receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | receta masa philo osvaldo gross | tevuelto de grelos con surumi | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

1 Cabracho, Cabratxo o Kabrarroca, rascacio, tiñosu, ... de un kilo de peso aproximadamente, luego le quitaremos las espinas. 1 cebolla y un puerro 1 zanahoria 2 hojas de laurel 1 vaso de vino blanco sal y pimienta (al gusto) Aceite de oliva virgen extra 200 ml de nata o crema de leche 5 huevos grandes 3 pimientos del piquillo 2 cucharadas de tomate frito casero Mantequilla y pan rallado Este paté o puding de Cabracho se ha convertido en uno de los platos más populares en las cartas de muchos restaurantes de España, quizás uno de los aperitivos que más me gusta con unas tostas de pan crujientes, pero esta receta que tomamos por popular no tiene más de 30 años.  Fue una creación del cocinero Juan Mari Arzak en 1971 . La historia de esta receta nos la cuenta Rafael Gacía Santos en su libro “La cocina vasca” : “Arzak solía tapear en el Bar Astelena de San Sebastián y allí hacían un pastel con merluza. El cocinero vasco, que todavía sigue siendo un estandarte de la cocina mundial, cambió la merluza por cabracho (Kabraroka en vasco), le quitó el pan, habitual entonces en este tipo de púdines y aligeró la receta con nata para hacer el pastel mucho más ligero .” Esta sería una de las primeras aproximaciones de lo que luego se llamaría “La nueva cocina vasca”. Lo que en aquellos años era innovación absoluta ahora la podemos degustar en muchos bares y mesones a nivel nacional. Me imagino que algo parecido pasará con muchos platos de Ferrán Adriá en unos cuantos años. El cabracho es un pescado muy sabroso y que va de perlas en un pastel de pescado. Su color varía del rojo al naranja y tiene una carne muy firme y con un agradable “sabor a marisco”, que resulta exquisito en la elaboración de pasteles y salpicones. El uso del cabracho hasta entonces era muy pequeño, tan sólo para darle sabor a sopas y calderetas de pescado, al tener tan poca carne, pues tiene muchas espinas, se queda en nada, la sustitución de este pescado es perfecta con gallineta o merluza (de donde viene el origen de la receta). El pastel que os presento se basa en la famosa receta de Arzak, en realidad es un pudin , un aperitivo para untar o primer plato espectacular en cualquier cena o comida familiar. Un homenaje a este gran cocinero, aunque no su receta, es una versión. Animaos a prepararlo en cualquier comida o cena que tengáis, nos os olvidéis de tostar un poco de vuestro pan preferido. Preparación: Ponemos agua a hervir en una cazuela de fondo ancho. Echamos una zanahoria, un puerro, una cebolla entera, sal, pimienta, unas hojitas de laurel, un chorrito de aceite de oliva y un poco de vino blanco para conseguir un caldo para cocer el cabracho. Debemos dejarlo que cueza durante 15 minutos. Añadimos el cabracho al caldo aún caliente y lo dejamos cocer otros 15 minutos, cuando haya pasado ese tiempo lo sacamos, limpiamos (quitamos la piel y las espinas) y desmigamos lo mejor posible. Si no queréis andar quitando la piel y las espinas siempre le podéis decir al pescadero que os lo limpie y prepare en filetes. Reservamos el caldo en un bol (lo podemos aprovechar para un arroz caldoso o una sopa de pescado y marisco) y en la misma cazuela en la que hemos cocido el cabracho echamos la nata y la calentamos a temperatura baja durante 5 minutos. Después añadimos un chorrito del caldo anterior. Apartamos del fuego. Batimos los huevos con el tomate frito casero y con un tenedor lo introducimos con los pimientos triturados y la nata caliente. Añadimos el pescado desmigado. Probamos y rectificamos de sal y pimienta. Normalmente no hace falta echarle sal pero puede que nos quedase soso el caldo. Batimos un poco hasta conseguir una pasta fina que queda como paté. Untamos un recipiente de cake con mantequilla y espolvoreamos con un poco de pan rallado. Echamos la mezcla del pescado en el molde de cake. Horneamos unos 40 minutos a 180º. Sacamos del horno, lo dejamos enfriar y desmoldamos. La verdad es que es un pudin y su preparación es muy similar a los postres que os he presentado en alguna otra ocasión. Lo podemos presentar en lonchas con un poco de mayonesa y pan tostado para untar. Lo bueno de este pudin es que sirve de base para cualquier otro que queráis hacer con pescado, podéis utilizar cualquier tipo de pescado blanco que os guste. Receta del pastel de Cabracho según Juan Mari Arzak José Ramón Corta me ha enviado un mail con la auténtica receta del gran chef, él la ha probado varias veces y dice que está muy buena (no la he probado tengo que deciros, pero me ha parecido una gran idea compartirla con todos vosotros). Muchas gracias Jose Ramón por tu mail. Ingredientes para 4 personas: 1/2 kg. de cabracho crudo, y sin cabeza (si no, utilizar merluza) 8 huevos 1/4 de litro de nata líquida 1/4 de litro de salsa de tomate agua 1 zanahoria 1 puerro 1 cebolla - sal - pimienta 1 pizca de mantequilla y pan rallado. Cocemos el cabracho con el agua, cebolla, puerro y zanahoria pocos minutos. Una vez cocido, desmenuzamos y desmigamos. Montamos los huevos a punto de tortilla e inmediatamente incorporamos la nata, la salsa de tomate y el pescado reservado. Salpimientamos. Vertemos en un molde de litro y medio – rectangular- previamente untado de mantequilla y pan rallado (si usamos molde plastificado, no hace falta).Cocemos al baño María a durante una hora y cuarto, una vez frío desmoldamos y cortamos en trozos regulares. Importante : Ponemos el horno a temperatura fuerte pero evitamos que hierva el agua del baño María. No hay que añadir más cantidad de pescado que la señalada porque si no, el pudin se apelmaza y pierde su mejor virtud: la jugosidad . Originalmente este pudin se servía con salsa mahonesa, ahora se sirve también con la siguiente vinagreta: Ingredientes : 1/2 dl. de aceite de nuez (o girasol) – 2 cucharadas de salsa de soja china – 3 cucharadas de vinagre de jerez – el zumo de 1/2 naranja. 20 gr. de sésamo negro — perejil picado y sal. Batimos todos ingredientes, montando ligeramente, excepto el sésamo que se lo añadiremos al final.

Fuente: recetasderechupete.com

Ingredientes para Costillar de cerdo a la miel: Costillar de cerdo Miel Manzana verde ( u otras frutas: piña , plátano ...) Hierbas aromáticas Pimienta Agua o Brandy Zumno de limón ¿Problemas con las medidas? Conversor de medidas (pesos, volúmenes, temperaturas...) ¿Quieres calcular las calorías? Contador de calorías Cómo hacer Costillar de cerdo a la miel paso a paso: Preparar el costillar de cerdo. Cortarlo en raciones y yo lo macero con hierbas, un poco de limón, aceite de oliva y pimientas negras unas horas antes. Las hierbas que en mi opinión le van bien son el romero, el tomillo y el orégano. Una mezcla de pimientas (la selección de carmencita está muy bien). Son hierbas que pueden enriquecer la miel, quitándole dulzor y añadiéndole sabores. Poner el costillar de cerdo en el horno a unos 200º y dejarlo hornear hasta que esté doradito. El siguiente paso es quitarle la grasa y untarlo con bien miel. Aconsejo utilizar una miel de calidad. Caramelizamos con la miel el costillar al fuego en una olla y añadimos un poquitín de agua (también se puede probar a añadirle un poco de brandy), lo dejamos hervir hasta que se caramelice bien, removiendo, y lo reservamos. Mientras preparamos el resto de ingredientes. Ferrán Adriá sugiere la manzana verde, yo lo he probado con otras frutas (por ejemplo piña) y no está mal. Si se elige la manzana hay que cortarla y dorarla en una sartén con un poquitín de mantequilla y azúcar. En la fase final, se monta el plato de una forma muy sencilla: primero se coloca en un plato la manzana y encima se pone el costillar. Se añade por encima la salsa de miel que ha quedado en la bandeja donde hemos reservado el costillar.

Fuente: mis-recetas.org

Una receta con garbanzos muy nutritiva Tenía tantas ganas de que diese comienzo el Reto Gastronómico del mes de marzo promovido por Cocineros del Mundo , que una vez se dio el pistoletazo de salida me quedé totalmente en blanco. No sería porque no había donde elegir, pues tenía 2 opciones: fresas o garbanzos. Pero realmente no me salía nada. Por suerte, hace dos días vi la luz mientras navegaba a toda vela por la red. Encontré un blog que me gustó mucho y donde cogí la idea para la propuesta que hoy os hago, unas croquetas de garbanzos con pistachos del sitio Natalio Remolacho . Dándole vueltas al asunto me decidí finalmente por unos pasteles de garbanzos , utilizando unos moldes circulares y adornando con lechuga romana picada y tomates cherry. Todavía no había acabado todo pues faltaba incorporar el aderezo final, lo cual me resultó más fácil ya que recientemente había preparado unos cogollos de Tudela con vinagreta de menta , receta que extraje del ya comentado libro La Comida de la Familia de Ferrán Adriá . Así que Con esta receta participo en el Reto de Marzo de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de Salado . El puré de garbanzos es exquisito y muy nutritivo pues posee hidratos, vitaminas, proteínas, minerales y fibra. La receta es originaria de Oriente Medio y consumida en muchos países, usualmente untando la fina pasta obtenida en el conocido pan de pita . La propuesta de hoy tiene ciertas diferencias con la original, bien en la forma de uso o por la omisión o inclusión de alguno de sus ingredientes, como ocurre con el limón que es básico en la preparación del hummus . Ingredientes para 4 personas Para el pastel: - 350gr. garbanzos cocidos - 1 cebolleta - 1 diente de ajo - 50gr. de pistachos - 4 o 5 ramas de cilantro fresco - 1 cucharadita de pimentón - 1 chorrito de aceite de oliva virgen y sal - 2 cucharadas de ajonjolí o sésamo Para acompañar y adornar el pastel: - Lechuga romana - 8 tomates cherry Para la vinagreta: - 8 ramas de hierbabuena fresca - 1 cucharadita de semillas de mostaza - 1 cucharada de miel - 80ml. aceite de oliva virgen y sal Elaboración Del pastel: En primer lugar tenemos que preparar los garbanzos. Si los tenéis cocidos perfecto, pero de lo contrario podéis utilizar los de bote como hice yo; eso sí, darles una buena ducha de agua fría en el escurridor hasta que deje de salir espuma. Incorporamos a la trituradora. Ahora picamos un poco la cebolleta y el diente de ajo e introducimos junto a los garbanzos. Salvo el ajonjolí , el aceite y la sal, añadimos el resto de ingredientes y empezamos a triturar. Cuando ya obtengamos una pasta uniforme, añadimos el primer chorro de aceite de oliva y un pellizco de sal. Seguimos triturando y probamos. Actuaremos de la misma forma hasta que encontremos el punto deseado, teniendo en cuenta que el puré de garbanzo no debe quedar demasiado húmedo para que mantenga la consistencia bien para hacer croquetas o los pasteles que hoy tratamos (las primeras necesitarán menos aporte líquido que el pastel). Precalentamos el horno a 180º y nos disponemos a preparar los pasteles. Con unos moldes metálicos redondos y sobre un papel especial para el horno en su propia bandeja, vamos introduciendo el puré hasta completar su volumen y alisamos la superficie. Tened en cuenta que con las cantidades indicadas, a mí me dio para 2 pasteles de tamaño mediano, tendremos un entrante o primer plato suficiente para 4 comensales. Introducimos en el horno 20 minutos y listo. Antes de desmoldar añadimos el sésamo y dejamos enfriar. Como os contaba en la introducción, este es el caso en que utilizamos uno de los ingredientes de otra manera ya que originalmente las semillas de sésamo son añadidas en forma de tahín o tahine que es la pasta obtenida al machacar el ajonjolí tostado con agua y/o aceite y que posee un aporte energético increíble. Del acompañamiento y adorno: Lavamos y picamos lechuga romana. Así mismo lavamos y cortamos en cuartas partes o mitades los tomates cherry. De la vinagreta de hierbabuena: En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes y mezclamos. Probad y rectificad si es necesario el punto de sal. Finalmente, disponemos el pastel en el centro del plato adornado por el exterior con la ensalada que hemos preparado y vertemos la vinagreta sobre ella. Un pastel de garbanzos que volveréis a degustar, seguro... Sobre todo si sois amantes del garbanzo .

Fuente: dgustando.blogspot.com.es

A ver, donde esté una tortilla española tradicional de toda la vida, que se quiten los apaños, pero para un apuro me ha parecido una forma muy original de hacer tortilla de patatas. La idea es de Ferrán Adriá (El Bulli) . Lógicamente a él le saldrá espectacular, pero seguro que nos acercaremos a su original tortilla. Escoge unas patatas buenas, mucha gente recomienda las Lay´s, yo usé las de Mercadona, que vienen en dos bolsas de plástico por separado y a su vez dentro de una bolsa de papel. Eso sí, la tienes que comer recién hecha porque si no se seca más que la tradicional, y no la dejes cuajando demasiado. Ingredientes 100 gramos de patatas de bolsa 5-6 huevos (no echaría sal porque las patatas éstas llevan ya mucha, pero hazlo a tu gusto) para no perder el "express" de esta receta puedes añadir cebolla frita Hida. (opcional) leche (opcional) Preparación bate los huevos. Si tienes la Thermomix, puedes batirlos ahí también, 15 segundos, velocidad 4. Aunque no se tienen que batir mucho según Ferrán Adrià, se tienen que batir ligeramente. echa las patatas y machaca bien, hasta que estén todas bien impregnadas de huevo. reserva en el frigo unos 10 minutos cuaja en una sartén a fuego suave, con unas gotas de aceite. Puedes echar leche para que cuando cuaje la tortilla, coja un color dorado mas bonito. En este paso, este famosísimo chef recomienda no cuajarla demasiado, hay que dejarla en la sartén poco tiempo. El matrimonio está hecho para que los que lo contraen se santifiquen en él, y santifiquen a través de él: para eso los cónyuges tienen una gracia especial, que confiere el sacramento instituido por Jesucristo. Quien es llamado al estado matrimonial, encuentra en ese estado —con la gracia de Dios— todo lo necesario para ser santo, para identificarse cada día más con Jesucristo, y para llevar hacia el Señor a las personas con las que convive. Conversaciones, 91. San Josemaría Escrivá de Balaguer 

Fuente: misrecetasyacomer.blogspot.com.es

A quién no le gusta la pizza, puede que no te guste pero a esta pizza no le dirás que no aunque solamente sea por la curiosidad de probar algo nuevo. Buscando una alternativa a la masa de harina encontré esta versión con coliflor y sinceramente me alucinó que se pudiera preparar así este vegetal. Investigando un poco más descubrí que Ferran Adrià probando ideas nuevas preparó un cuscús de coliflor que probaré en breve, pero eso ya es otro tema. El caso es que en el blog de Eat Green, Eat Bean estaba la receta que ha resultado perfecta y luego lo que le pongas encima depende de nuestra imaginación. Mi versión lleva calabacín, tomates secos y aceitunas negras de Aragón que son mis favoritas. La versión en la que me he inspirado lleva queso pero preferí obviarlo para que fuera menos calórica y he sustituido el huevo por harina de garbanzos pero tendré que probarlo, como recomienda, con semillas de linaza. Tened cuidado al despegarla del papel de horno, esperar un poco a que se enfríe y endurezca antes de servir pero no tardar mucho porque es deliciosa en caliente. De nuevo agradezco a mi hermana las increíbles fotos que ilustran esta entrada <3 Gracias nena, eres una artista! <3 Ingredientes para 4 personas : 1 coliflor mediana 2 cdas de harina de garbanzos cilantro fresco al gusto 1 puñado de anacardos crudos 1/2 calabacín mediano en rodajas muy finas 8 tomates secos aceitunas negras de Aragón AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) Agua Sal al gusto Preparación: Preparar el queso vegano batiendo los anacardos con un poco de agua, sal y aceite y reservar. Lavar bien la coliflor y cortar los tallos. En una olla con agua hirviendo cocer durante unos minutos la coliflor hasta que este tierna y colar. Con ayuda de una gasa colar la coliflor y escurrir bien el agua. En la receta original pone que podemos usar el agua sobrante para preparar una sopa. En un bol mezclar la harina de garbanzos con agua y sal, batir hasta obtener consistencia de huevo batido, bien espumosa. Añadir el cilantro fresco picado fino. Agregamos la coliflor y la machacamos con un tenedor hasta formar una pasta. Preparamos una bandeja con papel de horno, engrasamos y extendemos la masa con cuidado de que no sea muy fina. Yo lo hice con las manos, me encanta tocar los ingredientes en la cocina y es por eso que pienso que al cocinar hay que estar bien de ánimo, porque como habréis comprobado los que hayáis leído Como agua para chocolate, la cocina son sensaciones y sentimientos, emociones que se transmiten a los alimentos que luego comerán otros, y hay que tener cuidado. Puede sonar muy new age pero lo he podido comprobar y me lo creo. Cuando mejor estoy mejor saben mis platos y ahora vuelvo a estar inspirada :) Dejar los tomates secos en agua tibia unos 15 minutos. Hornear las bases unos 20 minutos a fuego medio o hasta que estén crujientes y tostadas por los bordes, sacar y decorar con el queso de anacardos primero, seguir con las rodajas de calabacín, los tomates secos en tiras, las aceitunas y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Meter de nuevo en el horno un rato más, unos 10 minutos a fuego medio y servir de inmediato. Bon profit! ;)

Fuente: maisoncourgette.blogspot.com.es

La receta de hoy es del libro "La comida de la familia", de Ferran Adrià, un libro con menús muy sencillos y básicos, con fotos de paso a paso de como elaborar la receta. Ingredientes para 6 personas 100 gr de pistachos tostados 3 yemas de huevo 260 ml de nata 36%MG 220 gr de chocolate blanco ( Nestlé ) Nota : para 2 personas las cantidades serian estas: 20 pistachos, 1 yema de huevo, 90 ml de nata, 75 gr de chocolate blanco. Preparación Cascamos los huevos, separamos las yemas de las claras. Picamos el chocolate y ponerlo en un bol. En un cazo llevamos la nata a ebullición, vertemos poco a poco en el bol donde tenemos las yemas, mezclamos sin dejar remover con un batidor de mano. Volvemos a poner la mezcla en el cazo y cocemos ligeramente a fuego suave, sin dejar de remover, (debería llegar a 80ª, yo este proceso lo hice con la thermomix). Verter esta crema sobre el bol del chocolate, dejar reposar 2 minutos, para que el chocolate se funda, mezclar con un batidor para que no queden grumos. Repartir la mezcla en los recipientes donde vayamos a servir. Y guardar en el frigorífico, mejor de un día para otro. Antes de servir repartimos los pistachos troceados por encima de la crema. Espero que os guste

Fuente: cocinandoconneus.blogspot.com.es

La trufa es originaria de Bélgica, con aspecto similar al bombón, pero se elabora con chocolate fondant y mantequilla, se le puede añadir licor y rebozadas con cacao en polvo o con fideos de chocolate. Las podemos presentar como postre o para acompañar un café, presentadas en cápsulas minis de magdalenas. Esta receta es del libro Ferran Adrià, "La comida de la familia". Y aquí os dejo otra versión de las trufas. Esta es mi aportación al Recetario Mañoso , que este mes su anfitriona ha elegido el chocolate. Ingredientes para 6 personas salen unas 24 trufas 120ml de nata 35% MG 18 g de mantequilla 120 gr de chocolate fondant 1 cucharada de coñac, yo he puesto café bien cargado 4 cucharadas de cacao en polvo Nota : las mías están rebozadas con unas pepitas de café que me regalo Eri , de la casa Home Chef . Preparación Troceamos el chocolate a trozos pequeños y lo dejamos en un bol. Ponemos ha hervir la nata. Cuando rompa a hervir, la retiramos y la vertemos en el bol donde teníamos el chocolate. Dejamos reposar 3 minutos, para que el chocolate se funda. Mezclaremos hasta que quede bien mezclado. Añadimos la mantequilla y el coñac ( yo café) mezclamos hasta que quede una mezcla homogénea. Tapar con film transparente, pegando el film a la pasta para que no se forme costra y dejar enfriar en el frigorífico. Una vez la masa tome cuerpo, formaremos bolas irregulares de unos 15 gr cada una. Y las pasaremos por una una por una por el cacao en polvo, (yo en las chips de café). Luego las pondremos en cápsulas en papelitos para trufa y dejamos a temperatura ambiente antes de servir. Espero que os guste

Fuente: cocinandoconneus.blogspot.com.es

Freír un par de huevos parece muy sencillo. Pero algo tendrá el asunto cuando algunos de los maestros de la cocina suelen afirmar que un buen cocinero pasa su examen si sabe "freír bien un huevo". Para contrastar traemos a la maestra eterna, siempre en nuestra memoria, Simone Ortega y al genio de la cocina actual Ferrán Adriá. Ingredientes (4 comensales) 2 huevos camperos o de corral aceite de oliva sal Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Huevos fritos Simone Ortega versus Ferrán Adriá paso a paso Forma de freír un huevo (método convencional, tradicional o clásico Simone Ortega, en su libro 1080 recetas) Para freírlos bien: hacerlos de uno en uno (si hay que hacer varios, coger varias sartenes): sartén pequeña con bastante aceite. "Cuando echa humo se echa el huevo que se tendrá cascado en una taza". "Con la espumadera se va echando aceite por encima". "Cuando el huevo queda suelto y flotando en la sartén, se saca con la espumadera, quedando a punto de servir". Se deben salar los huevos después de sacados del aceite (pues éste saltaría y podría quemar" El huevo frito soñado de Ferrán Adrià (Ferrán Adrià se ha ocupado del tema. En el libro 70 recetas muy personales (Junta de Andalucía), "A uno de los huevos le quito la yema y frío sólo la clara en una sartén con le suficiente aceite de oliva como para que no toque el fondo y se pegue. La dejo que fría bien hasta que queden puntillitas" "La pongo sobre un plato y ahora hago lo contrario con el otro huevo: le quito la clara y frío sólo la yema, pero muy poquito, sólo lo justo para que coja color". "Esta yema la coloco sobre la clara anterior y así consigo el huevo frito soñado por muchos" Utensilios sartén

Fuente: mis-recetas.org

Quien crea que las albóndigas no pueden llevar el título añadido de "gourmet" se equivoca. ¿Qué es un plato barato para ser considerado una delicatessen? Y qué me decís de las raspas de boquerón crujiente que se inventó Ferrán Adriá. Por no hablar de las espumas y el humo; que vale, que hacen su efecto y son originales, pero es más caro el aparatito para hacerlo que el producto en si. El truco está en cuidar los ingredientes. Para preparar este plato, salsa boloñesa, lasaña o cualquier relleno es recomendable comprar la carne en la carniceria y que os la piquen. No es necesario elegir una carne de primera pero si que tenga algo de grasita para que quede jugosa. No es suficiente con añadir a la mezcla de carne para albóndigas el pan remojado en leche para que queden tiernas por eso mejor empezar por lo que es importante, elegir bien la materia prima. Ingredientes para 4 personas Para las albóndigas 500 g de carne de ternera picada 1 ajo grande 1 huevo entero 1 cucharada sopera de piñones 2 rebanadas de pan de molde Leche 1 cucharada de orégano 1/2 cucharadita de café de hierbas provenzales Pimienta negra Harina blanca Aceite de girasol Sal Para la salsa 200 g de cebolla dulce 200 g de setas variadas congeladas 1 cucharadita de las de café de maicena Extracto de caldo de carne Una nuez de mantequilla (opcional) 600 ml de caldo de carne desgrasado 100 ml de vino blanco de mesa Sal Poner la carne en un bol junto con el pan remojado en un poco de leche y bien escurrido. Condimentar con todas las especias y los piñones. Picar el ajo en el mortero. Añadir el huevo, batir con un tenedor y echar al conjunto. Mezclar todo con las manos y dejar reposar en la nevera por espacio de 30 minutos como mínimo. Descongelar a temperatura ambiente las setas. Preparar un plato con harina blanca de trigo. Coger la carne de a poquito con las manos untadas de harina y confeccionar las bolitas rotándolas entre las palmas de las manos. Pasar los dedos por la harina cada vez que hagáis una. Poner una sartén o cazo con abundante aceite a calentar. Yo he usado el que guardé después de freír los fideos para hacer "fideus rossos" , no se debe guardar mucho tiempo el aceite que ya se ha utilizado una vez. Dorar ligeramente las albóndigas por todos los lados y reservar encima de un plato con papel absorbente de cocina para que suelten el aceite sobrante. Es un plato con calorías pero tampoco es cuestión de aumentarlas porque si. Cortar la cebolla en brunoise fina y pochar hasta dorar con un poco del aceite de haber frito las albóndigas. Cuando coja un ligero color dorado añadir las setas y sofreir de nuevo todo el conjunto hasta que este pierda la humedad. Es importante que primero se haga bien la cebolla en esta salsa se notaría mucho si queda cruda. No le echo sal porque le añado más tarde concentrado de carne y creo que ya le aporta suficiente sabor. Fuera del fuego echar la cucharadita de maicena y remover rápidamente. Acercar la sartén al fuego para que ésta se sofría un poco y añadir el vino. Evaporar este a fuego bajito. Remover de vez en cuando para que no se pegue. A continuación ya podéis echar el caldo caliente y el concentrado de carne. Dar un hervor y añadir las albóndigas. Cocinar por espacio de unos 15 minutos a fuego lento. O hasta que veáis la salsa a vuestro gusto. Espesa un poquito más al atemperarse. Mi truqui es añadir una nuez de mantequilla, repartida por toda la superficie, al apagar el fuego y dejar que está se derrita encima de las albóndigas. Antes de servir las caliento sin que hiervan. Si se hacen de un día para otro se pueden calentar en el microondas para que la salsa se mantenga con la misma textura. ¡Qué aproveche!

Fuente: cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es

Juegos Olimpicos en Londres, Gran Bretaña. Porque no preparar una Receta Típica . En los tiempos que estamos, economicamente tocados , me he decidido por esta Popular Receta. Fish and Chips, Pescado y Patatas Fritas. El Fish and Chips es una comida típica de las Islas Británicas. Hay establecimientos dedicados exclusivamente a la venta de este producto. El primer Fish and Chips Shop se abrio en Londres en el año 1860 por Joseph Malin . Ahora se conocen con el nombre de Chippies o Chip Shops . Se acostumbra a usar como pescado el Bacalao y los Pescados Blancos. Hemos preparado las Patatas Fritas como las preparan en estas tiendas de Comida Rápida . Se cortan grandes y se fríen en 2 tandas o en 2 golpes. Ferran Adria en su libro La Familia dice que unas patatas fritas bien hechas tienen que estar preparadas en 2 golpes de freidora. Hemos preparado una de sus Pastas para Rebozar mas usuales, preparada con Cerveza, pero después no tiene alcohol, es apta para todos los publicos. FISH AND CHIPS / PESCADO Y PATATAS FRITAS INGREDIENTES 4 peersonas 4 Filetes de Merluza o Bacalao Fresco ; 4 Patatas ; 1 Vaso de Cerveza ; 2 Vasos de Harina ; 1 Huevo ; 1 cucharilla de Levadura PREPARACIÓN DE LAS PATATAS FRITAS 1. Pelar y cortar las Patatas para freír pero mucho mas gruesas (ellos no pelan las patatas, solo las lavan y cortan) 2. poner las patatas ya cortadas en agua fría 3. en una Freidora con abundante aceite caliente poner las patatas bien escurridas y freír un poco 4. retirar de la freidora y escurrir bien el aceite. Dejar unos 5 ó 10 minutos y volver a poner en la freidora hasta que estén bien doradas y crujientes SERVIR CON SAL, PIMIENTA Y VINAGRE PREPARACIÓN DE LA PASTA DE REBOZAR 1. en un bote poner el vaso de cerveza, los 2 vasos de harina, 1 huevo, 1 chucharadita de levadura tipo Royal y sal 2. con una Barilla Eléctrica mover todo bien hasta conseguir una pasta homogenea GUARDAR EN EL FRIGORÍFICO, USAR FRÍA PREPARACIÓN DEL PESCADO FRITO 1. limpiar el pescado y cortar a tacos como el la foto 2. salpimentar ( si se quiere se puede añadir un poco de curry o alguna especia picante ) 3. pasar el pescado por la pasta de rebozar FRÍA 4. poner a la freidora con abundante aceite caliente 5. freír hasta que esté dorado y crujiente SERVIR CALIENTE ACOMPAÑADO DE PATATAS FRITAS

Fuente: cangrejogrande.blogspot.com.es

Deconstruida. Digamos que Ferran Adrià no pensaba en esto cuando hacía platos deconstruidos pero ahora se usa ese término con tanta facilidad... es más, las primeras tortillas de patatas que hice eran deconstruidas ¿o destruidas? En el plato de hoy no se deconstruye realmente pero queda tan bonito en dos colores... podría llamarse en dos texturas pero al final todo es líquido, más o menos denso pero líquido. Y fresco. 1/3 de sandía 3 yogures griegos sin azúcar 1 cucharada sopera de miel Se tritura la sandía hasta que quede completamente líquida. Evidentemente sin pepitas y sin cáscara. ¿Se llama cáscara la parte exterior de la sandía? Al caso. En un bol se vierten los tres yogures y la miel y se mezclan bien. 2/3 de la crema resultante se trituran con la sandía hasta que quede homogeneo. Se dejan enfriar en la nevera, mezcla de sandía y yogur y el yogur restante, durante una hora. En el momento de servirse, se echa en el fondo de un vaso ancho el yogur. Con un cucharon grande se vierte con cuidado la sandía. El resultado es un aperitivo o merienda refrescante. Si se quiere más frío hay un truco. Tras triturar la sandía, se aparta un poco del líquido a una cubitera para obtener cubitos de sandía. Antes de servirse, se tritura la sopa de sandía y yogur junto con los cubitos hasta que estos se desagan y luego se emplata. Si se echan los cubitos directamente en el emplatado, se corre el riesgo de que se deshagan y nos quedemos sin el efecto de dos colores. Y tan fácil como siempre. ¡Buen provecho!

Fuente: alrededordelacocina.blogspot.com.es

Mi amigo Nono me regaló por mi cumple el libro de Ferrán Adriá, La comida de la familia . Tiene unas recetas muy sencillas, que son las que comían los empleados de El Bulli. La primera que he hecho es ésta. Ingredientes: 500 grs. de pasta de fideos gruesos 1 kg. de mejillones 4 cucharadas de sofrito * 2 cucharadas de picada * 1/2 vaso de vino blanco 11/2 litro de caldo de pescado * El sofrito lo suelo tener hecho en el congelador. Lo hago con cebolla rallada y tomate rallado, sal y azúcar. * La picada también la congelo y la hago con ajo, almendras, o avellanas, unas briznas de azafrán y hojas de perejil. Poner en la cazuela con aceite, los fideos a dorar. Darle vueltas hasta que estén dorados. Añadir el sofrito dejar unos dos minutos y desglasar con el vino. Incorporar el caldo de pescado y la picada y dejar hervir 10 minutos. Pasado ese tiempo, rectificar de sal y pimienta y echar los mejillones. Tapar la cazuela para que se abran y cocer 5 minutos más. Sencillo y sabrosísimo...

Fuente: paambtomaquet-marylou.blogspot.com.es

Recetas888 is a recipe search engine that find recipes with advanced filters like ingredients, categories and keywords.
Recetas888 does not host recipes, only links to other sites. | FAQ | Privacy
Copyright 2019 ® - Contacto