receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | receta masa philo osvaldo gross | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras | porrusalda con carne | callos sevillano olla gm
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Ingredientes - Para el aceite de jamón ibérico: - 100 gr. de grasa de jamón ibérico - 5 cl. de agua - 1 cl. de aceite de oliva - ---------- - Para el consomé de jamón ibérico: - 600 gr. de recortes de jamón ibérico - 1 - 2 litros de agua - ---------- - Para el risotto: - 100 gr. de grasa de jamón - virutas de jamón - 400 gr. de arroz de grano redondo - 1 cebolla - 50 gr. de parmesano reggiano - 1 - 2 litros de caldo de jamón - ½ vaso de vino blanco - 2 cucharadas de mantequilla itemprop="instructions"> Preparación de aceite de jamón ibérico : Eliminamos las partes más amarillas de la grasa de jamón, ya que podrian dar un sabor rancio al aceite. Ponemos todos los ingredientes a cocer a fuego lento hasta que se consuma el agua y la grasa sólida se haya transformado en chicharrrón. Colamos y guardamos el aceite obtenido. Preparación de consomé de jamón ibérico : Retiramos el exceso de grasa del jamón y cortarmos en lonchas irregulares. Cubrimos el jamón con 1,2 litros de agua y poner a cocer a fuego lento desgrasando y retirando la espuma continuamente durante exactamente 15 minutos. Colamos procurando no enturbiar el caldo y desgrasamos nuevamente. Guardamos en la nevera. Preparación del risotto : Sofreímos la cebolla, picada en daditos pequeños, junto con la mantequilla. Añadimos el arroz y el vino blanco. Dejamos que se evapore por completo. Y ahora viene el truco para lograr un buen risotto y es ir mojando con el consomé de jamón poco a poco y esperar hasta que se evapore, momento en el que se echa otro cucharón. Realizamos este proceso durante 15 minutos y cuando el arroz tenga un aspecto aterciopelado y cremoso, con los granos “al dente”, retirar del fuego y ligar finalmente el arroz con la grasa de jamón y el parmesano rallado. Servimos el risotto ibérico acompañado de algunas virutas de jamón. Riquísimo! Esta receta la hemos aprendido el gran maestro Ferran Adrià en Cocina con firma.

Fuente: recetasdiarias.com

Receta con arroz bomba para el fin de semana Aprovechando que estoy de puente y tengo tiempo, voy a presentaros esta receta de arroz negro extraída de un libro publicado no hace mucho tiempo: La Comida de la Familia por Ferran Adrià . Para aquellos que no lo conozcáis os contaré que es un libro en el que se explica, en su primera parte, cómo debemos organizarnos en la cocina, la compra de materias primas, la preparación de salsas, trucos y técnicas de cocina, etc. y en la segunda, los menús que se preparaban en su Restaurante El Bulli para todo el equipo de cocina. En definitiva, nos ofrece sus conocimientos de una forma accesible a todos los públicos para tratar de mostrar lo que se comía diariamente en dicho restaurante de puertas adentro. En mi humilde opinión creo que el objetivo del libro se cumple satisfactoriamente y, como es lógico, al final todo depende de las ganas que uno le ponga aparte del espacio y utensilios que tengamos a nuestro alcance, claro. La receta de hoy ha sido elaborada siguiendo los pasos de uno de los menús que ofrece este libro. Usaremos los tentáculos del choco para nuestro arroz negro Ingredientes para 4 personas - La cabeza de un choco grande - El sofrito - 5 tacitas de arroz - El fumet - El majado Para el fumet de pescado: - Espina y cabeza de un gallo - Una docena de gambas - Agua y sal Para el sofrito: - 3 tomates grandes maduros o 1 lata de tomate triturado (420gr.) - 1 cebolla - 1 diente de ajo grande o 2 pequeños - Tomillo, romero, laurel y sal - Aceite de oliva virgen Para el majado: - 3 o 4 ramitas de perejil - 1 puñado de piñones - 3 o 4 hebras de azafrán - Aceite de oliva virgen Elaboración de un fumet La semana pasada estuve en el mercado y compre un gallo para filetes; normalmente pido que me guarden la raspa para conservarla en el congelador y usarla en una ocasión como esta. Además, al final de la cocción, he añadido una docena de gambas que compré en la Plaza de Sanlúcar , aunque el libro nos recomienda el uso de pescados de roca, asequibles en cuanto al precio y con muy buen sabor, y unos cangrejos. De una forma u otra, lo que sí os recomiendo es que os acostumbréis a tener recursos de este tipo ya que en la cocina nos van a venir de maravilla. Y ahora a lo nuestro. Ponemos una cazuela con agua y sal y llevamos a ebullición. En ese momento incorporamos la espina del pescado que hayamos elegido y dejamos unos 15 minutos,y quitando la espuma que pueda salir. Inmediatamente añadimos las gambas y dejamos otros 5 minutos más. Apagamos el fuego y apartamos. Elaboración de un sofrito Para ello ponemos en un cazo o sartén con aceite la cebolla y el ajo pelados y triturados y dejamos unos 10 minutos. A continuación añadimos una cucharadita de romero, otra de tomillo y un par de hojas de laurel y removemos con cuidado de que no se agarre. Finalmente incorporamos el tomate, añadimos la sal y dejamos 20 minutos a fuego lento. Elaboración de un majado Aquí e introducido una variación respecto al fruto seco que se detalla en el libro; en vez de avellanas yo he utilizado piñones, de sabor totalmente distinto pero válido al mismo tiempo. Simplemente ¡no tenía avellanas en casa! Tostamos el azafrán calentándolo 2 segundos encima de una sartén, dentro de un trocito de papel de aluminio, teniendo mucho cuidado de no quemarlo. Entonces debemos triturar las hojas del perejil con un puñado de piñones o avellanas (tostados previamente), añadiendo el azafrán y un buen chorro de aceite de oliva. Elaboración de arroz en paella Para ello disponemos una paella del tamaño adecuado con un poco de aceite y calentamos. Además, tendremos el caldo de pescado caliente y preparado para utilizar. Troceamos la cabeza del choco y doramos unos minutos. Añadimos 5 o 6 cucharadas soperas del sofrito y removemos, añadiendo un poco de agua si fuera necesario para que no se agarre y dejamos unos 10 minutos. Añadimos poco a poco el arroz sin dejar de remover y esperamos un par de minutos. Ahora es el momento de añadir el caldo poco a poco a través de un colador, el doble más un poco por cantidad de arroz utilizada, en este caso unas 13 tacitas. Removemos en todo el proceso para que se mezclen todos los ingredientes perfectamente. Recordad que debemos tener un fuego vivo para que el arroz comience a hervir y que más o menos tardaremos unos 8 minutos en añadir el caldo que vamos a necesitar. Por último añadiremos 3 cucharadas soperas de nuestro majado al arroz, dando el punto de sal y las últimas vueltas, y ajustando el fuego a la baja. Como siempre, estad atentos por si tenemos que añadir un poco más de caldo y tened en cuenta que el arroz suele estar en su punto a los 20 minutos desde que comience a cocer. Cuando el arroz esté listo apagamos el fuego y dejamos reposar. Sólo nos quedaría pelar las gambas, decorar y servir. Servimos nuestro arroz negro Decoramos el arroz con las gambas y una ramita de perejil

Fuente: dgustando.blogspot.com.es

A quién no le gusta la pizza, puede que no te guste pero a esta pizza no le dirás que no aunque solamente sea por la curiosidad de probar algo nuevo. Buscando una alternativa a la masa de harina encontré esta versión con coliflor y sinceramente me alucinó que se pudiera preparar así este vegetal. Investigando un poco más descubrí que Ferran Adrià probando ideas nuevas preparó un cuscús de coliflor que probaré en breve, pero eso ya es otro tema. El caso es que en el blog de Eat Green, Eat Bean estaba la receta que ha resultado perfecta y luego lo que le pongas encima depende de nuestra imaginación. Mi versión lleva calabacín, tomates secos y aceitunas negras de Aragón que son mis favoritas. La versión en la que me he inspirado lleva queso pero preferí obviarlo para que fuera menos calórica y he sustituido el huevo por harina de garbanzos pero tendré que probarlo, como recomienda, con semillas de linaza. Tened cuidado al despegarla del papel de horno, esperar un poco a que se enfríe y endurezca antes de servir pero no tardar mucho porque es deliciosa en caliente. De nuevo agradezco a mi hermana las increíbles fotos que ilustran esta entrada <3 Gracias nena, eres una artista! <3 Ingredientes para 4 personas : 1 coliflor mediana 2 cdas de harina de garbanzos cilantro fresco al gusto 1 puñado de anacardos crudos 1/2 calabacín mediano en rodajas muy finas 8 tomates secos aceitunas negras de Aragón AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) Agua Sal al gusto Preparación: Preparar el queso vegano batiendo los anacardos con un poco de agua, sal y aceite y reservar. Lavar bien la coliflor y cortar los tallos. En una olla con agua hirviendo cocer durante unos minutos la coliflor hasta que este tierna y colar. Con ayuda de una gasa colar la coliflor y escurrir bien el agua. En la receta original pone que podemos usar el agua sobrante para preparar una sopa. En un bol mezclar la harina de garbanzos con agua y sal, batir hasta obtener consistencia de huevo batido, bien espumosa. Añadir el cilantro fresco picado fino. Agregamos la coliflor y la machacamos con un tenedor hasta formar una pasta. Preparamos una bandeja con papel de horno, engrasamos y extendemos la masa con cuidado de que no sea muy fina. Yo lo hice con las manos, me encanta tocar los ingredientes en la cocina y es por eso que pienso que al cocinar hay que estar bien de ánimo, porque como habréis comprobado los que hayáis leído Como agua para chocolate, la cocina son sensaciones y sentimientos, emociones que se transmiten a los alimentos que luego comerán otros, y hay que tener cuidado. Puede sonar muy new age pero lo he podido comprobar y me lo creo. Cuando mejor estoy mejor saben mis platos y ahora vuelvo a estar inspirada :) Dejar los tomates secos en agua tibia unos 15 minutos. Hornear las bases unos 20 minutos a fuego medio o hasta que estén crujientes y tostadas por los bordes, sacar y decorar con el queso de anacardos primero, seguir con las rodajas de calabacín, los tomates secos en tiras, las aceitunas y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Meter de nuevo en el horno un rato más, unos 10 minutos a fuego medio y servir de inmediato. Bon profit! ;)

Fuente: maisoncourgette.blogspot.com.es

Tengo que reconocer que siempre he sido un poquito "culo veo, culo quiero", y tanto ver helados por todos vuestros blogs, me entraron un montón de ganas de preparar uno...o unos cientos!! Además, estos calores que estamos pasando hacen que nos apetezca algo fresquito a todas horas, eso no quiere decir que le vaya a dar vacaciones al horno, de eso nada,pero, a partir de ahora, vereis unas cuantas recetas heladas por aquí. Hace dos semanas no tenía ni la mas remota idea de como se hacía un helado, es mas,pensaba que sería necesario una heladera o algun ingrediente complicado de conseguir, pero nada más lejos de la realidad, investigando un poco por la red encontré un montón de recetas y consejos para preparar riquísimos helados caseros, incluso sin heladera. Una vez conocida la técnica mi cabezita empezó a maquinar un sabor para estrenarme en el mundo heladeril,las posibilidades eran infinitas: frutas,chocolate,galletas,queso,queso,queso....vale, vale, empecé a ver helados de mascarpone y se me hacía la boca agua, pero entonces se cruzó en mi vida el grandísimo Ferrán Adriá y su parmesano helado y ahí ya no pude pensar en otra cosa...me rechifla el parmesano, y la idea de comerlo con textura helada me parecía genial...si, si, definitivamente mi primer helado iba a ser salado. El parmesano es un queso italiano de pasta dura hecho en su totalidad con leche de vaca, normalmente se consume muy curado y es muy famoso en su tierra natal, donde lo consideran el "rey de los quesos", tiene un sabor muy característico, bastante fuerte, que a mi, personalmente me encanta. Este helado puede ser un aperitivo original y muy sabroso con el que seguro que sorprendereis, tiene un sabor profundo a queso y se deshace en la boca,además, es sencillísmo de hacer y requiere de muy pocos ingredientes, vamos, que no tenéis excusas para no probarlo. Helado de parmesano y taquitos de jamón - 250gr de parmesano rayado - 400ml de nata líquida para montar (min. 35% mat. grasa) - 2 claras de huevo - una pizca de pimienta negra - jamón en taquitos Preparación: En un cazo, a fuego medio, calentamos la nata y la mitad del queso hasta que este se derrita, con cuidado de que la mezcla no llegue a hervir. Dejamos templar y añadimos el resto del queso. Dejamos enfriar completamente, y montamos la mezcla (podemos meterla 10 minutos en el congelador para asegurarnos de que está bien fría) Montamos las claras a punto de nieve. Con movimientos envolventes, mezclamos la nata con las claras a punto de nieve. Vertemos en un molde metálico y metemos en el congelador. Durante las dos primeras horas será necesario remover la mezcla cada 30 minutos para romer los cristales de hielo que se van formando Cuando vayamos a servir, sacar el helado 15 minutos antes del congelador para que nos sea más fácil de manejar Mientras tanto, en una sarten con una gota de aceite, salteamos los taquitos de jamón. Colocamos el helado en unos cuencos y vertemos los taquitos, todavía calientes, por encima. Estoy enlazando esta receta a la fiesta del enlaces del blog Personalización de Blogs .

Fuente: cotonsucre.blogspot.com.es

INGREDIENTES Para la sal de jamón: Dos o tres cortadas de jamón cortado bien fino Para el aceite de jamón: Recortes de tocino de jamón con algún trozo de jamón PREPARACION Para la sal de jamón: Colocar la cortada de jamón entre dos papeles adecuados para horno. Colocarlo en un plato y taparlo con otro. Ponerlo al microondas a la máxima potencia dos minutos. Dejar enfriar. Se habrá quedado muy tieso y así lo podremos romper con las manos sin dificultad formando las escamas. Para el aceite de jamón. Colocar en un cazo los recortes del tocino y cubrir con aceite de girasol. Poner al fuego muy suave, que no llegue a freírse, y que se vaya confitando. Dejar dentro del aceite hasta que se enfríe. Apretar el tocino para que suelte el sabor y colar. Reservar en una botella. HISTORIA Leyendo revistas antiguas de cocina en casa de la iaia, descubrí una de Ferrán Adrià sobre ensaladas. En ellas explica como hacer los aliños, aceites aromatizados que él siempre utiliza en las vinagretas para sus ensaladas y que le dan un toque del todo original. También he descubierto los vinagres aromatizados que, en cuanto coja las primeras moras, tengo que probar a hacer. Yo conocía los aceites aromatizados con pebreras, albahaca, romero etc., pero estos con jamón, otros con pimiento asado y muchos más los he encontrado super originales y ya estoy deseando probarlos!. La sal la vi un día en la tele y queda la mar de aparente. Si se fríe un huevo con este aceite y se espolvorea con la sal de jamón queda buenísimo, con un sabor sensacional. Imprimir receta

Fuente: lalibretaderecetas.blogspot.com.es

Había oido hablar de esta receta pero no la habia visto hacer, es una tortilla de patatas hecha con patatas chips o "de bolsa" Ingredientes (1 comensal) 2 huevos patatas chips aceite Conversor de medidas | Contador de calorías Vídeo: Receta de tortilla de patatas chips (Ferrán Adrià versus Arguiñano) por el usuario Ari Cómo hacer Tortilla de chips paso a paso Batir los huevos y añadir las patatas chips desmenuzadas, mezclar. Ponemos un poco de aceite en la sarten y añadimos la mezcla, cuajamos la tortilla por ambos lados y ya tenemos la tortilla de patatas "express" Utensilios bol sarten Más fotos y vídeos 2 fotos 1 vídeo

Fuente: mis-recetas.org

RISOTTO CREMOSO AL AZAFRÁN Esta es una de esas recetas a las que le tenía muchas ganas desde hace mucho tiempo y finalmente me he quitado la espinita. El resultado del plato es maravilloso, si os gustan este tipo de arroces no os quedéis con las ganas. Mi primer contacto con esta receta fue a través del libro "La comida de la Familia" de Ferran Adriá y he visto muchas recetas desde entonces. Yo la que os voy a proponer hoy es mi versión, con algunas variaciones. Espero que os guste tanto como a mí. Vamos con la receta!! INGREDIENTES: 600ml DE CALDO DE VERDURAS Aneto 180gr DE ARROZ La Perla 1/2 CUCHARADA DE MANTEQUILLA 50gr DE GRANA PADANO 50gr DE CEBOLLA 2 CUCHARADAS DE ACEITE DE OLIVA 3 CUHCARADAS DE ALBARIÑO 1 PIZCA DE PIMIENTA NEGRA 1 PIZCA DE AZAFRÁN 1994 1 PLATO DE PORCELANA Porvasal Para esta receta yo he usado Azafrán 1994 elaborado de forma totalmente tradicional, un azafrán 100% ecológico. Para asegurar la calidad del producto, solamente elaboran azafrán en hebra, conservando sus propiedades naturales, evitando así toda posibilidad de adulteración en otro tipo de presentaciones (molido, en polvo, cápsulas,…) Se distingue claramente por un color rojo intenso, olor acentuado y un máximo poder colorante. PREPARACIÓN: - Para esta receta lo primero que vamos a hacer es tostar el azafrán. - Para ello vamos a envolverlo en papel de aluminio y tostarlo. - Ponemos sobre una sartén al fuego y vigilamos para que no se queme. - Si es de buena calidad, al calentarlo desprende más su aroma. - Pelamos y picamos bien la cebolla. - Rehogamos en la sartén con el aceite de oliva. - Incorporamos el vino blanco y dejamos que reduzca. - Añadimos el arroz y rehogamos unos 3 minutos. - Poco a poco añadimos el caldo caliente (es importante) - Y lo hacemos sin dejar de remover. - Incorporamos también el azafrán. - Es importante que absorba el mayor sabor posible. - Pronto irá tomando color y una textura mas espesita. - Cuando el arroz se encuentre blandito añadimos el queso laminado fino a cuchillo y la mantequilla. - Removemos hasta que se integre y servimos caliente inmediatamente sin reposar. Buen provecho a todos!!

Fuente: recetasde2.blogspot.com.es

Me tenía "en ascuas" conocer a qué saben los ajos negros. Por muchos blogs y desde hace tiempo, vengo viendo cómo se ha puesto de moda este singular ingrediente. Para usarlos en esta receta que os voy a dejar no me he guiado por ninguna otra que conozca, ha sido fruto de mi inventiva y para agradecérselo a la persona que tuvo el detalle de regalárnoslos. He descubierto que en Lidl podréis encontrarlos en la sección de verduras, bien empaquetados. ¿Qué sé del ajo negro? supongo que habrá ya un manual escrito sobre él, pero yo no voy a entrar al detalle, basta con que os diga que se obtiene después de un proceso más o menos largo de fermentación a bajas temperaturas. Se ha utilizado en la cocina asiática, especialmente en Corea y hoy se ha difundido por medio mundo, pasando por EE.UU. e Inglaterra. En España ha jugado un papel importante en la cocina de Ferrán Adriá. Ahora que lo refiero, os cuento que uno de mis sueños habría sido comer algún día en su restaurante, pero no estaba a mi alcance económico y de haberlo podido estar no me habrían dado mesa nunca, según tengo entendido las reservas estaban cubiertas indefinidamente. Y ahora que lo he probado confirmo lo que nos dice la Wikipedia, su sabor es ácido, dulce y muy "umami". Se me ocurrió presentarlo como una crema suave en la que los demás ingredientes no le fuesen a quitar protagonismo, y lo he combinado con las riquísimas setas de cardo. Creedlo, está bueno ¡eh! pero lo más gracioso de este plato es que lo he convertido en un aperitivo de participación entre amigos: Puedes montar todas las capas que quieras y cada persona invitada retira su disco según le apetezcan. Para mi amiga y compañera Nicky con cariño, Nickichan Zafeiry, Recetas de una gatita enamorada, se lo debía. Ingredientes: - Setas de cardo. - Paté ibérico suave. - Mayonesa suave. - Ajo negro. - Obleas de empanadillas. - Aceite de oliva suave. - Pimienta negra molida. - Sal. Aquí veis dos ajos negros en el borde de la fuente blanca, por si no los habéis visto antes. Elaboración: Freír en medio vaso de aceite las obleas de empanadillas dándoles la vuelta para que se hagan por los dos lados. Poner sobre papel de cocina y escurrir del aceite. Retirar casi todo el aceite y en él dorar unos segundos los ajos negros. Pasar los ajos a un mortero, chafar. Incorporar poco a poco la mayonesa y el paté. Integrar hasta que se haga una pasta lisa y homogénea. Limpiar las setas y cortar en láminas medianas. Pasarlas a la sartén y a fuego fuerte asarlas por los dos lados, salpimentando un poquito. Disponer los discos de empanadillas en un plato intercalando con una cucharada de crema de ajo y unas láminas de setas, así hasta la última, que se cubre también. Se adorna y se sirve.

Fuente: aliciaysusrecetas.blogspot.com.es

Por fin de nuevo por aquí, y con recetas actualizadas. Esto de conciliar la vida familiar con la Bloguer@ se me esta haciendo un poquito complicado. Justo hoy por estas horas ya había nacido mi segundo hijo, 3 meses atrás. Me tiene tan enamorada como su hermano y también entretenida. Hacia tiempo que quería subir un par de recetas, y ahí estaban, esperándome en la recámara. Estamos ya en verano, y con estas calores, poco apetece meterse en la cocina o preparar platos muy elaborados, o al menos a mi. Estos Guisantes son muy buenos, rápidos y fáciles de hacer. Los he capturado del libro de Ferràn Adrià que se llama; La comida de la familia. En el elabora diferentes menús, fáciles, económicos y muy buenos para elaborar en el día a día de nuestras cocinas. Como siempre yo lo he adaptado a mis gustos y los de casa, pero tampoco es muy diferente a la original. GUISANTES CON JAMÓN AL ESTILO ADRIÀ Ingredientes:( Para 4-6 personas ) - 1 kg de Guisantes congelados - 150 grs de Jamón curado en taquitos - 1/2 L de Caldo (de Pollo o Jamón) depende de nuestro gusto. - 1/2 Cebolla tierna - Sal, Pimienta o especies al gusto Preparación: Empezamos por picar la cebolla tierna, toda la parte blanca a trocitos pequeños, ponemos el caldo en un cazo a calentar. Yo para realizar esta receta he utilizado un Wok antiadherente, ya que no tengo cazuelas... Ya se que puede sonar un poco extraño en una aficionada a la cocina, pero es que en menaje voy muy perdida y me conformo con poco. En el Wok, ponemos una cucharada de aceite y calentamos, a continuación pochamos la cebolla un poco, pero sin que se queme. Una vez listo echamos el jamón y lo rehogamos un poquito. Lo justo para que coja sabor y un poco de color, sin pasarnos, ya que sino puede quedarnos un tanto rancio. Es ahora el turno de los guisantes, junto con las especies a nuestro gusto. Lo dejamos unos 3-4 minutos a fuego medio, removiendo. Retiramos el caldo que tenemos calentando y lo añadimos a nuestros guisantes. Lo cocinamos otros 5 minutos a fuego medio, removiendo para que todos los ingredientes queden bien cocinados. Apagamos el fuego y reservamos unos 5-7 minutos. Pasado este tiempo viene el toque secreto de la cremosidad de este plato. Con un cucharón, cogemos una medida bien colmada y lo trituramos con un turmix o la picadora, hasta que quede una pasta bien consistente. Esta pasta, la añadimos a los guisantes y removemos bien. Ahora ya están listos para degustar.... Al hacer esta pasta de los mismos guisantes, le da un toque espectacular. A partir de esta base, cada uno le puede dar el toque que más le guste y añadir los ingredientes que prefiera. Es una receta que tenéis que probar y contarme el resultado. Buen provecho!!!

Fuente: cocinerainexperta.blogspot.com.es

Quien crea que las albóndigas no pueden llevar el título añadido de "gourmet" se equivoca. ¿Qué es un plato barato para ser considerado una delicatessen? Y qué me decís de las raspas de boquerón crujiente que se inventó Ferrán Adriá. Por no hablar de las espumas y el humo; que vale, que hacen su efecto y son originales, pero es más caro el aparatito para hacerlo que el producto en si. El truco está en cuidar los ingredientes. Para preparar este plato, salsa boloñesa, lasaña o cualquier relleno es recomendable comprar la carne en la carniceria y que os la piquen. No es necesario elegir una carne de primera pero si que tenga algo de grasita para que quede jugosa. No es suficiente con añadir a la mezcla de carne para albóndigas el pan remojado en leche para que queden tiernas por eso mejor empezar por lo que es importante, elegir bien la materia prima. Ingredientes para 4 personas Para las albóndigas 500 g de carne de ternera picada 1 ajo grande 1 huevo entero 1 cucharada sopera de piñones 2 rebanadas de pan de molde Leche 1 cucharada de orégano 1/2 cucharadita de café de hierbas provenzales Pimienta negra Harina blanca Aceite de girasol Sal Para la salsa 200 g de cebolla dulce 200 g de setas variadas congeladas 1 cucharadita de las de café de maicena Extracto de caldo de carne Una nuez de mantequilla (opcional) 600 ml de caldo de carne desgrasado 100 ml de vino blanco de mesa Sal Poner la carne en un bol junto con el pan remojado en un poco de leche y bien escurrido. Condimentar con todas las especias y los piñones. Picar el ajo en el mortero. Añadir el huevo, batir con un tenedor y echar al conjunto. Mezclar todo con las manos y dejar reposar en la nevera por espacio de 30 minutos como mínimo. Descongelar a temperatura ambiente las setas. Preparar un plato con harina blanca de trigo. Coger la carne de a poquito con las manos untadas de harina y confeccionar las bolitas rotándolas entre las palmas de las manos. Pasar los dedos por la harina cada vez que hagáis una. Poner una sartén o cazo con abundante aceite a calentar. Yo he usado el que guardé después de freír los fideos para hacer "fideus rossos" , no se debe guardar mucho tiempo el aceite que ya se ha utilizado una vez. Dorar ligeramente las albóndigas por todos los lados y reservar encima de un plato con papel absorbente de cocina para que suelten el aceite sobrante. Es un plato con calorías pero tampoco es cuestión de aumentarlas porque si. Cortar la cebolla en brunoise fina y pochar hasta dorar con un poco del aceite de haber frito las albóndigas. Cuando coja un ligero color dorado añadir las setas y sofreir de nuevo todo el conjunto hasta que este pierda la humedad. Es importante que primero se haga bien la cebolla en esta salsa se notaría mucho si queda cruda. No le echo sal porque le añado más tarde concentrado de carne y creo que ya le aporta suficiente sabor. Fuera del fuego echar la cucharadita de maicena y remover rápidamente. Acercar la sartén al fuego para que ésta se sofría un poco y añadir el vino. Evaporar este a fuego bajito. Remover de vez en cuando para que no se pegue. A continuación ya podéis echar el caldo caliente y el concentrado de carne. Dar un hervor y añadir las albóndigas. Cocinar por espacio de unos 15 minutos a fuego lento. O hasta que veáis la salsa a vuestro gusto. Espesa un poquito más al atemperarse. Mi truqui es añadir una nuez de mantequilla, repartida por toda la superficie, al apagar el fuego y dejar que está se derrita encima de las albóndigas. Antes de servir las caliento sin que hiervan. Si se hacen de un día para otro se pueden calentar en el microondas para que la salsa se mantenga con la misma textura. ¡Qué aproveche!

Fuente: cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es

Hace unas semanas recibí un lotazo de patatas y aperitivos Santo Reino . Fue un poco de cachondeo, porque me llegó el paquete al trabajo y los de recepción pensaban que iba a hacer una fiesta... jejejejeje. Vaya, el caso es que a mí esta clase de productos me gusta comerlos así, tal cual, sin recetas ni nada, pero sé que eso no gusta a las marcas, que prefieren que hagamos uso de nuestra imaginación bloguera para hacer algo más original que ponerlos en un plato y decir si nos han gustado o no. Por eso, y viendo que la bolsa de patatas fritas era enooooooorme (de 500 gr.), me decidí a hacer la famosa tortilla de patatas chips de Ferran Adrià, que luego también ha hecho Arguiñano. Fue fácil, rápido, sin ensuciar apenas nada, y estaba muuuuuuuy rica. Eso sí, nunca estará igual que las que hacemos en casa partiendo de las patatas crudas... INGREDIENTES -Patatas chips (yo, Santo Reino ) -Huevos -1 pizquita de sal -1 chorrito de Aceite de oliva virgen extra (yo Mueloliva ) PREPARACIÓN -Batir los huevos en un bol grandote. Echarles una pizquita de sal (no mucha, pues las patatas fritas ya llevan la suficiente) -Añadir las patatas chips. -Ir chafando con un tenedor, para ir viendo cuántas admite el huevo -Dejar reposar unos minutos -Cuajar la tortilla en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen ¡Y a comer! NOTAS -Una muy buena alternativa para hacer una tortilla rápida, rápida y/o para no gastar aceite para freír las patatas. -Sobre las patatas Santo Reino, están muy buenas, con un sabor a patatas fritas "de churrería" artesanales. Y sobre el lote de Santo Reino, fijaos aquí qué maravilla. - Cóctel : gran surtido con todas las variedades Santo Reino. El principal motivo es que sientes que tienes que probarlos todos, y hay tantos... jejejeje. - Patatas fritas : riquísimas tanto solas como en la tortilla. Sabor a churrería artesanal. - Patatas paja : han volado, bien ricas, para acompañar cualquier plato de carne, pescado... - Aros de cebolla : también han volado sin poder haberles hecho foto. Son de esa clase de aperitivos que cuando comes uno... ni fu ni fa, pero comes otra y otra y ¡no puedes parar! Y los frutos secos, que todavía reservo... - Pistachos - Almendra cruda repelada - Cóctel selección : macadamias, anacardos, nueces, almendras, cacahuetes, cordobesas, maíz gigante, pistachos, cacahuetes recubiertos barbacoa y macadamias garrapiñadas - Anacardos - Nueces Muchas gracias a Santo Reino por este fantástico lote, que estamos disfrutando ¡de lo lindo! Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Santo Reino y Mueloliva me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas). EDITO!!! Margarcimon, del blog Tejiendo en mi cocina me otorgó el premio Dardos hace unas semanas, ¡y todavía no lo había publicado! Pasaos por su blog, que es una artista en los fogones y con las agujas!! Muchas gracias, guapa!!

Fuente: amimegustacomer.blogspot.com.es

Esta receta pertenece al libro de Magdalenas de Xavier Barriga que me regalaron por mi cumpleaños en junio pasado, me encantan los libros y si encima son de cocina mucho más. Os recomiendo que os lo compréis porque todas las recetas salen perfectas. Dicen de él que es el Ferrán Adriá de la panadería, yo lo único que puedo decir es que gracias a él me he aficionado a hacer pan casero y magdalenas, y que son recetas sencillas y muy sabrosas. Sobre estas magdalenas, que puedo decir, que salen genial, quedan esponjosas, muy suaves y con un sabor excepcional. Vamos que no compramos magdalenas desde que tenemos este libro. Y no os preocupéis que si se siguen bien las instrucciones salen con un copete de pastelería. A por la receta¡¡¡ Ingredientes: 125 gramos de huevo. 150 gramos de azúcar moreno. 50 ml de leche. 230 gramos de harina floja (harina de repostería). 60 gramos de yogur de limón. 190 ml aceite de oliva suave (yo de girasol) 50 gramos de miel. 8 gramos de levadura química. Una pizca de sal. Preparación: En un bol se colocan los huevos y el azúcar moreno y se baten, se añade la miel mientras seguimos batiendo. Lo mejor es batirlo a velocidad lenta con el accesorio batidor de varillas hasta que esponjen. Agregamos el aceite poco a poco sin dejar de batir, y a continuación el yogur. En este momento, añadiremos la harina tamizándola junto con la levadura química y la sal, todo ello sin dejar de batir a velocidad lenta para que se integre bien. Cuando la mezcla sea homogenea, continuamos batiendo a una velocidad máxima durante unos 2-3 minutos. Tapamos la masa con un paño (yo lo hago con un papel film) y la dejamos reposar en la nevera de 1 a 24 horas. Precalentamos el horno a 250º por lo menos 20 minutos. Cuando haya pasado el tiempo de reposo, se mezcla la masa suavemente, y se rellenan los moldes, con una cuchara o con una manga pastelera. En cualquier caso no rellenar más de dos tercios estos moldes porque crecen bastante en el horno. Las introducimos en el horno a 210º entre 16 y 18 minutos. Una vez que estén hechas, colocarlas sobre una rejilla para que se enfríen. Recomendaciones: 1. Los huevos, yo los peso, pero es el equivalente a dos huevos de tamaño «L». 2. Si no tenéis yogur de limón, se puede sustituir por un yogur natural, o por un yogur natural con ralladura de limón. 3. El aceite si es de oliva que sea muy suave, y si no de girasol, a mi para la repostería me gusta más. 4. Colocar la bandeja a mitad de horno, para que no se quemen ni por abajo ni por arriba. 5. No abrir nunca el horno mientras suben las magdalenas porque podrían bajarse. 6. Si no tenéis moldes de silicona, y usáis moldes de papel tened la precaución de introducirlos en unas flaneras individuales, sino se ensancharan y no crecerán. 7. Colocad los moldes sobre un papel de horno en la bandeja y evitareis que la misma se os ensucie. 8. Podéis echarles por encima un poquito de azúcar glas cuando este frías.

Fuente: cacharreandoenmicocina.blogspot.com.es

Copyright 2017 ® - Contacto