espaguetis en chef 2000 ti | como hacer mantecados chilenos | recetas 888 | flan royal con fresas | ensalada de rotini | tarta de queso kiri | huevos rellenos jamón serrano | recetas de rotini tricolor
Iniciar sesión

Ingresa para recetas888 con el fin de guardar sus recetas favoritas

Si aϊn no te has registrado, regístrate ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Quizás no haya sorprendido a mucha gente, dada la trayectoria que estaban llevando los concursantes en el programa, pero hoy hemos vivido la prueba más lamentable que se ha visto desde el comienzo de Masterchef el año pasado, un patinazo en toda regla que fue adquiriendo dimensiones épicas a medida que avanzaba la prueba. Y el batacazo ha tenido lugar en la localidad pontevedresa de O grove. En un lugar donde la gente ama y teme al mar a partes iguales, se ha producido un naufragio, pero esta vez ha sido culinario. Los equipos no han tenido la aptitud para sacar adelante un menú de 2 platos (sin postre), pero lo peor del caso es que ni siquiera han tenido la actitud. Un equipo descabezado y otro con un jefe inexperto y desquiciado han sido incapaces de sacar todos los platos, y después de una hora esperando, algunos comensales se han ido sin comer parte del menú. Pero el naufragio no sólo ha sido fruto de la falta de pericia de los concursantes, en gran medida se lo debemos al extraño modo en que la organización decidió formar los equipos, dando toda la ventaja de elección al ganador de la primera prueba y sacando posteriormente a la mitad de cada equipo de la cocina. Migas de empanada, servidas por el equipo rojo El resultado de la jugada han sido dos equipos con muy pocos cocineros para el trabajo que había que hacer y forzadamente desequilibrados. Por una parte Marina y Celia, la primera tan inoperante y timorata como siempre sacó un caldo claro con dos mejillones que parecía recién salido de un sobre y la segunda, prepotente y pretenciosa como siempre, acabó sacando migas de empanada. Por la otra parte, Emil, Vicky y Mateo tampoco se entendieron. Mateo no ejerció de capitán, tomó decisiones equivocadas y los otros dos, que cuando no son capitanes se vuelven mudos, tampoco supieron enmendar dichos desatinos. Sus resultados fueron unos mejillones a la marinera de aspecto lamentable, mini raciones de empanada semivacía y, en el peor de los casos, nada para varios de los comensales. LA CAJA MISTERIOSA: POR FIN UNA PRUEBA LIBRE Por fin vimos esa prueba que llevábamos semanas pidiendo, una prueba libre con una sola premisa, tendrían que usar forzosamente en el plato hebras de azafrán. Esta vez si que podríamos comprobar lo que cada uno lleva dentro y cómo se manejan cuando no hay casi nada que condicione ni la elección ni la elaboración de los platos. El azafrán, protagonista de esta caja misteriosa Como maestro de ceremonias se trajeron esta vez a Eneko Atxa, cocinero joven pero que ya acumula tres estrellas Michelin en su mochila. Un tipo serio y pausado que, sin embargo, se mostró amable, colaborador y cercano a los concursantes, que quiso colaborar y supo valorar lo bueno y lo malo sin humillar a los participantes, justo lo contrario que otras estrellitas que hemos visto pasar por aquí pavoneándose y derramando su arrogancia sobre todos. Eneko Atxa, este si que es un crack, no El Greco ese Lo primero que llamó la atención en esta prueba fue la decisión de Celia en el supermercado. Habiendo infinidad de bichos ya muertos, nuestra vegana sospechosa se decanta por prácticamente el único que había que sacrificar, la langosta. Puedo entender que resulte un producto seductor por su calidad, pero, sinceramente, tampoco el resto de lo que había en la despensa es que fuera malo y se hubiera ahorrado el mal trago. Se me ocurren tres posibles razones detrás de esto, que Celia tuviera la necesidad de lanzar un mensaje al jurado, que todo estuviera guionizado o que en realidad, a esta chica le va la marcha... Celia clava el cuchillo 5 cm en la tabla al liquidar a la langosta Luego vino todo el ritual del sacrificio, la solemnidad, la cara de angustia, pero no creáis que le tembló el pulso, puntillazo certero, cabeza por la mitad y a otra cosa. Pero vayamos a los platos. En general el nivel fue bajo. Con la premisa de que un buen producto hace un buen plato, algunos de los concursantes naufragaron en sus pretenciosos intentos de hacer algo original. Otros, se pasaron de simples y ni siquiera fueron capaces de darle el punto a unas patatas guisadas o a un arroz. Sólo se salvaron dos, y además fueron los únicos platos decentes que aparecieron en toda la noche. La espuma desespumada que presentó Marina Y empezando por los triunfadores, el más destacado fue Mateo, que ya auguraba su éxito cuando al acabar se marcaba este curioso y extraño bailecito... No, no seré yo el que lo diga... El benjamín del concurso optó por una sopa de rape y marisco inspirada en una receta de su abuela. Como seguía lesionado, contó con la inestimable ayuda de Milagrosa para limpiar el pescado, y el chico lo bordó, tanto en presentación como en sabor, por que el bueno de Eneko disfrutó como un enano con el plato. Platazo, un poco grande la ración, por sacarle un defecto Después vino la inevitable llamada al lagrimeo, en este caso liderada por Jordi. Que si tu abuela estaría orgullosa, que si te llevas la satisfacción de haber mostrado a España un plato de tu familia. La lágrima fácil afloró sin demora... José David flotando en el ambiente El segundo triunfador de la noche fue Cristobita, y este triunfo, además fue doble, porque le sirvió tanto para llenarse de moral como para salvarse de la prueba de eliminación, ya que no volvimos a verle cocinando. Pero no todo fueron alegrías para el granadino, antes de la cata tuvo (y tuvimos) que aguantar la versión más zafia de Pepe. Probablemente fuera porque se dirigía a Cristóbal y lo considera un paleto, pero le soltó lo siguiente: "Eres más guarro que la Alfonsa, que hacía figuras de mierda y se comía la cabeza" (No me imagino a Pepe diciéndole a Marina, "eres más guarra que la Alfonsa", la verdad). No conozco en qué ambientes se mueve Pepe, pero no me cabe en la cabeza en qué situación podría yo soltar semejante perla y no sentirme inmediatamente abochornado. No me considero especialmente delicado y aguanto bien a todo tipo de personas, pero usar esa expresión en presencia de comida me parece cuanto menos de dudoso gusto. Esta cara se le quedó a Gonzalo El éxito de Cristóbal fue la sencillez. Presentó una sopa de pescado hecha con un caldo de cabracho, langostinos, y cangrejos, a los que, por cierto, liquidó de un puñetazo. Si a eso añadimos una cantidad moderada de azafrán, el éxito es casi seguro (y desde luego, nada complicado) Un poco bastito (ito, ito) si que es el muchacho, esto si que es hacer crack Emil propuso una idea interesante, un arroz seco acompañado de un ali-oli hecho con aceite infusionado (ya se que no existe esta palabra, pero nos entendemos) con azafrán, pero levantó tantas expectativas en el chef invitado que al final el resultado resultó algo decepcionante. Emil, aguanta el chaparrón, "tienes condiciones, pero no las desarrollas" En el limbo del "ni fu fi fa" quedaron Celia, Cristina y Gonzalo. La vegana hizo una sopa ramplona, Cristina no le encontró el punto al arroz y Gonzalo, el presunto gourmet, puso tanto azafrán a su arroz, que al parecer estaba incomible. En el lado negativo destacaron y decepcionaron Milagrosa, Vicky y Marina. Las dos primeras siguieron una estrategia similar, hacer un guiso sencillito y tradicional con el azafrán incorporado, pero sin correr riesgos.... Vicky, con algunos problemas durante la elaboración Las dos cometieron un error imperdonable, dejaron las patatas demasiado crudas en sus guisos. ¿Es normal que una persona que se presenta a un concurso como este no sea capaz de dejar las patatas medio blandas? ¿En la escuela San Jacobo no le enseñan nada más que pamplinas de espumas y esferificaciones y se olvidan de cosas básicas como estas? Alucino. Gonzalo, a lo suyo Pero la que se fue "calentita" de esta prueba fue Marina. La rubia malvada pretendió rizar el rizo con una sofisticada preparación que incluía una espuma de patatas al azafrán con aceite de cítricos. Y cuando tu la escuchas hablar, pues parece que la tía se va a salir cocinando, pero luego le sale cada churro... Y esta vez, aunque se apasionó mas de la cuenta y las formas resultaron algo desagradables, tengo que darle la razón a Jordi. Si no se puede hacer una espuma porque no hay nata, pues no se hace, mucho mejor es eso, que perpetrar esa especie de batido de patata que presentó Cruela. Efectivamente la soberbia de Marina está llevándola a idear unos platos tan pretenciosos que fracasan desde el concepto. Para mi, hoy por hoy, es candidata firme a la próxima eliminación. Jordi machacó a Marina, "esto es una porquería" PRUEBA DE EQUIPOS: LA ODISEA DE O GROVE Y llegó el momento clave del programa de ayer, el momento en que desde la organización lograron dar una vuelta de tuerca más a la manipulación y al desatino en pos de un espectáculo basado en el inevitable fracaso y en la rabieta que monta el jurado posteriormente a cuenta de dicho fracaso. Para la prueba se trasladaron al puerto de O Grove en la provincia de Pontevedra, donde se concentra la mayor producción mundial de mejillones (en esta ocasión el NODO quiso hacer hincapié en nuestro potencial pesquero). Los participantes se hicieron a la mar para capturar el producto, pero muy cerquita de la costa y en una costa muy resguardada, por lo que no vimos las escenas de vómitos y palideces que disfrutamos el año pasado (me hubiera gustado ver a Marina y a Gonzalo reducidos a la categoría de vulgares mortales). ¡Qué falta de glamour! Después, se trasladaron al restaurante Pepe Vieira, regentado por el michelinoso Xosé Torres Cannas, para la prueba propiamente dicha. Y antes de entrar, en el propio jardín, comenzó el despropósito. Y el despropósito consistió en una manera absolutamente kafkiana de formar los equipos y de organizarlos posteriormente. Mateo, como ganador de la primera prueba, no sólo dispondría de un miembro más en su equipo, además, dispondría de otras muchas ventajas que en seguida describiremos. Y ocurrió lo que tenía que ocurrir, salieron dos equipos totalmente desequilibrados y Mateo concentró en el equipo rival todos las enemistades ya consolidadas en capítulos anteriores. El equipo rojo, listo para ir al matadero Por si eso no fuera suficiente ventaja, el jurado anunció que dos miembros de cada equipo tendrían que hacer el servicio de sala y que la calidad del mismo se valoraría como parte importante de la prueba. Mateo de nuevo distribuyó roles en ambos equipos, dejando en la cocina rival a Celia y a Marina y en la propia a él mismo, Emil y Vicky. Pero no contentos con eso, también eligió Mateo al capitán del equipo rival, optando, como es lógico, por el escurridizo Gonzalo, que delante de la cámara, aprovechó para dar un par de tiritos a Mateo y pavonearse de haber sido elegido porque Mateo lo considera el enemigo a batir... Gonzalo, glosando la figura de Mateo Es la cuarta vez desde que comenzó el programa que algunos concursantes se "libran" de cocinar y, curiosamente, las cuatro veces le ha tocado a Cristobita, primero de baboso ante las modelos, después limpiando urinarios junto a Gonzalo, luego de paleto con el pijo de apellido impronunciable y esta vez de camarero. A lo mejor no soy demasiado mal pensado si me pasa por la cabeza que esto no es casualidad y les gusta más Cristóbal como generador de situaciones cómicas que como cocinero (pero no creo, qué mal pensado soy). Quizás, acaben haciendo Mastermaitre, quien sabe.... Pero como no era aún suficiente ventaja para Mateo, también le dejaron decidir entre las dos opciones de menú previstas, por una parte empanada de mejillones y sopa de mejillones y por la otra, empanada de mejillones (el regreso) y mejillones a la marinera. Mateo se quedó con el segundo menú y dejó al equipo de Gonzalo con el primero. Encuentra las siete diferencias Por tanto, la organización de la prueba quedaba así, cada equipo de cocina, uno de dos personas y otro de tres, tendría que preparar dos platos para 60 personas, uno en 90 minutos y el otro en 120, mientras tanto, los otros dos miembros de cada equipo prepararían todo el servicio de sala, desde barrer, hasta poner los manteles, descorchar el vino o poner los centros de mesa. Samantha, alecciona a los cuatro camareros sobre centros de mesa Y visto lo visto, la organización se salió con la suya, porque creo que es prácticamente imposible gestionar ese menú para 60 con tan solo 3 personas y mucho menos con dos (y aún menos si son Celia y Marina). Habría que haber sido un experimentado mago de la organización para haber sacado algo decente en el tiempo asignado. Una vez más, el escenario estaba montado, un nuevo fracaso estrepitoso para dar bola a que los jueces se cebaran en los participantes. No se que tipo de clausula anti-fugas habrán firmado estos tipos, pero yo estoy allí y me marcho. Marina y Celia optaron por servir primero la sopa de mejillones y fue la vegana la que llevó el peso de la elaboración. No se si es que no escucha o es que ella es así, pero después de que le dijeran en la prueba anterior que su sopa de marisco era insustancial, va y prepara otra aún peor. Sopa de Caldo clarucho con dos mejillones, de Celia Celia estuvo muy perdida desde el principio (en realidad lleva semanas perdida) y exasperantemente lenta, preguntaba absolutamente todo a Marina, que poco a poco se iba creciendo. Sin embargo, Cruela tampoco tuvo su día. No se apresuró con la empanada, sin darse cuenta de que la masa necesitaba 10 minutos de reposo y 40 mas de cocción. Además, metió la pata muchísimo a la hora de preparar la masa, cuando le preguntó Pepe cómo la iba a hacer, dijo que le iba a poner 600 gramos de harina y ¡300 gramos de mantequilla! (la masa de empanada no lleva mantequilla), proporción parecida a la que se usa para hacer brioches, es decir, una masa absolutamente inmanejable con el rodillo de pegajosa que es. Así, salió diciendo que no podía estirar la masa...¡no te j...! Marina, trabajando el relleno de la empanada (muy patriótico, eso si) Mientras tanto en la sala, los candidatos reconvertidos en camareros salieron disfrazados como cachorros de las juventudes hitlerianas, pelo engominado y repeinado, ropa negra y brazalete identificativo del equipo. Gonzalito estaba para comérselo... ¿Esto era necesario? Allí que vimos a Cristóbal y a Milagrosa barriendo la sala, preparando los platos y haciéndose un liazo con los manteles, y a Gonzalo y Cristina haciendo lo propio, aunque en este caso, el lío se lo armó Gonzalo con el sacacorchos, y eso que presume de estar curtido en el mundo del lujo ¿qué pasa que a este tipo siempre hay alguien que le abre las botellas? Gonzalo intenta sin éxito descorchar una botella En el otro equipo de cocina, dejaron toda la responsabilidad a Mateo, y éste se equivocó al decidir sacar la empanada antes que los mejillones a la marinera. Pero lo curioso fue que nadie le discutió la decisión y se limitaron a criticarlo a sus espaldas. Mateo calculó mal el tiempo de la empanada (o más bien, no sabía cuanto tiempo había que hornearla) y cuando ya era inevitable el fracaso, decidió usar los mejillones que ya estaban dentro de la empanada para hacerlos a la marinera, añadiéndoles simplemente la salsa por encima. Cambalache de mejillones El resultado fue el esperable, como dijo Jordi, para salvar un plato, arruinaron los dos. Sacaron unos mejillones a la marinera con un aspecto lamentable y hechos de prisa y corriendo sin ningún mimo. Mientras tanto, Celia sacaba su cutre-sopa, eso si,bastante antes que ellos. A mi por lo menos no me atraen nada y además se habían pasado con el ajo Pero después del basurón que presentaron como primero, el remate vino con el segundo. A los dos les faltó muchísimo tiempo, pero al equipo de Mateo le faltó además masa y relleno. En el equipo rojo de Celia y Marina (recordemos, la empanada brioche) los principales problemas llegaron a la hora de emplatar, porque en el momento de sacarla de la bandeja para ir cortando las raciones en caliente, Marina rompió la empanada y se desmoronó. La soberbia toma a veces caminos insospechados y convierte la frustración en rabia ante la evidencia del fracaso. Al final sacaron unas raciones bastante pequeñas, pero al menos pudieron recomponer un trozo para cada uno. El momento en el que Marina se carga su empanada El equipo azul, por su parte, entró en barrena. La empanada, huérfana de mejillones, quedó prácticamente sin relleno y las críticas al capitán por parte de sus propios compañeros, de los jueces y hasta de Cristóbal, que pasaba por allí, eran algo más que un rumor. Para colmo de males, Mateo no calculó bien las porciones (o mejor dicho, no pudo, porque si hubieran sido más pequeñas podrían considerarse migajas) y hubo unos pocos comensales que no la cataron, con el consiguiente bochorno general. En-pan-nada del equipo azul Pero si sorprendente fue todo lo anterior, aún más lo fue la decisión de los jueces. Cuando ya todos esperábamos una prueba de eliminación con los nueve candidatos, resulta que salvan a los camareros. Premio por no cocinar, absurdo e inmerecido, tenían que haber apechugado con el destino de su equipo, y si los dos merecían ir a la eliminación, tendrían que haber ido los nueve concursantes. Mateo se come las uñas ante las críticas que arreciaban Ni siquiera me molestaré en comentar el asunto de las filloas. Ellos son capaces de cocinar, abroncar y meter presión todo a la vez. Si mencionaré que deberían cuestionarse la aptitud de Eva como actriz cómica, porque la escenita presuntamente graciosa del robo de las filloas ... PRUEBA DE ELIMINACIÓN: CONFIANDO EN QUE OTRO LO HAGA PEOR Para la prueba de eliminación, se volvieron a traer una vaca viva al plató, y el animal, que es eso, un animal, no dudó en soltar un buen cargamento de excrementos delante de la mesa de la cata. Tanto hablar de alta cocina y restaurantes con estrella Michelin y cinco minutos antes de cocinar ocurre esto en la cocina. ¿Qué diría Chicote de este asunto? Esto se les escapó del guión Después vino el extraño episodio del guante. Pepe intentó picar a Marina para ver si tocaba su vena más pija, pero esta, dándoselas de campechana reconoció haber introducido su brazo entero en el culo de sus caballos para extraer algún tapón. Esos son los problemas de los ricos, que los purasangre también tienen cólicos. Mis mascotas, dos tortugas, un pececito y unos 50 insectos palo, no tienen esos problemas, o por lo menos, no hay que solucionarlos de esa manera... La prueba en si consistió en elaborar platos con casquería, y la elección de los cortes fue aparentemente azarosa, al extraer las piezas de una vaca de mentira que se trajeron para sustituir a la viva. La vaca troquelada tenía sorpresas en sus interior La peor parada fue Celia, que casualidad, a la que tocaron en suerte las criadillas, el hígado fue para Emil, los riñones para Mateo, los callos para Marina y las mollejas para Vicky. Para acompañar la casquería debían preparar una menestra de verduras. Además, la única condición era que tenían que usar en la elaboración un pequeño electrodoméstico que les había tocado en suerte... Marina, exprimiendo tomates como si fueran naranjas Y una vez más, la prueba fue bochornosamente mala. En esta ocasión, ninguno de los cinco platos llegó ni siquiera al aprobado raso, y alguno de ellos, por presentación y sabor dejaron a sus autores a la altura del betún. Truño Riñones en dos texturas, la presentación de Mateo, insuperable Marina en seguida se jactó de su buena suerte, porque según ella le salen muy bien los callos (según Vicky, no), pero no tardó en darse cuenta de que los callos eran el ingrediente trampa, porque en 75 minutos es imposible lavarlos, cortarlos, escaldarlos y guisarlos y encima sacarlos medio tiernos. No es Marina santo de mi devoción, pero es indudable que nadie merece una encerrona como esa. Se están acostumbrando a poner pruebas, no ya justas de tiempo, sino absolutamente imposibles y lo peor del caso es que encima luego le echan unos broncazos a los autores... Pero no fue esa la única piedra en el camino de Marina, Gonzalo, desde la grada, encabezaba su club de fans... Gonzalo, como vemos, ha normalizado su relación con Marina La preparación que eligió fue lo más raro del mundo, de modo que al final le quedaron una especie de callos con tomate, al parecer bastante durillos y con un gusto más bien raro... Callos con tomate, si Paco Roncero viera esto Emil buscó algo más tradicional, quiso hacer el hígado encebollado, pero no dio con el punto del hígado que le quedó demasiado crudo y terroso al masticar... Pero donde no acertó desde luego, fue en el nombre del plato... Higado - higadae - higadorum En la menestra se dio una situación curiosa y supongo que guionizada. Pepe quiso atacar a Emil diciéndole que cómo se comía su menestra y montó uno de sus numeritos con comida saliéndole de la boca y líquido chorreándole por la barbilla... ...Pero Emil, lejos de achicarse, defendió a capa y espada que su menestra debía comerse con palillos, y así, retándose con la mirada mantuvieron cada uno su postura sin dar su brazo a torcer. Vicky tuvo uno de sus días más flojos. Se vio a la carnicera como desganada y sin imaginación para sacar partido a la prueba. Durante la elaboración, una vez más, vimos a Jordi en el papel de seductor que está adoptando en esta edición, y también vimos que Vicky ya está un poquito harta del tema... Fue la que se lució más en la presentación, pero sus platos, al parecer, tenían errores de bulto en la elaboración y esto fue muy criticado por el jurado, Su defensa fue que a ella le gusta comer más basto, que intenta ser pija y no le sale. Chicle de mollejas sobre cama de cebollas y topping de berros Jugó con el peligro Mateo, y dudo muchísimo que lo que hizo estuviera mejor que lo de Celia. Como tenía una picadora, penso en hacer los riñones en dos texturas, enteros o picados, pero, ¡oooh, sorpresa!, los riñones, como son blanditos no se picaron, se hicieron puré y en vez de descartar esa pasta de aspecto lamentable (recuerdo que el paté se hace con hígado, no con riñones), la adaptó y dijo que había hecho un paté... Puré de riñones, mmmmmm Para colmo de males, preparó una menestra con mucho jamón y se pasó cocinándolo por lo que quedó como una piedra. No desaprovechó Jordi la oportunidad de hacerle un poco de sangre con uno de sus numeritos... Mateo prueba sus piedras de jamón Y una vez más el candidato eliminado estaba clarísimo, fue Celia. En ningún momento supo que hacer con las criadillas, las coció, las cortó, las volvió a cocer y las salteó con cebolla. el resultado salta a la vista, un plato para nada apetecible, que estaba aún peor de sabor. Vaya nivelazo Después reconoció no haber hecho nunca una menestra. Manda cojones, una vegana que no sabe hacer menestra, espero que las ensalada, al menos, las domine. Con todos estos datos en la mano, la elección estuvo clara... Celia se despide de Pepe, pero a Pepe no le gusta que le toquen...(sonrisa forzada, jeje) Fue entonces cuando nos enteramos de que esta tía no está en sus cabales, dice haber dejado un trabajo fijo de siete años y medio en un hospital para entrar en Masterchef y dedicarse a la cocina (al parecer quiere hacer un catering de pasteles veganos), y digo yo, tal y como estamos ¿es normal que una tía que no tiene ni idea de cocinar haga esto?. Si esto es culpa de su guía espiritual, con amigos como ese, quien necesita enemigos... Yo quiero quedarme, pero es que no puedo Celia enfiló la puerta, pero en su memoria quedará grabada a fuego una última frase que venía desde el graderío: "Celia, eres una crack" ¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN Esta semana sólo sube Cristóbal, que en su único plato de la noche estuvo muy atinado, y le salió redondo Se mantienen Gonzalo y Emil, que si bien no brillaron, tampoco chirriaron demasiado Se mantiene Samantha, que se va asentando en su papel más moderado y amable. Bajan Milagrosa y Cristina, a las que seguimos esperando, pero el crédito se va agotando Baja, y mucho, Vicky a la que parecen habérsele agotado las ideas Baja Marina, tan convencida de que su cocina es la mejor que resulta difícil pensar que cambie Baja Mateo que tuvo otra vez una jornada aciaga (y van tres seguidas) Bajan aún más Pepe y Jordi, que enpiezan a resultar absolutamente insufribles OTROS ENLACES QUE QUIZÁS TE INTERESEN Masterchef 2.1: 15 aspirantes con potencial Masterchef 2.2: Camino del exceso Masterchef 2.3: Mucha soberbia en la cocina y poca cocina soberbia Masterchef 2.4: Una gente impresentable Masterchef 2.5: Una ración de chaperoninas (al punto) Masterchef 2.6: El falso estratega Masterchef 2.7: Dos horas para esto

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Después de un programa con altos y bajos, con la amable presencia de Karlos Arguiñano en una prueba en la que por fin se lucieron los concursantes. con una prueba grupal en la que una vez más volvieron a estrellarse y provocó duras críticas del jurado de expertos que comió sus platos, parecía que hoy hablaríamos aquí sobre si estaba o no justificada la rabieta que pillaron los concursantes por ello. Pero de pronto, apareció ese trocito de plástico, apenas un centímetro cuadrado que abrió la caja de los truenos y desató toda las polémicas y rencillas latentes en el grupo. Este fue el gran protagonista de la noche ¿Qué preferirías tu, un gran plato con un trocito de plástico o un mal plato sin plástico? Yo lo tengo claro, si el plato de Antonio Arrabal estaba mucho mejor que el de Eli, pienso que el jurado acertó en su decisión. El cuadradito de plástico revela un fallo de atención, ni siquiera un fallo técnico, quizás sea intolerable en el contexto de un restaurante de lujo pero es incluso comprensible en un concurso y sometido a una fuerte presión. En mi opinión no es equiparable a encontrar un pelaco en el plato (problema serio de higiene) o dejar la comida a medio hacer (fallo técnico), y hay que reconocer, por mal que me caiga el tipo, que su plato estaba mucho mejor concebido y ejecutado que el descontrol que preparó Eli después de dar varios palos de ciego. PRUEBA DE PRESIÓN: CON ARGUIÑANO TODO ES MÁS FÁCIL Por fin una prueba plácida para nuestros siete sufridos supervivientes. En esta ocasión, contaron con el gran Karlos Arguiñano como padrino. Debo reconocer en este punto la enorme simpatía que siento por este hombre que siendo fiel a su estilo ha sobrevivido en primera línea durante años y años sin desfallecer y, al menos en apariencia, divirtiéndose con lo que hace. Arguiñano, sonriente, mira como trabaja el ganador La prueba consistió en realizar platos con distintos cortes del cerdo, todos ellos bastante agradecidos, y así, entre lo afable del invitado y lo sencillo de la prueba, todos los concursantes realizaron platos bastante decentes. Quizás el mejor momento de la prueba fue la cata, donde Arguiñano desplegó toda su simpatía y desparpajo y, en mi opinión, se comportó como un invitado ejemplar, alabando con entusiasmo la calidad de los platos y minimizando los pequeños errores que cada uno hubiera cometido. Fue más un amigo que un jurado (el jurado exigente vino después) y dejó a todo el mundo satisfecho y con una buena sonrisa. Catando el plato de Begoña Pero como sólo podía ganar uno, el afortunado fue Miguel, que celebró el hecho como si hubiera ganado la Champions League, parece que se sacó alguna espinita el muchacho... Arrabal, feliz por el éxito de su "brodel" PRUEBA GRUPAL: ¿DONDE ESTÁ BÁRBARA? Para la prueba grupal se desplazaron a la finca del marqués de Griñón, una gran hacienda donde este hombre elabora, según parece, vinos y aceites de calidad excepcional. La fragoneta de Top Chef llega a la chabola Griñón. Crisis, what crisis? Los equipos ya venían formados desde el plató, por una parte Antonio Arrabal, Eli y Begoña, y por otra, Javi, Antonio Canales y como castigo, Bárbara, siempre la última en ser elegida. Es un calvario que tiene que pasar la mujer semana tras semana, pero a estas alturas tiene difícil solución, creo que cualquiera que se viera en el papel de capitán también la elegiría la última. El planteamiento de la prueba era de primeras un reto difícil. Por una parte, seis cocineros de alto nivel (se supone) son llevados a una cocina desconocida sin siquiera saber con que producto cuentan, para preparar en tan solo 90 minutos un menú que deslumbre a un jurado superexigente. Por otra parte, al jurado, formado por reputados cocineros con estrellas y soles de todos colores, por el eminente crítico gastronómico José Carlos Capel, por Miguel (inmunizado en la prueba anterior) y por los anfitriones del evento (no precisamente acostumbrados a las salchichas de paquete y el puré maggi), se les vende la burra del alto nivel de los participantes y la excelencia de sus elaboraciones (no olvidemos que esto está grabado antes de emitirse el primer programa) y se les pide que sean exigentes con los concursantes. Coctel explosivo, pasó lo que tenía que pasar.... La dinámica de trabajo del equipo liderado por Javi fue mucho más correcta que la del equipo contrario. Desde el principio el jefe tomó el mando, propuso los dos platos del menú, escuchó ideas, repartió el trabajo y, sobre todo, mantuvo muy a raya a Bárbara que estuvo totalmente desconocida. Dócil y obediente, hizo todo lo que se le mandó sin soltar una pamplina y cuando se quedaba sin tarea ya estaba ofreciéndose para lo que fuera. Canales también asumió bien su condición de segundón y aguantó muy bien sin sulfurarse por nada. En el otro equipo, Antonio y Begoña asumieron tácitamente una jefatura conjunta, relegando a Eli al papel de pinche, sin escuchar sus ideas y sin dejarle ningún tipo de iniciativa, cosa que hizo que la menorquina fuera calentándose paulatinamente. En cuanto a los platos elegidos, volvió a pasar lo mismo que en las anteriores pruebas grupales. Nulo riesgo, uno propone algo y los demás asienten como si todos estuvieran locos por que otro asumiera la autoría intelectual del plato elegido (me imagino que para sacarse la culpa si resulta una porquería). Así, el equipo de Javi preparó una crema de queso con cositas variadas flotando de primero y una carne con salsa de encurtidos y patata machacada de segundo. Los otros optaron por un ravioli relleno en medio de una salsa de un color verde rarito y una merluza rellena y rebozada acompañada de ¡¡¡patata machacada!!!. El jurado, que venía con unas expectativas altísimas no tuvo piedad. Lo único que medio se salvó fue la crema de queso, pero el ravioli estaba duro y todos coincidieron en señalar el bajo nivel del plato en general. Los segundos fueron aún peores, empezando por la presentación. A ninguno les gustó, se habló de platos setenteros, faltos de imaginación, mal ejecutados e incluso se llegó a decir que eran dignos de un bar de menú del día. Miguel, que en principio participó de las críticas, en seguida rompió una lanza en favor de sus compañeros (por el tema de la presión, los nervios y tal) y nada más terminar fue a chivarles que el jurado se había cebado con ellos y que había estado a punto de levantarse. El que peor lo encajó fue Antonio Arrabal, que después de cinco programas pavoneándose de esto y de aquello y mirando por encima del hombro a más de un rival, resulta que ahora se molesta porque un jurado exigente lo ponga en su sitio. Es cierto que quizás hubo frases algo despectivas y sólo por respeto a los compañeros de profesión no tendrían que haberse pronunciado, pero no es menos cierto que lo que hay detrás de eso es el hecho constatable de que estos cocineros se quedaron muy lejos del nivel que se les presupone y esa es la única lectura que deberían de haber hecho los concursantes. Escudarse en que el jurado ha sido poco respetuoso es desviar la atención a un aspecto secundario que nada tiene que ver con la competición que se está juzgando. De todos modos resulta irrisorio escuchar a Arrabal decir que el cada día en su restaurante da la vida por esta profesión que tanto le gusta (sin duda, y lo hace bien seguro) y que no tiene nada que demostrarle a estos señores. Yo le preguntaría, señor Arrabal, ¿para qué te presentas entonces a Top Chef si no tienes la necesidad de demostrar nada a nadie?. Incoherencias de discurso que se ponen de manifiesto dependiendo de por donde sople el viento.... Al final, en medio del cabreo generalizado y expresado a los jueces por boca de Arrabal, el equipo que se llevó el gato al agua fue el liderado por Javi, eso si, por un solo voto de diferencia. así pues, la eliminación tendría que dirimirse entre Eli, Begoña y el propio Antonio Arrabal. PRUEBA DE ELIMINACIÓN: EL PLÁSTICO DE LA DISCORDIA En la prueba final, el protagonismo fue para el aceite de oliva. Apadrinados por el cocinero Paco Roncero, los tres candidatos a marcharse tendrían que preparar un plato en el que el aceite de oliva tuviera un papel especialmente destacado. Eli era la máxima favorita a la eliminación, y desde el principio se notó que lo sabía. Estuvo tan nerviosa que se enroló en una preparación complicada que nunca había hecho y que además no sabía hacer. Intentó preparar esferas de aceite de oliva, pero tuvo que abandonar la idea cuando Paco Roncero le dijo que eso no se hacía así. Ante la falta de tiempo e ideas optó por preparar un extraño bacalao al pilpil, cuya salsa tardó una eternidad en salir, con una cococha sequerona encima y con la incomprensible adición de un pegote de alioli y un trocito de pan finito. Begoña si dio en el clavo, y lo hizo porque ella suele tener buenas ideas y se ciñe a lo que sabe hacer. Así, preparó una ensalada en homenaje a su abuelo, con un aliño fuerte y con una sorpresa escondida en los tomatitos cherry. El jurado no tuvo dudas, fue el mejor plato y le libró del momento tan temido de la elección del expulsado. El plato que preparó Arrabal, una especie de canelón de gambas, era complejo y con un aspecto delicioso, un plato que él dominaba a la perfección y que ejecutó de manera magistral. Pero toda su seguridad se volvió canguelo cuando apareció...un centímetro cuadrado de film transparente. En vez de rebozar, Antonio plastificó En esta ocasión, la dirección del programa introdujo una novedad que les salió de cine, puso una tele en la sala de espera de los concursantes para que vieran en directo la cata del jurado. Como digo la jugada les salió perfecta, porque fue en ese momento cuando la cosa se lió. Eli, que sabía que había hecho el peor plato, se sentó junto a Bárbara, su único apoyo, para ver cómo la eliminaban, el talante de Begoña y Antonio era el de quien se sabe ganador... El primer plato que probó el jurado fue el de Arrabal, y no habían pasado dos segundos cuando Chicote descubrió el dichoso plástico. En ese momento todo cambió. Bárbara se olvidó de la prudencia y empezó a calentar la oreja de Eli, "ya estás salvada", "el jurado no va a dejar pasar esto"... Eli de pronto se volvió a ver dentro. Eli celebra de este feo modo el hallazgo del plástico Por su parte Antonio no daba crédito a lo que veía, los gestos y comentarios del jurado decían a las claras que el error era gravísimo y que le podía costar la expulsión. Arrabal viendo cómo se cuece su expulsión Sin embargo el plato de Antonio resultó estar delicioso, mientras que el de Eli era al parecer lo que prometía, un plato hecho de prisa e improvisando elementos porque no había una idea previa. En ese momento llegó la deliberación del jurado, se apagó la tele de los concursantes y Bárbara sacó a pasear su bocaza y las ganas de que se salvara su amiguita, asegurando que el plástico era un error gravísimo y que el jurado no lo iba a pasar por alto. Antonio no respondió, convencido de que era verdad, pero Miguel saltó al cuello de Bárbara, acusándola de no tener sensibilidad con Antonio. Llegaron entonces los momentos pantojiles, los golpes en el pecho, "Antonio es mi hermano", aseguró Miguel, y un reto-amenaza que quedó en el aire, "estoy deseando batirme contigo para eliminarte". Bárbara no se calló, e hizo bien, "me pides a mi sensibilidad cuando ninguno habéis tenido la más mínima sensibilidad conmigo". Y es que después del acoso sistemático al que ha sido sometida Bárbara resultó ridículo ver a Miguel pedir sensibilidad con Arrabal, que ha tenido con ella la sensibilidad de una cucaracha....  La cosa estaba calentita para la decisión, y el jurado optó por primar la calidad del plato frente al fallo de atención de Antonio. Miguel se tomó su venganza y lo celebró de esta manera tan "sensible", dejando a Bárbara como la que se tragó el paraguas. Miguel celebra la eliminación de Eli Bárbara con la cara de Samantha Vallejo Nájera A la hora de manejarse en la vida hay un principio fundamental que es el de no escupir hacia arriba, porque todo lo que critiques de alguien acaba cayendo sobre ti si te comportas del mismo modo. Si te parece mal la falta de sensibilidad no puedes responder a ella con la misma falta de sensibilidad, porque automáticamente todo lo que criticabas es aplicable a tu conducta. Bárbara es una bocazas, pero Miguel se comportó como un niñato de barriada, muy lejos de lo que se puede esperar de un adulto medianamente templado. Eli ha pasado por el programa sin pena ni gloria, y en mi opinión, ha sido justamente eliminada, pero se han quedado heridas abiertas entre los participantes muy difíciles de cerrar, veremos a ver que pasa en los próximos días.... Esta imagen empieza a ser un clásico ¿Y AHORA QUÉ? El programa está entrando en su momento decisivo, pienso que cualquiera que tuviera que apostar lo haría por Bárbara como primera candidata a la eliminación, pero yo sinceramente no me fio porque ha demostrado saber aguantar la presión mucho mejor que otros y tener más vida que seis o siete gatos. Del programa de hoy salen reforzados Begoña, Canales y sobre todo Javi. Ninguno de los tres participó en la gran gresca y trabajando fueron los más profesionales. Arrabal puede haber salido muy tocado del programa de hoy y hay que ver como puede afectarle en próximos programas. Una posible sorpresa podría ser la eliminación prematura de Miguel, un tipo que va muy bien delante de la cámara pero que si no controla su nerviosismo puede acusarlos en pruebas donde la tensión esté a flor de piel. OTROS ENLACES QUE QUIZÁS TE INTERESEN Top Chef 1.1: Aprovechando el terreno trillado Top Chef 1.2: ¿Para qué cocinamos? Top Chef 1.3: el día en que el karma abandonó a Hung Fai Top Chef 1.4: Uno y uno no siempre suman dos Top Chef 1.5: Sopor y sorpresón

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Hola a todos, después de casi acabar tarumba para cuadrar el listado de participantes y ver si cumplen o no los requisitos, aquí os dejo un listado provisional. He dejado fuera los comentarios que no había manera de identificar con su titular porque no han dejado nombre de face y tampoco he podido identificarlos como seguidores del blog. Por favor, si hay alguien que he dejado fuera y sí cumple los requisitos pero no los ha identificado en el comentario por despiste que me lo comunique a través de este post o en el face. El plazo es hasta mañana a las 18:00 horas. A partir de ese momento ya no podre incluirlo, lo siento mucho si alguien llega a molestarse, pero los requisitos estaban explicados en el post creo que con bastante claridad y creedme si os digo que poder identificar nombres de pila con su face y seguidor correspondiente sin mas información ha sido todo un trabajo de paciencia. También he eliminado los comentarios repetidos por el mismo autor que ha habido algunos y por ultimo los comentarios fuera de plazo también he tenido que eliminarlos, me parecía una falta de respeto para el resto de participantes incluirlos si había un plazo en el post. Mañana una vez corregida la lista si hay que hacer algun cambio, en el orden, adjudicare numeros correlativos y hare el sorteo via Random o similar y lo publicare a ultima hora de la noche. Insisto , si hay alguien que me he dejado fuera y debe estar en la lista, por favor que me lo haga saber pues no ha sido mi intención y puede que con tanto nombre alguien se me haya pasado. Un saludo y buena suerte, os dejo con el listado Raquel Fuentes Doreste Isabel Aliter Dulcia Marta Mi Rincon mas Dulce Carolina Pequeños Placeres Poyui Marta Reyes Maiye ZP Mi cocina un pedacito de cielo Maria Gomez Ruben Gonzalez Sanchez Maria Mis Tartas y mas cositas Irene Navarro Fuster Coses de Puces Yolanda Mejias Jarita´s Cookies Lozeamae Elena Muñoz Ruth -Aysha limia altabella Fabiola Gassin Ireth Jessica Navarro Raquel Perez Fernandez Raquel Fernandez Ochoa Coelemo ibamos diciendo Sorginkery Rosa.bruja Los pastelitos de Esther Anabel Ureña Fabiola Suarez Pilar Alonso La Nube de fresa Veronica Corral Henar Genara Cakes Sara Rimu Paqui Sarrion Dando el pastel Elena Rodriguez Parets Sonia Martinez Delgado Fabiola´s Cake Laurita 7 Sonya Hernandez Jessica Gonzalez Maria Casal Laura Perez Laura Garcia David Lara Gordo Marinaacuario81 Marikilla23 Mis manitas enredadas Kiosko Morvedre 89 Karmen Ruiz Sonia Gonzalez Ana Maria Mena Lorena Rodríguez Perez Sherin Yas´ Sweets Acedolletas Mary Gomez Alvarez Miriam Gimenez Garcia Karoliciusmith Naranjita Verde Lady Halcon MPAC Sabina Hernandez Alejandra Arufe Formoso Hiss1987 Hiss Di San Miriamcm Debora Garcia Isabel Lopez Urrabieta Jenny Puente Luisa Pastor Cristina Martin Muñoz Veronica Sanchez Misela1970 Lisis Las cositas de Lisis Bego Diaz, Africa Carmona Marta Hernandez Cabrera Dulces Lyly Noelia Perez Mamen RM Nuria Reyes 1silencioRoto Naomi Carta Sonia Valero Pilar HG Sirope de Fresa Elena Vi Mireia-Time of Cupcakes Isabel Aris Barbi Furmanski Julia Pi Ileana Garcia Cosas de Nuri Cristina Marina Ovalle Carmen Lopez Gabinete Psicontigo Isabel Mª Jose Escobar Cardoso Tortaes i panyals Dulcemania Mara Vaño Pollito Manuelalo Irene Ramirez Gutierrez Odisseya Cox Teresuka Mecace Sweets and smile ceci. Svpolo Zipangoroom Patricia Alvarez Magdalenitas Ledesma Cano Sarai Perez Silvia Maria Haciendo Tartas Sara Redorta Hervella Nathalie Natagourmet Igma Original Cakes Rita Maria Sara Victoria´s Cakes, Riojanita Nena24 Esther Roncero Angelica Queroja Ana Franco Olga Parralo Palacio Llrossello M.Antonia Vanessa Almaraz Monica Garcia Gonzalez Piruchita Daniela Silvabarra Clara Martinez Rosa Lachelito Electricka Yolanda Herrera Estefania Moreno Guillermo Mar Rodriguez Suarez Marentrefogones Laura Roman Pilar Jordan Laura Molero Mixeta Mª Jose Aguilar Fis Nama Galetinas Nas Aintzanika Lopez Marga Mari Fernandez Emma Rey Laura Rubio Ana Unanyan Ariadna Fernandez Lali Garcia Maria Mareya Aranza Morillo Susana Maria Fernandez Laura Mata Calula Carmen Hung Monica Garcia Natalia Martinez Carmela Ku Blan Mary –Tartas especiales Pastelena La Cupacakeira Rocio Oyola Susi Dolça Sensacio Edith Perez Los dulces de Nasnia Miriam LM LetiG Angela Gaviño Berta M. Luisa Montero Cris Molina Amara Sarita Leiva Marta PG Begoña Leiva Pucca Merche Gran Canaria Mi nieto Yerai MarLoveSelena Olga Perez Luna Tapujos Marina Corma Con Corazon de azucar Alita Monica Jordan Sole Lopez El duende Asun La Dulceria de Asun Patri Jimenez Isabel Garcia Marisa Portillo Dominguez Las recetas de Manans Cristina Marti Valeria Mayrock Lopinto TrishWonderland Dulces para todos Carolina Alamo Dulce Locura Angela Coronil Vicky Campa Elvira Bueno Janette Blas Emma de Leon Esteban Alba Beren Sonia Muñoz Fina Sandra Nieto Monica Rodas Martinez Nuria Escribiendo con azucar Las pepitas de chocolate Ruth Canto Sonia Biempica Mª Jose Gonzalez Garcia Gloria Fuentes Yolichazarra Rocio Medina Silvia Ferrate Loli Marcos Daoiz Carmen Otero Cari Sestelo Yolanda Parages Mavi saboreando con mavi Silvina M. Bevilacqua Conchi El Farito de Azucar Nuria Diaz Gomez Rebeca Ana Hainse Gemma Marmol Alicia Rivas Nonna Galletita Veronica Mármol Rayo Lidia Casademont Rikku Maria E Sandrinha Rocio Roman Rete Miriam Gimenez Sofiaurora Divinos Cupcake Iria Sanjuan Perez Cristina Duran Lopez Fieltro Fieltro Msevilla Soraya Gonzalez Dulces Dori´s Vanesa Garcia Roldan Silvia Guerrero Gyseli Trini Altea Mi pequeña Thermomir Miriam cm Postres para sorprender Marta Otero Can Joan i Sara Jennifer Mr Cuuking La cocina de cuuking Susana Monedero RanitaSu Makinochan Lianxo GG Cocina Bloguera Begoña Moreno Olga Murillo Ana Perez Reciki-arte Elena Noriega Isamar Jose A Alconada Alcorecetas Sheyla Conchi La cocina casera de Conchi Iria Perez Castro Sonia herrero Chupate los dedos Driwrgy Anyol Mª Eugenia Arias Beatriz Arza Mercedes Caravaca Verónica Losada

Fuente: tartulia.blogspot.com.es

Ingredientes para 30 unidades: 1 litro de leche desnatada 300 g de Nueces de California 50 g de queso de cabra 200 g de espinacas frescas 150 g de harina 150 g de aceite 2 huevos Aceite de oliva virgen extra Pan rallado Elaboración: Triturar en la batidora, un vaso de la leche, las nueces y el queso de cabra. Reservar. Poner a hervir el resto de la leche con las espinacas que están crudas, pero que se cocinarán en la leche. Cuando empiece a hervir incorporar a la leche con las espinacas, la mezcla de nueces, leche y queso. Además, añadirle la mezcla que se habrá hecho en un bol con la misma cantidad de aceite y harina. Dejar que espese a fuego lento durante 10-15 minutos. Añadir una pizca de sal y extender en una bandeja a temperatura ambiente hasta que se quede la masa manejable. Hacer unas croquetas y rebozarlas primero con harina, luego pasar por el huevo batido y finalmente pan rallado para luego freírlas en abundante aceite de oliva virgen extra. Escurrir sobre papel de cocina. Esta receta es del libro menús con corazón del Chef Fernando Canales Etxanobe (Bilbao) que me regalaron en la presentación el pasado martes 23 en que asistí juntos a varios bloggers a la presentación de Menús con Corazón en Barcelona, en el restaurante Vía Véneto . Hoy se celebra en varios países del mundo el Día Mundial del Corazón . Y como cada año Inforpress junto a la Fundación Española del Corazón y Nueces de California organiza un evento que reúne a periodistas especializados y blogueros para dar a conocer todos los adelantos en el tema. Este año se celebra el 10 Aniversario con un recetario especial, un resumen de cada año, además de un menú elaborado por el Dr. César Romero, jefe de Cardiología del Parc Sanitari Sant Joan de Déu. Esta edición especial es la recopilación de las 50 recetas más cardiosaludables de España, Chefs con estrella Michelin, cardiólogos y foodies que aman cocinar, son los protagonistas de este recetario, que recoge una selección de las más de 130 recetas diseñadas para la campaña Menús con Corazón en sus diez años de trayectoria. Esta iniciativa conjunta de la Fundación Española del Corazón y Nueces de California, celebra el décimo aniversario con esta edición especial, que podéis ver y descargar aquí. Y también todas las demás desde el 2005. (Foto Pere Monje, Chef Sergio Humada y el Dr. Cesar Romero) El Dr. Cesar Romero, nos explicó que 40 chefs, entre los cuales 28 estrellas Michelin, han trabajado codo a codo y desinteresadamente con jefes de cardiología de los más importantes hospitales de España durante esta última década. El resultado: más de 130 recetas cardiosaludables para concienciar a la población de la necesidad de comer sano y 150.000 recetarios editados y distribuidos en los principales eventos relacionados con la salud y nutrición. Es la contribución de la campaña Menús con Corazón a la prevención de enfermedades cardiovasculares, que son la causa de un 30,5% de los fallecimientos producidos en España, lo que equivale a más de 120.000 muertes en 2012. El objetivo es reducir en un 25% la incidencia de las ECV de aquí a 2025 mediante acciones de prevención como Menús con Corazón. También el Dr. Cesar Romero ha liderado la creación de un menú específico con el objetivo de servir de ejemplo a otros centros hospitalarios. “ Una dieta cardiosaludable no tiene porque ser monótona, sosa o aburrida. Tenemos ingredientes variados y saludables con los que jugar, como las nueces, y con un poco de amor por la cocina se pueden conseguir recetas atractivas ”, Amor por la cocina es lo que no les falta a los 40 chefs participantes en la campaña durante estos diez años y a los cinco consumidores-foodies que presentan sus recetas en esta edición especial 10º aniversario. Carles Gaig, los hermanos Torres, Fermí Puig, Ramón Freixa, Paco Roncero, Diego Guerreo o Romain Fornell son algunas de las estrellas Michelin del recetario y también blogers conocidos nuestros: Margot Serrano , JoaquinaMayós , Alma Obregón , AlfonsoLopez , Nieves Soto , Espe Saavedra , Fernando Sancho , Marga Nuevo , Juliay Maria Ruiz . Todos ellos coinciden en su compromiso por difundir hábitos de alimentación saludable. “ Tenemos que poner nuestro granito de arena para contribuir a reducir esta epidemia. Comer sano y bien no está reñido ”, y hacer menús saludables es la base de su restaurante afirma Pere Monje , una estrella Michelin y embajador en su restaurante Via Veneto en la presentación en su restaurante del evento. De este libro se editarán 2.500 recetarios que se distribuirán gratuitamente durante la Semana del Corazón de Madrid. Estarán a su vez disponibles en los restaurantes que acogen las presentaciones de la décima edición de la campaña en el resto de España: el Palacio de Cibeles en Madrid, el Zortziko en Bilbao, el Riff en Valencia y la Taberna del Alabardero en Sevilla. También se darán a conocer en San Sebastian Gastronomika. El chef Sergio Humada junto a su ayudante Maria nos preparó 3 recetas sanas y cardiosaludables: Una ensalada del tiempo con setas y cigalas Una pechuga de pollo de corral con rovellons, polvo de setas y nueces Y un postre de canutillo de chocolate con crema de nueces y helado Después en uno de sus magníficos salones nos ofrecieron la degustación de estos platos junto con unos aperitivos sublimes del propio restaurante. Las fotos, me las pasaron entre Chez Silvia y Lorena de inforpress la agencia del evento. Yo lo hago desde hace muchos años.

Fuente: lesreceptesdelmiquel.blogspot.com.es

Buenos días amig@s, ¿que tal el fin de semana y el lunes?, ayer no pude estar con vosotr@s, porque el deber me reclamaba, menos mal que casi ya he acabado despues de muchas peripecias y como se dice entre col y col lechuga, tenía que preparar unos ricos bizcochos que me había encargado mi hija para un evento que tenía con los Scouts, así que aquí me teníais, haciendo bizcochos como si fuera una pastelería, a lo que también tenemos que añadir que mis dos mayores, celebran su cumpleaños hoy y como una de ellas quería celebrarlo con sus amig@s, me encargo que le preparara unas cositas, claro que el trabajo de encontrar lo que quería ya lo había hecho ella dando un paseo por el INDICE DE RECETAS y eligió estas cuatro que por los resultados de la celebración, fueron un éxito, SALADITOS , LACITOS DE PATE IBERICO Y MERMELADA DE FRESA , PANECILLOS DE MIEL DE ROMERO Y ACEITUNAS Y como remate le prepare unas piruletas de QUESO EMMENTAL CON PALO DE PAN, aunque de esta última receta no tengo foto, pero os prometo repetirla. Esta última receta me encanto el otro día que fuí al evento de la presentación de TM5 de Thermomix, elaborada por Paco Roncero, todo un lujo de evento y de Chef, que ya os contare algo más sobre esto. Pero ahora vamos con el BIZCOCHO TROPICAL, esta fue una de las variedades que hice, porque hice 6 de cada uno, los otros bizcochos fueron de CHOCOLATE, pero para ellos tendré otra entrada en el blog, porque es una de las tartas que hago hace mucho tiempo, pero que todavía no tengo en blog y ya estoy tardando. Hace unos días recibí unas muestras del nuevo sabor que iba a comercializar TAMPICO , ISLAND PUNCH, una bebida a base de piña, platano y naranja, sin conservantes , ni azucareras añadidos, con un rico sabor y fresquito, una delicia y como la receta del bizcocho era con zumo de limón, me gusto tunear la receta y sustituir el limón por ISLAND PUNCH, quedo un bizcocho riquisimo y con ganas de repetir, porque solo se que estaba rico, por lo que me contó mi hija, que yo no cate ni una puntita, pero os enseño la receta que es bien sencilla, ya sabéis en vez de el TAMPICO , ISLAND PUNCH, podeís sustituirlo por cualquier otro zumo y aquí esta la receta, ¿que opinaís?. INGREDIENTES 200 gr. de mantequilla IMPERIAL derretida 200 gr. de harina 150 gr. de azúcar 150 ml. de Island Punch TAMPICO Ralladura de una naranja 1 duo de SODAS EL VESUBIO 4 huevos Batimos las yemas junto con el azúcar, hasta que se convierta en una crema blanca, añadimos el zumo, la ralladura de naranja, la mantequilla derretida y la harina mezclada con el duo de sodas. A continuación montamos las claras a punto de nieve y mezclamos con cuidado con el preparado anterior, Preparamos un molde o varios, como fue mi caso, individuales y desechables, si utilizamos moldes no desechables pintaremos las paredes con mantequilla o con un desmoldante. Precalentamos el horno a 180ºC e introducimos los moldes y los coceremos durante 35 minutos. Comprobaremos que ya esta hecho, con ayuda de una aguja larga, si esta sale limpia, el bizcocho esta listo. Cuando se enfría espolvoreamos con ayuda de un tamizador azúcar glass sobre el bizcocho y si queremos hacer algún adorno, nada como irse a internet, bajarte el motivo deseado, imprimirlo, recortarlo y ponerlo sobre el bizcocho para que se dibuje la silueta. Y listo para el evento, no dejaron ni uno Antes de despedirme recordaros que sigo de sorteo de un VINILO PARA LA COCINA y el próxima día 4 se termina el proceso de subscripción, ¿Os lo vaís perder? Quedan tan monos en la cocina y nos la alegran tanto. Muchas gracias a tod@s por vuestras visitas y comentarios Y os deseo ¡FELIZ MARTES! Cocino con: Kook Shop Lacor Silikomart

Fuente: milideasmilproyectos.blogspot.com.es

Un pequeño bocado para los amantes del foie, así que estos mini bombones son ideales para preparar con antelación y tenerlos listos para cuando vengan los invitados, aunque nosotros no esperamos a los invitados, y nos comimos unos cuantos este pasado domingo haciendo el aperitivo, jaja Podéis utilizar el molde que tengáis de silicona para desmoldar sin problemas, yo he utilizado uno de filipinos, aprovechando que el nombre de la receta era así, pero para que lo veáis he utilizado otro molde de mini que queda también genial en uno de mini bombones, que casi me gustan más por el mini tamaño de bocado..vosotros elegís. Ingredientes Azúcar glas 2-3 semillas de cardamomo ** 125 gr de foie micuit 2 cucharadas de leche 3 cucharadas de nata 1 c/c de Brandy Una pizca de sal ** 250 gr. de chocolate blanco Nestlé Preparación El día anterior mezclamos las semillas de cardamomo con el azúcar glas y reservamos. Retiramos de la nevera el foie unos 30 min. antes de utilizarlo y lo mezclamos con el resto de ingredientes hasta que nos quede una crema. Reservamos Deshacemos el chocolate troceado al baño maría o en el microondas modo descongelación, para que no se queme. Rellenamos con el chocolate los huecos del molde, damos un par de golpes secos sobre la encimera (eliminamos las burbujas que nos pueda quedar) y giramos para eliminar el exceso de chocolate. Introducimos unos minutos en el congelador para que endurezca. Rellenamos con la crema de foie (sin llegar al borde), volvemos a introducir unos minutos en el congelador. Con más chocolate derretido, cubrimos hasta el borde y guardaremos en el congelador. Una hora antes de comer, los retiramos del congelador y guardamos en la nevera y la crema esté líquida a la hora de comer. En el momento de servir, espolvoreamos con el azúcar glas aromatizado con el cardamomo y a disfrutar del bocado. NOTAS: podéis ver en el vídeo , que Paco Roncero rellena con la crema de foie el molde, lo congela y posteriormente congelado, los cubre con el chocolate fundido, pero yo lo he probado a hacer y se me derretía el foie, así que opté por hacerlo de estar forma que me han quedado bien. Receta de Paco Roncero Esta entrada es para el reto " Gastroamig@s " , donde cada uno hemos preparado un "Aperitivo para Navidad", no os perdáis sus ricas creaciones: Carmen , Eri , Neus , Silvia , Miquel , Gemma , Ana , Dolorss , Montse

Fuente: migrandiversion.blogspot.com.es

Siguen transcurriendo semanas y poco a poco van cayendo los concursantes menos carismáticos. En esta ocasión, como ya veníamos barruntando la semana pasada, le ha tocado el turno a Mireia, la sonriente murciana a la que el socialismo y la cocina le corren en paralelo por las venas. Pero si algo ha tenido de interesante el programa de hoy ha sido poder ver a Juan Mari Arzak. Ha sido presentado como el Papa de la cocina española y la verdad es que tenía ese halo de serena tranquilidad del que ya lo tiene todo ganado y se dirige lentamente hacia el merecido retiro. Pero Arzak les ha salido un poquitín rebelde, porque con tres frases, dichas casi sin querer, ha dejado entrever que todo esto de la cocina moderna no es más que una patraña: Los ingredientes no importan, poniéndole ajo no puede estar malo. Haces una buena vinagreta y la pones sobre lo que hayas hecho, esté bueno o malo... A mi lo del emplatado no se me da bien. Realmente parecía el sumo pontífice de la cocina Lo que digo, tres frases sencillas dichas con espontaneidad, y que nos avisan de que a lo mejor nos estamos pasando ya con tantas espumas, sifones, esferas, kimchis o sopas minimalistas como las de la semana pasada y lo que la gente realmente quiere es disfrutar comiendo, en vez de ver cómo se divierte el que cocina. Ojo, no me malinterpretéis, el conocimiento y el uso de las técnicas (tanto las tradicionales como las modernas) enriquece el repertorio de cualquiera, pero es que a veces parece que algunos cocineros lo único que pretenden es mostrar cuanto dominan las técnicas y hacen que sus creaciones no lleguen ni a parecer comida. Un ejemplo lo tuvimos en la prueba de equipos, donde cuatro grandes chefs propusieron un total de 12 tapas y pocas de ellas tenían un aspecto medianamente apetecible. No nos volvamos locos, modernidad y técnica, si, pero no nos olvidemos de dónde sale el sabor. PRUEBA DE PRESIÓN: TENGO UNA CARTA PARA TI Si llevamos semanas del tono excesivamente lacrimógeno del programa y del exceso de protagonismo que tienen en él circunstancias ajenas a la cocina, en el programa de ayer tuvimos ración y media de cada, lágrimas a mansalva y un repaso exhustivo a la historia sentimental de cada uno de los participantes. Pablo lloró con su historia y con la de todos los demás Puedo entender que conocer un poco la persona que hay detrás de cada concursante puede servir para empatizar más con uno o con otro, pero dar a esto 15 minutos de prime time en una cadena pública es un exceso absoluto y es absolutamente irrelevante para el desarrollo del presunto concurso de cocina que hay detrás de todo esto. No me entretendré en detalles. La prueba se presentó como celebración del día del amor. Cada concursante recibió una carta de sus parejas o seres queridos en las que se acordaban de un plato determinado. Ese sería el plato que tendrían que preparar los concursantes. Samantha, con pendientes para la ocasión, se unió a la fiesta lacrimógena... ...y Pepe también Como casposo aderezo de la prueba, invitaron al plató a 11 parejas desconocidas que serían los que probarían los platos de los 11 concursantes. Su presencia fue irrelevante, dado que no participaron en ninguna decisión. Irrelevante fue también la presencia de un reputado coctelero, que se dedicó a ejecutar sus creaciones para los invitados mientras los concursantes cocinaban. Eva no perdonó un chupitazo, después de las lágrimas Fueron realmente benevolentes sus familiares (si realmente fueron ellos los que eligieron las recetas), porque los platos escogidos eran en general bastante sencillos de realizar, sobre todo si se supone que los han preparado muchas veces. Así que, con la emotividad a flor de piel, con un escenario de fondo entre ñoño y casposo donde 22 desconocidos esperaban la comida ,y a los sones del tema principal de "Vacaciones en el mar", los concursantes comenzaron a preparar sus platos. Pepe supervisa el arroz con chorizo de Víctor, no vaya a ser que le ponga poco Sally tenía uno de los platos más laboriosos (he dicho laborioso, no difícil), una especie de Chop Suey, que la tuvo cerca de media hora cortando verduras. Acompañó la pasta con esas verduras y con pollo, pero era un plato que pedía a gritos un toque oriental, una salsa de soja, un toque picante, pero el jurado no lo encontró y en eso se centraron las críticas. No dijeron que estuviera malo, pero si que no le había sacado todo el partido posible al plato. Una especie de "yatekomo" volcado en un plato Después de presentarnos a su novia, Pablo reconoció que no tenía ni idea de por qué le había pedido ese plato cuando había algún otro que era mucho más especial para ellos. Y es que el plato no invitaba al lucimiento, se llamaba nido de huevo con puré de patatas y galletas de cacahuete y kikos, y desde el principio ya se vio que Pablo no iba a mejorar las espectativas ya que el puré de patatas lo hizo a batidora y ya sabemos la textura tan rara que toma el puré en cuando se hace así. Ni el planteamiento ni la presentación (ni el sabor) fueron correctos Llegó el momento de la cata y pasó lo que tenía que pasar, al parecer estaba muy malo, y el jurado no ahorró calificativos. Comenzó Pepe diciendo que si esto era lo que preparaba por amor, cualquiera se comía lo que preparara cuando discutían. A Pablo comenzó a caerle una lágrima mejilla abajo y fue entonces cuando Samantha sacó el bazoka: "deberías plantearte participar en un culebrón, con lo llorica que eres...". No digo que no sea cierto, llorica es, y mucho, pero no cabe duda que ellos están sacando rédito televisivo de la incontinencia lacrimal del valenciano y son los menos adecuados para criticar precisamente eso. Impactante perfil La carta de la pareja de Lidia llevaba un mensaje oculto, quería que preparase la carne con tomate que le preparaba su madre y que ella misma nunca le había hecho. Buen material para un buen psicólogo, sin duda. El caso es que allí saco ella de manera bastante decente el guiso, el único problema fue que, al usar lomo, con el tiempo que tuvo le quedó algo duro. Resulta sorprendente el cambio que nos están mostrando esta mujer, ha pasado de parecer que no sabía cocinar en absoluto a resolver todas las pruebas con bastante solvencia. El guiso de la suegra Fidel entregó su dosis lacrimógena y de vida perra y después se enfrentó a un reto bastante sencillo, preparar un estofado de ternera con sus hierbas, sus verduras, sus patatas y su salsa espesota. Triunfo para el alicantino, que una vez más ha demostrado estar en el escalón de arriba y, como ya apuntaba Gonzalo, está experimentando un espectacular progreso (veremos si no acaba en triunfo). De libro Mila también se lució con un plato que dominaba a la perfección, un arroz hecho en el horno y jalonado por todas esos tropezones que tanto gustan a Pepe, costilla, morcilla,... La ración le quedó una mijilla basta, como para dos o tres como mínimo, ya que quiso utilizar un aro enorme para emplatar, pero lo más importante es que el resultado gustó a los jueces, pese a que en ojo se veía un poco compacto. Pese a su aspecto, estaba bueno Antonio se encontró de sopetón con un plato que si sabía hacer y que además es muy agradecido, unas carrilleras de cerdo al vino tinto con miel y romero. No le restaré méritos a mi paisano simplemente porque abunde en el tópico del graciosillo andaluz que tanto nos molesta por aquí, hay que reconocerle que tenía una pinta estupenda y que, por primera vez desde el comienzo del programa, no tuvo que disculparse durante la cata. El jurado alabó sobre todo la textura melosa que había sabido dar a esta pieza tan gelatinosa. Por fin un plato redondo Andrea, después de llorar, saltar y comportarse como una preadolescente hablando de su primer amor, se metió en un jardín difícil de dominar, una ensalada de tres texturas de salmón. Ya la idea parecía bastante extraña, porque combinar el mismo producto en tres texturas en una misma elaboración puede ser confuso para el que lo come. Pero es que además tampoco estuvo fina en la ejecución. Jordi lo definió como un desastre conceptual. ¿Ahumado, cocido y marinado? ¿Crudo, semi-crudo y cuqui? ¿Qué pensáis? Con Víctor me temo que se avecina un duro, y ya muy manido debate. ¿Se debe llamar paella a cualquier arroz que se elabore en el recipiente homónimo?. Esta vez no me voy a mojar porque ya sabemos que en todo el Levante son muy sensibles con este tema y tampoco es plan de tocarle las narices a nadie. El caso es que el malagueño se dejó caer con una paella con chorizo. Antes de que el director de wikipaella mande una queja formal a las Naciones Unidas y retire su representación diplomática en Málaga, hay que decir que Víctor pidió disculpas de antemano por la aberración y se puede pensar que lo dijo un poco en broma. Chorizo con arroz Aquí en Andalucía somos mucho de llamar paella a cualquier arroz hecho en plano, y tampoco creo que haya que hacer un drama de ello porque nosotros somos los primeros que sabemos que no es una paella como dios manda. Pero que sepáis que un gazpacho de sandía, o de fresas no es un gazpacho de libro y aquí estamos aguantando el chaparrón de gazpachos new-age sin perder la sonrisa y sin rasgarnos las vestiduras. En la cata, se alabo el sabor potente que le aportaba el chorizo pero sin embargo, se criticó que el arroz había quedado duro. El plato de Carlos me pareció, junto al de Pablo, el peor de todos. Le tocó preparar un risotto, al que él llamó manchego porque llevaba ¿pisto?. Creo que Carlos no sabe hacer un risotto, lo digo porque vimos cómo media hora antes de terminar la prueba ya estaba removiendo el arroz y, teniendo en cuenta que un risotto tarda en hacerse poco más de 15 minutos, es imposible que le saliera en su punto. Si a eso sumamos que usó nata en la elaboración, el resultado se parecía más a un arroz con leche bien compacto que a un sedoso risotto. ¿Vosotros veis el pisto por alguna parte? ¿Y el risotto? Mireia recibió la carta de su padre, porque al parecer actualmente no tiene pareja (dato fundamental para entender la idiosincrasia de su cocina). El plato elegido por su progenitor fue ternera en salsa, más o menos lo mismo que Fidel. El plato le quedó mono, aunque no entendí mucho esos tristes champiñones fuera de la salsa, pero la cata no le fue bien. La criticaron por haberse pasado con las especias (yo la entiendo porque a mi me gustan los guisos bien especiados), pero Samantha, con esa característica mirada matadora, la sentenció: "Está incomible" Más salsa, por favor El último en pasar fue Kevin, que tenía que preparar panacota (nata cocida en italiano), el plato más fácil de los once. Y como le pareció muy fácil, decidió innovar y en vez de nata (recuerdo panacota= nata cocida), utilizó leche de oveja, porque a él le pareció que debía de quedar bien. No es que no se pueda usar leche para hacer algo parecido a la panacota, es que no sabe a panacota, ni nos valen las mismas proporciónes de ingredientes (habría que aumentar la proporción de gelatina). El resultado fue el esperable, sus moldes quedaron muy blandos, e incluso uno de ellos se vino completamente abajo. Un desastre muy evitable. ¿Sería que no quería ser capitán? Blandi blub Con todo esto, tres fueron los candidatos destacados como los mejores de la prueba, en este orden; el tercero Fidel, segunda fue Mila y Antonio fue bendecido como campeón, un hecho insólito que ni él mismo acabó de creerse. Antonio payasea un poco tras su triunfo ¿PRUEBA DE EQUIPOS? Para la prueba supuestamente de grupos, se trasladaron al espacio multrigastronómico Platea, situado en la Plaza de Colón de Madrid en el antiguo cines Carlos III. Se trata de un espacio de ocio inaugurado hace menos de un año y dedicado especialmente a la alta gastronomía. Tres michelinosos se encargan de la oferta de tapas, Paco Roncero (al que parece vamos a ver en Top Chef), Pepe Solla y Marcos Morán, mientras que Ramón Freixa regenta un restaurante en un piso superior. El espacio permite combinar la gastronomía con eventos relacionados con otros campos, como el que vimos en el programa, centrado en el mundo de la moda. Cine reconvertido en espacio gourmet (trad: prepara "el taco" que hemos invertido mucho) Para hablar de este lugar, haré mias las palabras del gran Dolandus, que suscribo desde la primera a la última (con tu permiso, amigo): "E stos “espacios gastronómicos” de última moda que están surgiendo como setas, elitistas, clasistas y carísimos, que tienen por lema absurdo que la buena gastronomía es un lujo al alcance de unos pocos (más quisieran) y que lo único que hacen es recordarte que ahí antes hubo otro espacio, en este caso, esa pedazo de sala de cine que era el Carlos III, mucho más útil, feliz y mejor. Son puro artificio para snobs. Es por eso que Samantha y su “gente importante” estuvieron en su salsa, aunque yo creo que la mayoría de los chefs participantes subieron el listón de prepotencia express" (Fin de la cita) Si este viviera en Cádiz, a los dos días todos le llamaríamos "Carajo de mar", fijo La distribución de equipos casi nos depara una batalla de géneros, pero sólo al final, Andrea (de manera incomprensible) prefirió llevarse a su equipo a Pablo que a Lidia (prefiero tener en mi equipo a un mueble-bar atravesado en la cocina, antes que a Pablo, la verdad). En resumen, todas las mujeres - Lidia + Pablo en el equipo rojo y todos los hombre - Pablo + Lidia en el azul. Los equipos escuchan las explicaciones del jurado Cada equipo tendría que preparar seis tapas de dos chefs cada uno y el capitán tendría que asignar cada tapa a uno de los concursantes. Antonio se quedó con las tapas de Ramón Freixa y Pepe Solla, mientras que Mila se quedó con las de Marcos Morán y Paco Roncero. En el equipo azul, Víctor se quedó con los conos de berberechos con mayonesa de kimchi; Fidel con ;los berberechos, ostras y algas en agridulce de pimentón, Antonio escogió los callos a la gallega; Kevin se quedó con el Ferrero de foie; Lidia lidió con los chocochurros y Carlos con la tarta de Santiago en cuchara. Adivinad cuál es cada una En el equipo rojo Sally preparó alcachofas con huevo de codorniz y huevas de trucha; Pablo, cóctel sólido de manzana; Andrea hizo un bocadillo crujiente de quesos asturianos; Mila se quedó con el bogavante con sopa de aceite de oliva y Mireia asumió los dos postres (por ser más sencillo), torrija caramelizada y bizcocho de remolacha, pistacho y yogur. Pues el conjunto queda feísimo Aunque se trataba de una prueba de equipos, cada participante se centró más en la tapa que tenía asignada, y los capitanes no se percataron de que ellos tendrían que haber cogido la tapa más fácil para realizar una mejor labor de coordinación general y apoyo a los que tuvieran tapas más complicadas. Víctor preparó una tapa de Ramón Freixa, un tipo aparentemente simpático pero que tenía comentarios bastante venenosos. La tapa consistía en un cucurucho comestible (hecho de diossabequé) relleno de camarones crujientes y aderezado con una mayonesa de kimchi. Como diría Andrea, muy coquimono todo. Los camarones te miran desde su cono No era una elaboración muy compleja, y entre Jordi y Freixa se encargaron de enmendar los errores de fritura del malagueño. Esto dio tiempo a Víctor para colaborar con Kevin y Fidel en sus elaboraciones. Tanto su tapa como su actitud solidaria fueron valoradas muy positivamente por el jurado. Por su parte, Fidel tuvo que trabajarse un plato mucho más complejo, para empezar porque tuvo que abrir una a una un buen montón de ostras (y ya sabemos por Top Chef que no es nada fácil). Trabajó a destajo, pero aun así tuvo que recibir ayuda de algunos de sus compañeros y cuando recibió la visita del chef creador de la tapa, Pepe Solla, tuvo que aguantar que le dijeran que su agridulce de pimentón parecía más un alioli. Tu salsita es una porquería, y lo sabes El jurado, sin embargo, valoró muy bien su trabajo, e incluso le felicitó porque le había sobrado tiempo para ayudar a otros compañeros. Sally se curró una tapa espectacular, y no vale quitarle méritos a la dolorosa porque tornearse cien alcachofas tiene muchísimo mérito, así que, al césar lo que es del césar. Preparó una tapa espectacular sin ayuda de nadie y después de entregarla no se arrugó para colaborar con sus compañeras. Y todo eso sin derramar ni una sola lágrima (bueno al finalizar la prueba si que lloró, a moco tendido). Esto si que parecía comida y buena El último de la primera ronda fue Pablo, con su cóctel sólido de manzana, sin duda, la más sencilla de todas las elaboraciones. El valenciano volvió a demostrar que en cuanto se le tuerce un poco la cosa se vuelve tan torpe que todo se viene abajo (incluido él mismo). Él iba muy lento, pero estaba contento, canturreaba absurdas cancioncillas que tenían desconcertados a sus compañeros, pero como tenía tiempo, parecía tener todo controlado. "No puedo parar, de trabajar" (cantaba el muchacho) Pero el tiempo fue pasando, y la tranquilidad de Pablo empezo a hacer mella en Pepe, que en un momento dado se cansó y empezó a darle caña, en esta ocasión ni inmerecida ni desproporcionada. Pablo entró inmediatamente en crisis y protagonizó patéticos momentos de autodestrucción que nos recordaron al celebérrimo "quién me pone la pierna encima" de aquel primer gran hermano que todo el mundo vio (reconocedlo). Pepe, en plena bronca Al final, con mucha ayuda externa, su sencilla tapa salió, pero el mal trabajo realizado y el hecho de que una vez más echara balones fuera, en vez de asumir su culpa, le llevó de cabeza a la prueba de eliminación. La segunda ronda de presentaciones comenzó con Antonio, que había elegido unos callos a la gallega pero se llevó la sorpresa de que los callos no eran tales, sino que estaban hechos de calamar. Qué salsa más clarita Al principio se centró mucho en su trabajo, porque después de dejar el guiso en marcha, Bordi tuvo que enmendarle la plana porque había hecho muy poca cantidad. Pero una vez que lo arregló siq ue empezó a ejercer de coordinador y llevó por delante todas las elaboraciones que había en marcha. Cuando llegó Pepe Solla a supervisar su plato, también le dio un empujoncito, porque le chivó que el guiso necesitaba comino que él no había puesto. Total que al final el guiso quedó decente (aunque a mi me parece que un guisote de estos debe quedar bastante más espeso) y además, su labor como jefe fue salvada pese a que mencionaron su exceso de nerviosismo que le llevó por momentos a tal nivel de sudoración, que nos acordamos, y mucho, de nuestro añorado Sudorman de Top Chef. Profundo conocimiento del comino Mila se olvidó por completo de la capitanía, porque su plato exigía pelar y limpiar 30 bogavantes, y eso es muy duro. Puso mucho empeño en lo suyo y la tapa le quedó muy bien, pero su falta de liderazgo fue muy mal valorada por los jueces. No creo que la crítica sea excesivamente justa, al menos en esta ocasión, porque curiosamente, los que fallaron fueron los que menos supervisión necesitaban por tener las elaboraciones más fáciles, pero el jurado estimó que debía de ir a la prueba de eliminación. Estaba tan orgullosa de su salsa, que lo llenó hasta el borde, imagino a los VIPS llenándose de caldazo sus ropitas de diseño (y me parto) Por fin tuvo Andrea un día tranquilo. Es evidente que no tiene mimbres para ser una gran cocinera, pero cuando tiene claro lo que tiene que hacer, es muy eficaz, y en el programa de ayer lo demostró. Le salieron unos bocadillos crujientes de quesos asturianos (ay, si alguna abuela asturiana levantara la cabeza y viera esto) muy parecidos a los originales de Marcos Morán, y le sobró tiempo y disposición para ofrecerse a ayudar a quien lo necesitara. Evitó con justicia la prueba de eliminación. ¿Os imagináis pedir un bocadillo y que te pongan esto? El último de la segunda ronda fue Kevin, que preparó los bpmbones plateados de foie, una frivolidad de Ramón Freixa que lleva foie micuit, almendra tostada, chocolate y papel plateado comestible (hecho de veteasaberquécosa). Una combinación aparentemente repulsiva, pero, doctores tiene la iglesia. Así envuelvo yo a veces los bocadillos que le pongo a mi hija para el cole Tuvo que aguantar Kevin, hasta dos veces, la desagradable visita del histriónico Freixa, que cocinará muy bien, pero desde luego no sabe cómo decir las cosas. El modelo no encajó nada de bien las críticas, y es comprensible, porque no fueron en absoluto constructivas ni educadas. Pero el jurado no lo pasó por alto y habló de actitud lamentable del de Tarragona, que tuvo que pedir públicamente perdón y tragarse su presencia en la prueba de eliminación. Freixa estuvo desagradable y maleducado, mucho más que Kevin Comenzó la ronda de postres la tarta de Santiago en cuchara de Carlos, un plato relativamente sencillo que lució muy poco al chacinero. No tuvo Carlos su tarde, lleva un par de programas muy bajo, pero parece que tiene maneras suficientes para afrontar sin problemas las pruebas de eliminación como la de esta semana a la que los jueces le abocaron. Sinceramente, mola mucho más la tarta de Santiago normal Después aparecieron los chocochurros de Lidia, a la que no le apetecía en absoluto tener que tragarse el olor a fritanga, pero en fin. No era algo complicado pero lo sacó muy bien y ella solita, aunque Ramón Freixa se encargó de matizar que no estaban iguales que los que ellos hacen. Si es mudo, probablemente explota y hubiera manchado los zapatos de "Carajo de mar" y compañía. No obstante, por alguna razón que desconocemos, no fue suficiente para superar esta prueba y fue condenada a la de eliminación. Pero que conste que los míos son mejores La peor parte la llevó Mireia, que se encargó de los postres del equipo rojo. Desde un primer momento se vio que su sifón para el bizcoho de remolacha no salía (ni se le esperaba), pero ella, en lugar de intentar repetirlo, se empeñó en esperar y esperar, hasta que llegado el momento pues no salió y se quedaron sin postre. Intentaron montar un mamarracho con los adornos, pero Pepe, con buen criterio, abortó el bochorno. Pero lo que no evitó fue una esperpéntica parodia en la que, ataviado con un cucurucho de papel, imitaba la actitud de un loco. Una vez más, ¿alguien puede decirle a este señor que ese tipo de cosas no son graciosas? Urge una conversación seria con este hombre Como la torrija caramelizada había salido tarde y mal, y además su ayuda en el equipo había sido muy escasa, Mireia, por méritos propio fue la sexta invitada a la prueba de eliminación. En resumen, una prueba de equipos valorada individualmente (me parece bien) que dio como candidatos a la eliminación a Mila, Pablo, Mireia, Kevin, Carlos y Lidia

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Ya pensabais que os habíais librado de mi. Pues no, aunque tengo que reconocer que por circunstancias personales el comienzo de esta edición del programa me ha pillado tan en fuera de juego que ha sido uno de vosotros (gracias Eduardo) el que me ha avisado hoy mismo de que se había emitido el primer programa. Acabo de terminar de verlo y siento cierta decepción porque pensaba que las novedades que han anunciado a bombo y platillo serían más evidentes desde el primer programa, aunque, al menos, les daremos el beneficio de la duda. El primer show de la temporada resultó tedioso y falto de originalidad. Con un guión clavado al del año pasado, lo único novedoso fue la aparición de Paco Roncero en el papel de supervillano, muy sobreactuado y poco creíble, de momento no mejora a Yayo Daporta, veremos como evoluciona. En cuanto a los concursantes, pocas conclusiones podemos sacar de este primer contacto, aunque podemos establecer las primeras correlaciones con otros personajes que ya conocemos de anteriores ediciones de estos concursos. Algunos de los elegidos celebran la entrada in extremis de Jesús, trasunto de Honoratrix LAS PRUEBAS: ¿DONDE ESTABAN LOS GUIONISTAS? Cada vez que se presenta una nueva temporada de uno de estos concursos, los jueces, la cara visible del programa, se emperran en vender la moto de que la nueva edición viene cargada de novedades que mejorarán sustancialmente el producto. No parece muy buena idea, entonces, comenzar la temporada calcando el guión del primer programa del curso anterior. Los jueces aflan sus "cuchillos" antes de conocer a los candidatos La selección, teóricamente, se llevaría a cabo en tres pruebas en una maratoniana jornada continua, y en las dos primeras, Roncero y Susi se encargarían de seleccionar cada uno a cuatro candidatos para entrar en las cocinas, quedando para Chicote la elección de los cinco últimos en la última prueba. La primera prueba, que tenía como título "aire" y estuvo dirigida por Roncero, consistió en la realización de platos con la técnica del ahumado, y sirvió principalmente para comprobar las lagunas de muchos de los candidatos y para conocer a María, una hooligan disfrazada de cocinera que no paró de vociferar arengas extemporáneas a sus compañeros, que acabaron por mirarla con cara rara. Además, demostró cierta afición a estar por el suelo La segunda, dirigida por Susi, se centró en los productos del mar y consistió en la elaboración de platos de pescado. El programa intentó crear las primeras rencillas entre los rivales, ya que los diferentes pescados se los llevaba el que llegaba primero y hubo más de dos que agarraron las mismas bandejas... La tercera prueba, productos de tierra, correspondió a Chicote, y consistió en la realización de un gazpacho (tan original como quisieran) pero sin usar instrumental eléctrico. En esta prueba hubo un amago de descalificación, cuando uno de los concursantes, el murciano Velandrino, no se percató de que la hornilla estaba prohibida y empezó a escaldar los tomates, pero al final, todo quedó en el susto, ya que no llegó a usar los tomates. Chicote comiéndole la oreja a Sergio, (o pasándole algo, qué se yo) Llegado este punto, y tal como ocurriera el año pasado, Chicote afirmó que no tenía claro su último candidato, por lo que de nuevo fingieron sacarse de la manga una cuarta prueba donde los cuatro últimos se jugarían una sola plaza. Y la prueba consistió en la elaboración de platos al menos con dos tipos de cítricos. La prueba sirvió más que nada para confirmar por qué alguno de los candidatos no merecía entrar en el programa y para descubrir un nuevo cítrico ocasional, la cereza. EL JURADO: ¿Y AHORA QUIÉN ES EL POLI BUENO? La incorporación de Paco Roncero al plantel de jueces del programa era, sin lugar a dudas, uno de los grandes interrogantes del programa, y no tardamos en descubrir cual es el rol que está llamado a desarrollar, desde el minuto uno se enfundó el disfraz de cabroncete y se dedicó (cono dice Txejix) a marcar la espinilla de los concursantes con entradas malintencionadas. Carlos, prueba a hacer un chascarrillo ante la gélida mirada del malote Roncero Surge ahora la incógnita, si Angel "Sosoman" León o Yayo Daporta habían llevado a sus espaldas el papel de buenrollista, ¿qué va a ocurrir en esta edición? ¿no va a haber nadie que de una palmadita en la espalda de vez en cuando a ese Honoratrix II, que está muy necesitado de afecto? ¿cambiará Susi su habitual rol de "mi tía abuela la estirada" por el de "afectuosa en oído"?. Se admiten apuestas. Susi no se salió de su papel, cuando le dan protagonismo se viene arriba, se endurece, exige, grita, para luego desaparecer cuando aparece la gigantesca figura (televisivamente hablando) de Alberto Chicote. El trío de la muerte Vi, sin embargo, a Chicote, algo más comedido, cediendo todo el protagonismo a sus teloneros en las dos primeras pruebas y sin hacer demasiada sangre en las dos últimas. A este programa le viene bien que Chicote sea Chicote, así que esperemos que sólo haya sido un día flojo... Por lo demás, vimos los habituales tics exagerados, los silencios dramáticos, los juegos de inquietantes miradas con los concursantes, todo bastante impostado, todo bastante previsible. LOS ELEGIDOS: MÁS PERSONAJES QUE COCINEROS Como ya viene siendo habitual, esta presentación fue un desfile de personajes peculiares, algunos de ellos, exageradamente peculiares. Los elegidos (y por este orden) fueron: Carlos: Viene de Málaga con un currículum bastante destacable. Parece un tipo extrovertido, bastante seguro de si mismo y bastante encantado de haberse conocido. Verle, le vimos poco (fue el primer elegido) pero como andaluz, me acojona un poco que tan pronto se haya destapado como "muy capillita". Espero que una vez que Masterchef ha agotado el tópico del andaluz graciosillo y paleto, Top Chef no vaya ahora a exprimir el del capillita del pelo pegado... Buscando la sombra tras los cuchillos Alejandro: Procedente de Valencia, es jefe de cocina de Marcel.lum y Come & Calla. Fue quizás el que más desapercibido pasó de todos los concursantes (no tengo ni siquiera una buena foto que poner), pero su nominación a cocinero revelación este mismo año en Madrid Fusión hace pensar que puede ser un buen candidato. Luca: Con un curioso aspecto entre muñeca repollo y una revivida y rejuvenecida duquesa de Alba, este cocinero autodidacta promete dar mucho juego esta edición de Top Chef. Fue el primero en quejarse de lo molesta que resultaba María (la hooligan) y ya sabemos que en este programa, el que se queja suele durar. Luca, momentos antes de ser seleccionado Marcel: No se si será una imposición de la Merkel por el tema del rescate (perdón, que no era un rescate), pero este alemán se ha colado a la primera en esta edición de Top Chef. Y más allá de las bromas, un tipo que con sólo 26 años es jefe de cocina de un restaurante con estrella Michelín, sin duda es un candidato a tener en cuenta. Un poquito de publicidad flanqueando al teutón Alex: Este ecuatoriano de 31 años, afincado en España desde los 17, no empezó con buen pie esta edición de Top Chef, en la primera prueba se pegó un tajo que por poco le deja sin un dedo, sin embargo, la segunda prueba fue la suya y Susi lo seleccionó en primer lugar. Salió mucho en cámara y se le ve mucho empuje (aunque es de los que peor currículum trae), precisamente las mismas características que tenía Hung Fai en la edición de hace dos años. Alex agarra sus cuchillos Montse: Es la más veterana del grupo y, con mucha diferencia, la que presenta un mejor historial. Es propietaria y jefa de cocina del restaurante El Cingle, que durante 6 años ostentó una estrella Michelín. En 2010 la perdió, y aunque ella justifica este hecho en que mantener este galardón en un restaurante familiar cuesta mucho dinero y esfuerzo, quizás está aquí para reverdecer viejos laureles. En cualquier caso, es una persona ya consagrada y por ello, una de las más firmes candidatas a la victoria. Por cierto, como dice Aleix, ¿una estrella Michelín caída es una supernova Michelin? Montse, emocionada, se acordó de su madre al entrar (la familia, que no falte) Mari Paz: Jefa de cocina y copropietaria de los restaurantes Marlo de Cuenca y Albacete. Esta manchega de 40 años tiene cierto currículum a nivel local, pero escaso recorrido más allá de La Mancha. Pasó discretamente por el programa de ayer, aunque recordó un poco a su paisana Teresa (Top Chef 2) en su fijación por la cocina de su tierra. María: Un personaje realmente difícil de clasificar. A sus 39 años tiene un currículum extenso y un trabajo de prestigio como chef ejecutivo del hotel Meliá Sky de Barcelona. Sin embargo, ella misma se ha empeñado en destacar por otras cosas desde el primer momento, sus continuas, excesivas e inoportunas arengas a sus compañeros ya empezaron a levantar las primeras quejas. Si a eso sumamos que cuando estaban a punto de tomar una decisión los jueces, se puso a hacer flexiones, parece claro que estamos ante una persona con escasa habilidades sociales. Sólo espero que no tengamos que lamentar otro "caso Bárbara" en esta edición. Como veis, no me invento nada Sergio: A sus 36 años, lleva muchos años despuntando como cocinero revelación o gran promesa, pero ahora va llegando el momento de concertir esa promesa en realidad. Es un tipo a aparentemente sosegado, muy seguro de si mismo (recuerda un poco al expresarse a Marc Jolí), pero está tan encantado de conocerse que resulta algo cargante. Ha conseguido meterse en el programa con bastantes más apuros de lo que él pensaba. Yo aquí soy el puto amo, y lo sabes Oriol: De todos los que han entrado es el que menos me ha gustado. Me da pinta de niño mimado al que no le han dicho muchas veces que no. Pregona la "freestyle cooking"que por lo visto consiste en hacer lo que le da la gana, tenga o no sentido, dando por hecho que la genialidad la tiene. Una especie de Carlos Bacterio, pero en chungo. Velandrino: Firme candidato a presentar la gala "Murcia que hermosa eres", tras alabar los paisajes, las playas, la comida y las mujeres de su tierra, sólo le faltó afirmar que el primer hombre en la luna era en realidad murciano. Y yo no digo que Murcia no tenga encantos, que los tiene, pero tener una visión tan cerrada del mundo no creo que sea muy beneficioso. Un error (bastante leve) en la última prueba pudo convertirlo en el primer descalificado de la historia de Top Chef. Curiosa manera de aplacar los nervios tras su error Carlota: Esta joven cocinera trabaja en Ibiza como chef privado y gestiona su propia empresa de catering. Su currículum no es extenso pero en el programa la vimos buscando algo más de originalidad que el resto de los concursantes. Estamos expectantes. Jesús: Honoratrix 2.0 en todos los sentidos. Como ocurriera con el mallorquín, parece mucho mayor que la edad que declara (49). También lleva muchos años trabajando en la misma empresa y también representa a lo más viejuno y rancio de la cocina tradicional. El hecho de que sea experto tallador de frutas y hortalizas no mejora el panorama. En la última prueba resultó elegido por ser el tuerto en el país de los ciegos. 49 años, yo no le echaba menos de 60 Bueno, pues este es el plantel. En la cuneta quedaron tres candidatos, quizás los más sorprendentes fueron Vanesa y Borja, que pese a venir con grandes curricula, no soportaron la presión y fracasaron estrepitosamente. Quizás tengan su oportunidad si, como el año pasado ya ocurriera con Honorato, se marcan una repesca rara. Caso aparte es el muchacho de la cresta, Iván, que después de tres pruebas donde ni siquiera fue mencionado, en la última confundió las cerezas con un cítrico y cuando se dio cuenta de su error (o alguien se lo dijo) intentó engañar al jurado diciendo que había usado lima para cocinar su foie. Creo que no nos perdemos gran cosa sin su presencia. Y la semana que viene, agarraros, que vuelve Sudormán.

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Que cansancio de personaje este Oriol. Otra vez volvió a ser el protagonista, y no precisamente por sus propuestas culinarias, sino por sus rifirrafes continuos con el resto de los concursantes. Lo más triste del caso es que el programa le permitió tener un (esperemos que último) momento de gloria, al regalarle la eliminación de Carlos, que en conjunto la había merecido muchísimo menos que él, La participación de Oriol se había limitado a perpetrar un pésimo tartar y a ejercer de pinche tocapelotas en el equipo que resultó ganador, todo ello aliñado con discusiones, provocaciones e incluso una pelea barriobajera con Melatrufan. Esperemos que sea el próximo eliminado, porque cada segundo que pasa este personajucho en el programa, merma un poco más el poco prestigio que le queda al concurso. Oriol casi le da la vuelta a la cabeza para ver entrar a Carlos derrotado Una pena que este personaje acabe dejando en un segundo plano lo que debería ser importante. En lo culinario fue una jornada de luces y sombras. Una primera prueba penosa, donde nueve profesionales fueron incapaces de sacar un solo steak tartar en condiciones, dejó paso a la mejor prueba de equipos que hemos visto hasta el momento, con platos apetecibles y con sentido. La prueba de eliminación trajo la paradoja de ver a los cuatro cocineros más clásicos que quedaban, enfrentarse a la cocina de fusión, cosa que cada uno interpretó a su manera y acabó dejando a Carlos fuera del programa. PRUEBA INICIAL: LA MALDICIÓN DEL STEAK TARTAR Si algo tiene de bueno esta edición de Top Chef es la elección de los exteriores, y en esta ocasión tiraron la casa por la ventana, desplazándose hasta Estambul. Esta primera prueba se celebró en la parte exterior del mercado de las especias, el segundo más grande de Estambul, y que en mi memoria quedó años atrás como "aquel lugar donde vendían sanguijuelas vivas". Los 9 supervivientes llegando al exterior del mercado de las especias Cuando Susi explicó la prueba, todos se las prometían muy felices, todos presumían de tenerlo en sus cartas e incluso alguno (como Álex) se veían ganadores incluso antes de empezar. Tendrían que elaborar un steak tartar en 20 minutos, y tendrían otros 15 minutos adicionales para arramplar con lo que quisieran el mercado de las especias. Vale tío, me la trufa donde pongáis vosotros los huevos Tanta confianza se concretó en dos tipos de perfiles, los que decidieron no arriesgar y se quedaron cortos con tanta sutileza, y los que cogieron de todas las especias y se pasaron. El resultado, en general, fue desastroso, o al menos eso fue lo que nos hicieron ver los jueces, pese a que Chicote y Roncero se encargaron de mostrar cómo había que picar la carne... Con dos cuchillos, papapapapapapa La cata empezó mal, pero terminó peor. El primero fue Melatrufan, que había preparado su steak tartar con especias turcas como ras al hanout. el resultado según Chicote, corto de sal y fuerte de especias. Después llegó el turno de Carlos, que había tenido la brillante idea de mezclar mayonesa con la carne, el veredicto de Chicote, contundente: "parece una ensaladilla de carne" (y además estaba soso). Susi disfruta de la ensaladilla del malagueño El siguiente fue Luca. El angelote optó por algo más clásico, sin excentricidades. Sus bolitas de carne tenían buen color, toques ácidos y frescos, aunque también estaba soso. La cosa pintaba mal, tres cocineros, los tres tartars (o tartares, o tartases, no se como se dice esto) sosos, parece que la cosa no era tan fácil como se creían. Al menos este no rezumaba nada de color sospechoso Toco el turno de Oriol, y había espectación porque, muy al estilo de Honorato, había preparado no una, sino tres elaboraciones distintas, y además, él había anunciado a los cuatro vientos que estaban buenísimos... ¿Y esa yema de huevo que hace ahí? Pero la opinión del jurado no fue exactamente así, "no está ni medio bueno", creo que fue la frase de Chicote; "está como cocinado" apuntilló Roncero. No encajó bien la crítica, lo que me extraña, porque si hay algo que le sobra a este muchacho es humildad. Oriol agradece a Chicote sus críticas constructivas Lo que vimos a continuación resulta difícil de describir, el steak tartar de Montse tenía tal mezcolanza de cosas y en tal cantidad, que parecía mismammente un vómito de gato. Suerte tiene Montse de que el jurado se corta muchísimo con ella y fue Susi la que se limitó a decir que le había quedado feo, llega a ser Oriol y lo machacan. Qué ascazo El tartar de Álex, pertrechado con orejones, no levantó ningún entusiasmo en el jurado, y entonces llegó el turno de Mari Paz. De primeras, Chicote empezó dando caña (hay que reconocer que este año está sembrado con sus frases): "¿no tenían un huevo de avestruz? Razón no le faltaba No abandonó el tono crítico cuando la manchega rompió la yema y extendió el litro y cuarto de líquido sobre la carne: "parece una tortilla de carne, con el huevo chorreando por los lados". Certera descripción la del madrileño Pero acabó de liquidarla cuando, tras masticar tres o cuatro veces su tartar en hoja de parra, acabó por escupirlo en la basura. No se si es que Mari Paz debía haber cocido la hoja o simplemente es que los sabores no casaban, pero el hecho es que al parecer estaba incomible, y después de siete concursantes, todos ellos parecían eliminados para la obtención de la preciada inmunidad. Chicote busca la papelera, y para que Chicote escupa algo, ya tiene que estar malo Sólo quedaban dos, Marcel y Sergio. El teutón arriesgó tan poco que terminó por presentar un fino cuadradito de carne picada que por no tener no tenía ni sal. Sin embargo, encantadodeconocerse buscó sabores más arriesgados, metió flor de rosa y toques amargos. Tras la habitual explicación rococó, llegó la contundente opinión del jurado, la flor de rosa no aportaba nada y los toques amrgos eran desagradables. Parece que no les gustó Con este panorama, para decidir el ganador pensaron que a lo mejor los tres primeros que estaban tan sosos a lo mejor no estaban tan malos, y de entre esos tres, quizás porque era el que menos riesgo había asumido, el elegido fue Luca. El madrileño viviría con tranquilidad el resto del programa. Luca mira atónito al brazalete sin terminar de creérselo PRUEBA DE EQUIPOS: POR FIN COCINA A LO GRANDE La prueba de equipos tuvo un escenario privilegiado, con una vista espectacular sobre el estrecho del Bósforo y de uno de los dos puentes que lo cruzan. Y se celebraba allí porque los concursantes, repartidos en dos equipos, tendrían que preparar y servir un plato dulce y otro salado para 30 turistas en una de las embarcaciones que surcan diariamente las aguas del estrecho. Si os fijáis bien, al fondo se ven los remeros de Urdiaibai huyendo todavía de los marmitakos Luca, como ganador de la prueba de inmunidad, fue el encargado de abrir fuego eligiendo al que debía de ser su primer compañero de equipo, pero en un alarde de originalidad sin precedentes, el elegido, Marcel, fue nombrado automáticamente capitán del equipo rival. Lo que me resulta sorprendente a estas altura es el asombro, por ejemplo, de Montse, cuando este tipo de cosas pasa una semana si y la siguiente también. De la verdadera elección de equipos, lo más sorprendente es que salieron exactamente los mismos equipos que la semana pasada, entre otras cosas porque Marcel tuvo la demencial idea de redimir a Oriol incluyéndolo en su propio equipo (o a lo mejor quería reservarse un rival fácil para la posible prueba de eliminación). Los equipos esperan el comienzo de la prueba Fue entonces cuando llegó el momento pelea de patio de colegio. No se de donde vinieron las instrucciones, pero antes de planificar siquiera los platos, Oriol y Melatrufan salieron flechados a por las láminas de pasta filo, y se lió. Pero repasemos las imágenes para tenerlo más claro. Melatrufan arranca mejor que Oriol pese a tener peor situación en la parrilla Hace un espectacular interior que le da ventaja en la primera curva Viéndose perdido, Oriol agarra vilmente al valenciano Merlatrufan posiciona el cuerpo para proteger el botín El catalán usa todo su cuerpo para desplazar a Melatrufan. Por momentos lo vimos en el Bósforo Oriol atrae hacia sí un paquete de pasta, sin dejar de desplazar a Melatrufan Rodilla en tierra, Melatrufan se da cuenta de que esto no es serio Y se encara con el niñato, eso si, sin soltar las obleas. Maripaz observa petrificada. Melatrufan abandona la discusión, mientras Oriol sigue vociferando. Impresionante documento. Aunque los dos tuvieron un comportamiento lamentable, yo personalmente me posiciono en favor de Melatrufan, primero porque me cae mejor y lo veo mñas noble, y segundo, porque si alguien tenía ganada la posición era él, y no empleó la violencia física en ningún momento (como demuestran las imágenes). Pero repasemos el trabajo de los equipos, que en esta ocasión si que fue de calidad. El equipo gris, teoricamente liderado por Luca, tuvo en Sergio y en Melatrufan sus verdaderos jefes. Repartieron el trabajo de manera eficaz, asignaron el postre a Carlos (que parece que se maneja bien en estas lides) con la ayuda de Mari Paz, y Sergio, Mela y Luca se encargaron del plato salado. Precisamente de Luca fue la idea de poner mejillones al curry, combinados en este caso con algo parecido a un Baba Ghanoush (idea de Sergio), y digo parecido porque este plato (que según nuestros amigos de Directo al Paladar , significa "coqueto y vicioso") se suele tomar como entrante en forma de crema, mientras que en este caso, parecía que hubieran reciclado el tartar de Montse. Yo creo que buena pinta no tenía, aunque todos coincidieron en que estaba riquísimo El caso es que el plato gustó mucho a los comensales, y como fue el primero en salir, muchos ya nos frotábamos las manos pensando en volver a ver a Oriol en la prueba de eliminación. El postre fue una invención de Carlos. Se trataba de un pastelillo turco a base de pasta kataifi, miel y pistachos, sobre una base de calabaza especiada. La idea parecía buena, pero en mi opinión quedó mejor en oído que en ojo, y, aunque en general gustó, tampoco vimos entusiasmo en los comensales (como si lo vimos con el postre del equipo naranja). La presentación se fue cayendo un poco con el paso del tiempo (y la pasta estaba seca) Quizás el malagueño se despistó cuando, sin venir a cuento, Oriol se metió con los zapatos que llevaba y en lugar de ignorarlo entró al trapo y se enzarzó en una discusión de patio de vecinos en la que nada tenía que ganar. Eso si, aclarar que sus zapatos no eran mocasines, eran castellanos. Marcel, el jefe del equipo naranja, con la ayuda de Álex, tuvieron que lidiar con la presencia de Oriol en el equipo. Encargaron a Montse la elaboración de un arroz con leche caramelizado con frutos secos, mientras que los otros tres se encargaron del plato salado. la idea de Marcel era preparar una especie de tabulé de bulgur, con un pescado a la plancha y un picadillo de verduras coronándolo todo. Pero Oriol prefería que prepararan un dürüm de pollo marinado, una opción menos arriesgada pero mucho menos lucida. Fue entonces cuando Marcel dio toda una lección de liderazgo, llegando a imponer su criterio haciendo valer su condición de capitán. Oriol echaba espuma por la boca intentando convencer a Marcel No fue fácil aplacar a la fiera, fueron muchos minutos de cabreo hasta que, en un momento de conexión mística, Oriol decidió que se iba a dejar de pamplinas e iba a colaborar con el equipo. El catalán se encargó de filetear y limpiar el pescado, pero esta claro que a este tipo eso no se le da nada de bien (recordemos sus lamentables anchoas) Oriol currándose unas migas de pescado Pese a todos los inconvenientes, los esfuerzos de Marcel y Álex por hacer un trabajo profesional dieron sus frutos, y sacaron un plato muy bueno en ojo e igualmente valorado en boca. la cosa se ponía difícil, por una vez habría que decidir cual era el mejor y no el menos malo En la presentación, ganaron por goleada Para el postre, Montse no necesitó ninguna ayuda. Escogió para su arroz con leche arroz basmati, cosa que dejó muy descolocado a Chicote, que se pegó un rollo enorme sobre lo que le iba a pasar al arroz por cocerlo con azúcar y acabó por tragársela cuando el postre salió perfecto, El arroz con leche de Montse f¡dejño encantados a todos La sensación que tuvimos entonces fue que el equipo naranja había salvado el pellejo gracias a todos menos a Oriol, pero sin embargo, era el freestyler el que se mostraba más eufórico y provocador, como si el mérito fuera suyo. Al final, los cuchillos confirmaron los presagios, y el equipo gris fue el elegido para acudir, ya en España, a la prueba de eliminación. El brazo de Marcel sujeta el cuchillo verde salvador PRUEBA DE ELIMINACIÓN: DISTINTAS MANERAS DE ENTENDER LA COCINA FUSIÓN Como ya va siendo tarde, mañana terminaré con la crónica de esta prueba. Buenas noches a todos. Inexplicable momento de la prueba de eliminación en la que Álex no participó ESTA CRÓNICA ESTÁ EN PROCESO DE ELABORACIÓN, PERO NO OS PREOCUPÉIS PORQUE... Esta imagen me da permiso para tardar lo que yo quiera. que lo sepáis

Fuente: cocinarconciencia.blogspot.com

Buenos días a todos, después de una semana de ausencia y de desconexión casi total, porque se me olvido el cable de conexión para el ordenador y no pude estar con vosotros todo lo que hubiera querido, sobre todo para felicitaros las fiestas, he conseguido llegar para desearos una feliz salida y aún mejor entrada de año, aunque no las tenía todas conmigo, porque cuando llegue a Madrid, me encontré con que no tenía internet en casa, pero menos mal que ayer lo han podido solucionar y ya estoy por aquí. Entre las innumerables cosas que quería haber compartido con vosotros es descubriros un sencillo y fácil menú navideño con el que Paco Roncero nos deleito en el Casino de Madrid hace unos días , con los productos de la gama Gourmet de CARREFOUR , " DE NUESTRA RICA " , productos de buena calidad y con un precio muy asequible, elaborados por pequeñas y medianas empresas nacionales. Una amplia selección de productos, los más representativos de la GASTRONOMÍA NACIONAL , que con las pautas que nos dio Paco Roncero, podemos hacer unos menús navideños de lujo, sin que por ello nuestro bolsillo este afectado considerablemente. Y como todavía no han finalizado las fiestas y aún nos quedan unas cuantas comidas y cenas, vengo a recordaros que debemos hacer nuestros menús con responsabilidad. Sabemos que estos días toda comida nos parece poca, pero al final no nos damos cuenta de la cantidad que se tira. Hay que comprar racionalmente y es lo que nos ofrecen los productos " DE NUESTRA RICA " . Paco Roncero nos preparo un menú sencillo con estos productos, sencillo, pero de lujo, pensando en que no solo hay que pasar el día en la cocina, sino que también hay que disfrutar de la familia, de los seres queridos y los productos preparados DE NUESTRA RICA son siempre una gran ayuda. El menú estuvo compuesto por: Ensalada de perdiz escabechada con vinagreta y verduras asadas Cardo con puré de castañas de temporada y trufa Milhojas de turrón y crema de anís Para la elaboración de los platos Paco pidió la participación de algunos bloggers asistieron a tal evento Los productos de " DE NUESTRA TIERRA ", abarca un surtido de más de 130 productos, todos superando unos exigentes controles de calidad para ofrecer el autentico sabor de nuestra gastronomía. Y aquí la foto de familia del showcooking en el que disfrutamos y nos deleitamos con un gran chef, unos buenos productos y unos impresionantes platos. Antes de despedirme desearos una feliz salida y mejor entrada de año Disfrutad mucho y ya sabéis una compra responsable y con buen precio lo podéis encontrar en DE NUESTRA TIERRA Mientras tanto os deseo un feliz miércoles Y para descubrir más noticias en: Besazos Sofía Cocino con: Kook Shop Ibsa Silikomart

Fuente: milideasmilproyectos.blogspot.com.es

Ingredientes para 30 unidades: 1 litro de leche desnatada 300 g de Nueces de California 50 g de queso de cabra 200 g de espinacas frescas 150 g de harina 150 g de aceite 2 huevos Aceite de oliva virgen extra Pan rallado Elaboración: Triturar en la batidora, un vaso de la leche, las nueces y el queso de cabra. Reservar. Poner a hervir el resto de la leche con las espinacas que están crudas, pero que se cocinarán en la leche. Cuando empiece a hervir incorporar a la leche con las espinacas, la mezcla de nueces, leche y queso. Además, añadirle la mezcla que se habrá hecho en un bol con la misma cantidad de aceite y harina. Dejar que espese a fuego lento durante 10-15 minutos. Añadir una pizca de sal y extender en una bandeja a temperatura ambiente hasta que se quede la masa manejable. Hacer unas croquetas y rebozarlas primero con harina, luego pasar por el huevo batido y finalmente pan rallado para luego freírlas en abundante aceite de oliva virgen extra. Escurrir sobre papel de cocina. Esta receta es del libro menús con corazón del Chef Fernando Canales Etxanobe (Bilbao) que me regalaron en la presentación el pasado martes 23 en que asistí juntos a varios bloggers a la presentación de Menús con Corazón en Barcelona, en el restaurante Vía Véneto . Hoy se celebra en varios países del mundo el Día Mundial del Corazón . Y como cada año Inforpress junto a la Fundación Española del Corazón y Nueces de California organiza un evento que reúne a periodistas especializados y blogueros para dar a conocer todos los adelantos en el tema. Este año se celebra el 10 Aniversario con un recetario especial, un resumen de cada año, además de un menú elaborado por el Dr. César Romero, jefe de Cardiología del Parc Sanitari Sant Joan de Déu. Esta edición especial es la recopilación de las 50 recetas más cardiosaludables de España, Chefs con estrella Michelin, cardiólogos y foodies que aman cocinar, son los protagonistas de este recetario, que recoge una selección de las más de 130 recetas diseñadas para la campaña Menús con Corazón en sus diez años de trayectoria. Esta iniciativa conjunta de la Fundación Española del Corazón y Nueces de California, celebra el décimo aniversario con esta edición especial, que podéis ver y descargar aquí. Y también todas las demás desde el 2005. (Foto Pere Monje, Chef Sergio Humada y el Dr. Cesar Romero) El Dr. Cesar Romero, nos explicó que 40 chefs, entre los cuales 28 estrellas Michelin, han trabajado codo a codo y desinteresadamente con jefes de cardiología de los más importantes hospitales de España durante esta última década. El resultado: más de 130 recetas cardiosaludables para concienciar a la población de la necesidad de comer sano y 150.000 recetarios editados y distribuidos en los principales eventos relacionados con la salud y nutrición. Es la contribución de la campaña Menús con Corazón a la prevención de enfermedades cardiovasculares, que son la causa de un 30,5% de los fallecimientos producidos en España, lo que equivale a más de 120.000 muertes en 2012. El objetivo es reducir en un 25% la incidencia de las ECV de aquí a 2025 mediante acciones de prevención como Menús con Corazón. También el Dr. Cesar Romero ha liderado la creación de un menú específico con el objetivo de servir de ejemplo a otros centros hospitalarios. “ Una dieta cardiosaludable no tiene porque ser monótona, sosa o aburrida. Tenemos ingredientes variados y saludables con los que jugar, como las nueces, y con un poco de amor por la cocina se pueden conseguir recetas atractivas ”, Amor por la cocina es lo que no les falta a los 40 chefs participantes en la campaña durante estos diez años y a los cinco consumidores-foodies que presentan sus recetas en esta edición especial 10º aniversario. Carles Gaig, los hermanos Torres, Fermí Puig, Ramón Freixa, Paco Roncero, Diego Guerreo o Romain Fornell son algunas de las estrellas Michelin del recetario y también blogers conocidos nuestros: Margot Serrano , JoaquinaMayós , Alma Obregón , AlfonsoLopez , Nieves Soto , Espe Saavedra , Fernando Sancho , Marga Nuevo , Juliay Maria Ruiz . Todos ellos coinciden en su compromiso por difundir hábitos de alimentación saludable. “ Tenemos que poner nuestro granito de arena para contribuir a reducir esta epidemia. Comer sano y bien no está reñido ”, y hacer menús saludables es la base de su restaurante afirma Pere Monje , una estrella Michelin y embajador en su restaurante Via Veneto en la presentación en su restaurante del evento. De este libro se editarán 2.500 recetarios que se distribuirán gratuitamente durante la Semana del Corazón de Madrid. Estarán a su vez disponibles en los restaurantes que acogen las presentaciones de la décima edición de la campaña en el resto de España: el Palacio de Cibeles en Madrid, el Zortziko en Bilbao, el Riff en Valencia y la Taberna del Alabardero en Sevilla. También se darán a conocer en San Sebastian Gastronomika. El chef Sergio Humada junto a su ayudante Maria nos preparó 3 recetas sanas y cardiosaludables: Una ensalada del tiempo con setas y cigalas Una pechuga de pollo de corral con rovellons, polvo de setas y nueces Y un postre de canutillo de chocolate con crema de nueces y helado Después en uno de sus magníficos salones nos ofrecieron la degustación de estos platos junto con unos aperitivos sublimes del propio restaurante. Las fotos, me las pasaron entre Chez Silvia y Lorena de inforpress la agencia del evento. Yo lo hago desde hace muchos años.

Fuente: lesreceptesdelmiquel.blogspot.com.es

Copyright 2017 ® - Contacto