receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | receta masa philo osvaldo gross | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras | porrusalda con carne | callos sevillano olla gm
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Ingredientes - Para el aceite de jamón ibérico: - 100 gr. de grasa de jamón ibérico - 5 cl. de agua - 1 cl. de aceite de oliva - ---------- - Para el consomé de jamón ibérico: - 600 gr. de recortes de jamón ibérico - 1 - 2 litros de agua - ---------- - Para el risotto: - 100 gr. de grasa de jamón - virutas de jamón - 400 gr. de arroz de grano redondo - 1 cebolla - 50 gr. de parmesano reggiano - 1 - 2 litros de caldo de jamón - ½ vaso de vino blanco - 2 cucharadas de mantequilla itemprop="instructions"> Preparación de aceite de jamón ibérico : Eliminamos las partes más amarillas de la grasa de jamón, ya que podrian dar un sabor rancio al aceite. Ponemos todos los ingredientes a cocer a fuego lento hasta que se consuma el agua y la grasa sólida se haya transformado en chicharrrón. Colamos y guardamos el aceite obtenido. Preparación de consomé de jamón ibérico : Retiramos el exceso de grasa del jamón y cortarmos en lonchas irregulares. Cubrimos el jamón con 1,2 litros de agua y poner a cocer a fuego lento desgrasando y retirando la espuma continuamente durante exactamente 15 minutos. Colamos procurando no enturbiar el caldo y desgrasamos nuevamente. Guardamos en la nevera. Preparación del risotto : Sofreímos la cebolla, picada en daditos pequeños, junto con la mantequilla. Añadimos el arroz y el vino blanco. Dejamos que se evapore por completo. Y ahora viene el truco para lograr un buen risotto y es ir mojando con el consomé de jamón poco a poco y esperar hasta que se evapore, momento en el que se echa otro cucharón. Realizamos este proceso durante 15 minutos y cuando el arroz tenga un aspecto aterciopelado y cremoso, con los granos “al dente”, retirar del fuego y ligar finalmente el arroz con la grasa de jamón y el parmesano rallado. Servimos el risotto ibérico acompañado de algunas virutas de jamón. Riquísimo! Esta receta la hemos aprendido el gran maestro Ferran Adrià en Cocina con firma.

Fuente: recetasdiarias.com

Esta idea de rebozar el pescado la he sacado del libro "La cocina de la familia de Ferrán Adriá". Él reboza unas sardinas así, y es que esta costra crujiente le queda de maravilla a cualquier pescado graso. Utilizamos sésamo crudo porque ya lo cocinamos en la sartén. Con sésamo ya tostado resultaría un poco amargo. En la foto se ve únicamente rebozado la parte interior del lomo, lo he hecho intencionadamente para distinguir que es salmón, pero suelo cubrir todos las caras. El pescado jugoso, con el crujiente, queda de-li-cio-so. Podemos preparar así: sardinas, salmón, jurel, caballa... (limpios, en filetes, a excepción de las sardinas, que podrán ser enteras, sin tripa) He decidido acompañar el salmón con unos champiñones con vinagreta de eneldo, hierba que casa con este pescado estupendamente. Un plato completo, sano y ligero. 400 gr. de salmón fresco en un lomo 3 cucharadas de sésamo crudo el zumo de medio limón 4 ó 5 champiñones sal, aceite, vinagre (para la vinagreta, ver cómo hacerla ) mostaza de Dijon media cucharada de eneldo fresco Cortamos el pescado en lomitos, salamos y rebozamos en el sésamo. Laminamos los champiñones. Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre, la mostaza y el eneldo. Batimos con un tenedor en un cuenquito todo, emulsionando. Aliñamos los champiñones con la vinagreta y reservamos unos minutos mientras cocinamos el salmón. Pasamos en una sartén con un poco de aceite el pescado rebozado en el sésamo. Debe quedar dorado y jugoso. Servimos en el plato acompañando con los champis, y aliñando el pescado con un poco de zumo de limón.

Fuente: mariatesouro.blogspot.com.es

Me apasiona la salsa barbacoa, y después de probar mil recetas, me atrevo a decir que esta es la mejor. Leí en un libro que es la que utiliza Ferrán Adriá... Por algo será... Ingredientes: 1kg de alitas de pollo, 450gr ketchup, 150gr miel, 100gr azúcar, 75ml vinagre de Jerez, 200ml zumo naranja, 1 cucharada de ajo en polvo, 1 cucharada de cebolla en polvo, 1 cucharada de jengibre en polvo, 1 cucharada de salsa perrins. Lo realmente importante de la receta es la salsa, y la preparación no podía ser más sencilla. Ponemos todos los ingredientes en una olla y la llevamos al fuego. Una vez que empiece a hervir la mantenemos con el fuego bajo unos 30 minutos, hasta que haya desaparecido todo el líquido y tenga la consistencia deseada. Dejamos enfriar y ya tenemos lista nuestra auténtica salsa barbacoa. En este caso la vamos a utilizar con unas deliciosas alitas. Las embadurnamos con abundante salsa por todos los lados y las dejamos marinar al menos 1 hora. Pasado este tiempo las colocamos en una bandeja para horno bien extendidas y, ahora sin excesiva salsa para que queden crujientes, las introducimos en el horno unos 15-20 minutos a 200°C, hasta que estén bien doraditas. Aprovecha el horno y mete también unas patatas para acompañar, vendrán de maravilla. Sirve las alitas recién hechas con un poco más de salsa, acompáñalas con las patatas asadas y un poco de crema agria y dá buena cuenta del menú mientras ondea la bandera de barras y estrellas. Cuando termines puedes relamerte los dedos...

Fuente: cocinaros.blogspot.com.es

Muchas son las recetas para hacer las costillas de cerdo a la barbacoa, pero esta es la que me ha gustado más. La receta es de uno de mis libros: La comida de la Familia, de Ferrán Adriá y el equipo de elBulli. Ya sabeis que todos mis libros son de la Libreria Fondevila (Costa de Sa Pols, 18 en Palma de Mallorca). Ya estamos en primavera. Y como dice el dicho: la primavera la sangre altera . Es mala época para todos los alérgicos a algo, sobretodo al polen o polvo ya que en los días soleados solemos salir a pasear y disfrutar de los jardines floreados. Y para uno de estos días soleados os propongo esta receta fácil y limpia de preparar en casa. Además de ser una receta económica, queda super jugosa y buenísima. Costillas de cerdo con salsa de barbacoa Preparación: 10 minutos Cocción: 90 minutos Raciones: 4 personas Ingredientes 1 costillar de cerdo (12 costillas, 3 por persona) 200 gramos de salsa de barbacoa 200 ml de agua Sal Pimienta Ralladura de naranja, opcional Elaboración Precalentamos el horno a 180ºC. Limpiamos el costillar pasándolo por agua y lo colocamos en una bandeja apta para el horno. Salpimentamos por ambas caras y lo colocamos con la parte con mas carne hacia arriba. Repartimos la salsa de barbacoa por encima del costillar para que quede bien impregnado por la salsa. Añadimos el agua por encima del costillar diluyendo un poco la salsa. Tapamos con papel de plata la bandeja y lo horneamos 90 minutos. Cada 20 minutos recuperamos la salsa que quede en la bandeja y salseamos sobre el costillar. Pasados 70 minutos destapamos la bandeja y salseamos el costillar. Horneamos a la misma temperatura 20 minutos más. Una vez cocidas, cortamos las costillas y servimos 3 por persona salseando las costillas por encima. Opcional, terminados con la ralladura de piel de naranja por encima de las costillas. Podemos acompañar las costillas con rúcula u otro tipo de ensalada. ¡Un saludo! Facebook: La cocina de Víctor Ferrer Twitter: @cocinavictorf Google+: Víctor Ferrer Instagram: victorferrermas

Fuente: lacocinadevictorferrer.blogspot.com.es

Aprovechando el fin de semana largo que hemos pasado, he preparado este arroz típico marinero cuyo origen se centra en la Comunidad Valenciana. Como os he dicho en otras ocasiones la calidad de los ingredientes que utilicemos va a ser determinante para el resultado final del plato y, cuando cocinamos arroces, muchos opinan que debemos ayudar con un fumet o fondo de pescado para aportar ese punto de sabor que nos haga subir a las nubes cuando nos llevemos a la boca desde el primer tenedor hasta el último. Como buen plato marinero que es, originariamente la receta era elaborada con los restos del pescado de la lonja, siendo los más adecuados según los expertos los de roca, los más espinosos y gelatinosos para conseguir ese sabor a mar puro. Es decir, la morralla . Como es normal, ésta varía dependiendo de la zona costera donde nos encontremos y cada cual escogerá lo que considere más oportuno y sabroso. Como suplemento, se han ido añadiendo mariscos variados como cangrejos o galeras, dando un gusto muy fino e inigualable y con los que difícilmente podremos fallar si nos proponemos hacer esta receta. Si sois más de arroz negro , no os preocupéis porque tengo la solución, sólo tenéis que echar un vistazo a la receta que publiqué el año pasado siguiendo las directrices del gran Ferrán Adriá. Y ahora vamos a darnos un festín... Ingredientes para 6 personas Para el fumet : - 2 dientes de ajo - 1 puerro - 1 cebolla - 1 espina y cabeza de gallo - 1 cabeza de pescadilla - 3 tomates deshidratados - 1 hoja de laurel - 1/2l. de caldo de escórpora o cabracho - 100gr. rape - 6 salmonetes de roca - 125gr. gambas - Aceite de oliva virgen Para el arroz : - 2 dientes de ajo - 1 sepia - 600gr. de arroz bomba "La Fallera" - 1 cucharadita de pimentón dulce - 3 cucharadas de tomate natural triturado (sin piel) - 3 o 4 hebras de azafrán - 1,5l. de caldo de pescado - Aceite de oliva virgen y sal Elaboración Del fumet : 1- Preparamos el ajo, la cebolla y el puerro, los picamos y empezamos rehogando con un poco de aceite de oliva virgen en una olla o caldero de gran tamaño. 2- Ahora incorporamos los tomates deshidratados. 3- Añadimos los mariscos, si los tenemos, y seguidamente las espinas y cabezas de pescado que hemos escogido. Removemos y vertemos unos 2 litros de agua. Tapamos y dejamos hervir a fuego lento unos 30 minutos junto a una hoja de laurel. 4- Transcurrido el tiempo indicado incorporamos el caldo de cabracho que tenía preparado y el pescado que vayamos a degustar después del arroz. En mi caso, un poco de rape y unos salmonetes de roca para quitar el hipo. Dejamos 15 minutos más. 5- Finalmente, añadimos las gambas que estarán listas en apenas 2 minutos. Apagamos el fuego y mantenemos el caldo bien caliente. Ojo, no sazonamos. Del arroz : 1- Troceamos la sepia, que traje ya limpia de la pescadería, y reservamos. 2- En una paella ponemos un chorro de aceite junto al ajo bien picado a fuego lento. 3- Sin demorarnos demasiado, añadimos la sepia y vamos removiendo. 4- A los 5 minutos ya podemos incorporar el pimentón, removiendo rápido para que no se queme y acto seguido el tomate. Seguimos removiendo con paciencia hasta que veamos que éste va perdiendo el agua y espesa. 5- Ya podemos ir añadiendo el arroz, el cual dejaremos unos minutos que se sofría para conseguir que finalmente nos quede un grano suelto y entero. 6- Añadimos el caldo, siempre muy caliente para que el arroz comience a hervir con viveza desde el principio. Ahora sazonamos a gusto e incorporamos el azafrán, removiendo para uniformar y ya no tocamos más. 7- Durante los primeros 12 minutos mantendremos el fuego fuerte, para bajarlo un poco los últimos minutos de cocción. En total, tendremos un arroz de primera a los 18 o 20 minutos aproximadamente. En esta receta, el arroz debe quedar casi seco. Cuando apaguemos el fuego, cubrimos la paella con un paño y dejamos reposar 5 minutos. ¡No olvidéis que después del arroz viene el pescado! Yo he preparado un alioli casero aunque también podéis acompañarlo con una emulsión de ajo, aceite y sal. Si sois de los que os gusta el sabor natural, sin mezclas, sin esconder o tapar nada entonces ya podéis empezar a degustar este recetón.

Fuente: dgustando.blogspot.com.es

Quizás no sea políticamente correcto que diga esto, pero hay algunas recetas que salen realmente mal cuando uno las prepara con la Thermomix, (al menos a mi). No me interpreteis mal, estoy encantada con mi máquina sideral, creo que hay funciones que ningún otro cacharro puede reproducir. Pero creo que no he probado purés de patata más malos que los que he preparado con mi Thermomix, y la textura de la masa de croquetas no se puede comparar con la que se prepara a mano. Quizás sea yo, que también soy de paladar delicado.. Sin embargo, cuando mi Juana Mari que tiene el paladar de Ferrán Adrià me dijo que la fideuá en THX salía muy rica, me dije... si ella lo dice tiene que estar espectacular... y efectivamente, grata sorpresa, he preparado una fideuá riquísima en un momento y sin ensuciar na de na la cocina. El único inconveniente es que no reduje lo suficiente la cantidad de fideos y ahora tengo fideuá para alimentar un regimiento.. bendito congelador.. INGREDIENTES PARA 6 personas - 2 dientes de ajo - 1 cebolla - 100 gr. de pimiento rojo - 100 gr. de pimiento verde - 50 gr. de aceite de oliva - 150 gr. de champiñones laminados - 1 tomate maduro en trozos pequeños - 1/2 cucharadita de especias para paella (yo le puse Carmencita) - 650 ml de caldo de verduras - 1 cucharadita de sal - 300 gr. de fideos de fideuá - 50 gr. de guisantes congelados - 25 gr de judías congeladas PREPARACIÓN 1.- Ponemos en el vaso los ajos, la cebolla a cuartos, el pimiento verde y rojo y programamos. Programamos 4 segundos, a velocidad 5. 2.- Una vez trituradas las verduras, las sofreimos añadiendo el aceite. Programamos 7 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. 3.- Añadimos los champiñones, el tomate y las especias para paella. Programamos 5 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. 4.- Echamos el agua y la pastilla de caldo. Programamos 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. 5.- Incorporamos los fideos, los guisantes y las judías . Programamos 10 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Si vemos que queda bastante líquido en el vaso, programamos 3 minutos más. 6.- Vertemos en una fuente, dejamos reposar unos minutos y servimos.

Fuente: lacocinadelsultan.blogspot.com.es

A quién no le gusta la pizza, puede que no te guste pero a esta pizza no le dirás que no aunque solamente sea por la curiosidad de probar algo nuevo. Buscando una alternativa a la masa de harina encontré esta versión con coliflor y sinceramente me alucinó que se pudiera preparar así este vegetal. Investigando un poco más descubrí que Ferran Adrià probando ideas nuevas preparó un cuscús de coliflor que probaré en breve, pero eso ya es otro tema. El caso es que en el blog de Eat Green, Eat Bean estaba la receta que ha resultado perfecta y luego lo que le pongas encima depende de nuestra imaginación. Mi versión lleva calabacín, tomates secos y aceitunas negras de Aragón que son mis favoritas. La versión en la que me he inspirado lleva queso pero preferí obviarlo para que fuera menos calórica y he sustituido el huevo por harina de garbanzos pero tendré que probarlo, como recomienda, con semillas de linaza. Tened cuidado al despegarla del papel de horno, esperar un poco a que se enfríe y endurezca antes de servir pero no tardar mucho porque es deliciosa en caliente. De nuevo agradezco a mi hermana las increíbles fotos que ilustran esta entrada <3 Gracias nena, eres una artista! <3 Ingredientes para 4 personas : 1 coliflor mediana 2 cdas de harina de garbanzos cilantro fresco al gusto 1 puñado de anacardos crudos 1/2 calabacín mediano en rodajas muy finas 8 tomates secos aceitunas negras de Aragón AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) Agua Sal al gusto Preparación: Preparar el queso vegano batiendo los anacardos con un poco de agua, sal y aceite y reservar. Lavar bien la coliflor y cortar los tallos. En una olla con agua hirviendo cocer durante unos minutos la coliflor hasta que este tierna y colar. Con ayuda de una gasa colar la coliflor y escurrir bien el agua. En la receta original pone que podemos usar el agua sobrante para preparar una sopa. En un bol mezclar la harina de garbanzos con agua y sal, batir hasta obtener consistencia de huevo batido, bien espumosa. Añadir el cilantro fresco picado fino. Agregamos la coliflor y la machacamos con un tenedor hasta formar una pasta. Preparamos una bandeja con papel de horno, engrasamos y extendemos la masa con cuidado de que no sea muy fina. Yo lo hice con las manos, me encanta tocar los ingredientes en la cocina y es por eso que pienso que al cocinar hay que estar bien de ánimo, porque como habréis comprobado los que hayáis leído Como agua para chocolate, la cocina son sensaciones y sentimientos, emociones que se transmiten a los alimentos que luego comerán otros, y hay que tener cuidado. Puede sonar muy new age pero lo he podido comprobar y me lo creo. Cuando mejor estoy mejor saben mis platos y ahora vuelvo a estar inspirada :) Dejar los tomates secos en agua tibia unos 15 minutos. Hornear las bases unos 20 minutos a fuego medio o hasta que estén crujientes y tostadas por los bordes, sacar y decorar con el queso de anacardos primero, seguir con las rodajas de calabacín, los tomates secos en tiras, las aceitunas y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Meter de nuevo en el horno un rato más, unos 10 minutos a fuego medio y servir de inmediato. Bon profit! ;)

Fuente: maisoncourgette.blogspot.com.es

Freír un par de huevos parece muy sencillo. Pero algo tendrá el asunto cuando algunos de los maestros de la cocina suelen afirmar que un buen cocinero pasa su examen si sabe "freír bien un huevo". Para contrastar traemos a la maestra eterna, siempre en nuestra memoria, Simone Ortega y al genio de la cocina actual Ferrán Adriá. Ingredientes (4 comensales) 2 huevos camperos o de corral aceite de oliva sal Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Huevos fritos Simone Ortega versus Ferrán Adriá paso a paso Forma de freír un huevo (método convencional, tradicional o clásico Simone Ortega, en su libro 1080 recetas) Para freírlos bien: hacerlos de uno en uno (si hay que hacer varios, coger varias sartenes): sartén pequeña con bastante aceite. "Cuando echa humo se echa el huevo que se tendrá cascado en una taza". "Con la espumadera se va echando aceite por encima". "Cuando el huevo queda suelto y flotando en la sartén, se saca con la espumadera, quedando a punto de servir". Se deben salar los huevos después de sacados del aceite (pues éste saltaría y podría quemar" El huevo frito soñado de Ferrán Adrià (Ferrán Adrià se ha ocupado del tema. En el libro 70 recetas muy personales (Junta de Andalucía), "A uno de los huevos le quito la yema y frío sólo la clara en una sartén con le suficiente aceite de oliva como para que no toque el fondo y se pegue. La dejo que fría bien hasta que queden puntillitas" "La pongo sobre un plato y ahora hago lo contrario con el otro huevo: le quito la clara y frío sólo la yema, pero muy poquito, sólo lo justo para que coja color". "Esta yema la coloco sobre la clara anterior y así consigo el huevo frito soñado por muchos" Utensilios sartén

Fuente: mis-recetas.org

Estoy fuera de España y cada vez que invito amigos a casa (incluso ingleses) lo primero de los que me hablan son de las tapas. Les encantan los montaditos, pinchos y aperitivos en general. Al principio con un pincho de tortilla, un poco de jamón serrano y otros embutidos quedaban bien. Pero desde que está de moda Ferrán Adría y la nueva cocina creativa, ya no se conforman. Así que abro esta receta con muchos vídeos (pinchar a la izquierda en vídeos de esta receta) que he encontrado (seguro que hay más) y para que en los comentarios vayáis poniendo las ideas y recetas que se os ocurran. Sería genial que apuntárais vuestras buenas ideas imaginativas. Os doy las mías. Ingredientes (1 comensal) Mis ingredientes típicos para tapas, montaditos: tortilla de patata salmón ahumado Algunos saladitos (por ejemplo mojama y hueva con almendras ) quesos variados embutidos (jamón, lomo , salchichón , sobrasada , chorizo picante, morcilla , butifarra , morcón , fuet ...) espárragos , pimientos del piquillo , alcachofas en lata croquetitas pequeñas (de queso, jamón , pollo , bacalao ...) Latas de frutos del mar (navajas, mejillones , sardinitas, anchoas , etc) Gambitas para pinchos gazpacho, salmorejo servido en copitas o cuencos muy pequeños. Complementos y bases : Mantequilla Mayonesa , ketchup , salsas dulces (por ejemplo mermelada de tomate para el queso) Un buen aceite de oliva extra virgen Buen pan (normal y tostado) caviar (sucedáneo es más barato) perejil y otras hierbas aromáticas frescas (albahaca, eneldo ) pinchos de madera Conversor de medidas | Contador de calorías Vídeo: Vídeo de montaditos y pinchos calientes por el usuario Melinda Cómo hacer Tapas, aperitivos, montaditos, pinchos variados paso a paso Con lo ingredientes de arriba ya os podéis hacer una idea. Mis consejos: La presentación, adorno y montaje de la tapa es importante. Un poco de caviar por encima, una hoja de hierba aromática, un trocito de pimiento rojo con un palillo, un poco de mermelada roja de tomate encima de un trocito de brie fundido etc. Cualquier adorno significa que se ha hecho con mimo y buen gusto. Así que hay que esmerarse. Utilizar un buen pan, o mejor, distintos tipos de panes pequeños. Utilizar para enriquecer el pan un buen aceite de oliva, mantequilla u otras salsa dependiendo de la tapa que hagamos Los recipientes platitos pequeños, copas finas son importantes. Consejos y trucos En los vídeos que he encontrado tenéis tapas mas elaboradas. Espero que pongáis muchas más tapas, vídeos en los comentarios y me ayudéis a sorprender a mis invitados ingleses con nuevas tapas creativas de la cocina española (que cada vez se hace más famosa aquí. He abierto un debate con el título: Los mejores entrantes: aperitivos, canapés, tapas, pinchos, bocalliditos, montaditos, platillos, etc. ¡¡ESPERO VUESTRAS RECETAS, IDEAS SOBRE APERITIVOS, TAPAS...!!! Utensilios platitos pequeños de tapas copas pequeñas y estiladas para liquidos (tipo gazpacho salmorejo pinchos de madera ver vídeo sobre utensilios Más fotos y vídeos 1 foto 7 vídeos

Fuente: mis-recetas.org

RISOTTO CREMOSO AL AZAFRÁN Esta es una de esas recetas a las que le tenía muchas ganas desde hace mucho tiempo y finalmente me he quitado la espinita. El resultado del plato es maravilloso, si os gustan este tipo de arroces no os quedéis con las ganas. Mi primer contacto con esta receta fue a través del libro "La comida de la Familia" de Ferran Adriá y he visto muchas recetas desde entonces. Yo la que os voy a proponer hoy es mi versión, con algunas variaciones. Espero que os guste tanto como a mí. Vamos con la receta!! INGREDIENTES: 600ml DE CALDO DE VERDURAS Aneto 180gr DE ARROZ La Perla 1/2 CUCHARADA DE MANTEQUILLA 50gr DE GRANA PADANO 50gr DE CEBOLLA 2 CUCHARADAS DE ACEITE DE OLIVA 3 CUHCARADAS DE ALBARIÑO 1 PIZCA DE PIMIENTA NEGRA 1 PIZCA DE AZAFRÁN 1994 1 PLATO DE PORCELANA Porvasal Para esta receta yo he usado Azafrán 1994 elaborado de forma totalmente tradicional, un azafrán 100% ecológico. Para asegurar la calidad del producto, solamente elaboran azafrán en hebra, conservando sus propiedades naturales, evitando así toda posibilidad de adulteración en otro tipo de presentaciones (molido, en polvo, cápsulas,…) Se distingue claramente por un color rojo intenso, olor acentuado y un máximo poder colorante. PREPARACIÓN: - Para esta receta lo primero que vamos a hacer es tostar el azafrán. - Para ello vamos a envolverlo en papel de aluminio y tostarlo. - Ponemos sobre una sartén al fuego y vigilamos para que no se queme. - Si es de buena calidad, al calentarlo desprende más su aroma. - Pelamos y picamos bien la cebolla. - Rehogamos en la sartén con el aceite de oliva. - Incorporamos el vino blanco y dejamos que reduzca. - Añadimos el arroz y rehogamos unos 3 minutos. - Poco a poco añadimos el caldo caliente (es importante) - Y lo hacemos sin dejar de remover. - Incorporamos también el azafrán. - Es importante que absorba el mayor sabor posible. - Pronto irá tomando color y una textura mas espesita. - Cuando el arroz se encuentre blandito añadimos el queso laminado fino a cuchillo y la mantequilla. - Removemos hasta que se integre y servimos caliente inmediatamente sin reposar. Buen provecho a todos!!

Fuente: recetasde2.blogspot.com.es

Quien crea que las albóndigas no pueden llevar el título añadido de "gourmet" se equivoca. ¿Qué es un plato barato para ser considerado una delicatessen? Y qué me decís de las raspas de boquerón crujiente que se inventó Ferrán Adriá. Por no hablar de las espumas y el humo; que vale, que hacen su efecto y son originales, pero es más caro el aparatito para hacerlo que el producto en si. El truco está en cuidar los ingredientes. Para preparar este plato, salsa boloñesa, lasaña o cualquier relleno es recomendable comprar la carne en la carniceria y que os la piquen. No es necesario elegir una carne de primera pero si que tenga algo de grasita para que quede jugosa. No es suficiente con añadir a la mezcla de carne para albóndigas el pan remojado en leche para que queden tiernas por eso mejor empezar por lo que es importante, elegir bien la materia prima. Ingredientes para 4 personas Para las albóndigas 500 g de carne de ternera picada 1 ajo grande 1 huevo entero 1 cucharada sopera de piñones 2 rebanadas de pan de molde Leche 1 cucharada de orégano 1/2 cucharadita de café de hierbas provenzales Pimienta negra Harina blanca Aceite de girasol Sal Para la salsa 200 g de cebolla dulce 200 g de setas variadas congeladas 1 cucharadita de las de café de maicena Extracto de caldo de carne Una nuez de mantequilla (opcional) 600 ml de caldo de carne desgrasado 100 ml de vino blanco de mesa Sal Poner la carne en un bol junto con el pan remojado en un poco de leche y bien escurrido. Condimentar con todas las especias y los piñones. Picar el ajo en el mortero. Añadir el huevo, batir con un tenedor y echar al conjunto. Mezclar todo con las manos y dejar reposar en la nevera por espacio de 30 minutos como mínimo. Descongelar a temperatura ambiente las setas. Preparar un plato con harina blanca de trigo. Coger la carne de a poquito con las manos untadas de harina y confeccionar las bolitas rotándolas entre las palmas de las manos. Pasar los dedos por la harina cada vez que hagáis una. Poner una sartén o cazo con abundante aceite a calentar. Yo he usado el que guardé después de freír los fideos para hacer "fideus rossos" , no se debe guardar mucho tiempo el aceite que ya se ha utilizado una vez. Dorar ligeramente las albóndigas por todos los lados y reservar encima de un plato con papel absorbente de cocina para que suelten el aceite sobrante. Es un plato con calorías pero tampoco es cuestión de aumentarlas porque si. Cortar la cebolla en brunoise fina y pochar hasta dorar con un poco del aceite de haber frito las albóndigas. Cuando coja un ligero color dorado añadir las setas y sofreir de nuevo todo el conjunto hasta que este pierda la humedad. Es importante que primero se haga bien la cebolla en esta salsa se notaría mucho si queda cruda. No le echo sal porque le añado más tarde concentrado de carne y creo que ya le aporta suficiente sabor. Fuera del fuego echar la cucharadita de maicena y remover rápidamente. Acercar la sartén al fuego para que ésta se sofría un poco y añadir el vino. Evaporar este a fuego bajito. Remover de vez en cuando para que no se pegue. A continuación ya podéis echar el caldo caliente y el concentrado de carne. Dar un hervor y añadir las albóndigas. Cocinar por espacio de unos 15 minutos a fuego lento. O hasta que veáis la salsa a vuestro gusto. Espesa un poquito más al atemperarse. Mi truqui es añadir una nuez de mantequilla, repartida por toda la superficie, al apagar el fuego y dejar que está se derrita encima de las albóndigas. Antes de servir las caliento sin que hiervan. Si se hacen de un día para otro se pueden calentar en el microondas para que la salsa se mantenga con la misma textura. ¡Qué aproveche!

Fuente: cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es

TARTAR DE LUBINA CON SALSA DE CITRICOS Para quien no haya reparado demasiado en el título de la receta de esta semana, habrá pensado a bote pronto que voy a hacer una tarta. Tranquilos, no voy a recomendarles un pastel de lubina, no. No creo que un bizcocho con sabor a pescado llegue a estar todo lo apetecible que están cada uno de los elementos por separado, aunque quien sabe si cualquier día el prestigioso Ferrán Adriá nos sorprende con algo parecido y por ello le dan un premio en Nueva York. Por si acaso, no afirmaré rotundamente que no se puede hacer una tarta de lubina para un cumpleaños, no obstante les voy a mostrar esta semana como podemos asomarnos al grandísimo abanico de posibilidades que nos ofrece en cocina la preparación de un tartar, que es de lo que quiero hablar esta semana. TARTAR, PREPARACION EN CRUDO Un tartar en sí mismo no es más que una preparación de un elemento en crudo y que, o bien lo ligamos con huevo crudo o montado en una mahonesa, o lo maceramos para que adobe en un elemento ácido, o ambas cosas. La cuestión es que en un tartar no necesitamos encender el fuego de la cocina ni por un asomo, por tanto alguien podrá pensar que es una receta ideal para un día que haya un apagón. Podría ser, porque habiendo tanta vitrocerámica… Un tartar bien hecho, es una propuesta deliciosa que nos puede proporcionar un rato de placer a la mesa como no lo hace otro plato. El dinamismo de tomar una preparación untándolo sobre tostas de pan, acompañado de un buen vino pues es ésta la manera de comerlo que yo recomiendo, no tiene igual si de una cena romántica o una reunión de amigos se trata. BOQUERONES EN VINAGRE, PRIMO DEL TARTAR En nuestra Málaga, aunque creamos que es una barbaridad preparar pescado en crudo, llevamos generaciones haciéndolo con nuestros boquerones en vinagre sin ir más lejos. La diferencia de los boquerones al natural y un tartar de cualquier cosa es fundamentalmente que éste último debe ir trinchado minuciosamente y mezclado con otros ingredientes que aporten contraste al sabor principal. En esto de los contrastes es donde está el auténtico secreto de la cuestión, y no en otro. La manipulación en crudo de un plato y su presentación en la mesa, puede parecer a más de uno una visión desagradable por sí misma. En este caso particular, podemos enmascararlo con un rollito de salmón ahumado, unas hojas de endivia o un hojaldre del tipo vol-au-vent, volován para más señas, que nos lo pueden esconder y permitir disimularlo en el plato. Particularmente, el tartar de lubina es exquisito por su composición, puesto que la alimentación del pez a base de mariscos, gambas, quisquillas…etc. lo hacen de un sabor elegante como ninguno y de una carne que no necesita demasiados adornos pues está repleta de matices. Es aquí donde el contraste de sabores fuertes, como la alcaparra o la mismísima mostaza de Dijón, adquiere categoría de perfecto equilibrio puesto que la lubina aguanta el tirón por personalidad propia. CUIDADO CON EL ANISAKIS Sólo tengo que hacer una advertencia con esta receta, puesto que hablamos de pescado crudo. A nadie escapa que tenemos un problema importante con la manipulación del pescado en crudo y su consumo sin un cocinado previo a causa de las larvas de anisakis, que es un bichito puñetero que desde un grado y hasta ochenta, más o menos, sobrevive como si tal cosa y nos puede hacer la pascua antes de que llegue el Domingo de Resurrección, llegando incluso a ser mortal si nos pilla bien. Con este panorama, la congelación es el mejor recurso que tenemos pues es sencillo y está al alcance de todos. No cuesta ningún trabajo limpiar la lubina y congelar cuarenta y ocho horas los lomos engrasados con una capa de aceite de oliva, envueltos con film transparente y descongelar en el frigorífico el mismo día que vamos a preparar el tartar, de esa manera no nos la jugamos con el bicho. Sencillo y determinante. Un abrazo. INGREDIENTES 1 Lubina (250/300g.), ½ Cebolla, 6 pepinillos,10 Alcaparras, Sal, 1 cucharada de mahonesa,1 cucharada de mostaza de Dijón, Huevas de trucha,Cebollino fresco, 1 vaso de zumo de naranja, 1 naranja, zumo de un limón, maizena, una cucharadita.1 huevo cocido En primer lugar, debemos dejar limpia la lubina y separar los lomos de la espina así como quitar la piel de la carne. Tras esto, pasamos aceite de oliva por los lomos de lubina y los envolvemos en film transparente y los congelamos cuarenta y ocho horas. Una vez pasado este tiempo prudencial para evitar riesgo alguno de anisakis, trinchamos el pescado una vez descongelado y lo desmenuzamos totalmente. Hacemos lo mismo con la cebolla, el huevo cocido, los pepinillos y las alcaparras, mezclando en un bol todos los ingredientes con mahonesa procurando ligar todo sin exceso de salsa. Añadimos mostaza y removemos cuidando mucho de que no nos sobre líquido. Colocamos el tartar en un tazón de consomé o en un molde del tipo flanera grande procurando apretar bien el preparado para que se compacte. Introducimos en el frigorífico para que macere durante un par de horas y, mientras, preparamos una sencilla salsa de cítricos que lo acompañe. Para la salsa, machacamos la pulpa de una naranja con un tenedor y lo disponemos en un cazo junto a la mitad del vaso de zumo de naranja. Calentamos el preparado a fuego lento y disolvemos en el resto del zumo de naranja la maizena, cuando rompa a hervir la mezcla le incorporamos la maizena disuelta y removemos hasta que se torne una crema, momento en que rectificamos de sal. Finalmente, desmoldamos ayudados con la punta de un cuchillo el tartar sobre un plato y decoramos con huevas de trucha la parte superior. Añadimos un cordón de salsa sobre el tartar y dejamos el resto a un lado del plato. Trinchamos el cebollino fresco y espolvoreamos el plato con él. Junto al plato, una canastilla de tostas de pan y un cuchillo para ir untando. Sencillo y delicioso.

Fuente: lasrecetasdealberto.blogspot.com.es

Recetas888 is a recipe search engine that find recipes with advanced filters like ingredients, categories and keywords.
Recetas888 does not host recipes, only links to other sites. | FAQ | Privacy
Copyright 2018 ® - Contacto