receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras | receta masa philo osvaldo gross | porrusalda con carne | callos sevillano olla gm
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

1 Cabracho, Cabratxo o Kabrarroca, rascacio, tiñosu, ... de un kilo de peso aproximadamente, luego le quitaremos las espinas. 1 cebolla y un puerro 1 zanahoria 2 hojas de laurel 1 vaso de vino blanco sal y pimienta (al gusto) Aceite de oliva virgen extra 200 ml de nata o crema de leche 5 huevos grandes 3 pimientos del piquillo 2 cucharadas de tomate frito casero Mantequilla y pan rallado Este paté o puding de Cabracho se ha convertido en uno de los platos más populares en las cartas de muchos restaurantes de España, quizás uno de los aperitivos que más me gusta con unas tostas de pan crujientes, pero esta receta que tomamos por popular no tiene más de 30 años.  Fue una creación del cocinero Juan Mari Arzak en 1971 . La historia de esta receta nos la cuenta Rafael Gacía Santos en su libro “La cocina vasca” : “Arzak solía tapear en el Bar Astelena de San Sebastián y allí hacían un pastel con merluza. El cocinero vasco, que todavía sigue siendo un estandarte de la cocina mundial, cambió la merluza por cabracho (Kabraroka en vasco), le quitó el pan, habitual entonces en este tipo de púdines y aligeró la receta con nata para hacer el pastel mucho más ligero .” Esta sería una de las primeras aproximaciones de lo que luego se llamaría “La nueva cocina vasca”. Lo que en aquellos años era innovación absoluta ahora la podemos degustar en muchos bares y mesones a nivel nacional. Me imagino que algo parecido pasará con muchos platos de Ferrán Adriá en unos cuantos años. El cabracho es un pescado muy sabroso y que va de perlas en un pastel de pescado. Su color varía del rojo al naranja y tiene una carne muy firme y con un agradable “sabor a marisco”, que resulta exquisito en la elaboración de pasteles y salpicones. El uso del cabracho hasta entonces era muy pequeño, tan sólo para darle sabor a sopas y calderetas de pescado, al tener tan poca carne, pues tiene muchas espinas, se queda en nada, la sustitución de este pescado es perfecta con gallineta o merluza (de donde viene el origen de la receta). El pastel que os presento se basa en la famosa receta de Arzak, en realidad es un pudin , un aperitivo para untar o primer plato espectacular en cualquier cena o comida familiar. Un homenaje a este gran cocinero, aunque no su receta, es una versión. Animaos a prepararlo en cualquier comida o cena que tengáis, nos os olvidéis de tostar un poco de vuestro pan preferido. Preparación: Ponemos agua a hervir en una cazuela de fondo ancho. Echamos una zanahoria, un puerro, una cebolla entera, sal, pimienta, unas hojitas de laurel, un chorrito de aceite de oliva y un poco de vino blanco para conseguir un caldo para cocer el cabracho. Debemos dejarlo que cueza durante 15 minutos. Añadimos el cabracho al caldo aún caliente y lo dejamos cocer otros 15 minutos, cuando haya pasado ese tiempo lo sacamos, limpiamos (quitamos la piel y las espinas) y desmigamos lo mejor posible. Si no queréis andar quitando la piel y las espinas siempre le podéis decir al pescadero que os lo limpie y prepare en filetes. Reservamos el caldo en un bol (lo podemos aprovechar para un arroz caldoso o una sopa de pescado y marisco) y en la misma cazuela en la que hemos cocido el cabracho echamos la nata y la calentamos a temperatura baja durante 5 minutos. Después añadimos un chorrito del caldo anterior. Apartamos del fuego. Batimos los huevos con el tomate frito casero y con un tenedor lo introducimos con los pimientos triturados y la nata caliente. Añadimos el pescado desmigado. Probamos y rectificamos de sal y pimienta. Normalmente no hace falta echarle sal pero puede que nos quedase soso el caldo. Batimos un poco hasta conseguir una pasta fina que queda como paté. Untamos un recipiente de cake con mantequilla y espolvoreamos con un poco de pan rallado. Echamos la mezcla del pescado en el molde de cake. Horneamos unos 40 minutos a 180º. Sacamos del horno, lo dejamos enfriar y desmoldamos. La verdad es que es un pudin y su preparación es muy similar a los postres que os he presentado en alguna otra ocasión. Lo podemos presentar en lonchas con un poco de mayonesa y pan tostado para untar. Lo bueno de este pudin es que sirve de base para cualquier otro que queráis hacer con pescado, podéis utilizar cualquier tipo de pescado blanco que os guste. Receta del pastel de Cabracho según Juan Mari Arzak José Ramón Corta me ha enviado un mail con la auténtica receta del gran chef, él la ha probado varias veces y dice que está muy buena (no la he probado tengo que deciros, pero me ha parecido una gran idea compartirla con todos vosotros). Muchas gracias Jose Ramón por tu mail. Ingredientes para 4 personas: 1/2 kg. de cabracho crudo, y sin cabeza (si no, utilizar merluza) 8 huevos 1/4 de litro de nata líquida 1/4 de litro de salsa de tomate agua 1 zanahoria 1 puerro 1 cebolla - sal - pimienta 1 pizca de mantequilla y pan rallado. Cocemos el cabracho con el agua, cebolla, puerro y zanahoria pocos minutos. Una vez cocido, desmenuzamos y desmigamos. Montamos los huevos a punto de tortilla e inmediatamente incorporamos la nata, la salsa de tomate y el pescado reservado. Salpimientamos. Vertemos en un molde de litro y medio – rectangular- previamente untado de mantequilla y pan rallado (si usamos molde plastificado, no hace falta).Cocemos al baño María a durante una hora y cuarto, una vez frío desmoldamos y cortamos en trozos regulares. Importante : Ponemos el horno a temperatura fuerte pero evitamos que hierva el agua del baño María. No hay que añadir más cantidad de pescado que la señalada porque si no, el pudin se apelmaza y pierde su mejor virtud: la jugosidad . Originalmente este pudin se servía con salsa mahonesa, ahora se sirve también con la siguiente vinagreta: Ingredientes : 1/2 dl. de aceite de nuez (o girasol) – 2 cucharadas de salsa de soja china – 3 cucharadas de vinagre de jerez – el zumo de 1/2 naranja. 20 gr. de sésamo negro — perejil picado y sal. Batimos todos ingredientes, montando ligeramente, excepto el sésamo que se lo añadiremos al final.

Fuente: recetasderechupete.com

Muchas son las opiniones de los foreros a raíz de la noticia publicada en diferentes medios sobre el cierre de el Bulli “ publicitado ” por el mismo Ferran Adrià (nótese que digo ‘ publicitado ’ y no comunicado). Me llamó la atención un comentario de uno de ellos, en el que viene a decir más o menos: “ la gastronomía española no es tanto como nos quieren hacer ver. La actual gastronomía francesa, alemana y suiza están por encima de la española, pues solo hay que ver los platos que se preparan en las zonas turísticas españolas para darse cuenta del retroceso que llevamos en esta materia ...” No puedo estar más en desacuerdo con esta opinión. Yo que me considero persona de buen paladar, me gusta cocinar y además he tenido la suerte de degustar diferentes platos en viajes realizados por todos los continentes, opino que la gastronomía española goza en la actualidad de muy, muy buena salud. Yo le digo a este forero (por supuesto de buen rollo y de manera constructiva ), que se dé una vuelta por algunos rincones de la geografía española como: Catalunya , Islas Canarias, Euskadi , Galícia , La Submeseta Sur, Andalucía , etc. y se dará cuenta que nuestra gastronomía no tiene nada que envidiar a la de otros países. España goza de un clima extraordinario que lo hace propicio para la obtención de una inmejorable materia prima. Esto en cualquier cocina es fundamental. Es nuestra ventaja comparativa. Luego, cada uno puede dar rienda suelta a la imaginación para crear sus fantasías culinarias como le venga en gana. Para mí, un pescado fresco cocinado al punto y aderezado con un buen aceite de oliva o bien un plato de jamoncito pata negra con un excelente rioja y un buen queso de la meseta, saboreándolo con los ojos cerrados, me hace contemplar la vía láctea en todo su esplendor. La cocina española, no necesita demasiados condimentos. No me pongan ese pescado fresco cocinado con mantequilla, derivados ni otras tonterías. La materia prima es lo que cuenta y lo demás son ‘pamplinas’. No me convence tanto snob . Ferràn , lo siento. No echaré de menos tu restaurante. Pero eso sí, no dejes de seguir investigando, pues gracias a ti, la cocina española es alabada en el resto del mundo y esto al fin y al cabo es lo que nos interesa. ¡Buena suerte!. En fin, hoy he cocinado en honor a la gastronomía española, unas papas arrugas con mojo picón (Islas Canarias) con lubina a modo a la espalda como hacen en ( Euskadi ), regado con un vino de ribeiro (de Galícia ) de postre, unos fresones (de Lepe) macerados don Pedro Ximénez de (zona de Andalucía ). Aquí pongo las recetas: Papas arrugas 1/2 Kg . de patatas 1/2 Kg . de sal gorda Lavar bien las patatas y ponerlas en una cazuela cubiertas de agua fría con la sal gorda. Cuando el agua empiece a hervir, bajar el fuego y dejar que se hagan hasta que estén al punto. Pinchar con un palillo para ver si están cocidas y luego escurrir en la misma cazuela sin destapar del todo para que no se vaya el calor. Volver a dejar al fuego y remover para que la sal que se ha quedado en la cazuela se vaya impregnando en las patatas y éstas vayan tomando una forma arrugada. Servir mejor calientes. Mojo picón 1/2 Kg . tomates maduros 1 tacita de aceite de oliva virgen 1 tacita de vinagre 1 cucharadita de comino 3 dientes de ajo 1 guindilla 1 poco de sal Un poco de pimienta Mezclar todos los ingredientes en una batidora. Si la salsa queda muy líquida, se puede espesar incorporando un poco de miga de pan. Dorada a la sal: 2 doradas 2 Kg .sal gorda Calentamos el horno a 200º y mientras en una fuente de horno ponemos una base de sal gorda. Salpicamos con agua para que quede una costra dura. Ponemos encima las doradas, previamente limpias para cocinar a la sal. (Debemos decir en la pescadería que nos las preparen ya para la sal) Las cubrimos totalmente con el resto de la sal. Mojamos con un poco de agua y ponemos la fuente al horno a 170º durante 45 minutos y mientras tanto, preparamos una salsa de aliño poniendo un poquito de aceite en una sartén, unas láminas de ajo y cuando estén doradas añadimos un poco de perejil. Sacamos inmediatamente del fuego y con mucho cuidado (¡ojo! salpica), añadimos un generoso chorro de vinagre. Limpiamos las doradas de la sal, quitamos las espinas y ponemos la salsa de aliño por encima. Servimos con las papas arrugas y el mojo picón por encima de las papas. Hemos tomado un ribeiro Viña Mein del 2008 que estaba muy rico. http://www.vinamein.com/ ¿Y de postre? Fresones con Pedro Ximénez Cortamos unos fresones en trozos pequeños, añadimos azúcar al gusto y regamos con un vasito de Pedro Ximénez . Dejamos macerar en la nevera durante una hora y servimos.

Fuente: potesetixolas.blogspot.com.es

Con esta ola de calor infernal me da muchísima pereza meterme en la cocina, sobre todo para hacer la cena. Así que aprovechando que tenía una bolsa gigante de patatas chip de Santo Reino me he puesto manos a la obra y he hecho una receta de Ferran Adrià que tenía en mi lista de recetas pendientes y que aparte de rica es fácil y rápida. Y de paso aprovecho para preguntaros qué soléis hacer para cenar en esta época del año, podéis dejarme ideas en los comentarios. TORTILLA DE PATATAS CHIP (DE BOLSA) INGREDIENTES: - 7 Huevos - 125gr de patatas chips de bolsa (las mías de Santo Reino ) - Aceite y sal - Perejil para adornar PREPARACIÓN: 1.- Cascamos en un bol 6 huevos y los batimos. Añadimos las patatas fritas y removemos rompiéndolas un poco pero sin hacerlas añicos, simplemente para que se impregnen todas bien con el huevo y estén bien mezcladas y lo dejamos reposar 3 minutos. 2.- Calentamos la sartén con un chorrito de aceite y mientras tanto batimos el huevo que nos quedaba. Cuando la sartén estém bien caliente añadimos el huevo batido a la preparación, como las patatas han absorbido los otros huevos este último va a ayudar a que la tortilla este mucho más jugosa. 3.- Dejamos la tortilla 1 o 2 minutos o hasta que veáis como los bordes de la tortilla se están haciendo, acto seguido le dáis la vuelta y dejáis un par de minutos. A mi me gusta poco cuajada, eso ya depende del gusto de cada uno. Como véis es super rápido. Agradecer desde aquí a la empresa Santo Reino por mandarme estas patatas tan ricas. Es una empresa que lleva desde 1965 la cual empezó con una pequeña freiduría de patatas en la que todo se hacía manualmente y el reparto se llevaba a cabo en motocicleta. Cuarenta años después y con su segunda generación ha evolucionado hasta llegar a ser una empresa de reconocido prestigio y que produce tanto patatas fritas, snacks y frutos secos los cuales podéis comprar también de forma online desde su página web http://www.patatasfritassantoreino.com

Fuente: kdekitchen.blogspot.com.es

Receta con arroz bomba para el fin de semana Aprovechando que estoy de puente y tengo tiempo, voy a presentaros esta receta de arroz negro extraída de un libro publicado no hace mucho tiempo: La Comida de la Familia por Ferran Adrià . Para aquellos que no lo conozcáis os contaré que es un libro en el que se explica, en su primera parte, cómo debemos organizarnos en la cocina, la compra de materias primas, la preparación de salsas, trucos y técnicas de cocina, etc. y en la segunda, los menús que se preparaban en su Restaurante El Bulli para todo el equipo de cocina. En definitiva, nos ofrece sus conocimientos de una forma accesible a todos los públicos para tratar de mostrar lo que se comía diariamente en dicho restaurante de puertas adentro. En mi humilde opinión creo que el objetivo del libro se cumple satisfactoriamente y, como es lógico, al final todo depende de las ganas que uno le ponga aparte del espacio y utensilios que tengamos a nuestro alcance, claro. La receta de hoy ha sido elaborada siguiendo los pasos de uno de los menús que ofrece este libro. Usaremos los tentáculos del choco para nuestro arroz negro Ingredientes para 4 personas - La cabeza de un choco grande - El sofrito - 5 tacitas de arroz - El fumet - El majado Para el fumet de pescado: - Espina y cabeza de un gallo - Una docena de gambas - Agua y sal Para el sofrito: - 3 tomates grandes maduros o 1 lata de tomate triturado (420gr.) - 1 cebolla - 1 diente de ajo grande o 2 pequeños - Tomillo, romero, laurel y sal - Aceite de oliva virgen Para el majado: - 3 o 4 ramitas de perejil - 1 puñado de piñones - 3 o 4 hebras de azafrán - Aceite de oliva virgen Elaboración de un fumet La semana pasada estuve en el mercado y compre un gallo para filetes; normalmente pido que me guarden la raspa para conservarla en el congelador y usarla en una ocasión como esta. Además, al final de la cocción, he añadido una docena de gambas que compré en la Plaza de Sanlúcar , aunque el libro nos recomienda el uso de pescados de roca, asequibles en cuanto al precio y con muy buen sabor, y unos cangrejos. De una forma u otra, lo que sí os recomiendo es que os acostumbréis a tener recursos de este tipo ya que en la cocina nos van a venir de maravilla. Y ahora a lo nuestro. Ponemos una cazuela con agua y sal y llevamos a ebullición. En ese momento incorporamos la espina del pescado que hayamos elegido y dejamos unos 15 minutos,y quitando la espuma que pueda salir. Inmediatamente añadimos las gambas y dejamos otros 5 minutos más. Apagamos el fuego y apartamos. Elaboración de un sofrito Para ello ponemos en un cazo o sartén con aceite la cebolla y el ajo pelados y triturados y dejamos unos 10 minutos. A continuación añadimos una cucharadita de romero, otra de tomillo y un par de hojas de laurel y removemos con cuidado de que no se agarre. Finalmente incorporamos el tomate, añadimos la sal y dejamos 20 minutos a fuego lento. Elaboración de un majado Aquí e introducido una variación respecto al fruto seco que se detalla en el libro; en vez de avellanas yo he utilizado piñones, de sabor totalmente distinto pero válido al mismo tiempo. Simplemente ¡no tenía avellanas en casa! Tostamos el azafrán calentándolo 2 segundos encima de una sartén, dentro de un trocito de papel de aluminio, teniendo mucho cuidado de no quemarlo. Entonces debemos triturar las hojas del perejil con un puñado de piñones o avellanas (tostados previamente), añadiendo el azafrán y un buen chorro de aceite de oliva. Elaboración de arroz en paella Para ello disponemos una paella del tamaño adecuado con un poco de aceite y calentamos. Además, tendremos el caldo de pescado caliente y preparado para utilizar. Troceamos la cabeza del choco y doramos unos minutos. Añadimos 5 o 6 cucharadas soperas del sofrito y removemos, añadiendo un poco de agua si fuera necesario para que no se agarre y dejamos unos 10 minutos. Añadimos poco a poco el arroz sin dejar de remover y esperamos un par de minutos. Ahora es el momento de añadir el caldo poco a poco a través de un colador, el doble más un poco por cantidad de arroz utilizada, en este caso unas 13 tacitas. Removemos en todo el proceso para que se mezclen todos los ingredientes perfectamente. Recordad que debemos tener un fuego vivo para que el arroz comience a hervir y que más o menos tardaremos unos 8 minutos en añadir el caldo que vamos a necesitar. Por último añadiremos 3 cucharadas soperas de nuestro majado al arroz, dando el punto de sal y las últimas vueltas, y ajustando el fuego a la baja. Como siempre, estad atentos por si tenemos que añadir un poco más de caldo y tened en cuenta que el arroz suele estar en su punto a los 20 minutos desde que comience a cocer. Cuando el arroz esté listo apagamos el fuego y dejamos reposar. Sólo nos quedaría pelar las gambas, decorar y servir. Servimos nuestro arroz negro Decoramos el arroz con las gambas y una ramita de perejil

Fuente: dgustando.blogspot.com.es

A quién no le gusta la pizza, puede que no te guste pero a esta pizza no le dirás que no aunque solamente sea por la curiosidad de probar algo nuevo. Buscando una alternativa a la masa de harina encontré esta versión con coliflor y sinceramente me alucinó que se pudiera preparar así este vegetal. Investigando un poco más descubrí que Ferran Adrià probando ideas nuevas preparó un cuscús de coliflor que probaré en breve, pero eso ya es otro tema. El caso es que en el blog de Eat Green, Eat Bean estaba la receta que ha resultado perfecta y luego lo que le pongas encima depende de nuestra imaginación. Mi versión lleva calabacín, tomates secos y aceitunas negras de Aragón que son mis favoritas. La versión en la que me he inspirado lleva queso pero preferí obviarlo para que fuera menos calórica y he sustituido el huevo por harina de garbanzos pero tendré que probarlo, como recomienda, con semillas de linaza. Tened cuidado al despegarla del papel de horno, esperar un poco a que se enfríe y endurezca antes de servir pero no tardar mucho porque es deliciosa en caliente. De nuevo agradezco a mi hermana las increíbles fotos que ilustran esta entrada <3 Gracias nena, eres una artista! <3 Ingredientes para 4 personas : 1 coliflor mediana 2 cdas de harina de garbanzos cilantro fresco al gusto 1 puñado de anacardos crudos 1/2 calabacín mediano en rodajas muy finas 8 tomates secos aceitunas negras de Aragón AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) Agua Sal al gusto Preparación: Preparar el queso vegano batiendo los anacardos con un poco de agua, sal y aceite y reservar. Lavar bien la coliflor y cortar los tallos. En una olla con agua hirviendo cocer durante unos minutos la coliflor hasta que este tierna y colar. Con ayuda de una gasa colar la coliflor y escurrir bien el agua. En la receta original pone que podemos usar el agua sobrante para preparar una sopa. En un bol mezclar la harina de garbanzos con agua y sal, batir hasta obtener consistencia de huevo batido, bien espumosa. Añadir el cilantro fresco picado fino. Agregamos la coliflor y la machacamos con un tenedor hasta formar una pasta. Preparamos una bandeja con papel de horno, engrasamos y extendemos la masa con cuidado de que no sea muy fina. Yo lo hice con las manos, me encanta tocar los ingredientes en la cocina y es por eso que pienso que al cocinar hay que estar bien de ánimo, porque como habréis comprobado los que hayáis leído Como agua para chocolate, la cocina son sensaciones y sentimientos, emociones que se transmiten a los alimentos que luego comerán otros, y hay que tener cuidado. Puede sonar muy new age pero lo he podido comprobar y me lo creo. Cuando mejor estoy mejor saben mis platos y ahora vuelvo a estar inspirada :) Dejar los tomates secos en agua tibia unos 15 minutos. Hornear las bases unos 20 minutos a fuego medio o hasta que estén crujientes y tostadas por los bordes, sacar y decorar con el queso de anacardos primero, seguir con las rodajas de calabacín, los tomates secos en tiras, las aceitunas y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Meter de nuevo en el horno un rato más, unos 10 minutos a fuego medio y servir de inmediato. Bon profit! ;)

Fuente: maisoncourgette.blogspot.com.es

Para hoy un postre que se me antojo desde que lo vi en el libro “La Comida de la Familia” de Ferrán Adriá que me regalaron por mi cumple. Quizá un poco laboriosas para el resultado final (sobre todo porque no pude comprar pistachos pelados y me tocó ir pelándolos uno a uno), pero quedaron bastante ricas y con un sabor muy intenso a pistacho. INGREDIENTES (para 6 personas): 150ml de Nata, 6 Yemas de Huevo, 600ml de Leche Entera, 100g de Pistachos Pelados, 135g de Azúcar. PREPARACIÓN: Procedemos como para las natillas clásicas. Ponemos a calentar la nata y la leche en un cazo. Por otro lado vamos mezclando el azúcar con las yemas. Cuando la leche esté caliente la añadimos a las yemas sin dejar de remover, y volvemos a verter la mezcla en el cazo. Ponemos al fuego y llevamos a 85ºC, como es complicado tener un termómetro en casa, esta temperatura se consigue cuando al introducir una cuchara y sacarla se pueda trazar un surco en la cuchara y que quede bien marcado y no se vuelva a cubrir con el líquido. Inmediatamente vertemos en un bol con los pistachos pelados y trituramos con una túrmix. Si queremos una crema más fina podemos pasar la mezcla por un colador o un chino. Y listo, servimos en boles o copas y reservamos en la nevera. Yo no me pude resistir y les puse una galleta a todas menos a la de la foto. ¡Del Bulli a la mesa de casa!

Fuente: comoelojodeunpollo.blogspot.com

Es una receta de Ferrán Adriá en StarChefs . Es curioso que no haya prácticamente recetas de Ferrán Adriá en español y sin embargo sí se encuentren en inglés... La voy a traducir e intentaré hacerla. Me gustaría que, si alguien lo intenta, me diga los resultados, pegas, etc. en los comentarios de la receta. Gracias. Ingredientes (2 comensales) Preparado de Mango : 1,3 gramos de citrato de sodio 250 gramos de agua 1,8 gramos alginato de sodio 250 gramos de puré de mango Cloruro de calcio: 6,5 gramos de cloruro de calcio 1000 gramos (1 litro) de agua Salsa vinagreta picante: 2,5 gramos de pimienta rosa 5 gramos de mostaza en polvo 5 gramos de anís estrellado 5 gramos de semillas de sésamo blanco 15 gramos de aceite de girasol Barquillo de caramelo neutro: 100 g fondant 50 gramos de glucosa 5 gramos de pulpa de vaina de vainilla 50 gramos isomalt (Nota Mía: Isomaltitol o Isomaltosa hidrogenada; es un nuevo sustituto del azúcar , no un nuevo azúcar , que se fabrica a partir de la remolacha azucarera) Brunoise cáscara de limón , para adornar (Nota Mía: Brunoise: forma de cortar las verduras en pequeños dados (de uno a 2 mm de lado) Sal Maldon Con estas cantidades se obtienen 10 porciones. Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Raviolis caramelizados con mango de Adrià paso a paso Para el preparado de mango: Disolver el citrato de sodio en el agua con la ayuda de una licuadora. Añadir el alginato de sodio y mezclar bien. Poner la mezcla a hervir , removiendo constantemente. Dejar enfriar a temperatura ambiente. Añadir el puré de mango y mezclar bien. Reservar a temperatura ambiente. Para el cloruro de calcio: Mezclar el cloruro de calcio con el agua con una batidora. Mantenerlo refrigerado. Para la vinagreta picante: Aplastar y triturar la pimienta, mostaza, anís verde y blanco, semillas de sésamo en un polvo homogéneo. Mezclar estas especias en polvo con el aceite de girasol y la pulpa de vainilla. Reservar . Para el barquillo de Carmelo: Calentar el fondant y la glucosa en una cacerola, removiendo hasta que se disuelva completamente. Añadir el isomalt y cocinar a fuego medio a 320 ° F (160º C). Quitar del fuego y emplear la mezcla en papel de hornear , extendiéndolo para formar hojas de un 1 a 2 centímetros de espesor. Cortar la hoja en 5 piezas de 5 centímetros. Preparar dos hojas de silpat (Silpat es una hoja de cuacho siliconado reforzada con tela, que suprime el engrasado de bandejas) para hornear en una placa de horno y colocar un trozo de caramelo entre ellas. Poner el horno a 338 ° F (170º C). Colocar los cuadrados de caramelo entre dos hojas de silpat en una bandeja de horno y hornear durante 5 minutos hasta que el caramelo se ha ablandado. Enrollar el caramelo en láminas muy finas con un rodillo. Coloque el barquillo en papel para hornear trabajando en la misma bandeja, cortándolo en 3 x 3 centímetros cuadrados. En caso de que el caramelo se enfríe, volver al horno durante un minuto para ablandar y volver a cortar . Para el acabado y presentación del plato : Con una cuchara redonda, hacer bolas de 18 gramos con el preparado de mango de un diámetro de 2 centímetros. Cocinar los raviolis de mango durante 2 minutos en la mezcla de cloruro de calcio. Retirar los raviolis de mango del cloruro de calcio y enjuagar bajo agua fría . Escurrir y secar sobre toallas de papel absorbente, teniendo cuidado de no romper, ya que son muy frágiles. Poner 10 raviolis en un hoja silpat de hornear . Colocar un barquillo de caramelo encima de cada ravioli y aplicar calor con una blowlamp (un soplete de cocina) a fin de que el caramelo se funda en torno a la forma de ravioli. Y vuelta a repetir. Colocar un ravioli caramelizado y un ravioli no caramelizado en cucharas chinas Ponga dos gotas de vinagreta picante, 10 cubitos cortados en brunoise de cáscara de limón y unos cristales de sal Maldon sobre cada ravioli. Servir. Consejos y trucos Puede que mi traducción no haya sido 100% correcta, dado que algunos ingredientes y elaboraciones se las traen. Por si alguien me quiere ayudar en esto, esta es la dirección de la receta de Ferrán Adria en inglés: Round Mango with Caramelized Raviolis El primero que haga la receta que le haga una foto y la ponga, please. Incluido si esto lo lee algún día el propio Ferrán. Va por usted, maestro. Etiquetas: Restaurante elBulli, Restaurante el Bulli Utensilios silpat cucharas chinas blowlamp (soplete de cocina)

Fuente: mis-recetas.org

Posted by: Gemma Biosca Hoy es la primera vez que participo en el "Reto Cooking the Chef" que nos han preparado nuestras colegas Aisha y Món que para mí son dos bellísimas personas que he conocido gracias al blog y además, el estreno de mis video-recetas! Sí si, lo habéis leído bien! A partir de ahora, algunas recetas llevarán incorporado un vídeo para hacéroslo más fácil...así que ya os podéis suscribir al Canal de You Tube para recibirlas puntualmente...ah...y espero TODOS vuestros comentarios! Pero vamos al RETO: no me podía gustar más el chef escogido para este mes: Gastón Acurio . Creo que la primera vez que escuché hablar de este chef fue de la mano de Ferràn Adrià. Este chef peruano rompió esquemas y dio a conocer al mundo la cocina Peruana...así que nos empezaron a sonar nombres de recetas como Causa Limeña, Cebiche, Ají amarillo, Achiote, Patacón...y un sin fin productos que ahora casi son familiares. Además, admiro a este chef por algo que a mí me gustaría vivir: lo dejó todo para dedicarse a cocinar y compartir....precioso! Y ya veis, al final me he decidido por un Ceviche, en este caso de bacalao (lo quería hacer de vieiras pero ha sido imposible por falta de tiempo) al más puro estilo Gastón y nos ha encantado. Así que encantada de participar en este reto que como sus autoras dicen, ha sido creado para aprender...y mucho! Gracias chicas y un beso a tod@s los participantes! VIDEORECETA (Clicar sobre la imagen) Dificultad: baja Tiempo de preparación: 20 minutos Ración: 2 personas Ingredientes 1 lomo de bacalao de unos 300 gr cortado en dados 1 cebolla morada cortada en láminas finas El zumo de una lima (reservamos un poco de piel para el final) El zumo de un limón Sal Ají rojo ( o guindilla) Cilantro fresco picado Hielo Preparación 1- Cortamos el pescado en dados y reservamos en la nevera. 2- Cortamos la cebolla bien fina. Reservamos. 3- Hacemos el zumo de la lima y del limón, los mezclamos y reservamos. 4- Picamos el cilantro con el cuchillo. 5- En un bol ponemos el pescado y la cebolla y mezclamos durante un minuto. 6- Añadimos un cubito de hielo para refrescar y lo sacamos. 7- Añadimos el zumo de los cítricos, la sal y el ají o guindilla picados y mezclamos todo junto. 8- Emplatamos y ponemos por encima el cilantro picado y un poco de piel de lima. 9- Servimos MUY frío. Nota - Tal como recomienda el chef Acurio, el pescado no debe ser muy graso, ya que de ser así, no absorbe los cítricos ni el chile. - Es un plato que se sirve frío y como se tarda poco, si tenemos los ingredientes preparados lo podemos preparar en un momento. Gracias por tu visita, recuerda visitar y suscribirte a mi canal de YouTube , hacerte seguidor de mi página de Facebook , suscribirte al Blog y recibir las recetas en tu correo además de seguirme por I nstagram , Pinterest y Twitter . Food&Cakes by GB

Fuente: foodandcakesbygb.blogspot.com.es

Hoy he cocinado por primera vez con un producto de La Carnicera Vegetariana . Esta marca, creada por Jaap Korteweg en los Países Bajos , tiene muchos productos vegetarianos y veganos donde se imita tanto la apariencia, el sabor, la textura así como la aportación nutricional de la carne y el pescado. Su filosofía radica en que ningún animal más debe sufrir para que nosotros podamos seguir disfrutando de platos tradicionales de nuestra gastronomía. Tienen mucha variedad de productos: pollo, atún, embutidos croquetas... puedes echar un vistazo en su págia web española La Carnicera Vegetariana o en The Vegetarian Butcher . Lo bueno es que son tan parecidos en cuando a sabor y textura que algunos grandes chefs, como Ferran Adrià , no se percataron de que no estaban comiendo pollo "real" al probar las tiras de pollo vegetariano de La Carnicera. Son muchos los establecimientos que ahora mismo están comprando sus productos, como el recientemente inaugurado restaurante vegano Rizoma , donde te hice una crónica y donde probé su ensalada César (con pollo de esta marca) y el famoso y buenísimo Teresa Carles ( crónica aquí ) donde parece ser que se han hecho con algún que otro producto que estará entre sus platos como ingrediente próximamente. Yo hoy he probado la carne picada cocida . Es super fácil de preparar, ya que debes ponerla al final de la cocción, cuando ya tengas toda la salsa que estés preparando. La textura me ha gustado mucho, realmente parecía carne picada, y sabor, aunque algo camuflado por el resto de ingredientes, muy bueno. Nada que ver con la típica soja texturizada que acaba pareciendo bolitas insípidas. La carne picada cocida es vegana y está compuesta por proteína de soja (no está hecha de seitán o gluten) y enriquecida con hierro y vitamina B12. Sin aditivos, saborizantes ni conservantes. La venden congelada en tiendas veganas y herbolarios. Aunque se trate de un producto muy procesado (si lo comparamos con lo que se considera "comer limpio") a mi me han quedado unas berenjenas rellenas de estrella Michelín, por lo que un gustazo así para el cuerpo y el paladar viene de perlas, aunque sin abusar cada día. Las berenjenas van gratinadas con un q ueso en crema vegano casero que he hecho solo mezclando mi querida levadura nutricional (bendito el día que te descubrí) con nata vegetal. Sin más, la receta. Ingredientes (para 4 personas) 4 dientes de ajo 1 cebolla blanca dulce 2 berenjenas 200 gramos de carne picada cocida (un paquete de La Carnicera Vegetariana) 1 chorrito de vino blanco 3 cucharadas de tomate frito Sal marina Pimienta negra Aceite de oliva virgen extra Para el queso en crema: 100 ml. de nata de avena Levadura nutricional (al gusto) Sal marina Tomillo seco Pimienta negra Aceite de oliva virgen extra Elaboración: Lavamos las berenjenas y partimos por la mitad, sin quitarles la piel. Vaciamos su interior con la ayuda de un cuchillo haciendo cortes en su pulpa. Reservamos esta y metemos las berenjenas vaciadas en el horno a 180º C durante unos 10-12 minutos. En una sartén sofreímos los ajos y la cebolla cortados a trocitos pequeños. Cuando comiencen a ponerse dorados (2-3 minutos a fuego suave) agregamos la pulpa de la berenjena que habremos separado antes y que habremos cortado en trocitos pequeños. Añadimos sal y pimienta al gusto. Si hace falta más aceite se echa más (la berenjena absorbe mucho) Cocinamos unos 5-8 minutos, con cuidado de que no se pegue. Cuando esté bien tierna la berenjena echamos un chorrito de vino blanco y seguimos moviendo hasta que se evapore el alcohol. Entonces agregamos el tomate frito y removemos bien. Al final añadimos nuestra carne picada, sin necesidad de descongelar antes, y cocinamos a fuego lento, removiendo, unos 5-8 minutos. Preparamos nuestro queso crema. En una cacerola ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y añadimos en él pimienta negra molida y tomillo seco. Cuando comience a desprender el aroma del tomillo echamos la nata de avena, removemos bien, y agregamos entre 4 y 5 cucharadas de levadura nutricional. Dejamos que hierva, sin parar de remover o se pegará, durante 2 minutos, a fuego muy suave. Al final salamos y probamos de sabor. Para rellenar las berenjenas cogemos las partes vaciadas y horneadas y las rellenamos de la carne picada. Por encima, con una cuchara, vamos vertiendo nuestro queso crema. Metemos en el horno y cocinamos 8 minutos por arriba y por abajo, y 5 minutos más solo por arriba para gratinar. Decoramos con una hierba fresca y emplatamos. Os aseguro que quedan deliciosas y engañarán al más carnívoro.

Fuente: amanida-animada.blogspot.com.es

Quien crea que las albóndigas no pueden llevar el título añadido de "gourmet" se equivoca. ¿Qué es un plato barato para ser considerado una delicatessen? Y qué me decís de las raspas de boquerón crujiente que se inventó Ferrán Adriá. Por no hablar de las espumas y el humo; que vale, que hacen su efecto y son originales, pero es más caro el aparatito para hacerlo que el producto en si. El truco está en cuidar los ingredientes. Para preparar este plato, salsa boloñesa, lasaña o cualquier relleno es recomendable comprar la carne en la carniceria y que os la piquen. No es necesario elegir una carne de primera pero si que tenga algo de grasita para que quede jugosa. No es suficiente con añadir a la mezcla de carne para albóndigas el pan remojado en leche para que queden tiernas por eso mejor empezar por lo que es importante, elegir bien la materia prima. Ingredientes para 4 personas Para las albóndigas 500 g de carne de ternera picada 1 ajo grande 1 huevo entero 1 cucharada sopera de piñones 2 rebanadas de pan de molde Leche 1 cucharada de orégano 1/2 cucharadita de café de hierbas provenzales Pimienta negra Harina blanca Aceite de girasol Sal Para la salsa 200 g de cebolla dulce 200 g de setas variadas congeladas 1 cucharadita de las de café de maicena Extracto de caldo de carne Una nuez de mantequilla (opcional) 600 ml de caldo de carne desgrasado 100 ml de vino blanco de mesa Sal Poner la carne en un bol junto con el pan remojado en un poco de leche y bien escurrido. Condimentar con todas las especias y los piñones. Picar el ajo en el mortero. Añadir el huevo, batir con un tenedor y echar al conjunto. Mezclar todo con las manos y dejar reposar en la nevera por espacio de 30 minutos como mínimo. Descongelar a temperatura ambiente las setas. Preparar un plato con harina blanca de trigo. Coger la carne de a poquito con las manos untadas de harina y confeccionar las bolitas rotándolas entre las palmas de las manos. Pasar los dedos por la harina cada vez que hagáis una. Poner una sartén o cazo con abundante aceite a calentar. Yo he usado el que guardé después de freír los fideos para hacer "fideus rossos" , no se debe guardar mucho tiempo el aceite que ya se ha utilizado una vez. Dorar ligeramente las albóndigas por todos los lados y reservar encima de un plato con papel absorbente de cocina para que suelten el aceite sobrante. Es un plato con calorías pero tampoco es cuestión de aumentarlas porque si. Cortar la cebolla en brunoise fina y pochar hasta dorar con un poco del aceite de haber frito las albóndigas. Cuando coja un ligero color dorado añadir las setas y sofreir de nuevo todo el conjunto hasta que este pierda la humedad. Es importante que primero se haga bien la cebolla en esta salsa se notaría mucho si queda cruda. No le echo sal porque le añado más tarde concentrado de carne y creo que ya le aporta suficiente sabor. Fuera del fuego echar la cucharadita de maicena y remover rápidamente. Acercar la sartén al fuego para que ésta se sofría un poco y añadir el vino. Evaporar este a fuego bajito. Remover de vez en cuando para que no se pegue. A continuación ya podéis echar el caldo caliente y el concentrado de carne. Dar un hervor y añadir las albóndigas. Cocinar por espacio de unos 15 minutos a fuego lento. O hasta que veáis la salsa a vuestro gusto. Espesa un poquito más al atemperarse. Mi truqui es añadir una nuez de mantequilla, repartida por toda la superficie, al apagar el fuego y dejar que está se derrita encima de las albóndigas. Antes de servir las caliento sin que hiervan. Si se hacen de un día para otro se pueden calentar en el microondas para que la salsa se mantenga con la misma textura. ¡Qué aproveche!

Fuente: cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es

Juegos Olimpicos en Londres, Gran Bretaña. Porque no preparar una Receta Típica . En los tiempos que estamos, economicamente tocados , me he decidido por esta Popular Receta. Fish and Chips, Pescado y Patatas Fritas. El Fish and Chips es una comida típica de las Islas Británicas. Hay establecimientos dedicados exclusivamente a la venta de este producto. El primer Fish and Chips Shop se abrio en Londres en el año 1860 por Joseph Malin . Ahora se conocen con el nombre de Chippies o Chip Shops . Se acostumbra a usar como pescado el Bacalao y los Pescados Blancos. Hemos preparado las Patatas Fritas como las preparan en estas tiendas de Comida Rápida . Se cortan grandes y se fríen en 2 tandas o en 2 golpes. Ferran Adria en su libro La Familia dice que unas patatas fritas bien hechas tienen que estar preparadas en 2 golpes de freidora. Hemos preparado una de sus Pastas para Rebozar mas usuales, preparada con Cerveza, pero después no tiene alcohol, es apta para todos los publicos. FISH AND CHIPS / PESCADO Y PATATAS FRITAS INGREDIENTES 4 peersonas 4 Filetes de Merluza o Bacalao Fresco ; 4 Patatas ; 1 Vaso de Cerveza ; 2 Vasos de Harina ; 1 Huevo ; 1 cucharilla de Levadura PREPARACIÓN DE LAS PATATAS FRITAS 1. Pelar y cortar las Patatas para freír pero mucho mas gruesas (ellos no pelan las patatas, solo las lavan y cortan) 2. poner las patatas ya cortadas en agua fría 3. en una Freidora con abundante aceite caliente poner las patatas bien escurridas y freír un poco 4. retirar de la freidora y escurrir bien el aceite. Dejar unos 5 ó 10 minutos y volver a poner en la freidora hasta que estén bien doradas y crujientes SERVIR CON SAL, PIMIENTA Y VINAGRE PREPARACIÓN DE LA PASTA DE REBOZAR 1. en un bote poner el vaso de cerveza, los 2 vasos de harina, 1 huevo, 1 chucharadita de levadura tipo Royal y sal 2. con una Barilla Eléctrica mover todo bien hasta conseguir una pasta homogenea GUARDAR EN EL FRIGORÍFICO, USAR FRÍA PREPARACIÓN DEL PESCADO FRITO 1. limpiar el pescado y cortar a tacos como el la foto 2. salpimentar ( si se quiere se puede añadir un poco de curry o alguna especia picante ) 3. pasar el pescado por la pasta de rebozar FRÍA 4. poner a la freidora con abundante aceite caliente 5. freír hasta que esté dorado y crujiente SERVIR CALIENTE ACOMPAÑADO DE PATATAS FRITAS

Fuente: cangrejogrande.blogspot.com.es

Tenía muchas ganas de probar este plato y por fin encontré la ocasión gracias a LID editorial , que en su colección Coolinary Books , tiene el libro " La cocina de hoy en España " de María Jesús Gil de Antuñano. Una auténtica experta en gastronomía, con más de 30 años de experiencia y numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Gastronomía. Es un manual basado en la cocina tradicional casera española, con más de 500 recetas explicadas paso a paso. Tal como cuenta Ferrán Adriá en el prólogo: "estamos ante un libro que va a satisfacer a todo tipo de cocineros, para divertirse cocinando. Porque, no lo olvidemos, enfocar la cocina desde un punto de vista lúdico no puede más que redundar en un mejor resultado". La cocina de hoy en España es el resultado de muchos años creando, realizando y fotografiando platos, trabajo diario que ha sido para la autora una escuela viva. Me gustaría añadir que es un libro muy completo, con muchas recetas interesantes, con consejos y trucos, bien extructurado, que explica de una manera sencilla la manera de cocinar los alimentos para obtener un buen resultado. Con aperitivos, recetas de carne, de pasta, de pescados... si estás buscando un libro que reúna todos estos ingredientes "La cocina de hoy en España" no puede faltar en tu colección de libros de cocina. No es la primera receta que publico de la colección Coolinary Books de LID editorial, hace poco hice las Albóndigas de pollo con anacardos y salsa de pimientos rojos , pero en esta ocasión se trataba de una receta del libro " Recetas & Viñetas ", recetas de Juan Pozuelo, para primavera, verano, otoño e invierno, e ilustrado por Alya Markova. Otro plato para chuparse también los dedos. Pero vamos con la receta de hoy, la idea era escoger una del libro para elaborarla y compartirla en el blog, me decidí por la merluza a la sidra. Alguna vez la había probado en algún restaurante y tenía ganas de saborearla en casa. Tengo que decir que la manera de cocinarla no ha sido todo lo fiel que debiera a la explicación del libro, entre otras cosas porque María Jesús utiliza almejas, pero como a la hora de meterme en la cocina no tenía en casa decidí acompañar la merluza con unos mejillones que había cocido al vapor el día antes, pensé que de esta manera, a falta de almejas, también podría compensar el sabor marinero del plato. Siempre digo que creo en que las recetas deben ser abiertas, en esta ocasión no me quedó más remedio que poner esta idea en práctica.Así que pondré los ingredientes que usé en esta ocasión, que como digo son prácticamente los mismos que en el libro, pero no del todo fiel a la receta original, si alguien quiere hacer la receta tal cual al estilo de la autora no tendrá más remedio que hacerse con un ejemplar, estoy convencido de que no se arrepentirá de tenerlo en casa y acudir a él para elaborar las recetas de tan ilustre cocinera. Para dos personas vamos a necesitar: - Una cola de merluza partida por la mitad - Aceite de oliva - Una cebolla grande - Dos cucharadas de salsa de tomate - Un vaso pequeño de sidra - Harina - Sal - Pimienta - El agua de haber cocido los mejillones - Un puñado grande de mejillones - Un puñado de gambas - Un sobre pequeño de fumet de marisco congelado - Unas patatas - Finas hierbas Como he dicho anteriormente el día antes de hacer la receta puse en una cacerola unos mejillones, a los que había limpiado las conchas y las barbas lo mejor que pude, los dejé cocer a fuego lento unos minutos, tapando la cacerola con la tapa, hasta que se abrieron. Algunas vece le pongo un poco de vino en la cacerola, o una hoja de laurel, pero esta vez no usé ninguno de estos ingredientes. Cuando atemperaron los guarde en la nevera. Como los trozos de merluza ya estaban limpios y salpimentados (regalo de mi suegra) sólo tuve que pasarlos por harina y freírlos ligeramente en una sartén con aceite. Una vez fritos los puse en una cazuela. Por otro lado corté la cebolla en trozos pequeños y la freí, en la misma sartén. Cuando cogió un poco de color color añadí una cucharada y media de harina y cociné, después puse la salsa de tomate, di unas vueltas y eché la sidra. Dejé unos minutos cocer, fue entonces el momento de echar el agua que tenía apartada (y muy bien colada) de los mejillones y el fumet de marisco, dejando que reduciera un poco. Por último agregué esta salsa y las gambas en la cazuela que tenía apartada la merluza, dando un pequeño hervor en el fuego. Justo al apartar puse los mejillones, que como estaban ya cocidos no quise mantener en el fuego para que no se pasaran. En el microondas puse unas patatas peladas durante 3 minutos aproximadamente, cuando se hicieron les eché una mezcla de finas hierbas y las usé para acompañar la merluza. Es un plato muy rico, ideal para el fin de semana, para disfrutar con él junto a la familia, recuerda que te hará mucha falta un buen trozo de pan para acompañar este plato, porque la salsa queda impresionante, además un plato con sidra asturiana no puede quedar mal de ninguna manera... Y del libro tengo que hacer más recetas, están muy bien explicadas y sólo de pensar que me puede salir otra receta tan rica como esta ya me entran ganas de meterme de nuevo en la cocina y ojear sus páginas. Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa LID editorial a la que agradezco su colaboración .

Fuente: pachuparselosdedos.blogspot.com.es

Copyright 2017 ® - Contacto