bacalao en salsa marinera vasca | macarrones para 20 personas | coca de verduras casera | polvorones de nuez | recetas 888 | recetas de trufas de cafe nata | conejo guisado con pimientos
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Haciendo uso de aquella vieja canción, para ésta cocina “virtual” que decía: Si yo tuviera una escoba, si yo tuviera una escoba Si yo tuviera una escoba, si yo tuviera una escoba Cuantas cosas barrería……. Primero, lo que haría yo primero Lo primero que haría, sin lugar a dudas es volver atrás, pero con la experiencia que me ha ido dando los años en la blogosfera y haber puesto el nombre a todas las fotos que he ido realizando….ya que muchas, muchas de ellas se han ido haciendo famosas por “la nube”, la han ido usando, sin que citen su procedencia: mi blog, Mi cocina. Con la escoba “barrería” quizás, algunos textos, la introducción y quizás la forma de explicar las recetas….. Y una de ellas, sin lugar a dudas es la entrada de éste delicioso molusco, tan consumido en mi tierra, tradicional comerlo en crudo: la concha fina. No le puse el nombre a la foto y qué mal expliqué como limpiarla…. Conchas finas crudas (enlace pinchando aqui) Aunque también me gusta prepararla a la plancha (AQUI encuentran la receta) (con un majaillo, kétchup y mostaza). Quizás, también “barrería”…. mi pesadez en las redes sociales con el hastag de #envidiacocina (perdí la cuenta….) compartiendo muchas, muchísimas fotos de mis platos con la ilusión de ganar un concurso promovido por el Diario Sur de Málaga. Ahí salió una de mis fotos, el objetifo: compartiendo foto de nuestros platos favoritos poder conseguir una cena para dos personas en el Restaurante del gran cocinero malagueño Jose Carlos Garcia, ubicado en Muelle Uno, del Puerto malagueño, con una estrella Michelín. ¡¡ No lo conseguí por cierto !! Quienes me conocen personal e incluso “virtualmente” saben que nunca suelo concursar (salvo contadisimas ocasiones)….. en alguna ocasión lo he hecho por compromiso y en las menos por la ilusión como no, de ganar….como en ésta que he indicado. Tengo que reconocer que pusé quizás, demasiado énfasis a la hora de concursar, de poder conocer personalmente a éste malagueño que lleva a gala nuestra gastronomía y ver su cocina….y por supuesto degustar sus recetas. Aún, al día de hoy no he podido ir….no he podido disfrutar de su cocina, en su nuevo restaurante, como hacía con la de su padre, en la década de los 80 y 90, cuando por motivos profesionales, debía y quería invitar y asombrar a los más importantes clientes o proveedores de la empresa en la que trabajé durante tantísimos años: El restaurante Café de París. U n gran restaurante, que forma parte de la historia de la alta gastronomía malagueña y de mis recuerdos. (Nunca olvidaré, no sólo su calidad, la elegancia y aquellas vajillas de diferentes formas y colores, se quedó marcada en mi memoria aquel plato azul y dorado.....) José García Cortés, el padre, un genial coci­ne­ro al que pa­ra navegar en solitario se aventuró a cambiar las dos primeras estrellas Michelin que había conseguido con La Hacienda de Marbella para la costa, por una churrería en Rincón de la Victoria. Allí, entre los deliciosos tejeringos y los especiales platos que José le preparaba a los amigos y avisados que sabían de sus pasadas excelencias, siempre con la ayuda de su mujer en la cocina, se crió José Carlos. Y fue a principio de los años 80 cuando desde la Axarquia malagueña, llegó a Málaga e inauguró el Restaurante Café de Paris, donde trabajó al mismo tiempo que realizó sus estudios en La Cónsula, ésa cuna de grandes profesionales de la gastronomia malagueña. Posteriormente llegaron sus pasos a grandes y prestigiosas cocinas como El Celler de Can Roca y Martin Berasategui, para hacerse cargo del Café de Paris. De ahí, desde La Malagueta, al Muelle Uno....donde inaugura su nuevo restaurante Jose Carlos Garcia (En éste enlace podrán saber más sobre él) . Fue en el año 2002 cuando en Málaga, no sólo brillaban las estrellas en el cielo y en el reflejo de la mar, en La Malagueta comenzó a brillar rutilante una estrella Michelin en el firmamento de la gastronomía malagueña, la concedida a éste joven cocinero, con una cocina innovadora pero sin olvidarse a las raíces malagueñas. En el horizonte, desde su restaurante, se recorta la silueta del Castillo de Gibralfaro, de La Alcazaba, La Catedral….y enfrente el mar, la mar. Esa mar de nuestra Bahía, del Mediterráneo que bajo la confluencia de las aguas atlánticas hace que sus aguas sean ricas en nutrientes y podamos degustar de ésos “pescaitos” que ha hecho famosa a nuestra Costa del Sol y como no su delicioso marisco….como las conchas finas. Conchas finas que Jose Carlos Garcia preparó in situ en el último evento Food & Wine Festival (En éste enlace hice un pequeño reportaje en mi blog) al que acudí a verle cocinar y que por cierto, no tuve el “valor” para pedirle una foto…quizás algún día…en su Restaurante JC Garcia, en Muelle Uno… Mientras, me conformo con seguir su receta (uno de sus 20 bocados de su ya famosa menú) y prepararla en Mi cocina… concha fina con gelatina de margarita, toda una genialidad….. La Concha fina malagueña, "Callista Chione", conocida tambien como "Almeja Malagueña" de color pardo rojizo o rosado, también recibe el nombre de "Almeja Cebollera", debido al color, a la forma globosa y al brillo de la concha, que recuerda a la morfología externa de la cebolla. Como siempre suelo decir, hay que comprar el marisco en sitios de confianza. Para saber si son frescas o no, tiene que costar trabajo abrirlas con el cuchillo, su carne debe ser firme y dura, no estar blanda y babosa. Y por último desechar las que tengan mal olor ya que es señal de que estaba muerta. ¿Cómo lo hice? Preparar un coctel margarita mezclando una copa pequeña de tequila blanco, media copa de Cointreau y un chorreón de zumo de limón (puse la mitad de la cantidad de Conitreau). Diluir dos hojas de gelatina en agua durante unos cuatro minutos (siguiendo las instrucciones del fabricante), escurrirla bien y echarla en el coctel, removiendo con unas varillas de forma que no queden grumos. Pasarla a un recipiente y dejarla enfriar en el frigorífico unos dos o tres horas. Limpiar las conchas finas: Tienen que estar frescas, vivas…..és fácil de comprobar, en el propio mercado se aprecia como se abren, sacan la lengua roja (es el músculo que les permite moverse en los fondos marinos). Dejarlas sumergidas en agua con sal (el agua debe estar salada como el sabor del mar), durante una hora aproximadamente, en ése tiempo soltarán parte de la tierra que pueden traer en su interior y se abrirán o bien se “relajarán” pudiéndoseles abrir con más facilidad. Enjuagar bien las conchas y abrirlas, con mucho cuidado, con la ayuda de un cuchillo dividiendo las dos partes. Para limpiarlas quitamos toda la parte verde (algunas veces marrón oscuro, incluso negro) y luego levantar la lengua y quitar la telilla marrón que hay debajo. Ahora despegar toda la carne pasando el cuchillo por debajo en ambos sentidos. Comprobar y quitar las piedrecitas (si las tuviese) que suelen críar a la derecha e izquierda del principio de la lengua. Enjuagar bien bajo el grifo y volverlas a colocar en la concha. Machacar en un mortero unos cuantos granos de pimienta negra. En el recipiente donde se vaya a servir, colocar hielo picado, encima poner la concha fina, espolvorear con la pimienta negra y colocar al lado una buena y generosa cucharada de la gelatina de “margarita”…… Disfruten de Málaga, de su luz, de su sol, de su arte, de su cultura, de su rica y deliciosa gastronomía….y no se olviden del mar, siempre la mar..

Fuente: micocinacarmenrosa.blogspot.com.es

.fullpost{display:inline;} Es una lástima lo que se hace con la pasta. Hay quien, cuece unos tristes espaguetis los pone un pegote de tomate encima, y dice que sabe cocinar, que así se sirve en Italia, y añade que el tomate Orlando es estupendo. No hay mayor mentira, preguntarle a cualquier italiano. Un plato de pasta con tomate, es una delicia, el espagueti al dente, un tomate bien equilibrado entre el acido y dulce, el perfume de la albahaca y la contundencia del parmesano es insuperable, la receta es de David de Jorge, y os animo a que le veáis y hagáis esa tarta. Algo así pasa con David de Jorge, simple (y no es insulto) claro y por supuesto contundente. Le conocí cuando el comidista le dedico una entrada, me pareció interesante un cocinero vasco irreverente, empecé a ver sus videos (lo emiten en la ETB y en Madrid no llega, pero su web lo pone fácil) y reconozco que me conquisto al hablar de las coles, al pedir que le pusieran los 2 rombos la flipe, y cuando empezó a hablar de las coles alabando la firmeza y comparándolos con pechos de jovenzuelas me dije, “yo de mayor quiero hacer lo que este hombre hace ”. Cuando cocina con Berasategui, soberbio, cuando lo hace solo increíble, igual ataca un ticamasala de pollo Indio – Londinense, que unas angulas de Aguinaga a la bilbaína. De todos sus platos he elegido este, fácil, rápido y para toda la familia. Os animo que le conozcáis, este martes tiene entrevista con Buenafuente, y descubriréis su lado más perverso, “las guarrindongadas”. Ingredientes, (para 2, para más multiplicar, coño ) 200 gramos de espaguetis · 15 tomates cherry · 1 pimiento verde · una cebolleta · ajo · 6 cucharadas de tomate frito casero · Parmesano · un manojo de albahaca · aceite, pimienta y sal. Y ahora, es cuando os cuento cómo . . . Empezamos calentando en una olla hermosa 4 litros de agua, mientras se templa vamos picando lo más fino que podamos la cebolleta, el ajo y el pimiento verde (Yo nunca echaba pimiento al tomate, pero le va de la ostia, Gracias David). Les hacemos un leve corte en cruz a la piel de los tomates. Calentamos en una sartén bien amplia 6 cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolleta, dejamos hacer durante 2 minutos y añadimos el pimiento y los tallos de la albahaca bien picaditos. En este tiempo, el agua estará cociendo, escaldamos los tomates durante 1 minuto y los sacamos del agua, los refrescamos y pelamos y cortamos al centro, la cebolla y el pimiento estarán al punto para recibir a su amigo el tomate. Añadimos sal al agua hirviendo y acto seguido la pasta. La cocemos 1 minuto menos de lo que diga el paquete. En ese tiempo, el tomate se habrá sofrito quedando en trocitos, y es el momento de añadir el tomate frito probamos y rectificamos con sal, pimienta y azúcar si fuese necesario. Escurrimos la pasta reservando el agua de cocción, y añadimos a la sartén, el objetivo es que se terminen de cocer en la salsita de tomate y así se impregne de todos sus maravillosos sabores, para conseguir que se cueza añadimos un cazo generoso del agua de cocción y dejamos evaporar. Comprobamos que se haya terminado de cocer la pasta, añadimos las hojas de la albahaca troceadas con las manos, regamos con buen aceite, y servimos. Terminamos con unas lascas de parmesano y corriendo a comer. Por cierto, “VIVA RUSIA”

Fuente: david-yanez.blogspot.com.es

Como una de las ganadora del concurso de tapas que promovió el blog Cocina&recetas de Hola.com cocina , pude disfrutar el pasado 18 de Septiembre de mi premio. Gracias a mi receta de Mini hamburguesas de garbanzos al azafrán disfrute de un curso corto de tapas en la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu de Madrid. Esta escuela fue fundada en París en 1895 y se ha convertido actualmente en el grupo de formación de mayor prestigio en las artes culinarias y la hostelería. La escuela de Madrid es la tercera sede europea de la institución francesa y sus instalaciones son una maravilla para cualquier cocinero. Como maestro en la cocina pudimos disfrutar de la experiencia del chef Víctor Pérez, que entre muchos sitios en los que ha trabajo y aprendido, está el hotel Palace le Bristol de Paris con tres estrellas Michelin, el restaurante Martín Berasategui del País Vasco o el restaurante Santceloni de Madrid con dos estrellas Michelin. En el taller preparamos dos increíbles tapas: Primero preparamos Pan “souffle” relleno de queso. La mitad de los panecillos los acompañamos de membrillo y la otra mitad de jamón. Una delicia espectacular. La segunda tapa fueron Puerros asados con romesco y vinagreta ahumada. Los puerros los acompañamos además de unos huevos de codorniz escalfados. Una tapa muy sencilla y llena de sabor. Se aprende tanto en estos cursos, tantas ideas, trucos y técnicas, que solo puedo dar las gracias a Cocina&recetas y a Hola.com por este premio y por la estupenda organización. Un fuerte abrazo para todos mis compañeros del taller, fue un placer conoceros.

Fuente: sacaelcucharon.blogspot.com

Buenos días!!! Andaba yo buscando una receta de brandada cuando viendo a Robin Food en la tele anunció que Martín Berasategui la iba a preparar en el próximo programa así que me vino de perlas! Y mas aun después de conocer la nueva propuesta del reto de Isa de Cocinamos con Reina ya que esta vez tocaba elaborar recetas con los pimientos del piquillo. ¿Puede haber una combinación mas perfecta? Si quieres ver qué otras recetas puedes preparar con estos pimientos pincha aquí . La receta de la brandada la he elaborado tal cual la explicó el chef Berasategui pero si os la perdisteis no hay problema porque a continuación os la explico paso a paso para que vosotros también podáis hacerla en casa. Necesitaremos: 250 g bacalao desalado 250 g cebolla picada 250 ml nata 2 dientes de ajo 1 guindilla cayena 6 cucharadas aceite de oliva 2 hojas de gelatina Pimientos del Piquillo Conservas Pedro Luis Ponemos el aceite en una cazuela y sofreímos el ajo picado. Añadimos la cebolla y la cayena picadita. Rehogamos todo junto unos 10 minutos. Agregamos el bacalao cortado a tacos y lo cocinamos 2-3 minutos. Pasado el tiempo, vertemos la nata, cocinamos 5 minutos mas y apartamos del fuego. Rectificamos de sal en caso necesario. Escurrimos las hojas de gelatina previamente en remojo y las echamos a la mezcla anterior. Removemos bien para que se disuelvan y trituramos todo. Pasamos la mezcla a una fuente y cubrimos con papel film para que al enfriar no haga costra. Reservamos en la nevera hasta que la mezcla esté completamente fría. Pasado el tiempo, metemos la brandada en una manga con boquilla rizada y rellenamos los pimientos. Servimos acompañados de un aceite de perejil que al bacalao le queda de lujo. Espero que os guste, gracias por leerme y Bon Appetit :) SÍGUEME EN

Fuente: lasdeliciasdeisabel.blogspot.com.es

No iba a publicar estos días, pero esta receta bien merece la pena: por rica, por vistosa y por sencilla, si!! Los croquetones de marisco no son hechas, son de Maheso pero os aseguro que sólo se definen con una palabra: EXQUISITAS La salsa marisquito se la vi hacer a Bertín Berasategui en el programa Robin Food , y, aunque no lo parezca, combina genial con cualquier pescado y marisco, así que, por si a alguien le puede servir de inspiración, ahí va. INGREDIENTES: Croquetones de marisco Gambas + aceite + sal Salsa marisquito INGREDIENTES SALSA MARISQUITO: 2 yemas de huevo duro 12 filetes de anchoa en conserva 2 dientes de ajo 2 yemas de huevo Zumo de limón 1 cucharilla de tomate concentrado 1 cucharilla de mostaza de Dijon 2 pizcas de azafrán 250 g de aceite de oliva virgen extra ELABORACIÓN SALSA MARISQUITO: Triturar en vaso americano las yemas de huevo cocidas con el resto de los ingredientes, menos el aceite y las anchoas. Añadir el aceite poco a poco en forma de hilo, como si de una mahonesa se tratase. Una vez montada añadir las anchoas y revolver. Conservar en el frigorífico tapado con papel a contacto hasta su utilización. ELABORACIÓN PINCHO: Sobre un platito individual o una cuchara de degustación ponemos una capa de salsa marisquito. Encima colocamos el croquetón de marisco, que habremos frito después de dejar durante 4 horas a temperatura ambiente. Freimos las gambas y las salamos. Usando un palillo, pinchamos el croquetón y las gambas. Lo ponemos encima de la salsa, y volvemos a regar con un poquito más de la salsa marisquito. Servimos caliente. Desde aquí mi mayor agradecimiento a Maheso . Es una empresa que, desde hace ya varios años colabora con mi blog, y gracias a su generosidad he tenido la oportunidad de probar muchísimos de sus productos, y puedo asegurar que ninguno me ha defraudado, pero también tengo que decir que algunos de sus productos son sencillamente exquisitos, y prueba de lo que digo son estas croquetas. En esta ocasión, coincidiendo con la campaña navideña, me hicieron llegar un generosísimo lote: Canelones de carne con bechamel, sin bechamel, fingers de pollo, varitas de queso, croquetas de setas.... Todos estos productos los había probado. Esta vez, como novedad, he tenido ocasión de probar las croquetas de marisco, el croquetón de marisco, el croquetón de jamón ibérico y los canelones de marisco. En MAHESO llevan más de 30 años trabajando en la elaboración de platos y precocinados ultracongelados. Tienen decenas y decenas de productos, algo que a mi me sigue sorprendiendo gratamente, y más aún cuando hasta el momento, todo lo que he probado, tiene un sabor y una calidad buenísimos. Como siempre, la calidad y el sabor insuperables. Supongo que quien más quien menos habrá probado alguno de los congelados de Maheso, pero para quien no lo haya hecho, desde luego que os los recomiendo totalmente, todo lo que hace es buenísimo!

Fuente: charococina.blogspot.com.es

A escasos metros del estadio del Mestalla, el restaurante de Alejandro del Toro era otro de los locales que llevaba largo tiempo en mi lista de espera. Recientemente, con ocasión de la 12ª edición de Valencia Cuina Oberta , hemos podido visitarlo y comprobar el merecido reconocimiento que tiene este chef. Productos valencianos bien tratados, resaltando sus sabores y llevándolos a un tipo de cocina más elaborada pero sin olvidar sus orígenes. El menú que ofrecía, tenía cierta tendencia hacia los platos de base marinera, por los cuáles me siento más inclinada, así que era un acierto asegurado. La sala decorada con cierto aire moderno, mesas amplias, guardando las distancias entre ellas y donde no faltaba detalle, sin duda, muy agradable. A resaltar, la pared de cristal que separa la sala de la bodega, y a ésta, de la cocina, y que nos permitió comer al lado de valiosas botellas de Vega Sicilia o de Moët & Chandon, aunque, desgraciadamente no pudimos probarlas. Desde nuestra mesa, y entre ese bosque de botellas, se acertaba a ver parte de la cocina y su ajetreo. La sala no es demasiado grande, pero el restaurante también dispone de una elegante terraza acristalada donde también se puede comer o cenar. El servicio, especialmente, la sumiller, muy profesional. Nosotros pedimos un cava Gramona Imperial , botella que retiraron en cuanto nos sirvieron la primera copa para mantener su temperatura. Y ahí viene el único "pero". Quizás por que la sala estaba llena, en un par de ocasiones tuvimos que solicitar que volvieran a rellenar las copas, pero nada más. El resto del servicio correcto y, en conjunto, una relación calidad-precio por encima de otras salas que han participado en esta edición. Volveré a comer en el Restaurante Alejandro del Toro porque me encandila su gastronomía, la elegante decoración del comedor, su cocina acristalada que no guarda secretos y su terraza cubierta para este tiempo de calor que se avecina. ¡Y a vosotros, seguidores inquietos de El Disfrutón os lo recomiendo! - See more at: http://www.eldisfruton.com/disfruta-conociendo/restaurante-alejandro-del-toro/#sthash.DqX49bxi.dpuf El menú constaba de tres entrantes: Restaurante Alejandro del Toro Amadeo de Saboya nº 15 46010 Valencia (ESPAÑA) Teléfono: 963 934 046 - See more at: http://www.eldisfruton.com/disfruta-conociendo/restaurante-alejandro-del-toro/#sthash.DqX49bxi.dpuf Mini Hamburguesa de Atún a la Vinagreta de Wasabi y Ensalada de Algas Tomate relleno de Parmentier de Lubina con sopa de Tomate a la Albahaca Presa Ahumada con Guacamole, maíz al vinagre de Jerez Como plato principal podíamos elegir la forma de preparación del arroz, meloso o seco. Nosotros nos decantamos por esta última opción, y estaba verdaderamente delicioso. De los mejores arroces que he probado en restaurantes de la capital. Arroz seco de camarón rojo con ajos tiernos Y el postre: Chocolate con Mango y Yogur Pedimos un café sólo que fue servido en una curiosa copa-taza o taza-copa, pero no se acompañó de petit-fours. Personalmente, no me importó y considero que el precio del menú estaba ya bastante ajustado para los platos servidos, por lo que no me influyó para nada en la valoración de mi primera visita al restaurante. ¡Repetiremos! Restaurante Alejandro del Toro C/ Amadeo de Saboya, 15 Valencia Tel. 963 93 40 46 Comer en un restaurante como Alejandro del Toro que ha conseguido ganar una prestigiosa estrella de la Guía Michelin es siempre un placer. No es un galardón fácil de conseguir, sino que es consecuencia directa de un trabajo arduo continuo en el que los detalles importan y mucho. Alejandro es el chef y propietario del Restaurante Alejandro del Toro . Se formó desde abajo en el local de sus padres, el conocido ‘Bar Restaurante Aduana’ en el Puerto de Valencia, donde aprendió todos los entresijos de la cocina. Luego vinieron sus estudios de Turismo y Hostelería, su paso por el restaurante de Martin Berasategui en Lasarte y también en ‘Las Rejas’ con el carismático y premiado Manolo de la Osa. En 2001 abrió su restaurante en Valencia, junto al Mestalla, y a los pocos años ya era merecedor de una estrella Michelin. Su propuesta gastronómica es digna y merecedora de todos los elogios, ya que conjuga con sabio entendimiento una cocina valenciana actualizada y basada en los mejores y más selectos productos autóctonos sin caer en ningún tipo de artificio - See more at: http://www.eldisfruton.com/disfruta-conociendo/restaurante-alejandro-del-toro/#sthash.DqX49bxi.dpuf

Fuente: atableconcarmen.blogspot.com.es

PUEDES HACERLO TAMBIÉN CON MELOCOTÓN! No se si os he dicho que en casa.. en verano tomamos gran cantidad de gazpacho. En el blog tenéis varias recetas: la tradicional. de sandía, de cereza, fresas,salmoralejo, ... ( en unos días os haré una entrada con todos para que los tengáis a mano y podáis variar Esta receta es de Martín Berasategui, con alguna modificación. Hay personas que nos gusta más espeso que a otros. Si eres de los que te gusta menos añádele agua o hielo.( sin pasarte) El gazpacho es uno de los platos más conocidos en España, junto a la paella y tortilla de patata claro! Primero voy a ir analizando las entradas, en España, de algunos de los ingredientes principales que lo componen: - Los tomates llegaron a España procedentes de las Américas, los cultivaban los aztecas y se empezó a cultivar en España a mediados del S. XVI y en grandes cantidades. - El pepino procede de la India y desde allí paso a Grecia y durante el Imperio Romano llego a Hispania, para su consumo. - El ajo, su origen esta en Asia Central y su expansión se hizo de la misma forma que el pepino - El pimiento es originario de Méjico. En Europa entro con fuerza la variedad dulce, el pimiento morrón Los soldados romanos para refrescarse tomaban "la posca " que era vinagre y agua. Luego le añadieron pan y aceite de oliva y se convirtió en una sopa. En la época del Al- Andalus se tomaba también algo parecido , pero hecho con ajo y ya empezaron a llamarlo gazpacho, pero no fue hasta el siglo XIX que no se añadió el tomate. Cuando más se popularizó fue tras el invento de la licuadora, por Herbert Johnston, en 1908 que fue una gran contribución para la elaboración casera y el gran despegue fue en 1996 cuando se empezó a vender en el formato de tetrabrick INGREDIENTES: (Para 4 a 5 personas) - 1 kg de tomates rojos ( aprox 10 medianos) - 300 gr. de nactarinas peladas y troceadas ( aprox 3 grandes) - 1/4 cebolleta - 1 diente de ajo - 1 trocito de pimiento verde - 15 gr. de miga de pan - 28 gr. de vinagre de manzana o de jerez - 150 gr. de aceite de oliva - Sal PREPARACIÓN. - Quitas los rabos a los tomates - Pelas el ajo y le quita la yemita que tiene en su interior - Cortas 1/4 de cebolleta y un trocito de pimiento verde - Pelas y cortas la nactarinas. - Añades la miga, el aceite y el vinagre - Trituras todo . En la Termomix ( de la velocidad 7a la 10 progresiva 2 minuto) . En vaso americano o minipimer - Yo siempre lo paso por el chino después. porque me gusta bien fino - Si te gusta menos espeso ponle un pelín de agua o algún hielo. - Corriges de sal - A disfrutar toca!!

Fuente: recetasysonrisas.blogspot.com.es

Buscando recetas de salmón encontré ésta en un libro de cocina de Martín Berasategui. Dicho y hecho !!!! Fácil y deliciosa ..... LOS INGREDIENTES : 800 g de salmón fresco cortado en tacos 2 cucharadas soperas de sal gorda 1 cucharada sopera de pimienta negra 4 hojas de laurel 12 ramas de perejil 4 ramas de tomillo (yo le he añadido 4 de romero también) 2 cucharadas soperas de pimentón dulce de La Vera 1,2 l de aceite virgen extra 600 g vinagre de sidra o jerez LA PREPARACIÓN : Antes de cortar el salmón le sacaremos la piel pues con el escabeche queda "gomoso". En una cazuela amplia colocamos los dados de salmón de forma que no queden amontonados. Añadimos la sal, los granos de pimienta, las hojas de laurel enteras, las ramas de perejil, el tomillo, el romero y el pimentón. Con la ayuda de las manos damos vueltas cuidadosamente al pescado con los ingredientes añadidos de forma que se entremezclen perfectamente. Añadimos el aceite y el vinagre y ponemos la cazuela a fuego muy lento. En el momento que vemos que surgen los primeros hervores por toda la cazuela apagamos el fuego y dejamos que los dados de salmón se terminen de escabechar en su propio jugo. Nos dice Martín Berasategui que si no añadimos sal a los escabeches duran más almacenados en la nevera. Cuando los comemos, escurridos, es cuestión de añadirle unos granos de sal. Pero en ese caso la lleva porque espera que sea "devorado" velozmente jajaja .... Y aconseja guardar el aceite para hacer un nuevo escabeche .... Una sugerencia de presentación que hace es con una base de patatas cocidas. Muy rico !!!! Espero que os guste !!!!!

Fuente: lesreceptesdelaita.blogspot.com.es

Pues sí, me he comprado por fin mi primera Olla rápida (antes se decía olla exprés). Recuerdo de pequeño haber acompañado a mi madre a El Corte Inglés, y requerirle insistentemente que nos fuéramos a ver los juguetes de la 3ª planta, que estaba aburrido de estar en la sección de cocina. Fíjate que ahora entiendo todo ése tiempo que pasó buscando y comparando, ya que yo tardé más de media hora en elegir una Olla rápida. Que si barata, que si cara, que alemana, que española, que de 4, 6, 7, 8 litros..... ufff. No quería comprarme una WMF como mi madre, por si acaso la quemaba con mis primeros pasos. Ni tampoco muy malilla que me quedara con el mango en la mano. Así que bien aconsejado (creo), por la amable vendedora finalmente me decidí por una Olla de la marca BRA, modelo Vitesse, 6L. Una vez con mi olla nueva, brillante... que hago ahora?? Revisando la documentación y la web de BRA me encuentro con que Martín Berasategui colabora con ésta marca y me decido a copiar su Estofado de Carne aprovechando que han bajado un poco (poco) las temperaturas. Además de seguir los pasos del blog de Las recetas de MJ , que me encanta. Ingredientes 4 personas: 500 grs. de carne de ternera para guisar (en mi caso unos 600 grs.) 1 cebolla 1 puerro 1 zanahoria grande 1 pimiento verde 2 diente de ajo 350 grs. de patatas 1/2 botella de vino tinto de buena calidad(usé un Rioja Crianza) 450 ml. de agua caliente 1 c/s rasa de harina 1 pastilla de concentrado de carne AOVE, Aceite de Oliva Virgen Extra. Pimienta Sal Preparación: En un cazo pequeño vertemos el vino y calentamos hasta que reduzca a la mitad. Cortamos en trozos más pequeños las piezas de carne que el carnicero nos haya dejado grandes y salpimentamos Ponemos 2 c/s (cucharadas soperas) de aceite de oliva virgen extra en la olla. En varias veces marcamos la carne hasta que se dore y guardamos aparte. Una vez lavadas todas las verduras, pelamos la zanahoria y cortamos en rodajas, cortamos en juliana el pimiento, la cebolla y el puerro. El Ajo lo pelamos y picamos. Ponemos toda ésta verdura en la olla, que conserva el sabor de la carne marcada anteriormente. Añadimos unas 3 c/s de AOVE y bajamos el fuego. Pasados 10 minutos cocinándose a fuego suave añadimos la carne con el jugo y la harina, removemos y dejamos cocer 5 minutos más. Tras esos 5 minutos, vertemos el agua caliente hasta cubrir y añadimos la pastilla de caldo de carne. Mezclamos bien, y cuando hierva incorporamos el vino que había reducido y las patatas cascadas. Cerramos la olla (mi nueva olla rápida!!), en la posición 2 ponemos a cocer durante 20 minutos a partir de que empiece a salir vapor. Me recomendaron y así hice que cuando comience a salir el vapor pusiera el fuego suave. Pasados los 20 minutos, comprobamos de sal y listo. Estoy súper contento, ha salido para rebañar el plato y aunque para muchos sea una comida sencilla o superada, no sabéis la ilusión que me hace que me vayan saliendo los platos. Así que como recompensa al buen trabajo lo acompañé con un vino de Jumilla, un Juan Gil 12 meses, que como siempre estaba delicioso. Le doy las gracias a todos los blogs que sigo y leo y a mi madre sobre todo, ya que la llamo para las (muchas) dudas. (A ver qué me dice cuando se entere de ésto de Internet!!!)

Fuente: unosoenlacocina.blogspot.com.es

En el mes de Junio las chicas de Cookingthechef, eligieron a Martín Beresategui para como chef del mes y en ese momento tenía esta receta, pero no pude participar. Por lo que la coloco ahora. Rocío de Kidsandchic , hizo la versión con un caramelo de naranja que tiene que estar buenísimo y también adaptó la receta a la thermomix. La receta original de M. Berasategui es doble, eso está bien, si tenemos invitados, pero estas medidas para uno pequeño están estupendas. Ingredientes 3 huevos enteros 6 yemas 150g de azúcar 1/2 litro de leche 125g de nata 1 vaina de vainilla Caramelo 100g de azúcar Comenzamos infusionando la leche con la nata y las vainas de vainilla. Por un lado batiremos las yemas con los huevos, el azúcar y las semillitas de vainilla. Mezclamos ambas preparaciones. Hacemos un caramelo rubio con los 100g de azúcar y cubrimos el fondo de nuestro molde. Llenamos con la mezcla de leche y huevos. Yo siempre los hago en la olla gm en función guiso por 8 minutos en budinera con tapa y agua hasta la mitad pero por supuesto lo podemos hornear por 45 minutos a baño maría con calor arriba y abajo a 160º. Se debe dejar enfriar en la misma agua y luego llevar a la nevera hasta desmoldar. Caro :)

Fuente: enlacocinadecaro.blogspot.com.es

Ir a la receta en gallego 100 grs de arroz arborío Caldo de verduras 2 chalotas 1 troz o de p i miento roj o 2 dientes de a j o 1 za nahoria 70 grs de chistorra 15 grs de mantequi ll a Parmesano r al lado Vi n o b l anco Aceite Sal Est o s días estoy v iendo un libro de Martín Berasategui, "Cocina con garrote", e hice una receta d el libro (pr ó ximamente en s u s pantallas) con un producto que nunca usara en mi coci n a: la chistorra. P ue s como de aquella receta me sobr ó chistorra y tal cual me marco un Jamie Oliver, s i é l le echa chorizo a la paella, yo le echo chistorra a un risotto. Está claro que es una receta de aprove ch amiento de eses restos que nos van quedando s ue ltos en la nevera. Picamos las verduras de tamaño un poco m a s grande que de dado . Damos un corte lon g itudinal a la chistorra y quitamos la piel. Picamos m enu da y pasamos en una sartén para que s ue lte la gra s a. Pasamos esc urri da a un p l ato con papel absor b ente. Reservamos. Po n emos un golpe de aceite en una cazuela y pasamos, las verduras unos cinco minutos. No queremos que se no pochen de todo, queremos que nos queden enteras. En el m i smo aceite de las verduras sofre í mos el arroz un par de minutos y regamos a continuación con el vi n o b l anco. De j amos que se evapore el alcohol. A partir de este momento, va mos incorporando el caldo de verduras poco a poco, y va mos rem ovi endo el arroz. Cuando veamos que vamos a ech ar el último golpe de caldo, incorporamos las verduras y l a chistorra. De j amos unos cinco minutos y añ adimos la mante q ui ll a y el que s o r al lado. De j amos reposar unos minutos y listo. Si no l o prepar ái s no vai s a saber el sabor que os est ái s perd iendo . Y vai s a privar a v uestr os comensa le s de un p l ato de lu j o. Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos: Por correo: [email protected] Por Facebock: http://www.facebook.com/boproveito Compartir Obtener enlace Facebook Twitter Pinterest Google+ Correo electrónico Etiquetas Arroz arborío Chistorra Risotto Verduras

Fuente: boproveito.blogspot.com.es

Hoy jueves y vispera casi de fin de semana, principio de mes, y con los gastos escolares en la mochila, me uno al bloque de "ofertas" y os traigo un post " 2 en 1 ", que de seguro, si os animais a preparar, triunfará. Ya llevaba tiempo queriendo traeros este pan tan rico, pero por una cosa o por otra, no le llegaba el momento. Así que ahora, tras las vacaciones aquí lo tenéis. Si, si, ya se que está en la red en muchas versiones y principalmente en la del Maestro "Berasategui" que es la que básicamente yo os traigo, pero tratándose del blog de una amate de los panes caseros, éste en concreto no podía faltar. Es un pan blanco, jugoso, suave y muy tierno, pero a la vez aguanta perfectamente los rellenos calientes como hamburguesas o hot-dogs; porque este pan sirve igual, cambiando tan solo la forma, para unos buenos perritos calientes, ¿se puede pedir mas? Tiene un sabor muy delicado, prácticamente clavadito al de los "buenos" panes industriales, pero es mucho mas sano, ya que no incorpora conservantes, ni aromatizantes, ni toda esa retahíla de componentes químicos, ni por supuesto tampoco grasas saturadas, ya que está hecho solo con buen aceite de oliva. Vamos que es una delicia sanísima. Yo si sobra alguno, me encanta comerlo en casa con un buen relleno de jamón cocido y queso. Está riquísimo. Es una receta fácil a mas no poder, para las que empezais con esto de las masas levadas, y aunque yo utilizo mi masa madre, no os olvidéis que vosotros si no la tenéis, prescindís de ella y santas pascuas. ¿O acaso pretendéis quedaros sin hamburguesa casera? Como un pan de hamburguesa no es nada sin su relleno, os acompaño también la receta de hamburguesa casera , que es la que hacemos en casa, y desde que la descubrimos no entran otras. Como no podía ser de otra manera, la receta es del socio y amigo de Martín, David de Jorge . Aconsejable 100%. Os aseguro que el binomio, como ya os he dicho, triunfará, y si tenéis peques o adolescentes, ni os cuento. Probad, invitad a los amigos de vuestros hijos y os sacaran a hombros del coso, o peor aun, fijarán todos ellos su residencia las noches de los sábados en vuestra casa. Sano, casero y riquísmoooooooo. INGREDIENTES : Para el Pan de Hamburguesa : (Para 5 o 6 panecillos según tamaño) - 325 gr. de harina de fuerza W 172 o W 300 ( El amasadero ). - 155 ml de leche entera tibia. - 4 gr. de levadura liofilizada o 12 gr. de levadura fresca. - 7 gr. de azúcar. - 5 gr. de sal - 15 gr. de Aceite de Oliva Virgen Extra. - 75 gr. de masa madre. - Agua para pintar. - Semillas de sésamo tostado. Para la masa de hamburguesas : (Para unas 10 hamburguesas de 150 gr. c/u) - 1,2 kg de carne picada de vaca y cerdo (80%-20%) - 2 cebolletas medianas bien picadas (Pochadas). - 2 dientes de ajo sin germen exprimidos (Pochados). - 2 rebanas de pan de molde grandes sin corteza, remojadas en leche y bien escurridas. - 2 yemas de huevo (o 1 yema y 1 huevo). - 1 cucharada de perejil recién picado. - Sal (1 cucharada de ketchup y unas gotas de salsa de soja optativo) - Pimienta recién molida - Pan rallado para ayudar a dar forma. Para el montaje de la hamburguesa : - Aros de cebolleta pochados o asados. - Rodajas de Tomate fresco bien maduro. - Hojas de lechuga. - Pepinillos en vinagre cortados en tiras. - Queso "bueno" para fundir en lonchas. - Bacon frito. - Mahonesa - Ketchup PREPARACIÓN: Comenzamos preparando nuestro Pan de Hamburguesa : Si hacemos uso de la KA , en el bowl introducimos la harina, la sal, el azúcar y la levadura liofilizada. Tamizamos estos ingredientes con el accesorio de pala accionado a velocidad 1. En un bowl pequeño mezclamos la leche, la masa madre, el aceite, y la levadura fresca si hacemos uso de ella en lugar de la liofilizada. Con el motor a velocidad 1, vamos incorporando los ingredientes líquidos. Mezclamos bien hasta obtener una masa y sustituimos la pala por el gancho amasador. Amasamos a velocidad 2 durante unos 10-12 minutos, hasta obtener una masa lisa y ligeramente brillante. Es conveniente que pase al prueba de la membrana. Si optamos por el sistema tradicional , ya sabéis, harina, azúcar, sal y levadura liofilizada bien mezcladas a la encimera. Hacemos un hueco en el centro y vertemos en él los ingredientes líquidos, (leche, aceite, masa madre, y en su caso la levadura fresca disuelta en ellos).Mezclamos y amasamos hasta obtener una masa lisa y ligeramente brillante que se despegue de las manos. Ahora el resto igual. Retiramos la masa a un bowl ligeramente aceitado y dejamos levar cubierto hasta que doble su volumen. De 1 hora y media a 2 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Pasado este tiempo, sacamos sobre la encimera, desgasificamos y dividimos en 6 bolas de unos 90 gr. o en 5 bolas de 115 gr. Los panecillos que veis son de 115 gr., pues mis hamburguesas como veréis, son bastante grandes y no iba a poner un panecillo que no las aguantase. Todo en proporción. Yo boleo cada porción dándole forma de bola y entonces la aplasto bien con la palma de la mano, pues tiende a crecer un montón hacia arriba. Hay quien las corta sobre la masa desgasificada ayudado de un aro de emplatar. Nunca lo he probado, así que no os puedo dar mi opinión. Yo soy mas bien tradicional. Y como veis, esto me funciona bastante bien, quedan redonditas. Pasamos los panecillos a la bandeja de horno forrado con silpat o papel de horno y dejamos levar cubiertos, por espacio de 1 hora y media mas o menos. Crecerán bastante, y aun mas en el horno así que procurad ponerlas bien separadas entre si. Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo. Justo antes de introducirlas en el horno bañamos con un poco de agua (sin pasarnos) y rociamos generosamente con semillas de sésamo. Introducimos en el horno y mantenemos durante 12-15 minutos según tamaño, hasta que estén ligeramente dorados. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Listas para albergar nuestras hamburguesas. Las hamburguesas podemos prepararlas incluso el día antes y mantenerlas en la nevera bien cubiertas en un tupper, eso nos ahorrará tiempo el día que preparemos el pan. Para preparar las hamburguesas, comenzamos pochando el ajo y las cebolletas y lo dejamos entibiar, ya que luego lo tenemos que mezclar con la yema de huevo y si está muy caliente se nos puede cuajar. En un bowl grande mezclamos las carnes, la cebolleta y ajo pochado, la miga de pan remojada en leche y bien escurrida, las yemas de huevo, o el huevo y la yema, y el perejil picado. Con la mano bien limpia, amasamos integrándolo todo y deshaciendo los grumos de carne picada. En este caso la mano es el mejor instrumento os lo aseguro, no hay nada que lo sustituya. Para sazonarlas podéis optar por añadir sal y pimienta, o algo menos de sal y una cucharada de ketchup y unas gotas de salsa de soja. En ambos casos quedarán estupendamente. Una vez sazonadas volvemos a mezclar bien con las manos. Ya tenemos nuestra masa de hamburguesa. Ahora vamos separando bolas de masa del tamaño que deseemos. En mi caso las hago de unos 150 gr. cada una. Ya os avisé que son grandecitas. Soy chicarrona del norte. Para darle forma, desde que descubrí el molde especifico, es mi ayudante básico en estos menesteres. Este aparato parece un incordio mas en la cocina, pero no, cuesta muy poco y nos permite obtener hamburguesas bien formadas y planitas que tienen la virtud de cocinarse por igual por todos sus lados, y además resultan mas curiosas a la vista. A su favor, se limpia de cine, pues es de plástico y se desmonta en su totalidad. Para darles forma, no tenemos mas que colocar la bola de carne en el interior del molde, aplanarla con ayuda del dorso de una cuchara, haciendo que la carne rellene el molde en su totalidad, y ahora presionar el molde sobre un plato o superficie plana con un poco de pan rallado para compactarla. Levantamos el molde y lista nuestra hamburguesa. Como veis para tener unas bonitas hamburguesas caseras como las industriales, no hace falta mas que el aparato, y la masa, aunque a mi me gusta tener círculos de papel de horno que coloco en la base del molde, para que cuando las doy forma se extraigan mejor y no se queden pegadas a la base del artilugio. Basta con un circulito por cada remesa de hamburguesas. Las freímos en una cucharada de aceite caliente o a la plancha para ahorrarnos grasas. Deben quedar jugosas y sonrosadas en su interior, no debemos achicharrarlas salvo que el comensal quiera una zapatilla en lugar de una hamburguesa. Si vamos a utilizar queso es conveniente que aprovechemos el último calor de la sartén o plancha, cuando ya esté hecha la hamburguesa para que ayude a derretirlo ligeramente. Vamos ahora con el montaje . Abrimos nuestro pan casero, untamos cada parte con un poco de mahonesa, o mucha según el gusto. Colocamos la hamburguesa con queso en la base, sobre ella vamos colocando los aros de cebolla pochados, la hoja de lechuga, la rodaja de tomate, los pepinillos y el bacon. Cerramos con la otra tapa. Si queréis podéis añadir un huevo frito sobre la última capa, pero yo soy mas de la hamburguesa tradicional. Acompañamos de unas patatas fritas caseras bien crujientes, una sencilla ensalada de lechuga de la huerta con tomatitos cherry, y mas ketchup y mostaza para el que quiera. A disfrutar sin remordimientos de este plato único de campeonato, que se trata de buena carne, buen pan y buenos ingredientes. Sabemos lo que comemos y está riquísimooooooooo. Mañana será otro día. Consejos: - Como dice Carlos de " Mercado Calabajio " para preparar el pan de hamburguesa, también se puede utilizar harina de Gran Fuerza. Yo aun no lo he probado e ignoro el resultado. ¿ le permitirá levar mejor dada la incorporación de grasas con leche y aceite? o ¿quizás obtengamos un pan algo mas correoso por el exceso de gluten? - Para dar forma a los panecillos, yo sigo dándole forma de bola en lugar de utilizar el aro de emplatar para recortar. De esta forma puedo darle mas o menos el mismo peso a todos los panecillos y soy yo quien decido cuanto peso coloco en cada uno. - No pinto los panes con huevo, no me parece que queden excesivamente apetecibles, pues el huevo tiende de derramarse por los laterales del pan dejando unas huellas mas bien feotas. Además para mi gusto se dora demasiado. Prefiero pintarlos solo con el agua que utilizo para pegar el sésamo y que se doren naturalmente en el horno. El azúcar que utilizamos en la receta, tiende ya de por si a dorar los panes. - Sed generosos a la hora de espolvorear el sésamo sobre nuestros bollitos, ya que luego con la manipulación pierden bastante. - Este pan aguanta bien el día, guardo en una bolsa de plástico, sin aire. Al día siguiente está rico y jugoso, aunque algo mas tiesillo, pero bueno para nuestra hamburguesa, os lo aseguro. No obstante congela bien. De hecho yo si sobran, los abro por la mitad y a la bolsa de congelación. Para descongelar los sacas un par de horas antes, y si te apetece les das un golpecito de calor en el horno. Riquísimos, y si no han probado el recién hecho, ni lo notarán. Arreglan la cena de la noche del sábado no sabes de que manera. - Yo hago una buena remesa de hamburguesas una vez que me pongo con ello. Las que sobran las congelo individualmente y así tengo hamburguesas caseras cuando quiero. VIRGINIA

Fuente: sweetandsour-vir.blogspot.com

Copyright 2017 ® - Contacto