receta masa filo por osvaldo gross | ñoquis con carne molida | receta masa philo osvaldo gross | RECETS DE BUDIN DE ACELGA | recetas con teleras duras | porrusalda con carne | callos sevillano olla gm
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Ingredientes - Para el aceite de jamón ibérico: - 100 gr. de grasa de jamón ibérico - 5 cl. de agua - 1 cl. de aceite de oliva - ---------- - Para el consomé de jamón ibérico: - 600 gr. de recortes de jamón ibérico - 1 - 2 litros de agua - ---------- - Para el risotto: - 100 gr. de grasa de jamón - virutas de jamón - 400 gr. de arroz de grano redondo - 1 cebolla - 50 gr. de parmesano reggiano - 1 - 2 litros de caldo de jamón - ½ vaso de vino blanco - 2 cucharadas de mantequilla itemprop="instructions"> Preparación de aceite de jamón ibérico : Eliminamos las partes más amarillas de la grasa de jamón, ya que podrian dar un sabor rancio al aceite. Ponemos todos los ingredientes a cocer a fuego lento hasta que se consuma el agua y la grasa sólida se haya transformado en chicharrrón. Colamos y guardamos el aceite obtenido. Preparación de consomé de jamón ibérico : Retiramos el exceso de grasa del jamón y cortarmos en lonchas irregulares. Cubrimos el jamón con 1,2 litros de agua y poner a cocer a fuego lento desgrasando y retirando la espuma continuamente durante exactamente 15 minutos. Colamos procurando no enturbiar el caldo y desgrasamos nuevamente. Guardamos en la nevera. Preparación del risotto : Sofreímos la cebolla, picada en daditos pequeños, junto con la mantequilla. Añadimos el arroz y el vino blanco. Dejamos que se evapore por completo. Y ahora viene el truco para lograr un buen risotto y es ir mojando con el consomé de jamón poco a poco y esperar hasta que se evapore, momento en el que se echa otro cucharón. Realizamos este proceso durante 15 minutos y cuando el arroz tenga un aspecto aterciopelado y cremoso, con los granos “al dente”, retirar del fuego y ligar finalmente el arroz con la grasa de jamón y el parmesano rallado. Servimos el risotto ibérico acompañado de algunas virutas de jamón. Riquísimo! Esta receta la hemos aprendido el gran maestro Ferran Adrià en Cocina con firma.

Fuente: recetasdiarias.com

Ingredientes para Guisantes con jamón al estilo de Ferrán Adriá: 300 grs de guisantes congelados 1 cebolla mediana 2 lonchas no muy finas de jamón ibérico 250 ml de caldo de jamón , yo usé el de Aneto que es muy bueno 6 hojas de menta 1 palito de canela 2 huevos por persona 4 tomates rojos maduros pero no blandos Sal , pimienta blanca y orégano Aceite de oliva virgen extra C/N ¿Problemas con las medidas? Conversor de medidas (pesos, volúmenes, temperaturas...) ¿Quieres calcular las calorías? Contador de calorías Cómo hacer Guisantes con jamón al estilo de Ferrán Adriá paso a paso: Pelar y cortar la cebolla en medias lunas finitas. Rehogarla unos minutos en aceite y luego agregar el jamón picado con su grasa y dejar unos minutos más. Añadir el caldo de jamón, los guisantes, la canela y las hojas de menta picadas . Cocer unos 7´. Retirar un cazo del preparado y pasarlo por una batidora hasta obtener un puré bien fino. Agregar a los guisantes y cocer 5´ más mezclando bien todos los ingredientes. Lavar y cortar los tomates en cubos, regar con aceite y condimentar con sal, pimienta y orégano. Calentar una plancha pincelada con aceite y hacer los huevos fritos . Yo puse sólo uno para la foto porque sino no se veían los guisantes.

Fuente: mis-recetas.org

Para hoy un postre que se me antojo desde que lo vi en el libro “La Comida de la Familia” de Ferrán Adriá que me regalaron por mi cumple. Quizá un poco laboriosas para el resultado final (sobre todo porque no pude comprar pistachos pelados y me tocó ir pelándolos uno a uno), pero quedaron bastante ricas y con un sabor muy intenso a pistacho. INGREDIENTES (para 6 personas): 150ml de Nata, 6 Yemas de Huevo, 600ml de Leche Entera, 100g de Pistachos Pelados, 135g de Azúcar. PREPARACIÓN: Procedemos como para las natillas clásicas. Ponemos a calentar la nata y la leche en un cazo. Por otro lado vamos mezclando el azúcar con las yemas. Cuando la leche esté caliente la añadimos a las yemas sin dejar de remover, y volvemos a verter la mezcla en el cazo. Ponemos al fuego y llevamos a 85ºC, como es complicado tener un termómetro en casa, esta temperatura se consigue cuando al introducir una cuchara y sacarla se pueda trazar un surco en la cuchara y que quede bien marcado y no se vuelva a cubrir con el líquido. Inmediatamente vertemos en un bol con los pistachos pelados y trituramos con una túrmix. Si queremos una crema más fina podemos pasar la mezcla por un colador o un chino. Y listo, servimos en boles o copas y reservamos en la nevera. Yo no me pude resistir y les puse una galleta a todas menos a la de la foto. ¡Del Bulli a la mesa de casa!

Fuente: comoelojodeunpollo.blogspot.com

Había oido hablar de esta receta pero no la habia visto hacer, es una tortilla de patatas hecha con patatas chips o "de bolsa" Ingredientes (1 comensal) 2 huevos patatas chips aceite Conversor de medidas | Contador de calorías Vídeo: Receta de tortilla de patatas chips (Ferrán Adrià versus Arguiñano) por el usuario Ari Cómo hacer Tortilla de chips paso a paso Batir los huevos y añadir las patatas chips desmenuzadas, mezclar. Ponemos un poco de aceite en la sarten y añadimos la mezcla, cuajamos la tortilla por ambos lados y ya tenemos la tortilla de patatas "express" Utensilios bol sarten Más fotos y vídeos 2 fotos 1 vídeo

Fuente: mis-recetas.org

Freír un par de huevos parece muy sencillo. Pero algo tendrá el asunto cuando algunos de los maestros de la cocina suelen afirmar que un buen cocinero pasa su examen si sabe "freír bien un huevo". Para contrastar traemos a la maestra eterna, siempre en nuestra memoria, Simone Ortega y al genio de la cocina actual Ferrán Adriá. Ingredientes (4 comensales) 2 huevos camperos o de corral aceite de oliva sal Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Huevos fritos Simone Ortega versus Ferrán Adriá paso a paso Forma de freír un huevo (método convencional, tradicional o clásico Simone Ortega, en su libro 1080 recetas) Para freírlos bien: hacerlos de uno en uno (si hay que hacer varios, coger varias sartenes): sartén pequeña con bastante aceite. "Cuando echa humo se echa el huevo que se tendrá cascado en una taza". "Con la espumadera se va echando aceite por encima". "Cuando el huevo queda suelto y flotando en la sartén, se saca con la espumadera, quedando a punto de servir". Se deben salar los huevos después de sacados del aceite (pues éste saltaría y podría quemar" El huevo frito soñado de Ferrán Adrià (Ferrán Adrià se ha ocupado del tema. En el libro 70 recetas muy personales (Junta de Andalucía), "A uno de los huevos le quito la yema y frío sólo la clara en una sartén con le suficiente aceite de oliva como para que no toque el fondo y se pegue. La dejo que fría bien hasta que queden puntillitas" "La pongo sobre un plato y ahora hago lo contrario con el otro huevo: le quito la clara y frío sólo la yema, pero muy poquito, sólo lo justo para que coja color". "Esta yema la coloco sobre la clara anterior y así consigo el huevo frito soñado por muchos" Utensilios sartén

Fuente: mis-recetas.org

Plato fresco de pescado crudo, en esta receta se usa atún macerado en salsa de soja y luego se asa e brochetas, se sirve con huevas de truchas. Receta de Ferràn Adrià. Ingredientes (2 comensales) 200 g de lomo de atún aceite de sésamo salsa de soja 6 cucharadas de huevas de trucha Conversor de medidas | Contador de calorías Cómo hacer Sashimi de Atún paso a paso Troceamos el atún y lo maceramos en aceite y salsa soja. Reservamos por 5 minutos. Insertamos en brochet y decoramos con las huevas de trucha.

Fuente: mis-recetas.org

U no de los aspectos de la cocina (del cocinar, digamos) que a mí más me fascinan es la posibilidad de dejarse llevar por la imaginación: improvisar con lo que se tenga en la nevera-despensa y a ver qué pasa . Claro que es un juego peligroso este, porque como dicen los informáticos, cuando no saben qué pasará con los datos que manejan, los resultados pueden ser impredecibles . Pero si se tiene un poco de cuidado y no se dedica uno a imitar a, pongamos, Ferran Adrià, si no se juntan lechugas con melocotones en almíbar (... aunque quién sabe, ¿verdad?) entonces se puede uno llevar muy agradables sorpresas. Como esta sopa totalmente improvisada cuando intentaba yo convencer a mi muy querido amigo Joanmanel, una especie de Mafalda con barba, (digo, por aquello del odio a la sopa) de que exagera al decir que la sopa es sólo agua con algo dentro . No estoy seguro de haber conseguido convencerle, porque me temo que el síndrome de Mafalda no tiene cura, pero el resultado del experimento fue más que satisfactorio, como aquí puede verse. Y sin tener que salir a comprar. Ingredientes para cuatro personas Dos cebollas Cuatro tomates maduros Ocho champiñones (o cuatro gírgolas grandes) 75 gr de picadillo de jamón Dos dientes de ajo Cuatro rebanadas de pan de pueblo Dos huevos Sal Aceite de oliva Dos hojas de laurel Dos clavos de olor En una olla ponemos la medida de cuatro cuencos de agua en los que vayamos a servir la sopa, añadiendo algo más para compensar la evaporación. Añadimos el picadillo de jamón y las hojas de laurel y dejamos hervir a fuego lento. Pelamos las cebollas y las rallamos. (Puede evitarse el llanto si las hemos tenido en el frigorífico.) Lavamos los tomates y los rallamos también, uniéndolos a las cebollas. Pelamos los ajos y los rallamos. Añadimos a la mezcla anterior. Lavamos los champiñones (o las gírgolas) y los picamos en juliana fina. En una sartén con una pizca de aceite de oliva pochamos a fuego suave la mezcla de cebollas, tomates y ajos, a la que añadimos los dos clavos de olor, hasta que haya reducido bastante. Añadimos entonces los hongos, salamos ligeramente y dejamos otros cinco minutos. Añadimos esta mezcla a la olla donde tenemos el caldo, dejando que de un hervor. Tostamos las rebanadas de pan, y recortamos la corteza que reservaremos. Añadimos a la olla los dos huevos batidos, removiendo bien para que se formen hebras , dejamos hacer un par de minutos y apagamos el fuego. Ponemos las tostadas troceadas en los cuencos donde vayamos a servir la sopa y vertemos sobre ellos nuestro caldo. Añadimos las cortezas tostadas finamente picadas, a modo de picatostes, servimos, y a disfrutar.

Fuente: gastrocinemia.blogspot.com.es

RISOTTO CREMOSO AL AZAFRÁN Esta es una de esas recetas a las que le tenía muchas ganas desde hace mucho tiempo y finalmente me he quitado la espinita. El resultado del plato es maravilloso, si os gustan este tipo de arroces no os quedéis con las ganas. Mi primer contacto con esta receta fue a través del libro "La comida de la Familia" de Ferran Adriá y he visto muchas recetas desde entonces. Yo la que os voy a proponer hoy es mi versión, con algunas variaciones. Espero que os guste tanto como a mí. Vamos con la receta!! INGREDIENTES: 600ml DE CALDO DE VERDURAS Aneto 180gr DE ARROZ La Perla 1/2 CUCHARADA DE MANTEQUILLA 50gr DE GRANA PADANO 50gr DE CEBOLLA 2 CUCHARADAS DE ACEITE DE OLIVA 3 CUHCARADAS DE ALBARIÑO 1 PIZCA DE PIMIENTA NEGRA 1 PIZCA DE AZAFRÁN 1994 1 PLATO DE PORCELANA Porvasal Para esta receta yo he usado Azafrán 1994 elaborado de forma totalmente tradicional, un azafrán 100% ecológico. Para asegurar la calidad del producto, solamente elaboran azafrán en hebra, conservando sus propiedades naturales, evitando así toda posibilidad de adulteración en otro tipo de presentaciones (molido, en polvo, cápsulas,…) Se distingue claramente por un color rojo intenso, olor acentuado y un máximo poder colorante. PREPARACIÓN: - Para esta receta lo primero que vamos a hacer es tostar el azafrán. - Para ello vamos a envolverlo en papel de aluminio y tostarlo. - Ponemos sobre una sartén al fuego y vigilamos para que no se queme. - Si es de buena calidad, al calentarlo desprende más su aroma. - Pelamos y picamos bien la cebolla. - Rehogamos en la sartén con el aceite de oliva. - Incorporamos el vino blanco y dejamos que reduzca. - Añadimos el arroz y rehogamos unos 3 minutos. - Poco a poco añadimos el caldo caliente (es importante) - Y lo hacemos sin dejar de remover. - Incorporamos también el azafrán. - Es importante que absorba el mayor sabor posible. - Pronto irá tomando color y una textura mas espesita. - Cuando el arroz se encuentre blandito añadimos el queso laminado fino a cuchillo y la mantequilla. - Removemos hasta que se integre y servimos caliente inmediatamente sin reposar. Buen provecho a todos!!

Fuente: recetasde2.blogspot.com.es

Me tenía "en ascuas" conocer a qué saben los ajos negros. Por muchos blogs y desde hace tiempo, vengo viendo cómo se ha puesto de moda este singular ingrediente. Para usarlos en esta receta que os voy a dejar no me he guiado por ninguna otra que conozca, ha sido fruto de mi inventiva y para agradecérselo a la persona que tuvo el detalle de regalárnoslos. He descubierto que en Lidl podréis encontrarlos en la sección de verduras, bien empaquetados. ¿Qué sé del ajo negro? supongo que habrá ya un manual escrito sobre él, pero yo no voy a entrar al detalle, basta con que os diga que se obtiene después de un proceso más o menos largo de fermentación a bajas temperaturas. Se ha utilizado en la cocina asiática, especialmente en Corea y hoy se ha difundido por medio mundo, pasando por EE.UU. e Inglaterra. En España ha jugado un papel importante en la cocina de Ferrán Adriá. Ahora que lo refiero, os cuento que uno de mis sueños habría sido comer algún día en su restaurante, pero no estaba a mi alcance económico y de haberlo podido estar no me habrían dado mesa nunca, según tengo entendido las reservas estaban cubiertas indefinidamente. Y ahora que lo he probado confirmo lo que nos dice la Wikipedia, su sabor es ácido, dulce y muy "umami". Se me ocurrió presentarlo como una crema suave en la que los demás ingredientes no le fuesen a quitar protagonismo, y lo he combinado con las riquísimas setas de cardo. Creedlo, está bueno ¡eh! pero lo más gracioso de este plato es que lo he convertido en un aperitivo de participación entre amigos: Puedes montar todas las capas que quieras y cada persona invitada retira su disco según le apetezcan. Para mi amiga y compañera Nicky con cariño, Nickichan Zafeiry, Recetas de una gatita enamorada, se lo debía. Ingredientes: - Setas de cardo. - Paté ibérico suave. - Mayonesa suave. - Ajo negro. - Obleas de empanadillas. - Aceite de oliva suave. - Pimienta negra molida. - Sal. Aquí veis dos ajos negros en el borde de la fuente blanca, por si no los habéis visto antes. Elaboración: Freír en medio vaso de aceite las obleas de empanadillas dándoles la vuelta para que se hagan por los dos lados. Poner sobre papel de cocina y escurrir del aceite. Retirar casi todo el aceite y en él dorar unos segundos los ajos negros. Pasar los ajos a un mortero, chafar. Incorporar poco a poco la mayonesa y el paté. Integrar hasta que se haga una pasta lisa y homogénea. Limpiar las setas y cortar en láminas medianas. Pasarlas a la sartén y a fuego fuerte asarlas por los dos lados, salpimentando un poquito. Disponer los discos de empanadillas en un plato intercalando con una cucharada de crema de ajo y unas láminas de setas, así hasta la última, que se cubre también. Se adorna y se sirve.

Fuente: aliciaysusrecetas.blogspot.com.es

Por fin de nuevo por aquí, y con recetas actualizadas. Esto de conciliar la vida familiar con la [email protected] se me esta haciendo un poquito complicado. Justo hoy por estas horas ya había nacido mi segundo hijo, 3 meses atrás. Me tiene tan enamorada como su hermano y también entretenida. Hacia tiempo que quería subir un par de recetas, y ahí estaban, esperándome en la recámara. Estamos ya en verano, y con estas calores, poco apetece meterse en la cocina o preparar platos muy elaborados, o al menos a mi. Estos Guisantes son muy buenos, rápidos y fáciles de hacer. Los he capturado del libro de Ferràn Adrià que se llama; La comida de la familia. En el elabora diferentes menús, fáciles, económicos y muy buenos para elaborar en el día a día de nuestras cocinas. Como siempre yo lo he adaptado a mis gustos y los de casa, pero tampoco es muy diferente a la original. GUISANTES CON JAMÓN AL ESTILO ADRIÀ Ingredientes:( Para 4-6 personas ) - 1 kg de Guisantes congelados - 150 grs de Jamón curado en taquitos - 1/2 L de Caldo (de Pollo o Jamón) depende de nuestro gusto. - 1/2 Cebolla tierna - Sal, Pimienta o especies al gusto Preparación: Empezamos por picar la cebolla tierna, toda la parte blanca a trocitos pequeños, ponemos el caldo en un cazo a calentar. Yo para realizar esta receta he utilizado un Wok antiadherente, ya que no tengo cazuelas... Ya se que puede sonar un poco extraño en una aficionada a la cocina, pero es que en menaje voy muy perdida y me conformo con poco. En el Wok, ponemos una cucharada de aceite y calentamos, a continuación pochamos la cebolla un poco, pero sin que se queme. Una vez listo echamos el jamón y lo rehogamos un poquito. Lo justo para que coja sabor y un poco de color, sin pasarnos, ya que sino puede quedarnos un tanto rancio. Es ahora el turno de los guisantes, junto con las especies a nuestro gusto. Lo dejamos unos 3-4 minutos a fuego medio, removiendo. Retiramos el caldo que tenemos calentando y lo añadimos a nuestros guisantes. Lo cocinamos otros 5 minutos a fuego medio, removiendo para que todos los ingredientes queden bien cocinados. Apagamos el fuego y reservamos unos 5-7 minutos. Pasado este tiempo viene el toque secreto de la cremosidad de este plato. Con un cucharón, cogemos una medida bien colmada y lo trituramos con un turmix o la picadora, hasta que quede una pasta bien consistente. Esta pasta, la añadimos a los guisantes y removemos bien. Ahora ya están listos para degustar.... Al hacer esta pasta de los mismos guisantes, le da un toque espectacular. A partir de esta base, cada uno le puede dar el toque que más le guste y añadir los ingredientes que prefiera. Es una receta que tenéis que probar y contarme el resultado. Buen provecho!!!

Fuente: cocinerainexperta.blogspot.com.es

Tenía muchas ganas de probar este plato y por fin encontré la ocasión gracias a LID editorial , que en su colección Coolinary Books , tiene el libro " La cocina de hoy en España " de María Jesús Gil de Antuñano. Una auténtica experta en gastronomía, con más de 30 años de experiencia y numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Gastronomía. Es un manual basado en la cocina tradicional casera española, con más de 500 recetas explicadas paso a paso. Tal como cuenta Ferrán Adriá en el prólogo: "estamos ante un libro que va a satisfacer a todo tipo de cocineros, para divertirse cocinando. Porque, no lo olvidemos, enfocar la cocina desde un punto de vista lúdico no puede más que redundar en un mejor resultado". La cocina de hoy en España es el resultado de muchos años creando, realizando y fotografiando platos, trabajo diario que ha sido para la autora una escuela viva. Me gustaría añadir que es un libro muy completo, con muchas recetas interesantes, con consejos y trucos, bien extructurado, que explica de una manera sencilla la manera de cocinar los alimentos para obtener un buen resultado. Con aperitivos, recetas de carne, de pasta, de pescados... si estás buscando un libro que reúna todos estos ingredientes "La cocina de hoy en España" no puede faltar en tu colección de libros de cocina. No es la primera receta que publico de la colección Coolinary Books de LID editorial, hace poco hice las Albóndigas de pollo con anacardos y salsa de pimientos rojos , pero en esta ocasión se trataba de una receta del libro " Recetas & Viñetas ", recetas de Juan Pozuelo, para primavera, verano, otoño e invierno, e ilustrado por Alya Markova. Otro plato para chuparse también los dedos. Pero vamos con la receta de hoy, la idea era escoger una del libro para elaborarla y compartirla en el blog, me decidí por la merluza a la sidra. Alguna vez la había probado en algún restaurante y tenía ganas de saborearla en casa. Tengo que decir que la manera de cocinarla no ha sido todo lo fiel que debiera a la explicación del libro, entre otras cosas porque María Jesús utiliza almejas, pero como a la hora de meterme en la cocina no tenía en casa decidí acompañar la merluza con unos mejillones que había cocido al vapor el día antes, pensé que de esta manera, a falta de almejas, también podría compensar el sabor marinero del plato. Siempre digo que creo en que las recetas deben ser abiertas, en esta ocasión no me quedó más remedio que poner esta idea en práctica.Así que pondré los ingredientes que usé en esta ocasión, que como digo son prácticamente los mismos que en el libro, pero no del todo fiel a la receta original, si alguien quiere hacer la receta tal cual al estilo de la autora no tendrá más remedio que hacerse con un ejemplar, estoy convencido de que no se arrepentirá de tenerlo en casa y acudir a él para elaborar las recetas de tan ilustre cocinera. Para dos personas vamos a necesitar: - Una cola de merluza partida por la mitad - Aceite de oliva - Una cebolla grande - Dos cucharadas de salsa de tomate - Un vaso pequeño de sidra - Harina - Sal - Pimienta - El agua de haber cocido los mejillones - Un puñado grande de mejillones - Un puñado de gambas - Un sobre pequeño de fumet de marisco congelado - Unas patatas - Finas hierbas Como he dicho anteriormente el día antes de hacer la receta puse en una cacerola unos mejillones, a los que había limpiado las conchas y las barbas lo mejor que pude, los dejé cocer a fuego lento unos minutos, tapando la cacerola con la tapa, hasta que se abrieron. Algunas vece le pongo un poco de vino en la cacerola, o una hoja de laurel, pero esta vez no usé ninguno de estos ingredientes. Cuando atemperaron los guarde en la nevera. Como los trozos de merluza ya estaban limpios y salpimentados (regalo de mi suegra) sólo tuve que pasarlos por harina y freírlos ligeramente en una sartén con aceite. Una vez fritos los puse en una cazuela. Por otro lado corté la cebolla en trozos pequeños y la freí, en la misma sartén. Cuando cogió un poco de color color añadí una cucharada y media de harina y cociné, después puse la salsa de tomate, di unas vueltas y eché la sidra. Dejé unos minutos cocer, fue entonces el momento de echar el agua que tenía apartada (y muy bien colada) de los mejillones y el fumet de marisco, dejando que reduciera un poco. Por último agregué esta salsa y las gambas en la cazuela que tenía apartada la merluza, dando un pequeño hervor en el fuego. Justo al apartar puse los mejillones, que como estaban ya cocidos no quise mantener en el fuego para que no se pasaran. En el microondas puse unas patatas peladas durante 3 minutos aproximadamente, cuando se hicieron les eché una mezcla de finas hierbas y las usé para acompañar la merluza. Es un plato muy rico, ideal para el fin de semana, para disfrutar con él junto a la familia, recuerda que te hará mucha falta un buen trozo de pan para acompañar este plato, porque la salsa queda impresionante, además un plato con sidra asturiana no puede quedar mal de ninguna manera... Y del libro tengo que hacer más recetas, están muy bien explicadas y sólo de pensar que me puede salir otra receta tan rica como esta ya me entran ganas de meterme de nuevo en la cocina y ojear sus páginas. Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa LID editorial a la que agradezco su colaboración .

Fuente: pachuparselosdedos.blogspot.com.es

S ol de oro en cielo blanco, perlado de crujientes nubes amarillas….quizás ésta es la definición perfecta que le viene como anillo al dedo a uno de los platos nacionales por antonomasia: los huevos fritos. Dicen que freir un huevo es lo más sencillo que se puede cocinar, cuantas veces habremos oído e incluso dicho la popular expresión “no sabes ni freír un huevo” cuando nos referimos a alguien que es un negado en la cocina, que no sabe hacer absolutamente nada en los fogones; aunque algunos maestros cocineros suelen decir que un buen cocinero, pasa su “examen” si sabe freir bien un simple huevo”. No pretendo con la entrada de hoy emular a grandes y famosos cocineros, como Simone Ortega o incluso Ferrán Adriá, quienes han escrito y enseñado la manera perfecta de hacerlos, incluso en el caso de Adriá, le llamó a la receta “El huevo frito soñado”…. Ni tan siquiera enseñar a hacerlos “perfectos”, líbreme Dios de tan tremenda prepotencia por mi parte, ante todo porque no soy una “chef”, ni una gran cocinera, ni es tan fácil, ya que influyen muchos factores, el más importante quizás el gusto personal de cada comensal; así que en ésta entrada en el blog solo intento explicar y compartir con quienes tienen la paciencia de leer ésta entrada al blog, como suelo hacer los huevos fritos en “Mi cocina” Sí, han leído bien: huevos fritos, en plural porque son varias las formas dependiendo de a quién se lo prepare. Si me permito darles algunos consejos previos: -Un buen aceite de oliva virgen extra, (siempre suelo usar malagueño, bien de Periana, Ardales, Antequera, Riogordo….). -Que sean frescos y de calidad; los huevos hace décadas (por lo menos cuando era pequeña, 50 años atrás….) tenían un color amarillo intenso (cuando las gallinas se alimentaban con maíz o con pan duro remojado y mezclado con alfrecho…o bien comían lo que encontraban en el campo), una alimentación más natural y saludable, quizás algo ya no habitual hoy en dia. Si es fresco la yema estará densa, bien centrada en la clara y abombada. -Para comprobar la frescura, pueden sumergirlo en agua con sal, si flota es que no es fresco; cada huevo contiene una cavidad de aire, que va aumentando de tamaño según va perdiendo frescura, ello hará que flote. -El color de la cáscara de los huevos viene determinado por la raza de la gallina, no hay diferencia nutricional entre un huevo blanco o uno “moreno”. -Se mantienen mejor su calidad si éstos se guardan con el extremo “picudo” hacia abajo. -Guardarlos alejados de los alimentos con sabor fuerte, la cáscara al ser porosa absorbe el sabor de otros alimentos. -No exponerlos a la luz, ésta destruye el contenido vitamínico de los huevos, así que ya saben: un lugar fresco y oscuro. -Sacar previamente del frigorífico, que estén en lo posible a temperatura ambiente. -usar una sartén antiadherente (aunque no es totalmente necesario, ya que la abundancia del aceite hará que el huevo no se pegue en el fondo). -Usar una espumadera metálica y dejarla calentar en el aceite, cogerá la misma temperatura, con ello se conseguirá que el huevo no se pegue a la paleta cuando se saque de la sartén. -Al freírlos deben tener sumo cuidado ya que el aceite al estar muy caliente puede “saltarnos”. Suelen ser varios los motivos, entre ellos la cantidad de agua que tienen en su interior o al salarlos mientras se hacen. -Si no se atreven a cascarlos y echarlos directamente en la sartén, pueden romperlos previamente en una taza. -si no tienen mucha experiencia y tienen que hacer varios, preferible que los hagan de uno en uno. Si se les ocurre alguno más….les ruego dejen sus consejos…seguro que serán útiles para quienes lean o quieran saber algo más en tan difícil arte culinario y sin más preámbulos explico los diferentes huevos fritos que suelo preparar. Con puntillitas o como también suelo llamarle, con volantes : El aceite debe estar muy, pero que muy caliente, casi humeante. Cascar la cáscara en el borde de la sartén y echar el huevo, salar al gusto, esperar unos segunditos y con la ayuda de la espumadera echarle aceite por encima hasta comprobar que esté hecho al gusto del consumidor. Sacar y emplatar. Con puntillitas y ajitos: Mientras se caliente el aceite echar las láminas de ajo, antes de que se quemen sacarlas del aceite y reservar. Cascar el huevo y echarlo en la sartén cuando el aceite esté en su punto, añadir las láminas de ajos que se han confitado previamente. Echar con la espumadera aceite por lo alto, varias veces, hasta que se haga al gusto de quien lo va a consumir. Sacar y emplatar. Sin que se quemen las puntas: Cascar la cáscara y echar el huevo en la sartén con el aceite casi frio. El huevo se irá haciendo poco a poco, no echarle aceite por encima, así conseguiremos que la clara esté cuajada, muy blanca y la yema cruda…para mojar mucho pan!!! Sacar, emplatar y salar al gusto Con la yema rota: En ésta ocasión tampoco debe estar el aceite muy caliente…. Cascar la cáscara, echar el huevo en la sartén y en ése momento romper la yema, salar al gusto y enseguida comenzar a echar con la espumadera aceite por encima a fin de que tanto la clara como la yema cuajen, sin que se lleguen a dorar las puntas. Sacar y emplatar. Sea como sea, se hagan como se hagan, un huevo frito es todo un manjar, el protagonista de muchas de mis recetas, el eterno y fiel acompañante de muchos de mis platos; estarían unas patatas fritas tristes sin él, no sabrían igual unos boquerones victorianos fritos sin uno al lado, el plato de los montes malagueño no sería el mismo sin un huevo frito, o dentro de un bocadillo ¿lo han probado?, ¿quién no disfruta con unos huevos fritos rotos con un trocito de foie de oca a la plancha, con sus patatitas fritas?..... miren, miren que delicia: Así que no me extraña que le haya escrito ésta oda: “Redondos y brillantes, vibrantes, fundentes, de fina puntilla, dorada y crujiente, como único adorno, van festoneados, Y siempre, digo siempre, siempre muy calientes. Finísimo velo recubre la yema, Haciéndole guiños al buen comensal, y la clara densa, cuajada y muy blanca, rodea, amorosa, todo su caudal. Mas si tu introduces el pan en su vientre, este estalla, libre y te hace gozar de todo su aroma, de toda su esencia, e invade en segundos todo el paladar. Tu sigues mojando el pan en la yema, hasta que la apuras y no queda más, Y dejas la clara, vacía y desnuda, luego te la comes y …..vuelta a empezar” Su Autora Tatiana Suarez Losada, estupenda cocinera que escribe sus recetas en la web nutrición y recetas. O que el gran bloguero Juan Carlos Alonso dedicara éste estupendo reconocimiento al popular huevo frito, rimas al huevo frito, haciendo alusión al nombre de su blog, “Gastronomia en verso”, convirtiendo las poesias de Gustavo Adolfo Bécquer en un gran homenaje al HUEVO FRITO. No dejen de leerlo, es un simpatico alarde de originalidad RIMAS DEL HUEVO FRITO ¡¡ Disfruten de tan sencillo y suculento alimento!!

Fuente: micocinacarmenrosa.blogspot.com.es

Copyright 2017 ® - Contacto