muy bueno En esos minutos finales renegó de la cocina, "a dios pongo por testigo que no volveré a tocar una cazuela", renunció a su proyecto de declararse a una chica "en directo" (menos mal, me temo que no habría superado un segundo palo), y mucho nos tememos que ande rondando algún puente de la M-30. Pero intentando hacer un análisis más profundo de lo ocurrido, pienso que uno de nuestros comentaristas, el que se hace llamar "espectador asqueado", ha dado en la clave con su visión del asunto. Por una parte, la actitud de los jueces ha sido la correcta, o mejor dicho, lo habría sido si la situación aparente fuera la real. Si esto es un concurso de cocina donde 15000 aspirantes luchan por ser declarados "el mejor cocinero amateur" de España, lo ocurrido es lo razonable, y tiene sentido hablar de intento de burla y falta de respeto. Pero, sabiendo lo que sabemos, parece que estamos ante un nuevo caso de personaje peculiar exprimido y tirado a la basura. El efecto gana-audiencia ya lo han conseguido, "leoncitocomegamba" debe ser ya "trending topic", pero lo que no se entiende es cómo ha llegado este chaval hasta aquí. Alberto tuvo que ser consolado por Samantha y Jordi Cuando Gonzalo fue "invitado" al debate final de Masterchef 2, Jordi se ofendió mucho cuando dijo que este concurso en realidad era un juego y el catalán aludió a la profesionalidad del jurado y a la necesidad de que los concursantes entiendieran que aquí se viene a cocinar. Si esto en verdad fuera así, no se entiende cómo ha llegado Alberto hasta aquí, porque es evidente que no tiene ni los conocimientos ni la destreza para destacar entre 15000 aspirantes, ni tampoco la madurez y el carácter para afrontar las pruebas del programa y las posibles críticas que pueden traer. Ya tienen lo que querían, un temazo del que hablar desde el primer programa. Pero a Alberto, un tipo que no se ve precisamente fuerte de carácter, este asunto le va a perseguir durante mucho tiempo, y eso que, afortunadamente, no llevó a cabo la declaración "en vivo". Dejo una pregunta en el aire, ¿se ha rebasado el punto de lo tolerable para conseguir audiencia o un concursante que se expone a un programa así debe asumir que situaciones como esta son parte del contrato?. Desde mi punto de vista se ha superado con creces y esta superbronca tan televisiva no es más que otra muestra de que el espectáculo prima sobre el supuesto objetivo el programa. Hay que dar a la gente lo que quiere ver y, según se creen ellos, nada le gusta tanto al espectador medio como ver a una persona zarandeada y revolcándose con el fango. Pero hoy en día el veredicto final lo dan las redes sociales y ahora mismo arden de indignación contra el jurado por el trato dispensado al chaval. ¿Se resentirá la audiencia? Alberto y su entorno también tienen algo de responsabilidad en el asunto, porque tampoco es normal que un tío de esa edad, estudiante de medicina, se permita el lujo de presentar semejante esperpento, impropio incluso de Masterchef Junior. Dejaré el análisis profundo para los psicólogos, pero tiene pinta de que este muchacho no sabía lo que era un no ni lo que era una crítica. Esta puede haber sido la primera crítica despiadada que haya sufrido en su vida. la pena es que haya sido delante de 3,2 millones de espectadores. Pero no dejemos que los árboles nos impidan ver el bosque y analicemos todo lo ocurrido en el programa de ayer. PRUEBA DE PRESIÓN: NI UNA, NI DOS, NI TRES, SINO TRES ESTRELLAS MICHELIN Esta frase más propia de Sofía Mazagatos hubiera sido la frase de la jornada si no se hubiera cruzado el leóncomegamba, y fue la frase que, en pleno éxtasis de emoción, pronunció Pablo, el llorica oficial del progama (me encanta como lo han definido en los comentarios: un José David evolucionado como si de un Pokemon se tratara) ante la visión del multimichelinoso Quique Dacosta. Es un programa lleno de paradojas, la mitad de los concursantes fueron incapaces de distinguir el mero que tenían delante, pero todos estallaron en un ohh!!!!! de admiración ante la presencia de este hombre, al que la inmensa mayoría jamás había visto cocinar. Mucho postureo. Está claro que lo que vende son chorizos Fue la presencia de Quique Dacosta lo mejor que nos deparó la noche. Muchas veces dijimos que tanto en Top Chef como en Masterchef desaprovechaban a los invitados y se ve que de algo sirve protestar porque parece que en esta edición si que van a hacerles cocinar, todo un lujo, quizás, si esto se convierte en costumbre, en futuras ediciones podamos manifestar nuestra admiración por estos tipos con cierto criterio, no por postureo. El look de Samantha en kimono-batín y pendientes de pescaitos, eclipsó a Quique Dacosta La prueba consistió en preparar un plato de su elección cuyo protagonista fuera el mero, eso si, los ingredientes les vendrían suministrados desde les vinieron suministrados desde la organización. A partir de ahí, descubrimos que el puesto de Cristobita está muy disputado, todas las descripciones incluían verduritas, calditos, cabecita, lomito, etc. Sorprendente el parecido entre cocinera y producto Del desarrollo de la prueba, lo más destacable fue la extrema tranquilidad de todos los participantes, los pocos intentos de Mila por meter algo de nervio, fueron calmados por Víctor con un "tranquila, que tenemos tiempo". Y ya que hablamos de Víctor, decir que en esta prueba empezó a destacarse como fantasmón, primero afirmando que conocía el producto y que sabía que se hacía como si fuera langosta, cuando en verdad esto se hace con el rape, y luego descubriéndonos un nuevo corte del mero, el lomo alto, como si fuera un buey. Quien mucho habla mucho yerra... Para dificultar un poquito la cosa, en el transcurso de los 75 minutos que duró la prueba, el jurado encargó a los concursantes hasta dos platos más usando lo que les quedara del pescado que ya habían usado en el primero, lo cual desquició (aunque tampoco mucho a más de uno). Mientras tanto, Quique Dacosta seguía a lo suyo. Quique cuece un estropajo para uno de sus platos Cuando llegó el final de la prueba, Quique Dacosta fue el primero en mostrarnos sus creaciones, y en tan solo dos minutos demostró por qué unos tienen lo que otros desean. Cierto es que ya venía preparado y sabía como era la prueba, pero vaya tres platazos que se marcó. Una de las tres maravillas que nos regaló Después llegó el momento de ir pasando por las mesas de los concursantes para probar los platos, y aunque los comentarios se presentaron de modo muy resumido si que hubo algunos que cataron las primeras críticas. La primera fue Encina, una mujer que cree que cocina fantásticamente sólo porque lleva mucho tiempo haciéndolo, y probablemente sea verdad, pero a la hora de ser juzgada debe aprender a asumir un poco mejor las críticas. Su pescado estaba crudísimo, y eso no tiene otra posible interpretación. Después llegó el turno a Kevin, que también había dejado en uno de sus platos el pescado crudo, sin embargo, en este caso, Jordi no dudó en hacerle comer el pescado crudo. Muy mal rato para el muchacho que aguantó como pudo el asco que le daba. Tengo la sensación que no va a ser un camino de rosas para Kevin su paso por Masterchef. "Yo siempre he sido más de chuletón que de sushi" La última en recibir su ración fue Lidia. La nutricionista, que ya empezara la semana pasada con mal pie, se marcó unos platos muy vulgares y fue acusada por Jordi de estar tan pendiente de que la comida fuera sana que se le olvidaba poner el alma en ella. No pienso que la alt cocina sea incompatible con comer sano, se puede hacer una comida maravillosa y a la vez sana, lo que ocurre es que cuando metes a una persona en un concurso así por ser de una determinada manera y no por cómo cocina, te puedes encontrar que no cocine especialmente bien, y este parece el caso. Si no da juego por otras razones, su paso por Masterchef promete ser efímero. "A tu cocina le falta alma" Para finalizar esta primera prueba, fueron señalados los cinco mejores. En primer lugar pasó Pablo, que, más ancho que alto presentó sus platos al jurado. Platos correctos en apariencia pero sin llegar a ser espectaculares, pero cuando se vino arriba fue ante los comentarios de Samantha hacia su arroz, le faltó poco para abalanzarse sobre ella tras alabar lo increíblemente guapa que estaba con su traje oriental. Samantha, ciérrate un pcoc el batín que me pierdo... La siguiente en pasar fue Mireia, que parece tener buen criterio en la cocina pero es mucho más discreta. Tras ella lo hizo Alberto, que pudo vivir su primer (y único) momento de gloria. Fue muy alabado por la presentación, y no sonó arrogante cuando él mismo dijo que le salen de manera natural, sin embargo la cata no le fue tan bién y bajo esa brillante envoltura no se escondían buenas cocciones. Ayúdame que pesa Finalmente, los últimos elegidos fueron Carlos y Andrea. De los platos de la elocuente modelo catalana poco que destacar, se entiende que alguien tenía que ser el quinto, pero en la cata de los platos de Carlos hay que detenerse en un nuevo momento "cateto a babor". Aprovechando el ramalazo poligonero de este hombre y que no había probado los percebes, Pepe le invitó a probar uno, pero en vez de indicarle cómo había que hacerlo, simplemente le dijo que mordiera el palo, para finalmente, aun con el percebe en la boca, indicarle cómo se hacía de verdad. Qué les gusta poner a la gente en "su sitio". "Pues yo lo encuentro durillo" Finalmente, el propio Carlos como ganador y Pablo como segundo fueron los elegidos para liderar la prueba de grupos, una prueba que tuvo como escenario la cocina (o quizás el cuarto de la limpieza) del restaurante Abac de Jordi Cruz en Barcelona. PRUEBA DE EQUIPOS: JORDI PRESTA SU CASA En esta primera prueba de grupo de la temporada, por fin conocimos el restaurante de Jordi Cruz, el famoso Abac de Barcelona, con dos estrellas michelín. La primera impresión es espectacular, tanto el exterior, muy cuidado, como la sala, amplia y con decoración moderna y sencilla. Zona exterior del ABaC Pero antes, se desplazaron a L´Ametlla de Mar, en Tarragona para conocer un producto de lujo con el que cocinarían en esta prueba, el atún rojo. Este pescado se captura según un cupo estipulado y posteriormente es engordado en zonas acotadas desde donde finalmente se recupera. Es un pescado delicioso, un producto de muy alta calidad que corre el riesgo de desaparecer ni se controla al milímetro su pesca y comercialización. Atunes de más de 300 kilos en las zonas de engorde La visita sirvió para conocer las zonas acotadas donde viven los atunes hasta su captura definitiva, ver en primera fila el propio proceso de captura e incluso poder nadar entre los peces. Finalmente pudieron visitar la fábrica donde se despiezan los animales y poder degustar en crudo este delicioso manjar recién salido del mar. Imagen insólita de Samantha, nadandoentre atunes Finalmente se hicieron los equipos, que quedaron distribuidos del siguiente modo; en el equipo rojo liderado por Carlos estuvieron Kevin, Víctor, Antonio, Fidel, Raquel, Mila y Encina, y en el equipo azul liderado por Pablo, Sally, Mireia, Sara,Andrea, Alberto y Lidia. En el exterior del ABaC, esperando el comienzo. A diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, la prueba asignada esta vez era facilita, platos fáciles de elaborar, uno de toda la vida y algo más modernito, pero sin excesivas excentricidades. El equipo rojo eligió elaborar un tartar de atún con mayonesa de wasabi y un marmitako y el azul se quedó con atún encebollado y tataki con salsa ponzu. Al principio, el equipo rojo pareció tener un líder sólido y con las ideas claras, pero a medida que fue avanzando la prueba, se fue centrando en la elaboración del tartar y su liderazgo se fue diluyendo en beneficio de Encina, que naturalmente fue asumiendo el mando dando órdenes a diestro y siniestro. Resultó extraño ver como Carlos dedicó a decirle a Kevin lo mal que estaba cortando el atún el mismo tiempo que hubiera tardado en hacerlo él mismo mientras que Kevin hacía cualquier otra cosa. "Mal, tío, esto es una mierda, mierda" También llamó bastante la atención la afición de este equipo a chupar la cuchara uno detrás de otro para volver a meterla en la olla. Yo no se si eso es o no normal en un restaurante, pero a mi me parece una gran guarrada. Hala, y todas las babazas a la olla En el equipo azul volvieron a pecar de exceso de tranquilidad y su jefe, Pablo, se cree que liderar es pegar dos o tres arengas de vez en cuando. Cuando en un momento determinado los capitanes tuvieron que ir al huerto del restaurante a coger unas verduras (hábil maniobra de Jordi para mostrar su huerto), Pablo dejó desatendido lo que estaba haciendo. Menos mal que Andrea, según sus propias palabras, es muy buena descubriendo cuando hay que quitar las cosas del fuego, hizo gala de esa sobrenatural habilidad (casi, casi podemos hablar de superpoder) y pudo apartar la olla donde se iba a hacer el fumet antes de que la cosa fuera a mayores. Con estos superpoderes, los azules tuvieron una gran ventaja Poco a poco los comensales fueron llegando. Fueron presentados como personajes destacados de la sociedad catalana. Por allí vimos a Mónica Naranjo, Custo, Pujol, Buenafuente, el tricicle o al inmortal Jordi Hurtado que va asumiendo con buen humor este rol que todo el mundo le ha asignado. La casa que ocupa el ABaC, de principios del siglo XX, fue edificada alrededor de Jordi Hurtado El primer plato presentado fue el tartar de atún con huevo poché, mayonesa de wasabi y crujiente de pan (pan finito tostada, vaya) del equipo rojo. La crítica generalizada se centró en la falta de potencia de la mayonesa de wasabi, dato especialmente preocupante si tenemos en cuenta que Mila dedicó una hora entera a perfeccionar esta salsa. La presentación si estuvo estupenda Mejor suerte tuvo el tataki de atún con salsa ponzu, que la única crítica que recibió fue que estaba escasito de salsa. Jordi Hurtado disfrutando de su tataki como si no hubiera mañana Los segundos platos pasaron con bastante éxito, buenas críticas por parte de los comensales, en especial al atún encebollado que tenía una pinta fantástica. Si me ponen esto, yo, lo pago Pero como era de esperar todo no iban a ser alabanzas, hubo fallos y graves. Los dos equipos acumularon mucho retraso en la salida de sus platos, lo normal, si tenemos en cuenta la falta de experiencia de todos ellos. Los dos capitanes estuvieron flojitos y se despistaron bastante con asuntos menores, dejando decisiones importantes en manos del resto del equipo. Pero fue Pablo el que sacó su faceta de llorica una vez más al recibir la crítica. rápidamente entonó el "mea culpa" y se apartó desconsolado a llorar en una esquinita. Fue el propio Jordi el que tuvo que ir a apagar el fuego diciéndole que de estas cosas hay que aprender para hacerlo mejor la próxima vez. Esta plañidera va a dar mucho juego Al final, por motivos que se nos escapan desde el salón de nuestra casa, el equipo ganador fue el rojo. Una vez más, son muchos los que ya se quejan de lo injustas que son estas pruebas para la trascendencia que tienen en el concurso y sigue sin quedar nada claro qué es lo que se valora y por qué la mala acción de un jefe o la mala ejecución de un plato puede tirar por tierra la buena labor de algún miembro del equipo. Sonrisas y lágrimas Una última cuestión. Si esa era de verdad la cocina del ABaC, creo que Jordi debería plantearse una reformita para tener más cómodo a su equipo, pero resulta difícil de creer que ese cuchitril donde todo el mundo se estorbaba, provisto de cocinas de inducción portátiles sea realmente donde trabaja un tío con dos estrellas michelín. ¿Qué opináis, era la cocina o el cuarto de las escobas habilitado para la ocasión? Carlos apenas cabe entre los "miembros" del otro equipo Y DE REPENTE, APARECIÓ ÉL, EL LEÓN COMEGAMBA Y llegó la primera prueba de eliminación de esta edición, con siete candidatos a abandonar el programa: Andrea, Pablo, Lidia, Sara, Sally, Mireia y Alberto. Estábamos ya bastante confiados en que la habitual exaltación del espíritu patrio en el primer programa de Masterchef no se iba a producir, pero de repente allí estaba, una pedazo de bandera de España de 3 x 4 metros presidía el plató, aunque a algunos les costó reconocerla. Ayer se conmemoraba el día de la República. ¿Vosotros creéis en las casualidades). Yo no. Toma banderaca Y todo para justificar el hecho de que en esta prueba sólo había ingredientes de dos colores, rojos y amarillos. La prueba tenía esa limitación, sólo podrían usar ingredientes de un color (otra vez la prueba cromática), y además el color se adjudicaría azarosamente. Durante la prueba, poco que destacar, me quedaré con la cara que puso Pepe al enterarse del macroproyecto que Alberto tenía en mente. No tiene desperdicio. ¿pero que estás diciendo, majarón? Vamos directamente a la parte final que es, sin duda, la más jugosa. La primera en pasar fue Andrea. Esta niña pijita está en el grupo intermedio de los que se defienden pero sin brillantez. En esta ocasión escogió un pollo de esos pequeñitos, lo doró en sartén y lo terminó en el horno, sin tener en cuenta que no tenía tiempo suficiente para eso. Lo presentó emtero, sin ninguna gracia y medio crudo. Creo que no hay ninguna duda La crítica, encabezada por Pepe fue dura. Obligó a Andrea a probar su "sushi" y ni el ni Jordi ni Samantha acertaron de ella ningún tipo de excusa. A partir de ese momento y hasta la aparición del leoncito, Andrea se vio fuera del programa y su cara reflejaba, sin dudas, esa angustia. Andreita, cómete el pollo ESTA CRÓNICA ESTÁ EN PROCESO DE ELABORACIÓN Y SE IRÁ ACTUALIZANDO A MEDIDA QUE MIS OBLIGACIONES ME LO PERMITAN

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Qué bien aprendida traen la lección los aspirantes de este año y como abusan de ello los regidores de este programa. Está muy claro, por encima de cocinar bien (e incluso de cocinar, a secas) está tener historias escabrosas que contar y sacar la lágrima a pasear a la primera de cambio. Lágrima al ser criticado, lágrima al ganar, lágrima al perder, lágrima cuando me pongo nerviosa, lágrima cuando me echan y finalmente la versión más surrealista, lágrima cuando me nombran. Sally promete espectáculo, aporta dramón peronal + lágrima ultrafácil (finalista fija) Aparte de las lágrimas, poca chicha que sacar del programa de hoy. Una primera prueba en la que hemos conocido a los hijos de Samantha y Pepe y al sobrino de Jordi, una prueba grupal en la que los guionistas han demostrado que andan muy cortitos de ideas (la historia de duros moteros llevando tarteritas a los médicos como homenaje no había por donde cogerla) y una prueba de eliminación en la que han dedicado más tiempo a la subasta de los productos que a la propia competición. Quemando rueda para entregar a tiempo las tarteritas Llama mucho la atención el hecho de que los jueces parece que van muy de revoluciones, están con el reproche despiadado a flor de piel y tanta insistencia en humillar al que se equivoca y en "ganarse" el respeto de los concursantes a fuerza de imponer un "si, chef" que a muchos no les sale espontáneamente resultan ciertamente sobreactuados. En este caso, el principal damnificado fue Pablo, que tras deconstruir un león come gamba, fue obligado a tragarse una patata cruda entera en plan hamster, entre las risas de los divertidos miembros del jurado. Muy desagradable de ver y muy lamentable de contar, son actitudes intolerables en cualquier ámbito, que, en otro contexto podrían bordear el acoso (no deja de ser un abuso de una posición dominante). A lo mejor es que están entrenando para el campamento de Masterchef y necesitan imponer esa disciplina casi militar que estamos observando. "Ya no me pasa". El hamster Pablo, intentando meter para dentro la patata cruda PRUEBA DE PRESIÓN: LOS NIÑOS A ESCENA Esta primera prueba del programa resultó muy difícil de entender. En principio parecieron querer dar protagonismo a los niños, hijos y sobrino de los miembros del jurado, pero luego, y de una manera tremendamente forzada, se sacaron de la manga a los hermanos Torres, que hicieron el paripé un rato para acabar haciendo publicidad no disimulada de su programa. Los "Torres Gemelos" fueron ningunea-2 Pues eso, como ya habían avisado, en esta primera prueba el jurado habitual estuvo en la sala anexa disfrutando de las evoluciones de sus retoños, los verdaderos protagonistas. La hija de Samantha, el hijo de Pepe y el sobrino de Jordi aparecieron carcaterizados como los auténticos miembros del jurado y se dedicaron a imitar sus principales tics ante la divertida mirada de todos. La verdad es que dan el pego bastante bien... ...y ellos se partían el pecho con los niños Pero la realidad es que, de tanto imitar y no dejarlos ser ellos mismos, acabaron resultando bastante cargantes, y eso que los chiquillos lo hacían bien. Estuvo divertido el paseillo por las cocinas mientras los concursantes estaban trabajando, pero la pre-cata se la podían haber ahorrado perfectamente y haber ido directamente a la cata real donde realmente se acabaron las bromas. Encina no dejó que el mini-Jordi le vacilara Pero volviendo a la prueba en si, por allí aparecieron los hermanos Torres para demostrar que lo de la semana pasada con Quique Dacosta fue sólo un espejismo. Presentaron sus extrañas interpretaciones de varios platos tradicionales, un cocido, un bocata de jamón y unos espárragos con mayonesa (por cierto, que Eva señaló en este punto que no todo el mundo está capacitado para abrir una lata de espárragos, a lo que Encina le respondió con mucha cintura: "sobre todo si es manco"). Uff, lo del cocido es difícil de creer Esta presentación sirvió como excusa para retar a los concursantes a preparar tres reinterpretaciones en formato tapa de los platos que ellos quisieran. El resto del tiempo que duró la prueba, los Torres deambularon como almas en pena entre los concursantes y los niños y al final hicieron aquello que habían venido a hacer, promocionar su programa en esta misma cadena. (Un poquito más de publicidad, vamos) De las labores de elaboración de los platos poco podemos decir, porque se centraron tanto en mostrarnos a los niños recitando su repetitivo guión y a sus padres y tío partiéndose el pecho en la sala anexa que apenas pudimos pillar nada, si a esto sumamos que había 42 platos en ejecución, el seguimiento se hace complicado. Así que pasaremos directamente a la cata-escarnio público. A los niños los vimos mucho y a los concursantes, poco (la niña es clavada a la madre) Cinco fueron los elegidos para la gloria, los que fueron llamados para que sus platos fueran sometidos a cata pública, todos ellos acudieron a la mesa con la ilusión de poder ser capitanes de la prueba de equipo, pero lo que no sabían, ingenuos que son, es que dos de ellos iban a ser machacados y humillados por el jurado tal como lo fuera Alberto la semana anterior. El primero en pasar fue Víctor, al que habían llamado la atención por moldear una bola de ensaladilla con las manos para darle forma de albóndiga, lo que nos hizo sospechar que podía ser despellejado. Pero, sorprendentemente, el jurado alabó bastante sus intentos de ser creativo y su poco apetecible albondigón manoseado de ensaladilla rusa pasó de pronto del infierno al cielo. Pues a mi me sigue pareciendo muy malo El siguiente en mostrar sus creaciones fue Kevin, ese que todos dicen que cocina fantásticamente. Lo más destacable de sus tapas fue una extraña mezcla de fritanga a la que llamó pescadito frito "fish & chips" y lo peor de todo, su versión del bocadillo de calamares que incluía calamar, queso y en ves de pan dos tacos de tocinaco de un dedo de gordos. Vaya tela... Hat trick de proteínas, a la nutricionista le dió un síncope en ese momento De acuerdo totalmente con el jurado en que los platos, y en especial el falso bocadillo de calamares, eran un truño del tamaño de Ohio, pero hacer al muchacho que se comiera el tocinaco medio crudo ahí a palo seco, me parece tan humillante que no puedo entender cómo una cadena pública se puede permitir estos lujos. Obligar a una persona a hacer algo en contra de su voluntad, aunque sea mayor de edad y tenga firmado lo que tenga firmado, es un abuso de posición dominante por parte del jurado, al que todos obedecen como corderitos como si les fuesen a eliminar si no lo hacen. Además, este tipo de conductas, mostradas como normales en programas como este, pueden ser muy malinterpretadas y llevadas a otros ámbitos donde pueden ser muy dañinas para la persona que las sufran (en el patio de un colegio, en una oficina o en la intimidad de un domicilio, por ejemplo) Kevin, obligado a rumiar el tocinaco Mas suerte tuvieron Carlos y Sally, los dos grandes aspirantes hasta el momento , que se salvaron de las críticas del jurado y pasaron con nota alta esta primera prueba. Ambos parecen saber cocinar, pero a ella le veo mucha más ambición por competir y ganar. Tiene muy bien estudiado lo que quiere el programa (no creo que sea casualidad la similitud estética entre su crema de espinacas y espárragos y el cocido que hizo Pepe hace dos temporadas) y combina a a la perfección golpes de efecto culinarios como este con historias dramáticas y arranques de llanto emocionado. Uno de los platos de Sally, muy parecido al cocido que preparó Pepe en MC1 Pero el premio gordo se lo llevó Pablo. El José David en versión pokemon evolucionado, perpetró, entre otras lindezas, unos tolondrones de patata cruda que pretendían ser su versión de la tortilla española y que hubiera firmado el mismísimo Alberto. Cabeza de león come gamba con la parte de arriba tostadita Insisto en el mismo argumento que con Kevin. El plato era lamentable, y si esto fuera de verdad un concurso de cocina con 15 aspirantes seleccionados de entre 15000 por ser los mejores, podría entender que hubiera críticas durísimas. Pero como el casting es lo que es, cada uno hace lo que puede dentro de sus capacidades, que en algunos casos son escasísimas, y si salen bodrios como este, tan culpable es el que lo ejecuta como el que lo ha puesto ahí descartando a candidatos mejores para sacar tajada de un determinado perfil. Por eso, aunque este muchacho tenga un perfil de llorica y la dignidad la lleve arrastrando por el suelo, hacerle comer entre risas, esa patataza cruda e incomible vuelve a ser una humillación intolerable que denigra al jurado a niveles impensables. Si lo que presenta el candidato está malo, crudo o incomible, critícalo, incluso hazlo a conciencia, puedes hasta expulsar al candidato si lo crees oportuno, no hay ninguna necesidad de humillarlo. Si resulta desagradable ver a personas sufrir a causa de lo que hacen otras, más aún lo es ver a estas otras disfrutar de la humillación del primero. Cabeza agachada, ojos cerrados, la viva imagen de la humillación Después de esto, el resultado era lo de menos. Ganó Sally, seguida de Víctor, y ellos fueron los capitanes en la prueba de equipos, pero la proclamación de Sally como ganadora de la prueba sólo sirvió para que presenciáramos un nuevo episodio de emocionada llantina, seguido de conmovedora historia, igualmente lacrimógena. PRUEBA DE GRUPO: TOCANDO FONDO Si una prueba fue esperpéntica en el programa de ayer, esa fue la prueba grupal, que llevó al equipo del programa a Alcalá de Henares. Cabe pensar que en vísperas de la entrega del Premio Cervantes y en Alcalá de Henares, la hilazón de la prueba sería literaria. Nada más lejos de la realidad, a los lumbreras que guionizan esto se les ocurrió hacer un homenaje a los profesionales de la sanidad, pero tuvieron que irse a Guadalajara para que los de Madrid no los corrieran a gorrazos, esos mismos que llenaron las calles durante meses para intentar evitar la privatización y la degradación de los servicios públicos de salud, esos mismos que fueron ignorados un día si y otro también por la misma cadena que pretende "homenajearlos". No hay palabras. Sally, como campeona de la prueba tuvo el privilegio de elegir su equipo, pero.... Pero vayamos a la formación de equipos que luego abundaremos en el homenaje. La campeona de la prueba anterior, tuvo la ventaja de poder elegir a su equipo, y escogió a Carlos, Encina, Lydia, Raquel, Mireia y Kevin. Pero como en este programa son así de graciosos, la ventaja se tornó perjuicio cuando obligaron a los capitanes a cambiar los delantales. Y digo yo. ¿no es de cachondeo que ganes una prueba individual y, a capricho del jurado, la ventaja se vuelva perjuicio? Momento intercambio El presunto homenaje consistía en preparar un menú por equipo para un grupo de profesionales sanitarios, pero éstos estarían divididos en dos grupos. En la cantina del hospital estarían los pringaos, los que están al pie del cañón y en su puesto de trabajo (no vaya a ser que pierdan un minuto de más); en una lujosa sala de parador, con manteles de tela y vajilla buena estarían los importantes, las eminencias, esos que, por estar donde están, "merecen" un trato distinto al del resto de los mortales. Ahí si que vinieron los de Madrid, ahí no había riesgo de que sacaran los pies del plato. ¿A alguien le extraña que se use tanto últimamente la palabra "casta"?. Masterchef desde sus inicios representa lo más rancio de los valores de nuestra sociedad, una España de curas, toreros y VIPS, que rinde pleitesía a los que pertenecen a ciertos grupos sociales sin valorar en absoluto los méritos personales o profesionales de unos u otros, una España anticuada y servil con la que no me identifico y a la que no quiero pertenecer. Las eminencias se saludan entre ellos Para hacer aun más patente la diferencia entre unos y otros, la comida de los curritos sería empaquetada en cutres recipientes de plástico e introducidas en unas tarteritas muy cuquimonas para su transporte. A esto lo llamaron "emplatar" Pero ¿a quién avisamos para el transporte?. Pues no se les ocurrió nada más absurdo e inconexo que llamar a un grupo de moteros. ¿Alguien puede explicar qué relación existe entre los moteros, los profesionales sanitarios y el transporte de mercancías?. Es que no lo acabo de pillar. Además, mucho ecoembes de las narices a todas horas y usan envases de plástico desechables y los transportan de dos en dos. Hay que cuidar ese postureo ecologista, que da un poquitín el cante. Eh, colega, yo ya he cargado mis dos tarteritas Pues con esta perspectiva comenzó la prueba. El grupo rojo finalmente liderado por Víctor y completado con Carlos, Encina, Lydia, Raquel, Kevin y Mireia se encargó de preparar sopa de ajo con marisco y unas rosquillas de Alcalá , mientras que el azul que lideraba Sally preparó una ensalada de ahumados y canelones. Tuvieron que preparar una primera remesa de 80 raciones para cargar en las motos, y ya con más tranquilidad, una segunda remesa bien presentada para las eminencias. Este era el reto del equipo rojo La decisión de la victoria en esta prueba no se fraguo tanto en el resultado final de los platos como en la dinámica de trabajo. Mientras que en el equipo rojo todos trabajaron a buen ritmo y superaron bien las dificultades que fueron surgiendo, en el equipo azul todo fueron problemas, desde el retraso en los platos, hasta el exceso de tranquilidad de varios de sus miembros. La primera parte de la prueba fue resuelta con más o menos solvencia por ambos equipos. Se vivieron momentos de prisas y nervios, pero los platos al final llegaron, se empaquetaron y se montaron en las motos como estaba previsto. Pero en la segunda mitad se evidenciaron graves problemas de coordinación en el equipo azul. Cuando faltaban pocos minutos para servir la ensalada de las eminencias, Pepe advirtió que nadie se estaba ocupando de ello, así que deprisa y corriendo se pusieron a emplatar las 80 raciones correspondientes. La falta de espacio obligó al equipo azul a emplatar bajo la mesa También salieron a la luz ciertos problemas logísticos. La organización no había habilitado suficiente espacio para el emplatado y algunas de las ensaladas fueron aliñadas literalmente debajo de la mesa porque sobre ella no había ni un milímetro aprovechable. La consecuencia de este retraso considerable fue un cambio en el orden de los primeros platos, y fue la sopa de ajo y marisco del equipo rojo la que entró en primer lugar. Ya sabemos que en estas ocasiones, los comensales, que a fin de cuenta vienen invitados, no son excesivamente duros, y la sopa pasó con bastante buena nota por los paladares de tan selecta concurrencia. Aunque la pinta era deplorable, dicen que no estaba mala Mientras tanto, una parte del equipo azul preparaba frenéticamente las ensaladas, pero Fidel y Andrea, a cierta distancia conversaban de lo bonito que era trabajar con tranquilidad mientras que pintaban con bechamel los canelones como si fuera un cuadro. Esta conversación llegó a oídos de Pepe que acudió raudo a abroncar a Andrea. La modelo chiquiimona se vino abajo y, como no, fue presa del llanto. Fidel intentó animarla, pero solo Jordi "todo mono" consiguió devolver la sonrisa a la cara de Andrea. Fidel intenta consolar a la desdibujada Andrea Por fin salieron las ensaladas, emplatadas de cualquier manera y aliñadas cada cual de un modo distinto, pero salieron. Sin embargo los comensales fueron bastante más cabroncetes con este plato y en general gustó bastante poco por su falta de aliño. Así de cerca no se ve tan mal Pero no habían terminado los problemas en el equipo azul. Para hacer los canelones, habían cocido la pasta demasiado pronto, de modo que a partir de un determinado momento las placas empezaron a secarse y a pegarse unas a otras. Muchos fueron los que intentaron despegarlas, pero la situación era cada vez peor, hasta que llegó un punto en que se hizo necesario cocer una nueva remesa de placas. Intentando despegar Al final el resultado fue muy poco vistoso, con unos canelones bastante deformes y un emplatado muy cutre. Hubo división de opiniones entre el público, perio más o menos existía la coincidencia en que estaban buenos de sabor pero un poco secos. ....y este es el que escogieron para la foto ESTA CRÓNICA ESTÁ EN PROCESO DE ELABORACIÓN Y SE IRÁ ACTUALIZANDO A MEDIDA QUE MIS OBLIGACIONES ME LO PERMITAN. GRACIAS

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Ya se han acabado las vacaciones y como os prometí empezamos en Septiembre con una nueva temporada en el blog. Ha sido un verano intenso donde me he estado preparando el B2 de inglés y donde he estado visitando algunos lugares alucinantes. Tengo muchas recetas que os van a encantar. Poco a poco os la iré enseñando. Y como primera entrada, una con 3 estrellas. Aprovechando que visitábamos la Comunidad Valenciana para ir al festival Leyendas del Rock en Villena, nos acercamos a Dénia a visitar al gran Quique Dacosta. Fue una muy buena experiencia. Os traigo las imágenes de los platos del menú degustación para que podáis ver las obras de arte que crea este cocinero. MENÚ “Universo Local” Menú de Tradiciones, Clásicos e Históricos 1º Acto: Snack. Sangría de melocotón de Viña. Buñuelo ligero de bacalao Arroz a banda socarrat. Corales (camarones y lechuga de mar) Kalanchoe. Cordifolia al limón. Ravioli de edamame. Carbón de pericana. Mojito de Ginger. 2º Acto: Mesa de salazones. Cebolletas frescas encurtidas. Huevas de mújol. Pulpo seco a las llamas. Raíces de Boletus 3º Acto: Tapas. Tómate encurtido. 2014 María. 2012 Nieve de tomate. 2011 Piedra de parmesano. 2012 Tronco de Jerusalén. 2014 4º Acto: Nuestra mesa. Cubalibre de foie gras con escarcha de limón y rúcula. 2001 La bruma. Gamba roja de Dénia hervida - Te de bledas. Ostra Guggenheim Bilbao. 2006 Arroz Carnaroli de congrio ahumado, remolacha y yogurt. 2015 Láminas de presa ahumada con tendones y horchata. 2008 5º Acto: Postres. Mojito de pepino y algas. 2014 Musgos. 2008 Cóctel de manzana de oro. Pétalos de rosa. Nido de golondrina. Pepita de oro - Piedras almendra - Trufa al ron

Fuente: andreacordonbleu.blogspot.com.es

hacía ya unos días que no publicaba, pero este fin de semana ha sido muy especial y me he inspirado. como algunos sabréis he hecho un taller de arroces con.... QUIQUE DACOSTA ....UN TRES ESTRELLLAS MICHELIN........es que es una pasada.... aunque este arroz no se parece en nada a lo que allí hicimos, sí que he decir que aunque yo que no he sido nunca una apasionada del arroz, ahora lo veo todo con otros ojos, contagiada por esa pasión mediterránea hacia nuestros productos que transmite este gran cocinero. así que he hecho un plato muy fácil, rápido y nutritivo pero con un arroz integral, (del que cada vez estoy más enamorada) y con muchas verduritas..... INGREDIENTES 2p un trocito de alga kombu 150 grs de arroz bomba integral el doble de agua o caldo de verduras una zanahoria mediana medio puerro un pimiento verde pequeño medio pimiento rojo cuatro espárragos verdes cuatro setas shiitake un ajo picadito cebollino picado sal, aceite de oliva y pimienta primero cocemos el arroz que es lo que más rato nos llevará. Ponemos el arroz en un vaso para ver la medida y así sabemos cuál es la mediad del agua, que será el doble que de arroz. Lo ponemos todo junto en una olla junto que el trozo de alga y sal. Esperamos a que hierva y luego bajamos el fuego y tapamos, dejamos cocer unos 35-40 minutos. mientras tanto cortamos todas las verduras lo más pequeñas que podamos. Ponemos una cucharada de aceite en una sartén y salteamos todas las verduras a fuego alto y sin dejar de remover durante unos cuatro o cinco minutos, dejándolas al dente (crujientes). Reservamos. cuando el arroz está hecho, lo pasamos a un colador para poder refrescarlo con agua fría y cortarle la cocción. Lo llevamos a la sartén de las verduras y lo salteamos todo junto, dándole varias vueltas. y ya está, emplatamos, y decoramos con las puntas de los espárragos salteados y cebollino picado.

Fuente: chapucillasenlacocina.blogspot.com

Otra receta de Quique Dacosta para el reto de Cooking the chef muy sencillita lo único el tiempo del marinado, fácil y muy rica. La he sacado del libro De Tapas con Quique Dacosta Ingredientes 800 g de muslos de pollo deshuesados Marinada 200 ml de caldo de pollo 20 ml de aceite de sésamo 3 dientes de ajo 30 ml de salsa de soja 40 g de jengibre fresco rallado 50 g de miel 12 gotas de tabasco sal, pimienta negra molida En su foto las brochetas tienen sésamo blanco y sésamo negro por encima en su receta no menciona estos ingredientes. Mezclar los ingredientes con unas varillas y dejar en la nevera por 3 horas. Cortar el pollo en trocitos y meterlos en la marinada toda la noche, poner el pollo en las brochetas, el en este momento las ahuma pero yo no tengo ahumador. El las asa en la parrilla, yo lo he hecho en una sartén, al tener miel carameliza bastante, yo he limpiado la sartén entre tanda y tanda para que no quedaran muy quemados.

Fuente: migrancomilona.blogspot.com.es

Arroz al horno con costillas Hola a todos... La receta maravillosa que os traigo a continuación está inspirada un una del libro de Quique Dacosta, "Arroces Contemporáneos", este libro es una verdadera joya que os recomiendo. Es la primera vez que hago un arroz en el horno y el resultado ha sido espectacular y como todo plato tradicional hago la salvedad que lo preparo a mi manera!! En Xátiva, en la Comunidad Valenciana este tipo de arroz está muy común. Para elaborar un arroz al horno es recomendable usar un recipiente de barro, el cual define el carácter ancestral y tradicional del plato. Ingredientes: 400 gramos de arroz bomba 800 mililitros de caldo 500 gramos de costilla de cerdo 1 morcilla 250 gramos de garbanzos 1 cabeza de ajo 1 cucharadita de pimentón dulce 2 tomates 150 mililitros de aceite de oliva 6 Hebras de Azafrán Sal a tu gusto Preparación: Cuece los garbanzos, que han sido previamente dejados en remojo desde el día anterior, con la cabeza de ajo. Al final de la cocción habrás obtenido el caldo base para el arroz. Reserva. Rahoga, con un poco de aceite de oliva, las costillas de cerdo, que queden selladas y tostadas por fuera. Precalienta el horno a 200º C. Sofríe el arroz en el aceite de oliva, añade el pimentón, remueve y pásalo a la cazuela de barro. Echa un poco de sal, las hebras de azafrán y el caldo bien caliente con las costillas troceadas, los ajos y los garbanzos. Añade las morcillas a trozos, coloca por encima los tomates cortados a rodajas, corrije la sal. Hornea a 200º C durante 25 minutos. Debe quedar completamente seco. Puedes hacerlo con las sobras de un cocido o con diferentes carnes tanto de cerdo como de vaca. Acompaña con un rico vino valenciano de Moixent, uhmmm!!! Da para 6 personas Las Recetas de Tere Facebook Las Recetas de Tere Twitter Las recetas de Tere Pinterest Instagram Google+ Madrid www.tererecetas.com

Fuente: tererecetas.blogspot.com.es

Recetas888 is a recipe search engine that find recipes with advanced filters like ingredients, categories and keywords.
Recetas888 does not host recipes, only links to other sites. | FAQ | Privacy
Copyright 2020 ® v3 - Contacto