bacalao en salsa marinera vasca | macarrones para 20 personas | coca de verduras casera | polvorones de nuez | recetas 888 | recetas de trufas de cafe nata | conejo guisado con pimientos
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Haciendo uso de aquella vieja canción, para ésta cocina “virtual” que decía: Si yo tuviera una escoba, si yo tuviera una escoba Si yo tuviera una escoba, si yo tuviera una escoba Cuantas cosas barrería……. Primero, lo que haría yo primero Lo primero que haría, sin lugar a dudas es volver atrás, pero con la experiencia que me ha ido dando los años en la blogosfera y haber puesto el nombre a todas las fotos que he ido realizando….ya que muchas, muchas de ellas se han ido haciendo famosas por “la nube”, la han ido usando, sin que citen su procedencia: mi blog, Mi cocina. Con la escoba “barrería” quizás, algunos textos, la introducción y quizás la forma de explicar las recetas….. Y una de ellas, sin lugar a dudas es la entrada de éste delicioso molusco, tan consumido en mi tierra, tradicional comerlo en crudo: la concha fina. No le puse el nombre a la foto y qué mal expliqué como limpiarla…. Conchas finas crudas (enlace pinchando aqui) Aunque también me gusta prepararla a la plancha (AQUI encuentran la receta) (con un majaillo, kétchup y mostaza). Quizás, también “barrería”…. mi pesadez en las redes sociales con el hastag de #envidiacocina (perdí la cuenta….) compartiendo muchas, muchísimas fotos de mis platos con la ilusión de ganar un concurso promovido por el Diario Sur de Málaga. Ahí salió una de mis fotos, el objetifo: compartiendo foto de nuestros platos favoritos poder conseguir una cena para dos personas en el Restaurante del gran cocinero malagueño Jose Carlos Garcia, ubicado en Muelle Uno, del Puerto malagueño, con una estrella Michelín. ¡¡ No lo conseguí por cierto !! Quienes me conocen personal e incluso “virtualmente” saben que nunca suelo concursar (salvo contadisimas ocasiones)….. en alguna ocasión lo he hecho por compromiso y en las menos por la ilusión como no, de ganar….como en ésta que he indicado. Tengo que reconocer que pusé quizás, demasiado énfasis a la hora de concursar, de poder conocer personalmente a éste malagueño que lleva a gala nuestra gastronomía y ver su cocina….y por supuesto degustar sus recetas. Aún, al día de hoy no he podido ir….no he podido disfrutar de su cocina, en su nuevo restaurante, como hacía con la de su padre, en la década de los 80 y 90, cuando por motivos profesionales, debía y quería invitar y asombrar a los más importantes clientes o proveedores de la empresa en la que trabajé durante tantísimos años: El restaurante Café de París. U n gran restaurante, que forma parte de la historia de la alta gastronomía malagueña y de mis recuerdos. (Nunca olvidaré, no sólo su calidad, la elegancia y aquellas vajillas de diferentes formas y colores, se quedó marcada en mi memoria aquel plato azul y dorado.....) José García Cortés, el padre, un genial coci­ne­ro al que pa­ra navegar en solitario se aventuró a cambiar las dos primeras estrellas Michelin que había conseguido con La Hacienda de Marbella para la costa, por una churrería en Rincón de la Victoria. Allí, entre los deliciosos tejeringos y los especiales platos que José le preparaba a los amigos y avisados que sabían de sus pasadas excelencias, siempre con la ayuda de su mujer en la cocina, se crió José Carlos. Y fue a principio de los años 80 cuando desde la Axarquia malagueña, llegó a Málaga e inauguró el Restaurante Café de Paris, donde trabajó al mismo tiempo que realizó sus estudios en La Cónsula, ésa cuna de grandes profesionales de la gastronomia malagueña. Posteriormente llegaron sus pasos a grandes y prestigiosas cocinas como El Celler de Can Roca y Martin Berasategui, para hacerse cargo del Café de Paris. De ahí, desde La Malagueta, al Muelle Uno....donde inaugura su nuevo restaurante Jose Carlos Garcia (En éste enlace podrán saber más sobre él) . Fue en el año 2002 cuando en Málaga, no sólo brillaban las estrellas en el cielo y en el reflejo de la mar, en La Malagueta comenzó a brillar rutilante una estrella Michelin en el firmamento de la gastronomía malagueña, la concedida a éste joven cocinero, con una cocina innovadora pero sin olvidarse a las raíces malagueñas. En el horizonte, desde su restaurante, se recorta la silueta del Castillo de Gibralfaro, de La Alcazaba, La Catedral….y enfrente el mar, la mar. Esa mar de nuestra Bahía, del Mediterráneo que bajo la confluencia de las aguas atlánticas hace que sus aguas sean ricas en nutrientes y podamos degustar de ésos “pescaitos” que ha hecho famosa a nuestra Costa del Sol y como no su delicioso marisco….como las conchas finas. Conchas finas que Jose Carlos Garcia preparó in situ en el último evento Food & Wine Festival (En éste enlace hice un pequeño reportaje en mi blog) al que acudí a verle cocinar y que por cierto, no tuve el “valor” para pedirle una foto…quizás algún día…en su Restaurante JC Garcia, en Muelle Uno… Mientras, me conformo con seguir su receta (uno de sus 20 bocados de su ya famosa menú) y prepararla en Mi cocina… concha fina con gelatina de margarita, toda una genialidad….. La Concha fina malagueña, "Callista Chione", conocida tambien como "Almeja Malagueña" de color pardo rojizo o rosado, también recibe el nombre de "Almeja Cebollera", debido al color, a la forma globosa y al brillo de la concha, que recuerda a la morfología externa de la cebolla. Como siempre suelo decir, hay que comprar el marisco en sitios de confianza. Para saber si son frescas o no, tiene que costar trabajo abrirlas con el cuchillo, su carne debe ser firme y dura, no estar blanda y babosa. Y por último desechar las que tengan mal olor ya que es señal de que estaba muerta. ¿Cómo lo hice? Preparar un coctel margarita mezclando una copa pequeña de tequila blanco, media copa de Cointreau y un chorreón de zumo de limón (puse la mitad de la cantidad de Conitreau). Diluir dos hojas de gelatina en agua durante unos cuatro minutos (siguiendo las instrucciones del fabricante), escurrirla bien y echarla en el coctel, removiendo con unas varillas de forma que no queden grumos. Pasarla a un recipiente y dejarla enfriar en el frigorífico unos dos o tres horas. Limpiar las conchas finas: Tienen que estar frescas, vivas…..és fácil de comprobar, en el propio mercado se aprecia como se abren, sacan la lengua roja (es el músculo que les permite moverse en los fondos marinos). Dejarlas sumergidas en agua con sal (el agua debe estar salada como el sabor del mar), durante una hora aproximadamente, en ése tiempo soltarán parte de la tierra que pueden traer en su interior y se abrirán o bien se “relajarán” pudiéndoseles abrir con más facilidad. Enjuagar bien las conchas y abrirlas, con mucho cuidado, con la ayuda de un cuchillo dividiendo las dos partes. Para limpiarlas quitamos toda la parte verde (algunas veces marrón oscuro, incluso negro) y luego levantar la lengua y quitar la telilla marrón que hay debajo. Ahora despegar toda la carne pasando el cuchillo por debajo en ambos sentidos. Comprobar y quitar las piedrecitas (si las tuviese) que suelen críar a la derecha e izquierda del principio de la lengua. Enjuagar bien bajo el grifo y volverlas a colocar en la concha. Machacar en un mortero unos cuantos granos de pimienta negra. En el recipiente donde se vaya a servir, colocar hielo picado, encima poner la concha fina, espolvorear con la pimienta negra y colocar al lado una buena y generosa cucharada de la gelatina de “margarita”…… Disfruten de Málaga, de su luz, de su sol, de su arte, de su cultura, de su rica y deliciosa gastronomía….y no se olviden del mar, siempre la mar..

Fuente: micocinacarmenrosa.blogspot.com.es

También llamado sorropotún o marmita en Cantabria, el marmitako es un plato basado en el atún blanco o bonito del norte, su origen se encuentra en los barcos de pesca vascos y cántabros, sus cocineros antiguamente utilizaban mucho este pescado, por su abundancia y con pimientos y patatas que siempre había en sus despensas, preparaban este guiso en las marmitas, cazuelas de barro, que se usaban antes para guisar. Un plato muy completo, la proteína del pescado azul, los hidratos de carbono de la patata y las vitaminas y otros nutrientes antioxidantes de la verdura proporcionan a este plato un 10 en cuanto a las necesidades diarias de alimentación de una persona por lo que era ideal para los marineros que pasaban largas jornadas en la mar bajo el sol y en las condiciones no mas adecuadas. El punto de este plato se lo da el caldo de pescado, debe de ser de la espina del propio bonito, un caldo potente que es la clave además del picante que aporta la cayena para obtener el marmitako perfecto. Podemos sacarle incluso mas punta si el vino que usamos es un buen Txakoli y si además lo saboreamos en un día frío como el de hoy disfrutaremos este plato en todo su esplendor. Ingredientes para 6 personas: - 1 pimiento rojo pequeño - 1 pimiento verde pequeño - 1 cebolleta - 3 dientes de ajo - 1 cayena - 1 tomate maduro - 120 gr. de tomate frito - 3 cucharadas de carne de pimiento choricero - 1 cucharadita de pimentón dulce - 5 patatas medianas - 500 gr. de bonito - 200 ml. de vino blanco - Perejil picado - Sal y aceite - 3/4 l. de caldo de pescado Preparación: Lo primero que hacemos es el caldo de pescado. En una cazuela con 3/4 l. de agua cocemos las espinas del bonito con una cebolla cortada en cuartos, 3 hojas de laurel y un poquito de sal. Colamos en un chino para evitar todas las espinas y que nos quede un caldo fino. Reservamos. En una cazuela amplia comenzamos haciendo un sofrito con la cebolleta, los pimientos y los ajos bien picados, rehogamos durante 5 minutos removiendo de vez en cuando. Cascamos las patatas y las añadimos rehogando otros 5 minutos. Añadimos el tomate picado y sin piel, el tomate frito, la carne de los choriceros, la cayena y el pimentón y removemos un par de minutos para que se fijen los sabores. Añadimos el vino y el caldo de pescado y dejamos cocer hasta que la patata esté tierna, al menos 25 minutos con la cazuela tapada. Salamos y sellamos el bonito en una sartén con un poquito de aceite. Incorporamos el bonito a la cazuela, removemos con cuidado, corregimos de sal si fuera necesario, añadimos el perejil, apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar 10 minutos, el bonito terminará de hacerse con el calor residual, quedará mucho mas jugoso y nada seco y el reposo le hará al guiso mucho mas sabroso. Servir bien caliente. Receta inspirada en la del mismísimo Martín Berasategui .

Fuente: lacajitadenieveselena.blogspot.com.es

Es para hacer un risotto perfecto de setas. Es trabajoso pero merece la pena. Es el risotto perfecto. Sale fenomemal si se utilizan ceps. Por su sabor y textura y un sabor dulce como el de las avellanas que le va al risotto como anillo al dedo. Hay que hacer el caldo el día antes para guardarlo en el frigorífico 24 horas. La receta es de un cocinero de la escuela de Martín Berasategui (no sé el nombre, dado que no aparece referencia en su blog, sólo la foto con el maestro). Ingredientes (4 comensales) Para el sofrito * 100 gr cebolla (que nos ean grandes y más bien del tipo dulce) * 1 ajo * aceite oliva y mantequilla * 1 hueso tuetano, Para el caldo * 1 kg champiñones * 1/2 cebolla * 1/2 puerro * 1/4 zanahoria * 1 ajo * aceite de oliva * Un chorrito de Oporto Para la guarnición * 100 gr ceps frescos cortados a 1/4 Para la mantecada * mantequilla 20gr * mozzarella ahumada o fresca Para el arroz * Arroz bomba para cuatro raciones Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Risotto de setas con mozzarella paso a paso Poner en un cazo grande un poco de aceite de oliva para saltear la setas (mejor si son los ceps), cuando estén dorados se agrega el sofrito (previamente hecho como se indica más abajo en consejos) y se le da unas pocas vueltas. Entonces agregar el arroz e igualmente lo removemos un par de minutos. Aparte tenemos el caldo de setas caliente (ver receta del caldo más abajo en consejos), para ir echando el caldo poco a poco (no como en las paellas que se echa la vez). Mientras se echa el caldo se remueve sin parar con una cuchara de madera. Así quedará cremoso al tirar el arroz su almidón. Así pues, A la mezcla de los ceps, el arroz y el sofrito , se va agregando como hemos dicho lentamente el caldo y sin parar de remover, esto debe durar un cuarto de hora aproximadamente. Pasado este tiempo, se prueba el arroz y evaluais si está en vuestro punto deseado. Si es así se retira del fuego. Entonces se agrega la mantequilla cortada a dados y el queso y se remueve sin parar hasta que fundan ambos, En ese momento tendremos un rissoto jugoso y listo para servir Consejos y trucos Recetas de sofrito y caldo para el Risotto : Para elaborar el sofrito : * Picar la cebolla y el ajo (muy picado ) y ponerla junto a un poco de aceite y muy poca mantequilla a sofreir. Poner a fuego bajo y cocinar lentamente la cebolla. * Esperar a que la cebolla esté ligeramente dorada. Entoces agregar el tuetano y remover en el sofrito hasta que se funda. Para el caldo del sofrito * Poner todos los ingredientes (champiñones cortados por la mitad y limpios) en una olla un poco alta y sofreir hasta que todo este tierno, no hace falta color. Los champiñones soltaran mucha agua, entonces agregar dos litros de agua y cocinar a fuego suave una hora * Pasar el caldo por un colador fino, rectificar de sal y agregarle un puñado de ceps secos y un chorrito de oporto bueno, se vuelve a colar, se enfría y se guarda en el frigo, 24 horas. Utensilios Los indicados ne la receta Los cazos deben ser altos

Fuente: mis-recetas.org

Hoy nos toca un plato de carne que descubrí un día por casualidad y que sin duda voy a repetir porque me ha encantado el resultado . El plato en cuestión llamó mi atención un día que estaba cocinando y me puse de como compañía un programa de cocina, soy así de original. Ahí estaban Martín Berasategui y David de Jorge con sus particulares diálogos y sus particulares gracias. Y, ¿qué es lo que me hizo girarme y prestar atención? Pues al comenzar el plato prometieron que las costillas haciéndolas de esa forma quedarían tan tiernas que se despegaría sola la carne del hueso. Además la salsa con las que las iban a acompañar, de perejil, no tenía mala pinta. Una que necesita ideas y más ideas para sorprender a la familia, vio delante de sus narices el plato que se iban a comer el sábado siguiente. El cerdo aunque ha ganado algo de fama en los últimos años, gracias al bombo que se le ha dado a las piezas ibéricas, no goza de muy buena prensa en lo que muchos consideran comer de forma saludable. Yo no estoy de acuerdo, el cerdo, ofrece muchísimas posibilidades, y hay partes magras con las que nos podemos alimentar habitualmente, sin que nuestra salud cardiovascular se vea afectada. Si bien es verdad, que no conviene abusar de embutidos, salchichas, hamburguesas preparadas y otros productos que tienen altos niveles de grasa y sodio(al final sal). Desde el punto de vista nutricional, el cerdo nos ofrece proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas. Esto también varía y depende de la parte que cocinemos, de la edad del animal, y de la forma de cocinarlo. Otra ventaja que tiene el cerdo es su precio. Un trozo de lomo lo puedes adquirir por tres y pico el kilo. O las costillas que hoy nos ocupan las compré a cuatro y no me acuerdo el pico. El solomillo de cerdo, que lo podemos hacer de muchas formas, entre seis y siete euros. No está mal, ¿no? Y después de defender tanto a esta animalito tan característico de nuestro país , voy a contaros la receta que me enrollo como las persianas y no voy al grano. INGREDIENTES (4pax) 1-1,5 kg de costillas de cerdo 1 zanahoria 1 puerro 1 rama de apio 1 cebolla 1 hueso de jamón sal 30g de salsa de soja 1 cucharada de aceite de oliva Salsa 6g de perejil 6 dientes de ajo asados 9 cucharadas de aceite de oliva 60g de zumo de limón 3 cucharadas soperas de vinagre de sidra (yo utilicé de manzana) sal y pimienta Comenzamos cociendo las costillas en agua con las verduras troceadas, el hueso de jamón y sal. Ellos echaban un hueso de jamón enorme. Yo utilicé tamaño normal. Las costillas que queden cubertitas. Dependiendo como sean de grandes los costillares habrá que trocearlos para que quepan en la olla. En una olla normal tuvieron las costillas cociendo 50 minutos. Yo las cocí en la olla rápida 25 minutos. Haciendo esto ya tenemos garantizado que al salir del horno quedarán tiernas y no tiesas . No os tengo que contar el caldito tan bueno que nos queda para hacer sopa, algún arroz o lo que se nos ocurra. Una vez cocidas se sacan y se cortan con unas tijeras dejándolas de una en una. Las ponemos en una fuente de horno y pincelamos con la mezcla de soja y aceite de oliva. Añadimos los diente de ajo sin pelar y las metemos al horno precalentado a 210º en posición grill. Dejamos hasta que se doren. Cabeza de ajos lista para quemarse Voy a hacer un inciso , aquí me pasé de lista y como no confiaba en que los ajos se iban a quedar blanditos en el tiempo que se doraban las costillas, mujer de poca fe... Cogí la cabeza, le di un corte por arriba y con unas gotas de agua y un chorrito de aceite la puse en un plato en el microondas. Total, que la dejé mucho tiempo y se quemaron. En una semana entera no puedo entrar un vampiro en la cocina. Y la tapa del micro fue a la basura porque se doró también un poquito por dentro en contacto con la cabeza de ajos. Como lo hice antes de meter las costillas al horno me dio tiempo a rectificar y meter los dientes con las costillas. Aún así, después de pelarlos y ver que no estaban del todo blandos, los metí un poco en el microondas con unas gotas de agua. Igual a vosotros no os hace falta. Mientras que se hacen las costillas ponemos todos los ingredientes de la salsa en el vaso de la batidora. Y en cuanto salgan las costillas, pelamos los ajos, los incorporamos y batimos. Echamos la salsa encima de las costillas y mezclamos. Para acompañar hice unas patatas fritas en cuadrados, que incorporé a la fuente de las costillas y mezclé con la salsa. Los cocineros cumplieron su promesa y quedaron unas costillas tiernísimas y buenísimas. ¡No sabéis como se las comieron los peques! Y los papis nos chupamos los dedos.

Fuente: mamaquehay.blogspot.com

Otro mes más y de nuevo nos encontramos con el reto Cooking The Chef , está vez dedicado a Martín Berasategui , garrote, garrote, como diría él. Un chef con un buen repertorio de recetas con fundamento, en las que no sabes por cuál decidirte, y en mi caso, siento no haber tenido más tiempo para dedicarlo a cocinar sus recetas pero mi mes de mayo ha venido de lo más apretado, espero que junio me de un respiro. Así que podéis creerme si os digo que estos Muslos de Pollo a la Mostaza son fáciles y rápidos de preparar. La receta original está preparada con muslos deshuesados o con trocitos de pollo más pequeños, con lo que el tiempo de preparación todavía se reduce más. A mí me apetecía más dejar el muslo entero y por eso lo he dejado cocer en la cazuela unos minutos más. Por cierto, con las cantidades indicadas se obtiene más salsa de la necesaria y era consciente de ello desde el primer momento, pero es que le había cogido la idea a Berasategui. Viendo uno de sus vídeos, indicaba que esta salsa era ideal para unas patatas o para un plato de pasta y me pareció una idea genial. Así que como tenía caldo de ave suficiente, decidí cocinarlo todo y guardar la salsa sobrante para unas cintas de pasta. Y así lo hice, esta salsa congenia muy bien con la pasta, yo le añadí unos daditos de jamón y plato redondo. ¡Qué lástima que no hice fotos! ¿Queréis probarla? ¡Vamos con la receta! INGREDIENTES: 2 Muslos de pollo con parte del cuarto trasero, sin piel 1 Cebolla picada 1/2 Vaso de Vino Blanco 25 gr. de Mantequilla 750 ml. Caldo de Ave 125 ml de Nata líquida 3 cucharadas de Mostaza de Dijon 1/2 Limón exprimido Sal y pimienta Aceite de Oliva Virgen Extra Cebollino picado para decorar o unas ramitas de brocoli ELABORACIÓN: Salpimentamos los muslos de pollo y los doramos en una cazuela antiadherente con un chorrito de aceite de oliva. Debe quedar bien doradito por las dos partes. Lo retiramos y reservamos. En la misma cazuela añadir la mantequilla y pochar la cebolleta durante 6 min. Transcurrido el tiempo, añadir el vino blanco y dejar reducir. A continuación, añadir el caldo de ave y dejar reducir un poquito. Entonces, añadir la nata líquida, la mostaza y el zumo de limón. Dejar reducir unos 3 min. y agregamos los muslos de pollo, que dejaremos cocer a fuego medio unos 15 min. Reservamos los muslos y pasamos la salsa por la batidora. Volver a incorporar los muslos y la salsa en la cazuela, rectificar de sal y pimienta, y dejar hacer chup chup 5 min.más. Espolvorear con cebollino o añadirle unas ramitas de brocoli al vapor y servir. Va genial si lo acompañamos de arroz blanco. Bon Appétit!

Fuente: atableconcarmen.blogspot.com.es

!!!Bienvenido verano!!! ¿Te vas a quedar?, jajaj, espero que sí que al menos tú te apiades de las ganas de sol que tenemos los del Norte. De momento hace un dia espectacular por lo que mi Gazpacho de Cereza apetece un montón. El otro día probé un gazpacho con fresas que estaba excelente. Dado que la fruta de la estación es la rica y preciosa cereza me animé a versionar mi gazpacho. Te conté ya hace tiempo el que byJose prepara con Manzana Verde , una de las recetas más visitadas del blog, espero que esta versión te gusta tanto o más que la otra. Gazpacho de Cereza: 400 gr. ó 1 Bote de Tomate triturado 300 gr. de Cereza madura 1/2 Diente de Ajo 1/4 de Pepino 1/4 de Pimiento Verde Italiano 125 ml. de AOVE 20 ml de Vinagre de Sidra Miga de una tostada de Pan Sal Pimienta 150 ml de Agua (Las cantidades son aproximadas, debes ir probando y adaptarlas a tu gusto. Puedes sustituir el pepino por cebolla) Lavas y deshuesas las cerezas, reserva alguna para adornar tu copa. Incorpora todos los ingredientes. Deja macerar durante una hora, pasada la cual, procesas hasta que te quede una crema, debes añadirle más agua si te gusta que la consistencia sea más líquida. Le he pasado por un colador, me gusta que quede muy fino, aunque es opcional. Reserva durante dos horas en la nevera. Sirve en recipiente de cristal, añade un chorrito de aceite, las cerezas que habías reservado y perejil o albahaca. El color no puede ser más bonito ¿verdad?. Le he tomado prestada la receta a Martín Berasategui , jajaj, #CookingTheChef, voy por la tercera receta las demás aquí y aquí , me declaro #superfan. Espero que te guste, bsss

Fuente: lacocinadelascasinas.blogspot.com.es

En casa somos muy de sopas frías. En verano, a la vuelta de la playa o la piscina es lo que más apetece. Cada año intento incorporar una o dos al repertorio a fin de hacerlas variadas y al gusto de todos. El gazpacho de fresas no lo habíamos probado todavía. Pero gracias al reto Cooking the Chef y al mismísimo Martín Berasategui eso ya está solucionado. Toda una delicia. Yo creo que a estas alturas todo el mundo sabe quien es Martín Berasategui, no? Con 7 estrellas Michelin y con varios libros y programas de television es uno de los chefs mas reconocidos no solamente a nivel estatal sino mundial. Nació el 27 de abril de 1960 en San Sebastián. A los trece años comenzó a trabajar en el restaurante familiar, Bodegón Alejandro. En 1979, empezó sus estudios de hostelería en la escuela de pastelería moderna de Yssingeaux, donde conoció a diversos chefs internacionales. En 1981, se convirtió en responsable De Bodegón Alejandro, que recibió su primera estrella Michelin en 1986. En 1993 abrió su primer restaurante, llamado "Martín Berasategui", en Lasarte-Oria. En tres años, el local recibió dos estrellas Michelin. A partir de ahí el cocinero recibió un diversos premios, entre ellos el Premio Euskadi de Gastronomía al Mejor Cocinero de Euskadi en 1998 y el Tambor de Oro de San Sebastián en 2005.2 En 1996, el chef decide crear una asociación empresarial, el Grupo Martín Berasategui, para hacerse cargo de restaurantes tales como: el Bodegón Alejandro; el restaurante del Guggenheim de Bilbao o el Kursaal Martín Berasategui. Me hubiera gustado preparar mas recetas de Martín, tenía la idea de acompañar el gazpacho de fresas con otro plato, pero este mes he tenido otras prioridades así que se queda en "pendientes" para cuando tenga mas tiempo!! INGREDIENTES (para 4 personas) 600 g de tomate maduro 400 g de fresas 50 g de pimiento rojo 60 g de pimiento verde 1/2 diente de ajo 80 g de pepino 40 g de pan (sólo la miga) 150 g de aceite de oliva virgen extra 20 g de vinagre de jerez 500 gr de agua mineral Sal ELABORACION Es un gazpacho que se prepara de una manera un tanto diferente. Hay que empezar a prepararlo el día de antes para que las verduras maceren antes de triturarlas. Y las fresas las añadimos justo antes de consumirlo. Es un poco mas laborioso que un gazpacho normal, pero vale la pena!!! Lavamos toda la verdura, pelamos el pepino, lo cortamos por la mitad y le quitamos las semillas. Partimos los pimientos y les quitamos las semillas. Cortamos en trozos los tomates, los pimientos, el pepino y lo colocamos todo en una cazuela con el resto de los ingredientes (ajo, miga de pan, el vinagre, el agua, el aceite y la sal) menos las fresas. Lo mezclamos todo bien, lo tapamos y lo dejamos macerar en la nevera durante 8 horas. Pasadas las 8 horas, agregamos las fresas y lo trituramos todo junto. Pasamos el gazpacho por un chino, rectificamos de sal y pimienta y servimos bien frío. Yo lo he decorado con unas hojitas de menta, pero es totalmente opcional!!

Fuente: kook-pi.blogspot.com.es

Hoy jueves y vispera casi de fin de semana, principio de mes, y con los gastos escolares en la mochila, me uno al bloque de "ofertas" y os traigo un post " 2 en 1 ", que de seguro, si os animais a preparar, triunfará. Ya llevaba tiempo queriendo traeros este pan tan rico, pero por una cosa o por otra, no le llegaba el momento. Así que ahora, tras las vacaciones aquí lo tenéis. Si, si, ya se que está en la red en muchas versiones y principalmente en la del Maestro "Berasategui" que es la que básicamente yo os traigo, pero tratándose del blog de una amate de los panes caseros, éste en concreto no podía faltar. Es un pan blanco, jugoso, suave y muy tierno, pero a la vez aguanta perfectamente los rellenos calientes como hamburguesas o hot-dogs; porque este pan sirve igual, cambiando tan solo la forma, para unos buenos perritos calientes, ¿se puede pedir mas? Tiene un sabor muy delicado, prácticamente clavadito al de los "buenos" panes industriales, pero es mucho mas sano, ya que no incorpora conservantes, ni aromatizantes, ni toda esa retahíla de componentes químicos, ni por supuesto tampoco grasas saturadas, ya que está hecho solo con buen aceite de oliva. Vamos que es una delicia sanísima. Yo si sobra alguno, me encanta comerlo en casa con un buen relleno de jamón cocido y queso. Está riquísimo. Es una receta fácil a mas no poder, para las que empezais con esto de las masas levadas, y aunque yo utilizo mi masa madre, no os olvidéis que vosotros si no la tenéis, prescindís de ella y santas pascuas. ¿O acaso pretendéis quedaros sin hamburguesa casera? Como un pan de hamburguesa no es nada sin su relleno, os acompaño también la receta de hamburguesa casera , que es la que hacemos en casa, y desde que la descubrimos no entran otras. Como no podía ser de otra manera, la receta es del socio y amigo de Martín, David de Jorge . Aconsejable 100%. Os aseguro que el binomio, como ya os he dicho, triunfará, y si tenéis peques o adolescentes, ni os cuento. Probad, invitad a los amigos de vuestros hijos y os sacaran a hombros del coso, o peor aun, fijarán todos ellos su residencia las noches de los sábados en vuestra casa. Sano, casero y riquísmoooooooo. INGREDIENTES : Para el Pan de Hamburguesa : (Para 5 o 6 panecillos según tamaño) - 325 gr. de harina de fuerza W 172 o W 300 ( El amasadero ). - 155 ml de leche entera tibia. - 4 gr. de levadura liofilizada o 12 gr. de levadura fresca. - 7 gr. de azúcar. - 5 gr. de sal - 15 gr. de Aceite de Oliva Virgen Extra. - 75 gr. de masa madre. - Agua para pintar. - Semillas de sésamo tostado. Para la masa de hamburguesas : (Para unas 10 hamburguesas de 150 gr. c/u) - 1,2 kg de carne picada de vaca y cerdo (80%-20%) - 2 cebolletas medianas bien picadas (Pochadas). - 2 dientes de ajo sin germen exprimidos (Pochados). - 2 rebanas de pan de molde grandes sin corteza, remojadas en leche y bien escurridas. - 2 yemas de huevo (o 1 yema y 1 huevo). - 1 cucharada de perejil recién picado. - Sal (1 cucharada de ketchup y unas gotas de salsa de soja optativo) - Pimienta recién molida - Pan rallado para ayudar a dar forma. Para el montaje de la hamburguesa : - Aros de cebolleta pochados o asados. - Rodajas de Tomate fresco bien maduro. - Hojas de lechuga. - Pepinillos en vinagre cortados en tiras. - Queso "bueno" para fundir en lonchas. - Bacon frito. - Mahonesa - Ketchup PREPARACIÓN: Comenzamos preparando nuestro Pan de Hamburguesa : Si hacemos uso de la KA , en el bowl introducimos la harina, la sal, el azúcar y la levadura liofilizada. Tamizamos estos ingredientes con el accesorio de pala accionado a velocidad 1. En un bowl pequeño mezclamos la leche, la masa madre, el aceite, y la levadura fresca si hacemos uso de ella en lugar de la liofilizada. Con el motor a velocidad 1, vamos incorporando los ingredientes líquidos. Mezclamos bien hasta obtener una masa y sustituimos la pala por el gancho amasador. Amasamos a velocidad 2 durante unos 10-12 minutos, hasta obtener una masa lisa y ligeramente brillante. Es conveniente que pase al prueba de la membrana. Si optamos por el sistema tradicional , ya sabéis, harina, azúcar, sal y levadura liofilizada bien mezcladas a la encimera. Hacemos un hueco en el centro y vertemos en él los ingredientes líquidos, (leche, aceite, masa madre, y en su caso la levadura fresca disuelta en ellos).Mezclamos y amasamos hasta obtener una masa lisa y ligeramente brillante que se despegue de las manos. Ahora el resto igual. Retiramos la masa a un bowl ligeramente aceitado y dejamos levar cubierto hasta que doble su volumen. De 1 hora y media a 2 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Pasado este tiempo, sacamos sobre la encimera, desgasificamos y dividimos en 6 bolas de unos 90 gr. o en 5 bolas de 115 gr. Los panecillos que veis son de 115 gr., pues mis hamburguesas como veréis, son bastante grandes y no iba a poner un panecillo que no las aguantase. Todo en proporción. Yo boleo cada porción dándole forma de bola y entonces la aplasto bien con la palma de la mano, pues tiende a crecer un montón hacia arriba. Hay quien las corta sobre la masa desgasificada ayudado de un aro de emplatar. Nunca lo he probado, así que no os puedo dar mi opinión. Yo soy mas bien tradicional. Y como veis, esto me funciona bastante bien, quedan redonditas. Pasamos los panecillos a la bandeja de horno forrado con silpat o papel de horno y dejamos levar cubiertos, por espacio de 1 hora y media mas o menos. Crecerán bastante, y aun mas en el horno así que procurad ponerlas bien separadas entre si. Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo. Justo antes de introducirlas en el horno bañamos con un poco de agua (sin pasarnos) y rociamos generosamente con semillas de sésamo. Introducimos en el horno y mantenemos durante 12-15 minutos según tamaño, hasta que estén ligeramente dorados. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Listas para albergar nuestras hamburguesas. Las hamburguesas podemos prepararlas incluso el día antes y mantenerlas en la nevera bien cubiertas en un tupper, eso nos ahorrará tiempo el día que preparemos el pan. Para preparar las hamburguesas, comenzamos pochando el ajo y las cebolletas y lo dejamos entibiar, ya que luego lo tenemos que mezclar con la yema de huevo y si está muy caliente se nos puede cuajar. En un bowl grande mezclamos las carnes, la cebolleta y ajo pochado, la miga de pan remojada en leche y bien escurrida, las yemas de huevo, o el huevo y la yema, y el perejil picado. Con la mano bien limpia, amasamos integrándolo todo y deshaciendo los grumos de carne picada. En este caso la mano es el mejor instrumento os lo aseguro, no hay nada que lo sustituya. Para sazonarlas podéis optar por añadir sal y pimienta, o algo menos de sal y una cucharada de ketchup y unas gotas de salsa de soja. En ambos casos quedarán estupendamente. Una vez sazonadas volvemos a mezclar bien con las manos. Ya tenemos nuestra masa de hamburguesa. Ahora vamos separando bolas de masa del tamaño que deseemos. En mi caso las hago de unos 150 gr. cada una. Ya os avisé que son grandecitas. Soy chicarrona del norte. Para darle forma, desde que descubrí el molde especifico, es mi ayudante básico en estos menesteres. Este aparato parece un incordio mas en la cocina, pero no, cuesta muy poco y nos permite obtener hamburguesas bien formadas y planitas que tienen la virtud de cocinarse por igual por todos sus lados, y además resultan mas curiosas a la vista. A su favor, se limpia de cine, pues es de plástico y se desmonta en su totalidad. Para darles forma, no tenemos mas que colocar la bola de carne en el interior del molde, aplanarla con ayuda del dorso de una cuchara, haciendo que la carne rellene el molde en su totalidad, y ahora presionar el molde sobre un plato o superficie plana con un poco de pan rallado para compactarla. Levantamos el molde y lista nuestra hamburguesa. Como veis para tener unas bonitas hamburguesas caseras como las industriales, no hace falta mas que el aparato, y la masa, aunque a mi me gusta tener círculos de papel de horno que coloco en la base del molde, para que cuando las doy forma se extraigan mejor y no se queden pegadas a la base del artilugio. Basta con un circulito por cada remesa de hamburguesas. Las freímos en una cucharada de aceite caliente o a la plancha para ahorrarnos grasas. Deben quedar jugosas y sonrosadas en su interior, no debemos achicharrarlas salvo que el comensal quiera una zapatilla en lugar de una hamburguesa. Si vamos a utilizar queso es conveniente que aprovechemos el último calor de la sartén o plancha, cuando ya esté hecha la hamburguesa para que ayude a derretirlo ligeramente. Vamos ahora con el montaje . Abrimos nuestro pan casero, untamos cada parte con un poco de mahonesa, o mucha según el gusto. Colocamos la hamburguesa con queso en la base, sobre ella vamos colocando los aros de cebolla pochados, la hoja de lechuga, la rodaja de tomate, los pepinillos y el bacon. Cerramos con la otra tapa. Si queréis podéis añadir un huevo frito sobre la última capa, pero yo soy mas de la hamburguesa tradicional. Acompañamos de unas patatas fritas caseras bien crujientes, una sencilla ensalada de lechuga de la huerta con tomatitos cherry, y mas ketchup y mostaza para el que quiera. A disfrutar sin remordimientos de este plato único de campeonato, que se trata de buena carne, buen pan y buenos ingredientes. Sabemos lo que comemos y está riquísimooooooooo. Mañana será otro día. Consejos: - Como dice Carlos de " Mercado Calabajio " para preparar el pan de hamburguesa, también se puede utilizar harina de Gran Fuerza. Yo aun no lo he probado e ignoro el resultado. ¿ le permitirá levar mejor dada la incorporación de grasas con leche y aceite? o ¿quizás obtengamos un pan algo mas correoso por el exceso de gluten? - Para dar forma a los panecillos, yo sigo dándole forma de bola en lugar de utilizar el aro de emplatar para recortar. De esta forma puedo darle mas o menos el mismo peso a todos los panecillos y soy yo quien decido cuanto peso coloco en cada uno. - No pinto los panes con huevo, no me parece que queden excesivamente apetecibles, pues el huevo tiende de derramarse por los laterales del pan dejando unas huellas mas bien feotas. Además para mi gusto se dora demasiado. Prefiero pintarlos solo con el agua que utilizo para pegar el sésamo y que se doren naturalmente en el horno. El azúcar que utilizamos en la receta, tiende ya de por si a dorar los panes. - Sed generosos a la hora de espolvorear el sésamo sobre nuestros bollitos, ya que luego con la manipulación pierden bastante. - Este pan aguanta bien el día, guardo en una bolsa de plástico, sin aire. Al día siguiente está rico y jugoso, aunque algo mas tiesillo, pero bueno para nuestra hamburguesa, os lo aseguro. No obstante congela bien. De hecho yo si sobran, los abro por la mitad y a la bolsa de congelación. Para descongelar los sacas un par de horas antes, y si te apetece les das un golpecito de calor en el horno. Riquísimos, y si no han probado el recién hecho, ni lo notarán. Arreglan la cena de la noche del sábado no sabes de que manera. - Yo hago una buena remesa de hamburguesas una vez que me pongo con ello. Las que sobran las congelo individualmente y así tengo hamburguesas caseras cuando quiero. VIRGINIA

Fuente: sweetandsour-vir.blogspot.com

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de marzo nos invita a preparar un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña La Lasaña es un plato de pasta de origen italiano, que se sirve en láminas intercaladas con carne y bechamel. La palabra lasaña, proviene del griego “lasanori”, y se refiere al cazo en el que se cocinaba. Cuando hablamos de lasagna nos refererimos a la palabra en singular, para referirnos al plural usaremos la palabra lasagne. Existen muchas variantes de este plato, desde lasañas de verduras hasta aquellas de marisco, e incluso algunas en las que se cambia la pasta por láminas de col, calabacín o berenjena. De hecho en mas de una ocasion he hecho una lasaña con laminas de pan muy finito, muy al estilo de Martín Berasategui . A lo largo de mundo se pueden encontrar versiones llamativas como la lasaña mexicana, cuyas capas se formar con tortillas y el ragú por un chile. Además en la cocina vegetariana cambian la carne por tofu y hacen su propia versión. En esta ocasión he optado por preparar la tipica lasagna boloñesa, con un ragú de carne picada y tomate en el interior, mezclada con su bechamel y su queso parmesado. En casa es la que mas gusta y además me permite incluirla en el recetario de Sandra. Ya habrá tiempo para nuevas versiones. Así que sin mas preambulos vamos con la receta. INGREDIENTES: (Para 4-6 personas) Para la pasta : - 14 laminas de lasaña precocida. Para el ragú de carne: - 1 cebolla roja picada muy menuda. - 2 zanahoria medianas picadas bien menudas. - 2 ramas de apio picadas muy menudas. - 2 dientes de ajo prensados. - 1 ramita de oregano. -1 ramita de tomillo. - Un par de hojas de salvia. - 25 gr de mantequilla. - 1 cucharada de aceite de oliva. - 150 gr. de migas de jamon iberico o panceta sin corteza en cuadraditos. - 500 gr. de carne de cerdo y vacuno picada. - 120 ml de vino blanco. (Un vasito). - 2 latas de 400 gr. de tomate de pera muy picado. - 250-400 ml de caldo de carne. Para la salsa bechamel: - 50 gr. de mantequilla. - 50 gr. de harina todo uso. - 800 ml de leche entera caliente. - Sal, pimienta y nuez moscada recien molida. PREPARACION : Preparacion del ragú de carne o salsa boloñesa : En una saute amplia ponemos la mantequilla y el aceite hasta que estén bien calientes. Añadimos la cebolla, la zanahoria y las ramas de apio picadas muy finamente y los 2 dientes de ajo prensados. Dejamos hacer 5 minutos. Añadimos el jamón (en mi caso) o la panceta picada muy fina en cuadraditos y sin corteza. Bajamos a fuego medio y cocinamos duante 10 minutos dando vueltas amenudo, hasta que las verduras estén bien blandas. Añadimos la carne picada desmigada a nuestra saute y con el canto de la cuchara mientras damos vueltas a la preparacion vamos desmigando aun mas la carne, deshaciendo los grumos que hubieran podido quedar. Sal pimentamos al gusto y en mi caso añadimos las hierbas aromaticas frescas (Oregano, tomillo y salvia). Las recetas que he visto no suelen añadir hierbas aromaticas, pero a mi me gusta mucho el sabor mediterraneo que le aporta. Añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol, mientras la preparacion hierve a fuego lento durante 5 minutos. Añadimos los tomates en lata bien picaditos y la taza de caldo. Removemos bien la salsa y dejamos hervir a fuego lento parcialmente tapado durante 2 horas. Si viesemos que va quedando demasido seca la preparacion añadimos algo mas de caldo con mucha precaucion pues no debe quedar caldoso, sino jugoso para que no se seque luego en el horno. Reservamos al calor. Si bien esta salsa se puede preparar con hasta 3 días de antelacion y reservar en la nevera, calentandola en el momento de usar. Preparamos la salsa bechamel . Para ello, ponemos una sauté mediana con la mantequilla hasta que se derrita. Añadimos la harina, removiendo constantemente durante 1-2 minutos para que se cocine y pierda el sabor a cruda. Poco a poco y revolviendo vigorosomante vamos añadiendo la leche caliente. Llevamos a ebullicion removiendo constantemente, para que espese y quede suave y densa, pero que no se nos agarre al fondo. Sal pimentamos y añadimos un poco de nuez moscada recien rallada. Retiramos del calor y reservamos tapada para que no se le forme costra. Precalentamos el horno a 190ºC y cocemos la pasta según las instrucciones del paquete. Me hubiera gustado preparar la pasta fresca en casa, pero ha sido un fin de semana muy ajetreado (sabado,carrera de 10 km en Laredo, domingo, partido del Bilbao Basket) y no he tenido tiempo, asi que para estas ocasiones la pasta para lasagna precocida viene muy bien, ya que no necesita el engorroso proceso de cocción y basta con tenerla a remojo en agua muy caliente durante 10 minutos. Ademas esto hace que el proceso de horneado sea bastante mas corto. Yo para cocerla preparo una pyrex amplia. Deposito allí mis laminas de lasagna y vierto sobre ella agua muy caliente de la tetera. Dejo reposar unos 10 minutos, cuidando de que no se nos peguen las laminas.Saco y seco de restos de agua. Montamos nuestra lasagna : Cuando tenemos nuestros ingredientes ya preparados montamos la lasaña. Colocamos en la fuente que va a ir al horno una capa de bechamel, luego cubrimos con las laminas de pasta, ponemos una capa de ragú, otra capa de parmesano recien rallado y finalizamos con una ultima capa de bechamel. En este caso pude repetir el proceso 3 veces, por la altura del molde. Finalizamos con una capa de ragú, otra capa de bechamel y una ultima capa de parmesano recien rallado. Llevamos a horno precalentado durante 20 minutos, ya que al ser lasaña precocida no precisa el horneado habitual de 50 minutos. Gratinamos durante los ultimos 5 minutos hasta que veamos que el queso ha quedado tostado. Sacamos del horno y dejamos reposar al menos 10 minutos para que se asiente. Servimos caliente. Es un estupendo plato único, muy completo que dificilmente puede no gustar y que a los niños les encanta. Consejos : - La salsa boloñesa se puede hacer hasta 3 días antes y se puede mantener cubierta en el frigorifico. Al sacarla solo será preciso calentar. - La lasagna está mejor cuando se cuece de inmediato al horno despues de haber puesto las capas, pues de lo contrario la pasta empezará a absorber los jugos y se secará el ragú interior. - Para recalentar la lasagna, pinchad con una aguja gruesa y verter lentamente un poco de leche para humedecer. Cubrir con papel de aluminio y hornear a 190ºC 20 minutos o hasta que burbujee. VIRGINIA

Fuente: sweetandsour-vir.blogspot.com

Para hacer estas croquetas de bacalao he seguido la receta de Martín Berasategui , lo único que no he puesto ha sido el huevo cocido que llevaba la receta original. INGREDIENTES: 450 g de bacalao desmigado, desalado y en trozos 100 g de cebolleta picada 2,2 litros de leche 75 g de mantequilla 75 ml de aceite de oliva 280 g de harina Harina, huevo y pan rallado para rebozar. ELABORACIÓN: Hervir los 2,2 litros de leche. Por otro lado, en una cazuela amplia, cocinar los 100 g de cebolleta con los 75 g mantequilla y los 75 ml de aceite a fuego suave durante unos 30 minutos, hasta que quede bien hecha. Añadir los 280 g de harina, dando unas vueltas y, seguidamente, la leche hervida, poco a poco, sin dejar de remover. Ir trabajando al fuego sin dejar de remover por espacio de 15-20 minutos. Entonces añadir los 450 g de bacalao salteado previamente con unas gotas de aceite de oliva en una sartén antiadherente. Una vez hecha la masa, colocarla en una bandeja forrada con papel film. Untar la parte superior con mantequilla y forrar con film por encima. Enfriar la masa en el frigorífico, para que quede sólida. Formar las croquetas, pasarlas por harina, huevo y pan rallado. Freírlas.

Fuente: mandilyperejil.blogspot.com.es

Con este calor tan exagerado que tenemos apetecen comidas fresquitas y una de las recetas más socorridas es el gazpacho, a mi particularmente no me emociona, pero a Miguel le gusta mucho, así que me puse a buscar una receta diferente.Y apareció esta receta de Martín Berasategui, muy rico, la verdad, para repetir; Y lo mejor, se prepara en un momentín. Ingredientes: 4 cuencos 300 gr tomates rojos 300 gr de melocotón (sin piel, ni hueso) 10 gr de pimiento rojo 30 gr de cebolleta 1/2 diente de ajo 30 gr (2 cucharadas) de aceite de oliva 15 gr (1 cucharada) de vinagre blanco o manzana sal al gusto Lavar los tomates, quitar el centro, pelar y cortar en trozos, reservar. Pelar los melocotones y cortar en trozos. Un trozo pequeño de pimiento rojo, la cebolleta, el medio diente de ajo. el aceite y el vinagre. Poner todo en el vaso de la Thermomix, programar 30 seg/velocidad 10. Abrir, añadir sal, el aceite y el vinagre cerrar, programar otros 2 minutos/velocidad 10. Servir en los bol, tapar con papel film y guardar en el frigo hasta la hora de disfrutarlos. Sin Thermomix: poner todos los ingredientes ya pelados en el baso de la batidora y triturar durante 1 minuto a máxima potencia. Añadir el aceite, vinagre y la sal,batir hasta obtener una crema suave. Probar y poner a tu gusto en cuanto a vinagre y sal. A mi me gustó así pero a ti te puede gustar más o menos fuerte. Besines y feliz día.

Fuente: chismesycacharros.blogspot.com.es

Me he dado cuenta de que no he subido ningún revuelto y había que poner remedio, es un revuelto sencillo con pocos ingredientes y barato y además está muy rico. Ingredientes: 200 gr de champiñones 1/2 cebolla grande 2 lonchas de bacon patatas chips 3 huevos 2 ajos Aceite de girasol Sal Pimienta Preparación: Freímos la cebolla en la sartén con un poco de aceite dejamos unos 5 minutos a fuego lento y ... añadimos los champiñones cortados, removemos bien y dejamos pochar unos 7 minutos tapados para que suden y suelten el jugo, añadimos las lonchas de bacon y rehogamos un poco junto con.... los ajos troceados batimos tres huevos y añadimos al conjunto le incorporamos las patatas chips (me acordé que el cocinero Berasategui si no me equivoco creo que fue él hizo una tortilla de patatas chip y me acordé de esto y se las añadí al revuelto, lo prefiero sin las chips dentro del revuelto, acompañando el revuelto si que me gustan) removemos el conjunto hasta que esté todo integrado Lo acompañamos de patatas chips.

Fuente: lacocineramileurista.blogspot.com.es

Recetas888 is a recipe search engine that find recipes with advanced filters like ingredients, categories and keywords.
Recetas888 does not host recipes, only links to other sites. FAQ
Copyright 2018 ® - Contacto